Cuadritos, periodismo de historieta

agosto 2, 2013

El fanzine de Crack Bang Boom #2

¡Edición de viernes! En esta ocasión, crónica de apertura, panorama de Brasil y entrevistas a Will Conrad y Alejandra Lunik.

¡Descarguen!

CBB fanzine viernes 2

marzo 27, 2011

El año que Lunik se decidió

Archivado en: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , , ,

"Soy muy obse con los detalles". Foto: cortesía Oh la la.

“El año que viene quiero ver si me dedico a la historieta, porque se me está yendo la vida”, comentó Alejandra Lunik en una charla informal. No faltaba mucho para el fin de 2010 y alrededor bullía uno de esos festivales dedicados al diseño, en este caso el diseño ecológico. Abajo había carteras hechas con neumáticos y otras delicias posmodernas similares. En la sala de al lado acababa de terminar la presentación de una línea de zapatillas ilustrada, entre otros, por Lucas Varela. Ahí, esperando un frappuchino gratuito, la chica de los ojazos se despachó con esa frase que tiene bastante de exageración y otro mucho de ganas de pegarle un volantazo al trabajo.

Seis meses más tarde, Lunik es responsable de una serie mensual en la revista Oh la la (Lola), una crónica cultural en la revista Ñ (en un espacio que comparte con el mismo Varela, Delius y Fernando Calvi), y siempre pospuestos proyectos con Laura Vazquez Hutnik, con quien ya publicó bastante en la revista Fierro (donde, además, fue la única mujer en ilustrar una de sus tapas). Aunque comenzó a los 22 metiendo chistes sueltos en la revista Sex humor y pasó por otras publicaciones, como PC Users, de la mano de Fayó, cuenta que recién ahora está “aprendiendo a tener un editor”.

“Antes era muy libre en todo lo que hacía, en Oh la la tengo que mandar cinco guiones y ellas eligen el que les gusta”, explica y cuenta que unos pocos días antes de la entrevista le rechazaron la página terminada. “Es que les mandé el guión y no lo respeté”, ríe de la situación, “tenían razón, así que tuve que volver a hacer una parte, ¡pero quedaba mejor así!” Las editoras de la revista dedicada a las mujeres de La Nación tiene varias exigencias para con el guión: “tiene que ser muy claro, no tiene que ser mala onda, cínico ni nada por el estilo”, puntualiza la dibujante. “Igual yo no soy mala onda, pero en cuanto cruzás un límite…”

¿Un poco de picardía complica las cosas? “Todavía no sé bien cuál es ese límite, hay momentos en que no lo entiendo”, confiesa Lunik, “Matías Trillo, que es amigo mío, siempre me dice que cuando uno presenta un dibujo tiene que poner algo muy volado, muy fuera de contexto, entonces el editor te dice no, ¿cómo una vaca con alas? ¡Sacáselas! y no se meten más con la vaca, que era lo que vos querías dibujar”. (more…)

septiembre 28, 2010

Festival de cortos comiqueros

Para la predecible tarde de lluvia, un picadito de titulares, fotos y enlaces en torno a la Gran semana suelta de viñetas, que Cuadritos sigue cubriendo intensamente. Hay novedades que parecen haber pasado desapercibidas, páginas inéditas de excelentes dibujantes, links y hasta un video.

Se recomienda acompañar con café y galletitas a gusto, para continuar con siesta y más historieta. (more…)

octubre 9, 2009

Anticipo exclusivo: Fierro #36 por dentro

En lo sucesivo, el portadista de turno en la Fierro tendrá la responsabilidad de reinventar el logo. Aquí: Scuzzo.

En lo sucesivo, el portadista de turno tendrá que reinventar el logo. Aquí: Scuzzo.

Es imposible resumir el #36 de Fierro en un sólo adjetivo. Acaso, cabrían más de 70 epítetos de los buenos. Uno por cada autor que participa del ejemplar especial que llega a los kioscos mañana. Uno por cada página de historieta pujante que tiene el número aniversario de la principal revista que tiene nuestro país en lo que al noveno arte se refiere. Es imposible, también, decidir por dónde empezar a describirla. ¿Por el trabajo de los humoristas gráficos? ¿Por el cambio de diseño que marca esta edición de octubre? ¿Por el regreso a sus páginas de antiguas glorias? ¿O por el arribo de nuevos talentos?

Fierro #36 trae 72 páginas repartidas -bastante uniformemente- entre casi ochenta guionistas y dibujantes. Algunos se apropiaron de una hoja exclusiva para ellos sólos. Otros compartieron una carilla con sus cófrades habituales. Unos presentaron ideas nuevas. Otros prefirieron revisitar historias previas, ofreciendo una suerte de “bonus track” o spin off de otra historia.

La portada -cuya ilustración acompaña esta reseña- es magnífica. Scuzzo confiesa que la hizo casi jugando, por hobbie y sin ninguna intención profesional. El resultado de sus divertimentos es una chapa impresionante. Una presentación que asemeja a esas tapas de chapa gruesa que para las alcantarillas era circular y que aquí es -claro- rectangular, acomodándose al tamaño de la revista. el diablo está en los detalles, aseguran, y Scuzzo se glorifica con ellos. Los puchos pisoteados aquí y allá, su firma raspada entre el óxido y el oscurecimiento del metal. La textura de la cerradura. Si el diablo está en los detalles, la tapa está endemoniada y, ¡demonios! es un gran modo de empezar. También tiene -vale advertirlo- otro gran modo de cerrar, aunque para ello conviene leerse hasta el final esta reseña. (more…)

septiembre 27, 2009

Leche con vainillas después de la escuela

Laura Vazquez Hutnik, durante la presentación de Historias Corrientes en Unicomic

Laura Vazquez Hutnik, durante la presentación de Historias Corrientes en Unicomic

En Oficio, arte, mercado, de próxima aparición, Laura Vazquez Hutnik explora la historieta argentina entre 1968 y 1984. De su ensayo (se habló aquí en Cuadritos) se desprende que ese período fue clave en la confirmación de la etapa actual del medio. Sin embargo, muchos dibujantes jóvenes apuntan a los ’90 como nodal en la presente configuración editorial. La investigadora defiende su elección. Aunque no desconoce el papel fundamental del menemato, destaca la importancia del período que estudió. “A partir de la segunda mitad de la década del setenta y con mayor énfasis durante la siguiente, la producción nacional de historietas sufre cambios trascendentes”. A esos cambios se abocó su trabajo.

- ¿Investigará entonces la década del 90?

- No es mi objetivo actual, ya que estoy comprometida con una investigación biográfica, pero no lo descarto. Aunque allí se mezclan cuestiones personales. Como investigadora y crítica, me resulta difícil abordar un período en el que muchos de mis afectos están involucrados. Es como estudiar tu propio entorno: si puedo establecer la famosa vigilancia epistemológica bourdiana, lo haré. Sino, una generación más joven de estudiosos que pueda mirar los ’90 de otra manera, podrá hacerlo. Todavía para mi son muy cercanos.

Además de su faceta de investigadora, y aunque asegure que “sólo es un hobby”, Vazquez Hutnik dedica parte de su tiempo a los guiones de historieta. Con ellos ya colaboró con Dante Ginevra, Federico Rübenacker y, ahora, Alejandra Lunik.

- Sus historias parecen tender a la cotidianeidad, por un lado, y por otro, al relato fragmentado, ¿lo ve así?

- Es una buena apreciación. No sé si se trata de algo que voy a mantener, pero en los guiones que publiqué es una característica fuerte. Salió de manera bastante inconsciente. Escribo guión en mis ratos libres y la única manera que tengo para hacerlo es contar en pocas imágenes una idea y armar un buen remate. Siempre me imagino la historia filmada, como en un videoclip, escena tras escena. No podría armar un personaje sin “verlo” antes en mi cabeza. Lo mismo las situaciones. Y como son realistas pasa casi todo de la calle. Una mujer gorda en el supermercado puede terminar siendo la panadera de Entreactos o el enano de Fierro pudo haber sido un tipo muy feo al que se le paró la pija en público. Esas cosas existen, si terminan siendo surrealistas es porque las saco de contexto o las exagero, nada más. No hace falta crear un gigante color violeta de cuatro cabezas decapitadas para usar  un cacho la imaginación, ¿no? (more…)

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 116 seguidores