Cuadritos, periodismo de historieta

abril 12, 2014

Un “Fierrito” que sale con Papas

Archivado en: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 5:00 pm
Tags: ,

Publicado ayer, en Página/12, el habitual artículo promocional sobre la revista Fierro. Esta vez con eje en “Fierrito”, su especial papal y el cambio organizativo interno del sub-suplemento.

**

Un “Fierrito” que sale con Papas

Además de que el trabajo será planificado en equipo, el suplemento pasará a tener más texto y, en esta ocasión, una temática “vaticana”. La revista, que acompaña gratuitamente la edición de Página/12, traerá la tapa y la conclusión de Angela della Morte.

Mes de cambios fuertes en la revista Fierro, que llegará mañana a los kioscos. Por un lado, la habitual retahíla de series que comienzan y que terminan, que son siempre nuevas, siempre distintas, pero en última instancia es el devenir propio de una antología con las características de la que comandan Juan Sasturain y Lautaro Ortiz. Lo más llamativo del nuevo número, sin embargo, está en la nueva sección y en la reformulación del suplemento Fierrito.

Entre las series, se llevan toda la atención las (abundantes) páginas finales de Angela della Morte, de Salvador Sanz, que de paso ofrece la portada de la revista. Las aventuras de corporaciones espaciales, almas transmigradas y espías concluirán después de varios meses de publicación intensa, casi a razón de 20 páginas por número. Como el propio autor anticipó en diciembre, la conclusión de este arco argumental no sólo significa el fin de las aventuras de la protagonista (al menos por ahora), sino que también habilitará en breve su publicación en formato de libro recopilatorio de ésta y su anterior aventura. Con buena fortuna, confía el dibujante, el libro estará el próximo mes en la calle, tal y como anunció la Editorial OvniPress.

(more…)

marzo 8, 2014

Para seguir buscando

La celebración fue parte del ciclo de conmemoraciones que ocupará marzo, mes de la memoria. Imagen: Leandro Teysseire.

La celebración fue parte del ciclo de conmemoraciones que ocupará marzo, mes de la memoria.
Imagen: Leandro Teysseire.

No sé si fue porque ese mediodía había almorzado con mis viejos. Si fue porque dos días antes me había abrazado con mi hermana en la puerta del Congreso. O si fue porque ese día me reencontré con un vieja profesora de francés y con un amigo. No sé si será que uno se pone sensible y piensa en los amigos con hijos o si, sencillamente, esas páginas impactan más cuanto más grandes se vean. Pero la exposición de Historietas x la Identidad me conmovió. Acá la nota del acto del jueves.

**

Viñetas para seguir buscando

Ya son 35 las historias que fueron retratadas por este proyecto que apoya la labor de las Abuelas de Plaza de Mayo. El jueves se realizó una ceremonia en la Biblioteca, donde además pueden verse gigantografías y material utilizado para las historietas.

“Fui a buscar los huesos de mi papá y terminé buscando a un hermano”, contó Enrique Pastor ante la repleta sala Ortiz de la Biblioteca Nacional. “Y qué generosidad de tanta gente para amplificar mi historia y ayudar a encontrarlo”, agradeció a dibujantes y guionistas. La historia del hermano de quien no sabía nada es apenas una de las muchas de los 400 niños privados de su identidad por la última dictadura militar argentina. La historia del hermano de quien no sabía nada es una de las 35 que, hasta el momento, fueron retratadas por el proyecto Historietas x la Identidad que, siguiendo la línea de otras disciplinas, se suma a los esfuerzos de Abuelas de Plaza de Mayo para encontrar a esos chicos, hoy ya jóvenes adultos.

Parte de las historietas del proyecto aparecieron hace algún tiempo en la revista Fierro y en la web. Hoy, algunas se exponen en gigantografías conmovedoras en la Rayuela, la Plaza del Lector de la Biblioteca Nacional, y distintos originales y material documental utilizado para su realización esperan al público en la sala Leopoldo Lugones, ubicada en el hall de entrada del edificio. Aunque los transeúntes pueden apreciar el montaje desde febrero, el jueves se realizó una actividad especial en la Biblioteca en torno de la exposición, como parte del ciclo de conmemoraciones que ocupará marzo, mes de la memoria. (more…)

marzo 7, 2014

Alegoría política en un país de fantasía

Archivado en: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 3:00 pm
Tags: , ,

na33fo01Hoy hubo nuevo anticipo de la Fierro en Página/12. En esta ocasión le tocó ofrecer unas palabras al gran Ignacio Minaverry, que mes por medio publica Noelia en el país de los cosos en las páignas de la revista.

Aquí, la nota.

**

Alegoría política en un país de fantasía

Como cada segundo sábado de mes, la revista fundamental para la historieta argentina actual acompaña la edición de Página/12. Y en este número, el 89, brilla la nueva producción del autor de Dora, en la que la política y el rock se cuelan en las viñetas.

“Las historietas que componen esta Fierro no soportan otro calificativo que el de anómalas leyendas urbanas de resolución improbable”, apunta, reflexivo, Juan Sasturain en esas “contraindicaciones” que ofician de editorial, de prólogo y de anticipo in situ en los números de la revista que acompaña a Página/12 cada segundo sábado de mes. A la sazón, el número 89 de esta publicación fundamental para la historieta argentina actual.

Justamente, la edición de este mes comienza con la obra de uno de los autores más importantes de la nueva generación: Ignacio Minaverry y su Noelia en el país de los cosos. Minaverry ya venía trabajando en el universo de las viñetas, pero atrajo miradas recién cuando empezó a publicar Dora, también en la revista. Dora resultó un trabajo consagratorio, recopilado y publicado en la Argentina, Brasil, España y Francia. Un trabajo que, por si alguno aún tenía dudas, confirmó que la historieta argentina estaba viva y plena de vigencia creativa. Pero en lugar de seguir en lo obvio y apuntar a una nueva historia del universo barrial francés que retrataba en esa serie, el autor cambió radicalmente estilo gráfico, relato y enfoque. Nuevamente, es el director Sasturain quien advierte que “los permisos narrativos y las libertades artísticas (e ideológicas) que se toma en Noelia en el país de los cosos, te pueden sacar”. Sacar “de la rutina y de la cómoda decodificación adocenada, para llevarte a otra saludable parte donde sean posibles la insinuación cuasi grosera de alegoría política y la combinación impune de elementos provenientes de diferentes tradiciones expresivas”. (more…)

febrero 28, 2014

Los manejos de los poderosos

Archivado en: Cómic argentino,Noticias,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , , ,
La habitual columna de noticias de la sección no figura en la web.

La habitual columna de noticias de la sección no figura en la web.

Nueva entrega de la sección de crítica de historietas en Página/12. Esta vez la nota central está dedicada a Navarrito, de Barreiro y Dosé, mientras que los lanzamientos presentan a Los crichos, Las chicas de nadie, Cybersix #2 y Jenüfa.

Aquí la nota:

**

Los manejos de los poderosos

Este policial negro publicado originalmente en Fierro en 1986 es rescatado ahora por la editorial patagónica La Duendes y sorprende por su vigencia, con un entramado de ocultamientos que incluye a los medios de comunicación.

La editorial patagónica La Duendes alterna, desde hace algunos años, el rescate de clásicos olvidados de la historieta argentina con la exploración de nuevos talentos. Dentro de su línea de reediciones acaba de publicar Navarrito, con una historia (“El caso de Rodolfo A.”) de Ricardo Barreiro y Alberto Dose publicada originalmente en la primera versión de la revista Fierro. Se trata de un policial negro de corte chandleriano, en el que un improvisado investigador se cruza con la gente “bien” de Buenos Aires para defender a un ex convicto injustamente acusado de asesinato. La trama transcurre a comienzos de la década del ’30 y está partida por el golpe militar que lleva a José F. Uriburu a la presidencia de facto del país. Además del protagonista, la víctima y los poderosos de turno, los autores agregan otro personaje más: una discípula de Sigmund Freud. (more…)

febrero 7, 2014

Cuadritos que nunca fallan

Archivado en: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 11:00 am
Tags: , ,
Calvi comienza una serie de unitarios

Calvi comienza una serie de unitarios

Otra Fierro, otro artículo en Página/12 anunciando los contenidos del número.

Pasen y vean.

**

Cuadritos que nunca fallan

El stock de series de este número es notable: Salvador Sanz publica Angela della Morte, Pablo Túnica certifica su crecimiento en Paraná y Pipi Spósito y Eduardo Maicas dan cuenta de su celebrado Barrio gris. Y saldrá una serie de unitarios de Fernando Calvi.

Febrero es mes de retomar la actividad. Es el mes en el que las revistas vuelven a su curso regular, tras los números “de balance” de diciembre y los “mirá qué lindo lo que se viene este año” de enero. Fierro, que llega mañana a los kioscos, no es la excepción. En este nuevo número regresan con fuerza y en plena forma prácticamente todas las series que publica habitualmente, destaca una en el sub-suplemento “Fierrito”, incorpora un nuevo espacio y, desde luego, mantiene su fortín dedicado al humor. (more…)

febrero 4, 2014

Con Mafalda como notable embajadora

Calvin & Hobbes, los maravillosos personajes creados por Bill Watterson, ganador del Grand Prix.

Calvin & Hobbes, los maravillosos personajes creados por Bill Watterson, ganador del Grand Prix.

Terminó el Festival Internacional de la BD d’Angoulême y, desde luego, toca un breve resumen de ganadores y performance argentina en sus lides.

El artículo publicado en Página/12 incluye nota central con síntesis y ganadores, y un recuadrito con testimonios de Pedro Mancini, del colectivo Niños Ultramundo.

**

Con Mafalda como notable embajadora

El encuentro dedicó a Quino una de sus exposiciones oficiales y hubo activas negociaciones de editoriales argentinas en el pabellón de derechos. El Grand Prix, reconocimiento a la trayectoria de los grandes de la historieta mundial, fue para Bill Watterson.

La edición 2014 del Festival Internacional de Historieta de Angoulême, en Francia, terminó como todo gran evento cultural que se precie: nutrida asistencia de público, premios, decepciones y alguna cuota de polémica, especialmente en torno de su punto más alto, el Gran Premio. Del lado de los argentinos, el balance general es positivo. El festival dedicó a Quino y Mafalda una de sus exposiciones oficiales, para la cual se montó una escenografía que reproducía el hogar de la niña y elementos recurrentes de su universo, como la radio o los pupitres escolares. Además, hubo rondas de negocios en el pabellón de derechos, de las que participaron Ediciones de la Flor, LocoRabia y Comic.ar, y donde también terció la convención argentina Comicópolis, que apareció el año pasado bajo la órbita de Tecnópolis.

Además, en el pabellón dedicado a la historieta independiente, el proyecto editorial/librero Moebius, que además de viajar con una porción de su stock de historieta argentina presentó allí dos volúmenes de serigrafías: Diablura, de Lucas Varela, y ¿Para qué me sirve esto?, de Carlos Nine. Varela fue Selección de la edición 2013 del Festival y reside en Angoulême, y Nine es un autor que concita enorme respeto y admiración en el mercado francobelga. Además, la librería llevó originales de Liniers (parte de la selección oficial de este año) y reproducciones de Decur, Santiago Caruso y el mismo Nine. Sin embargo, la presencia de esta librería no fue el único motivo de festejo en la pequeña ciudad francesa: el colectivo Niños Ultramundo accedió a la selección de la bd alternative, con la que el festival reconoce la producción independiente (ver aparte) y en la que finalmente prevaleció el ingenioso dispositivo de Le fanzine carré. Además de otros argentinos residentes en Francia y Europa, la presencia nacional se completó con Ernán Cirianni, Otto Zaiser y Andrés Lozano. (more…)

enero 29, 2014

La cumbre del cómic

Mañana empieza el Festival International de la bande-desinnée d’Angoulême, en Francia, y Página/12 se anticipa con esta nota. Y aunque no puedo evitar señalar ese texto -porque bueno, vamos, es mío-, creo que las líneas que merecen auténtica y especial atención son las del columnista invitado, Lucas Varela. Lucas lleva viviendo allí algún tiempo y accedió a escribir un texto sobre la ciudad. Y es entrañable.

En fin, dejando la costumbre de lado, aquí publicaré hoy tanto la nota central como esa columna de opinión.

**

La cumbre del comic

Con un homenaje a Mafalda a 50 años de su primera publicación, el festival francés de bande-desinnée, uno de los mejores del mundo, cuenta con una amplia presencia argentina.

Por Andrés Valenzuela

Angoulême es una ciudad pequeña: tiene apenas 40 mil habitantes, según el último censo francés, de 2007. Sin embargo, eso no le impide convertirse una vez al año en el centro de la historieta europea. Si los norteamericanos tienen sus ComicCons de San Diego y Nueva York, y los japoneses sus convenciones en Tokio, los franceses llevan con orgullo su Festival international de la bande-desinnée d’Angoulême. Por un puñado de días (de mañana al domingo), todo lo importante que ocurre en el mundo de la historieta, sucede entre esas callejuelas medievales y su invierno húmedo. Premios consagratorios, negocios millonarios, novedades editoriales, autores pugnando por entrar al circuito, exposiciones internacionales. El toma y daca de cualquier evento de fuste de cualquier disciplina cultural. En este caso, el de la bd, que se carga el 16 por ciento de la industria editorial francófona y donde la tirada de un libro nuevo puede alcanzar varios millones de ejemplares.

El festival que comienza hoy tiene varios aspectos a considerar. Desde la perspectiva argentina, coinciden la muestra homenaje a Mafalda, la inclusión de Macanudo, de Liniers, en la selección oficial del festival, y la participación de una misión comercial de distintas editoriales para la venta de derechos y ejemplares, propiciada por Export.Ar, con apoyo financiero y técnico en el sector de derechos y licencias del festival.

El homenaje a Mafalda coincide con los 50 años de su primera publicación y el texto de curaduría del festival destaca que la tira tiene “una dimensión poética que se mantiene intacta pese al paso de los años” y asegura que “no perdió nada de su carga moderna y subversiva, y continúa siendo, a los ojos de los lectores de todas las edades, de todas las condiciones y de todos los países, un símbolo de resistencia lúcida, irreductible y universal”.

Desde luego, la del personaje de Quino no es la única exposición que presenta el festival. Entre las muchas muestras que componen esta edición se incluyen una dedicada a los 80 años de la primera publicación de Mickey Mouse en Francia, una exposición doble en conmemoración al centenario de la Primera Guerra Mundial (que se sostiene sobre los trabajos de Gus Bofa y del enorme Jacques Tardi), otra consagrada a la militancia de los dibujantes por los derechos de las mujeres, algunas orientadas al público infantil, a la historieta independiente y, desde luego, la que está a cargo del presidente honorario del festival: el holandés Willem, declarado Gran Premio de la Ciudad de Angoulême en 2013. Es que cada año el festival elige a un autor de particular relevancia, lo premia y le permite curar una exposición al año siguiente. Es uno de los mayores premios al que se puede aspirar en la historieta internacional. Hasta el momento, sólo un argentino lo obtuvo: José Muñoz, en 2007. Para dar dimensión a la altura de este premio, vale considerar los tres nombres en pugna para este año: Bill Watterson, conocido por la entrañable Calvin & Hobbes, Katsuhiro Otomo, mente maestra detrás de Akira, y el británico Alan Moore, pluma detrás de joyas como Watchmen, V for Vendetta y muchos otros.

Claro que no es el único premio que se entrega en la pequeña localidad francesa. Habrá un galardón oficial por el 40 aniversario del festival, que será otorgado a Akira Toriyama, creador del infalible manga Dragon Ball, acaso uno de los puntos más altos de la producción japonesa. En la gala de cierre del festival se revelarán los cuatro Fauves (el nombre que recibe la mascota del encuentro, que oficia de efigie para la estatuilla): el de Oro (mejor álbum), el premio especial del jurado, el de las series y el premio revelación. Además de Liniers, otros 34 autores compiten por estas estatuillas, con nombres de la talla de la Rutu Modan, Winshluss, Carlos Giménez, Pascal Rabaté, Etienne Davodeau (premio Revelación algunos años atrás e invitado en Viñetas Sueltas 2009), Alison Bechdel, Matt Fraction y Brian K. Vaughan. De la selección también participa el español Max con Vapor, recientemente editado en la Argentina por Musaraña Editores (y reseñado en Página/12 el viernes pasado). Una competencia de altísimo nivel. Y si tanto premio no alcanza, también quedan los premios del público, el especial de la municipalidad local, el que otorga un jurado de niños a la historieta infanto-juvenil y el que ensalza la producción independiente.

El Festival de Angoulême es maravilloso, pero no es barato. Al abono de 36 euros hay que sumarle los libros, que oscilan entre los seis y los veintitantos euros. Si alguien quisiera comprar todos los volúmenes de la selección oficial, la selección patrimonial, novelística y juvenil desembolsaría no menos de 1200 euros. Ni siquiera se podría cubrir con el considerable descuento en el tren de alta velocidad (porque sí, el festival es tan importante que asistir a él permite ahorrarse el 50 por ciento del pasaje).

Hasta el domingo, en ese entorno circularán autores, editoriales y librerías argentinas, intentando asomar la producción nacional al mercado francés, viñeta clave de la historieta internacional. Un lugar donde estar dibujado, suma.

***

Acerca de vivir en Angoulême

*Por Lucas Varela

Alrededor del año 800 las hordas vikingas atacaron esta ciudad y la atravesaron matando, violando y saqueando con desenfado. Desde mi ventana, en línea con la antigua muralla que rodea el casco histórico, tengo una vista perfecta del valle y el río Charente, lo cual me hace pensar que estoy en un puesto de centinela. Los vikingos no aparecerán y mi tarea en esta mansión no es vigilar, sino dibujar historietas.

Esta apacible ciudad adoptó a la historieta como motor cultural y abre sus puertas a los artistas que vienen de lugares remotos del mundo. Hay una comunidad de dibujantes, muchos de los cuales residen en La Maison des Auteurs, una institución dedicada a apoyar la historieta independiente. Uno puede recorrer las calles y perderse en el entramado medieval (época en que, al parecer, no conocían la línea recta). Por momentos las calles, con su mística de antiguas casas de piedra gris, se asemejan a los tramposos senderos de Parque Chas y un poco al cementerio de Recoleta. La presencia sudamericana aquí es escasa y más aún la argentina. Es muy difícil encontrar a un inmigrante del otro lado del océano. Así que la tarea de encontrar mate se hace complicada. Esta preciada mercadería exótica es el tributo que impongo a todo aquel expedicionario de las pampas que viene a visitarme.

Acerca de la actividad que me compete, Angoulême se convirtió en un centro importante de la historieta no solo por el festival. Aquí se encuentra el museo de historieta más importante que conozco, una enorme biblioteca de acceso gratuito para los artistas, la EESI –una escuela de historieta de nivel terciario– y La Maison des Auteurs. La avenida principal se llama Rue Hergé, en honor al creador de Tintin. Durante el festival y si uno asiste como artista, le esperan días muy agitados: reuniones con editores, con colegas, largas sesiones de dedicatorias, la participación en una muestra colectiva y lo más agotador de todo: las 24 horas de la BD, que consiste en hacer 24 páginas en 24 horas. Si bien suena a un suplicio, mi experiencia por participar el año pasado fue enriquecedora. Si uno asiste como público le esperan muestras en varios puntos de la ciudad, un buen botín de libros, conferencias y las mejores fiestas. La que más me interesa es la del mercado de Angoulême. Allí los productores locales agasajan al visitante con una orgía de exquisiteces francesas. También hay un Angoulême Off, de gran efervescencia editorial. Hay fanzines de alto nivel que tienen su fiesta.

Fuera del festival, los días en Angoulême transcurren lentos y húmedos como el plato típico de esta zona: el caracol. Me verán comiendo quesos de fétidos aromas o hígados de gansos torturados o regado por ese elixir llamado cognac, pero jamás verán meterme ese bicho en el estómago. No da.

*Lucas Varela es dibujante. Colaboró en Fierro, publicó –entre otros– El síndrome Guastavino y Paolo Pinnocio, con el que accedió a la selección oficial de Angoulême en 2013. Su obra más reciente es Diagnostiques, junto a Diego Agrimbau.

enero 24, 2014

El desierto tiene sus reglas

Archivado en: Cómic argentino,Cómic Europa,Noticias,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , , ,

vapor01Nueva entrega de la sección de crítica de historieta en Página/12. Esta vez la nota central va dedicada al último libro de Max, autor fundamental de la generación del 80 española. En el apartado de pequeñas reseñas entraron Las historietas de Crist, Monster vol.7, La comunidad y Apocalipsis.

En la columna de noticias se habla de cómo va quedando el calendario comiquero 2014, el pase de manos con los cómics de Star Wars y el cambio de estrategia de Marvel respecto de las librerías.

**

El desierto tiene sus reglas

El español fue figura fundamental de la generación del ’80 que revolucionó los “tebeos” de su país. Su último libro, publicado aquí por Musaraña Editores, explora los condicionamientos sociales, el deseo y cuestiona la posibilidad de “retirarse del mundo”.

Lo dice la psicología, lo dicen los místicos y lo dicen los demonios y fantasmas que mantienen despiertos a muchos por las noches: el ser humano lleva su mundo consigo, no importa dónde vaya. Eso confirma Nicodemo cuando decide partir al desierto para encontrarse consigo mismo en Vapor, el último libro del español Max (Francesc Capdevilla), figura fundamental de la generación del ‘80 que revolucionó los “tebeos” ibéricos. Paradójicamente, el último libro de Max es, también, el primero que se publica en la Argentina, merced a la novísima Musaraña Editores –desprendimiento de la librería del mismo nombre–. Hasta ahora, lo único que podía conseguirse del autor en el país, más allá de colecciones particulares, pasaba por Aduana o descansaba en el Centro Cultural de España en Buenos Aires, dentro del catálogo de Viaje con nosotros (una muestra de autores de su generación en el Centro Cultural Recoleta, en 2009, durante el Festival Internacional Viñetas Sueltas). (more…)

enero 15, 2014

Recibidos

Archivado en: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 12:00 pm
Tags:

Continuando la publicación de la semana pasada, nueva tanda de portadas de los últimos libros recibidos.

***

Los sábados son como un gran globo rojo. Liniers. Editorial Común.

Los sábados son como un gran globo rojo. Liniers. Editorial Común.

Luche Peluche #2. Niño Rodríguez. Ediciones de la Flor.

Luche Peluche #2. Niño Rodríguez. Ediciones de la Flor.

Matiné. Costa/Costa. Dead Pop.

Matiné. Costa/Costa. Dead Pop.

Monster #7. Naoki Urasawa. Larp.

Monster #7. Naoki Urasawa. Larp.

(more…)

enero 10, 2014

El retorno de un guerrero

Archivado en: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 11:00 am
Tags: , , ,
A Fayó se le ocurrió Shotaro como personaje tras leer una nota sobre manga en una revista española.

A Fayó se le ocurrió Shotaro como personaje tras leer una nota sobre manga en una revista española.

Mañana sale la revista Fierro y, como de costumbre, Página/12 publica un artículo anticipándola.

**

El retorno de un guerrero

La revista recupera un clásico de Fayó, que apareció inicialmente en la Fierro de los ’80 y se expandió a novela gráfica en 1991. Pero aquel libro se agotó y nunca fue reeditado, por lo cual el personaje quedó más como mito que como realidad.

Hay obras que se convierten en módicas leyendas. Páginas de las que muchos hablan, pero muchos menos leyeron y cuyas bondades se ensalzan aquí y allá, cimentadas por el tiempo, la opinión respetada de algunos (críticos, colegas del autor, contemporáneos) y el misterio de su ausencia: no hay modo de argumentar contra algo que no se vio. El número de la revista Fierro que llega mañana a los kioscos junto con Página/12 incluye justamente una de esas leyendas: el mítico Shotaro va a la guerra, de Pablo Fayó, para que degusten quienes no pudieron acceder al libro en su momento, ya fuera por stock, por distribución o por edad. Al cabo, y como reconoce el mismo Fayó, más de un lector de la revista no había nacido en 1991, cuando esa novelita gráfica vio su primera publicación dentro de la colección El Ratón Sudaca (coordinada por Daniel Pancu) de la editorial Historietas Argentinas, de Javier Doeyo.

Shotaro había aparecido originalmente en la primera edición de la Fierro, la de los ’80, en un puñado de capítulos de una o dos páginas. Un encargo del editor había impulsado al autor a pensar una historia más larga. Eran 44 páginas con grilla casi invariable de seis viñetas, aunque para la ocasión se diagramaron otra vez. Mañana el lector leerá la historia en una grilla de doce: a razón de dos páginas originales por cada una actual, sin perder por ello legibilidad. “De todas las historietas publicadas, ésta es la más larga que hice”, reflexiona Fayó. “Es muy lindo hacer historietas más largas porque esto es como mencionaba (Julio) Cortázar sobre la diferencia entre escribir una novela o un cuento.” Si el cuento exige precisión, justeza, un desarrollo rápido y un remate pronto, la novela permite un devenir más pausado e ir viendo para dónde marcha el relato.

“Lo que tienen las historietas más largas, y en lo que quizá se emparientan un poco con la novela, es que te permiten aflojar un poco con la precisión y el recorte y ver por dónde la cosa te va llevando sola: tengo una idea, empiezo a desarrollarla y veo.” Esto le parece más entretenido como autor, incluso: “La voy descubriendo en la medida en que la voy haciendo y se disfruta más, casi como si uno fuera también espectador”. Shotaro va a la guerra tiene mucho de eso: se advierten pequeños capítulos tácitos en los cuales el mismo relato pide a gritos una idea delirante nueva y hacia allí se sumerge. En ese sentido, es deudora de los grandes maestros de la tira cómica norteamericana, también. (more…)

Página siguiente »

El tema Rubric. Create a free website or blog at WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 114 seguidores