Cuadritos, periodismo de historieta

junio 13, 2010

“Hay que buscar las ayudas, porque están”

"Divinsky nos enseñó que los libros tienen que ser buenos, bonitos y baratos"

Sobre la mesa ratona de un living atestado de libros, Alejandro Farías tiene historieta. Pero no cómics publicados en nuestro país, sino rarezas: libros de editoriales independientes españolas, publicaciones cubanas del año pasado que parecen salidas del tunel del tiempo y hasta de superhéroes tailandeses. “Mis amigos cuando viajan siempre me traen algo de historieta”, explica. Escritor y guionista, acaba de lanzar El otro Juan Moreira junto a Javier Solar, y pronto publicará La fábrica. Sin embargo, no es su notable tarea autoral la que motiva la entrevista de Cuadritos, sino su faceta como editor y la flamante beca que recibió del Fondo Nacional de las Artes (FNA) para realizar un guión.

“Siempre pensé que el FNA no tenía una categoría de historietas, pero que debía tenerla”, comienza a contar, “pasa que yo estaba pensando una historia para trabajar con Marcos (Vergara, co-responsable de LocoRabia) sobre la estructura de la novela Los suicidas, intervenida por la historia de Leopoldo Lugones, Alfonsina Storni y Horacio Quiroga, y eso es literatura, así que se me ocurrió presentarla en esa categoría”. Consiguió cartas de recomendación de escritores, docentes universitarios e historietistas y presentó la carpeta. “Después me olvidé, hasta que un amigo me dijo que la mujer había visto mi nombre entre los ganadores”, continúa, “y sí, gané uno de los premios”.

La beca del FNA suma 7.500 pesos para solventar el guión de la obra. “Pero mi plan es presentar la historieta terminada por Marcos y aprovechar la plata para publicarla”, señala Farías. El proyecto sólo iba a ver la luz si ganaba la beca. “Tengo mucho por escribir este año y esta historia es casi como escribir una tesis”, comenta, “ahora estoy con una pila así de libros sobre el suicidio”, y eleva la palma de la mano un metro por encima del suelo. Afortunadamente para LocoRabia, el del FNA no es el único espaldarazo que recibieron. El código Malagón, de inminente aparición, fue solventado con un apoyo del Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA). La coincidencia lleva la entrevista a concentrarse en el papel de estos incentivos en su plan editorial y el rol que podrían jugar en el desarrollo de una industria argentina de la historieta. (more…)

diciembre 13, 2009

¿El hermanito menor?

Para compartir con los peques, al final del artículo una guía para encontrar historieta infantil online

¿Cuántos premios Nobel de Literatura fueron dedicados a un escritor de cuentos infantiles? La respuesta, el lector podrá intuirla bien rápido, es “ninguno”. Las distintas academias de letras del mundo tienden a ver con menosprecio la literatura pensada para niños, como si esta no fuese digna de respeto, no tuviese sus propias complejidades formales o no tratara temas que afectan profundamente a la humanidad. En ocasiones, en el mundo de la historieta, ese prejuicio se reproduce para con la historieta infantil. En franco contraste, la historieta misma muchas veces es denostada por “infantil” entre los ajenos al medio. Lo paradójico es que la edición de historieta argentina contemporánea está dominada por la historieta “adulta” (tanto de autor, como de aventuras o de humor).

Al analizar el desarrollo del campo en nuestro país, es relativamente sencillo dar con las claves. Al caer la industria local, los artistas argentinos se refugiaron en la autoedición o en los mercados extranjeros. Quienes se “exiliaron” a otros mercados, rara vez se repatriaron. Quienes crecieron independientes de directrices editoriales, plasmaron su mirada ya adulta del mundo. El devenir natural llevó a que, al resurgir de la industria editorial de historietas, el mercado fuese ganado por el cómic adulto (un público siempre difícil de captar) en lugar de por productos orientados a segmentos más fácilmente explotables, como los niños o los adolescentes (que rápidamente se volcaron al manga).

Sin embargo, la historieta infantil argentina pugna por resurgir. Aquí, algunos de sus protagonistas evalúan los prejuicios para con el sector dentro y fuera del mundillo comiquero. (more…)

julio 14, 2009

El gran poeta gótico, por Lalia

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 8:00 am
Tags: , , , ,
El archiconocido "Cuervo", a la tapa para atraer lectores, adentro todos los climas de Poe y Lalia

El archiconocido "Cuervo", a la tapa para atraer lectores, adentro todos los climas de Poe y Lalia

Pocos historietistas locales podrían adaptar a Edgar Allan Poe con la fidelidad que demuestra Horacio Lalia -uno de los principales exponentes del dibujo realista en Argentina- en la Pandemonium Especial Poe, recientemente publicada por Thalos. Por su experiencia llevando obras literarias a las viñetas, por su dominio del cómic “de época” y por su trazo nítido, sombrío e inquietante, que resulta ideal para capturar el tono y el espíritu de la obra del poeta norteamericano.

La adaptación de marras toma tres obras emblemáticas del escritor de Boston: El entierro prematuro, El retrato oval y El gato negro. El cuervo, quizás el más conocido de los poemas de Poe, “apenas” recibe la portada -atractiva, por cierto- de este número especial de Pandemonium.

Aquí Lalia despliega todo su talento y oficio. Es cierto que quizás no consiga con este especial su cumbre narrativa. En un esfuerzo de celosa fidelidad, narra directamente a partir de los textos de Poe y se reserva para sí (para su dibujo) apenas las descripciones, los tonos y los ambientes. No es poco, pero recuerda más a la tradicional “literatura dibujada” que a una historieta pura.

¿Cómo es eso? (more…)

mayo 8, 2009

Elemental, Watson: la aggiornaron

Filed under: Cómic USA,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 8:00 am
Tags: , , , ,
Las ilustración del interior no están al nivel de la portada sobria y elegante

La ilustración del interior no está al nivel de su portada sobria

Algunos personajes literarios encarnan mucho de cuánto el lector quisiera ser. En el caso de Sherlock Holmes, el legendario detective de la pluma de Arthur Conan Doyle, su pipa y su soberbia encarnan el espíritu y el ideal de la época moderna en pleno auge de la Revolución Industrial: el dominio de la razón sobre las emociones y el espíritu metafísico. Holmes sólo necesita los datos adecuados y su poderoso ingenio deductivo, el resto son fruslerías que desprecia. Tanto es así que ni siquiera indulge en placeres carnales. La satisfacción intelectual lo colma.

Tan fuerte es esta construcción que la mayoría de los lectores tiende a obviar alguno de los aspectos que hacen al detective prodigioso un personaje más redondo, carnal e interesante: su adicción al opio, su mentada soberbia, y el hecho de tener un hermano aún más inteligente que él mismo.

Tanto tiempo ha pasado de su publicación, que Sherlock Holmes es un personaje de dominio público y llega ahora a las páginas de una historieta norteamericana publicada por la editorial Dynamite. El formato además es adecuadísimo. El personaje, a fin de cuentas, nació con el folletín, método de producción literaria del que la historieta en revistas es directa heredera.

La aventura de turno se llama The trial of Sherlock Holmes (El juicio o la prueba de Sherlock Holmes, probablemente el primero). Está guionada por Leah Moore y John Reppion, ilustrada por Aaron Campbell y coloreada por Tony Aviña. Un grupo artístico de lo más peculiar. Leah Moore, de 31 años, no sólo comparte el apellido con Alan Moore, también lleva su sangre: es su hija. Reppion, en tanto, es su marido. (more…)

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 119 seguidores