Cuadritos, periodismo de historieta

febrero 2, 2010

Gran ensayo sobre la amistad

¿Un amigo está siempre?

La expresividad en los rostros es uno de los puntales del relato de Santullo y Vergara

Más tarde o más temprano, todos se hacen esa pregunta. Algunos cuestionan la institución de la amistad bien temprano, ante las primeras peleas o una traición inesperada. Otros redefinen su idea de la amistad luego, cuando el cambio de escuela o colegio lo aleja de un montón de compinches a quienes jamás vuelve a cruzarse por la calle. Otros reflexionan más tarde (quizás, demasiado) cuando se dan cuenta que han fallado.

La idea de que la amistad es eterna es adolescente. Corresponde al momento de la vida donde cualquiera se siente inmortal, en la plenitud de sus fuerzas y, a la vez, todo el universo está cambiando ante sus ojos y hace falta un mito sólido e inclaudicable al que aferrarse. Pero los amigos -sucede normalmente- mueren, se casan, tienen hijos o consiguen trabajo -a veces viene un combo de varios-. Otras, sencillamente, resulta que no negocian con la vida del mejor modo y en el pacto salen perdiendo los afectos.

Mucho de eso hay en Cena con amigos, escrito por el uruguayo Rodolfo Santullo, dibujado por el nicoleño Marcos Vergara y publicado en conjunto por sus proyectos editoriales Grupo Belerofonte y LocoRabia, respectivamente. La historia apareció originalmente en Historietas reales, donde bien pronto se hizo con el corazón de los habitués.

La invitación a ver "qué pasa en la próxima página" es una constante en el guión de Santullo

No es difícil entender por qué. Temáticamente, Cena aborda un tema universal: la amistad. Quien suscribe se anima a postular que ni siquiera quien carece de amigos deja de pensar en ello, aunque sea echándolos en falta. Narrativamente, exhibe varias de las mejores cualidades del Santullo-guionista. Gráficamente, presenta a un Vergara sólido y dinámico.

El planteo inicial es sencillo. Un grupo de amigos se juntan a cenar en el departamento del único soltero del grupo. Cuando el anfitrión manosea a una de sus amigas, la reunión vuela por los aires. “Vos ya no sos el de antes, antes te hubieras cagado de risa”, le reclama el dueño del bulo a uno de sus compinches. Ese diálogo condensa uno de los momentos esenciales del relato, porque al día siguiente el solterón amanece muerto. A partir de entonces guionista y dibujante van revelando metódicamente una trama de silencios de añares, rencores enterrados y replanteos existenciales. Cena se inscribe en el género policial, pero sólo a modo de formalidad. En el fondo, es un ensayo sobre la amistad y los compromisos con la vida.

En lo técnico, el guión de Santullo es de los mejores del último tiempo. Se apoya en tres patas fuertes: una lúcida propuesta alegórica, un dominio del tempo narrativo eficaz y diálogos notables. La primera se expresa en el juego entre el trasfondo de la novela y el transcurrir de la acción, los alusiones sutiles y los chistes que se cuentan los personajes que siempre invitan a pensar acerca de lo que está en juego entre ellos. Con ello el guionista se basta para montar una historia sumamente emotiva.

Con la edición en papel, los autores sumaron sus emprendimientos editoriales a su actividad artística

Narrativamente, el uruguayo demuestra que maneja los “ganchos” al final de la página como pocos. Cada semana dejaba prendados a sus lectores, ansiosos por la siguiente entrega de la serie, gracias a este recurso. Sobran los dedos de una mano para contar cuántas páginas tienen un gancho flojo al terminar. Esto, vale advertirlo, es un arma de doble filo. En la web mantenía cautivo a su público, pero en el libro impele al lector a pasar una página tras otra hasta que ya no queda ninguna y arriesga al lector a pasar por alto las cuestiones más hondas. Conviene detenerse algunos minutos, releer y reflexionar sobre la historia y el conflicto de fondo, que superan holgadamente la resolución del asesinato.

Finalmente, Santullo capta con envidiable oído el habla rioplatense y con ello acerca definitivamente la historia al lector. Este no puede evitar involucrarse ante esos muchachos de casi-treinta o treintipocos, que se reúnen para el ritual de la cena con amigos. Ese encuentro que se convierte en cita habitual por estos lares, nomás alcanzar ciertas edades.

En los lápices, Vergara se muestra siempre vital. Capta el ambiente de su compañero a la perfección y sus viñetas acompañan la intensidad de los momentos. Los personajes de Vergara actúan. No sólo “hacen acciones”, sino que le ponen el cuerpo a las escenas en sentido teatral. Es en esos movimientos vibrantes que retrata el dibujante en los que es posible notar que en el relato subyace una pregunta fundamental sobre la vida social de los hombres.

Cambio de enfoques y diálogos creíbles, otra baza fuerte de la dupla

Pero los dibujos también se destacan por su gestualidad. Los rostros que dibuja Vergara son profundamente expresivos y suman una cuota de indispensable cercanía con el lector. ¿Quién no ha visto esos mohínes en la cara de una chica? ¿Esa risa ebria en el asiento trasero de un taxi? ¿Esa boca crispada por la angustia y la culpa? ¿Esos ojos lacerados por la bronca y la desazón?

Y luego, los ángulos, los enfoques. El dibujante, al anunciar el lanzamiento de Valizas, la nueva historia de la dupla, señaló a este medio que el gran desafío de Cena consistió en evitar que la novela gráfica tan basada en los diálogos se convirtiera en un desfile de cabezas parlantes. Con cada viñeta el nicoleño eludió el peligro cambiando ángulos, fondos o ubicando objetos en primer plano. Todo ello sin salirse de la fórmula de la retícula fija.

¿Un amigo está siempre?, se preguntaba al comienzo de esta reseña. La segunda pregunta que se plantea en Cena con amigos es: ¿uno está siempre como amigo? Este libro obliga a pensar la respuesta con cruda sinceridad.

8 comentarios »

  1. Cena con amigos es de lo mejor que lei en el comic rioplatense en mucho tiempo

    Comentario por martiniano — febrero 2, 2010 @ 10:25 am | Responder

  2. ¡Gran historieta!
    y no es que lo diga porque sean amigos.

    Al margen, un comentario simpático y para nada en busca de pelea ni mucho menos para Martiniano, el término “comic rioplatense” me puso a pensar ¿Por qué se le dice comic a las historietas que hacemos acá? Eso, nada más.

    Saludos a todos

    Comentario por Max Aguirre — febrero 2, 2010 @ 3:02 pm | Responder

  3. La costumbre, Max, que se yo. Son modismos que me parecen quedaron en el lenguaje (acá vuelvo a repetir la costumbre) “comiquero” de la década del 90. No por nada la revista mas “representativa” sobre comics de este país se llama “comiqueando”.

    Saludos

    Comentario por martiniano — febrero 2, 2010 @ 11:30 pm | Responder

  4. Muchas gracias por la reseña!
    Gracias Martiniano y Maximus!
    Un abrazo!

    Marcos

    Comentario por cenaconamigos — febrero 8, 2010 @ 11:35 am | Responder

  5. [...] seguidores más constantes, se embarra el análisis de la “decadencia”. El espacio dio Cena con amigos, que no era autobiográfico ni autoconclusivo, y tuvo una cantidad de seguidores comparable con [...]

    Pingback por Max Aguirre y el cierre de su ciclo en Historietas Reales « Cuadritos, periodismo de historieta — mayo 16, 2010 @ 10:03 am | Responder

  6. [...] editorial, aquí.  El artículo “Gran ensayo sobre la amistad” de Andrés Valenzuela, cliqueando aquí. La opinión del crítico especializado Andrés Accorsi, [...]

    Pingback por TamTam » “Cena con amigos”, de Rodolfo Santullo y Marcos Vergara — mayo 26, 2010 @ 7:36 am | Responder

  7. [...] que Rodolfo Santullo y Marcos Vergara están desarrollando en Historietas Reales. Al igual que Cena con amigos, este título sería coeditado con el sello uruguayo Grupo Belerofonte. La coedición con [...]

    Pingback por El 2011 en los planes editoriales « Cuadritos, periodismo de historieta — enero 2, 2011 @ 10:05 am | Responder

  8. [...] Cena con amigos: un ensayo sobre la amistad cuando se bordean los 30 y las obligaciones ante la vida son otras. Notable. [...]

    Pingback por 39 libros que valen la pena de la historieta argentina de hoy « Cuadritos, periodismo de historieta — septiembre 5, 2011 @ 12:03 pm | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 118 seguidores

%d personas les gusta esto: