Cuadritos, periodismo de historieta

julio 31, 2011

Wolfman: el hombre que reinventó el Universo DC

"Personalmente me disgusta, pero los fans quieren los crossovers y las grandes sagas"

“En esa época no había control remoto, así que teníamos que pararnos y cambiar los canales, ¡perder peso levantándonos! Éramos vagos, y justo después de ver nuestro programa infantil, seguía Adventures of Superman, que no pensábamos ver, pero lo vimos para no cambiar de canal. Al terminar aparecía un cartel que decía basado en un comic, así que ahí sí nos levantamos y fuimos al puesto de diarios de la esquina y compramos nuestras primeras historietas”. Quien cuenta la anécdota es Marv Wolfman, y tenía entonces sólo siete años. Edad en la que -confesará durante la entrevista- se le ocurrió el germen de lo que luego sería Crisis en Tierras Infinitas, su obra más importante en el mundo de la historieta.

Wolfman llegó de visita al país para participar de Superheroico, el Festival de Historieta que hasta ayer formó parte de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, en Buenos Aires, donde dio dos charlas a los fans. Habla con aplomo, tranquilo.

Un largo camino en el medio lo llevó la semana pasada hasta el Salón de la Fama de los premios Eisner, en Comic Con, San Diego (Estados Unidos). Un recorrido que comenzó primero como lector voraz de cómics y siguió como fanzinero. “Como vivía en Nueva York, simplemente enviaba mis fanzines a los editores, y tras un tiempo decidieron que les gustaba lo que habían visto y me preguntaron si quería escribir algo para ellos. Lo hice durante años, así que me metí a trabajar profesionalmente de a poco”, cuenta.

“La industria decayó un poco en términos de números”, analiza la actualidad del medio norteamericano, “cuando empecé a trabajar y escribía The Tomb of Dracula, donde creé a Blade, las ventas rondaban los 300-550.000 ejemplares por título, cada mes, hoy una historieta rara vez vende más de 100.000, y son pocas las que lo logran”. El promedio de ventas, estima, se ubica en algún punto por encima de los 50.000 ejemplares vendidos. Según su punto de vista, sin embargo, no todo son malas noticias.

“Creo que creció la calidad de las historietas que publicamos, y además hay cómics para todos”. Antes, recuerda, había superhéroes y cómics de terror, pero no mucho más. Asegura que hoy “hay para todas las edades y gustos, desde los niños más pequeños hasta adultos”. Aunque las ventas no acompañan, él le pone fichas al advenimiento de la era digital. “Espero que, como se puede descargar y no hará falta una comiquería en tu ciudad -que la mayoría no tiene, desde luego-, la gente empezará a comprar cómics para el Ipad u otras tabletas que se vuelven más y más populares, y así descubrirán las grandes historias que tenemos guardadas para ellos”. (more…)

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 119 seguidores