Cuadritos, periodismo de historieta

marzo 11, 2009

Forros con aspiraciones

Es muy interesante cómo Sab Florio compone sus páginas en Forro

Es muy interesante cómo Sab Florio compone sus páginas en Forro

No quieren poca cosa los muchachos: fundar un espacio de expresión personal para quienes no pueden publicar en otro lado y trasladar a la historieta de su lugar de “arte menor” al de arte prestigioso. Todo porque -insinúan sin mayor disimulo- son forreados. Están hartos -cuentan- de caminar una redacción tras otra mostrando sus trabajos y sufriendo el rechazo y el desprecio. Y está bien seguir un camino de autoafirmación y dotarse de un proyecto digno y superador. El problema es que aunque la lectura de las historietas de la Revista Forro revela un contenido francamente bueno, es discutible el acabado conceptual de la publicación.

En primer lugar, ninguno de los historietistas que publican en Forro es lo que se dice un caído del catre. Todo lo más, Sab Florio y Martín Santos pueden considerarse los menos conocidos del grupo.

El resto goza al menos de una mínima posición en la escena argentina actual. Un repaso rápido nos presenta al Bruno (entrevistado aquí y aquí) con un libro publicado, colaborador en Billiken, y además responsable del último Picado Fino de la revista Fierro. Souto y Scalerandi llevan la revista autoeditada más importante del país: Lule Lelele.

El realista Ernán Cirianni continúa su exposición en el Espacio Historieta del Centro Cultural Recoleta (Junín 1930, Capital Federal) (aquí una crónica), es responsable de una galería (LDF) que brinda amplios espacios a la historieta local, y está pronto a editar un nuevo número de la revista Cábula. Por su parte, Juan Caminador fue destacado hace poco por el suplemento joven Sí!, de Clarín, como una de las jóvenes promesas de la historieta local con presencia en la web. Brian Jánchez, además de elogiado por su trabajo en Historietas Reales, recibe ofertas de trabajo de algunos de sus colegas.

Así las cosas, la queja de que tantos nombres “no tienen lugar” parece anacrónica, o desplazada de quienes sí podrían quejarse: los jóvenes de veintipocos a quienes les falta aún trajinar los lápices para hacerse su lugar.

Esta pequeña gaffé conceptual no hace mella, desde ya, en la calidad de las historias. Destacan especialmente Cajita de cristal (SaB Florio) y Volaré (El Bruno), pero la lectura de otras, como 9 segundos (B. Jánchez), Horas Extras (Souto) o La historia de la esquina (J.Caminador), son muy recomendables.

El Bruno se suma con una propuesta piola y algo alejada de su estilo habitual

El Bruno se suma con una propuesta piola y algo alejada de su estilo habitual

El otro punto discutible de la revista es su voluntad reinvindicatoria de la historieta como modo artístico y expresivo. Esa postura queda clara desde el editorial y se reafirma luego con la reproducción de otro editorial, el correspondiente a la aparición de la revista SuperHumor, tres décadas atrás.

Pasando por alto que con ese movimiento retórico los directores aspiran a compararse con figuras de la talla de Trillo, Fontanarrosa, Altuna, Breccia, lo que sorprende en verdad es la inclusión de un montón de artículos que poco tienen que ver con la historieta: perfiles de escultores, semblanzas de filósofos poco conocidos y hasta reseñas de obras de teatro fuera de cartel. La entrevista central de la revista, además, está dedicada al excepcional ilustrador Rodolfo Fucile (autor de Artistas Irrelevantes)… quien asegura saber más bien poco de historieta.

Tras la lectura de esos artículos queda la sensación de que están ahí sólo por el presunto prestigio que estas otras artes trasuntan. Pareciera que no están allí porque los temas que tratan sean dignos de ser mostrados, sino porque dignifican a una historieta que -clama Forro– es despreciada.

Pero aún desde esta postura la elección de los primeros temas parece rara. Exceptuando a Fucile, los otros artistas presentados no parecen tener mucho que ver con el mundo de la historieta. No hay, a priori, ningún elemento que permita hacer el salto conceptual de un punto al otro. Quitando los editoriales, podría suponerse que es una revista de cultura simplemente amenizada con (muy buenas) historietas.

Además queda la sensación de que los directores no confiaron en el poder expresivo del arte que aman, o el talento innegable de sus colaboradores, para afirmarse por si mismo. Quizás ese sea el único momento en el que el Forro se rompe.

5 comentarios »

  1. Ni siquiera sabía de la existencia de esta revista. Grande Valenzuela, siempre informando!

    Comentario por Rodolfo — marzo 11, 2009 @ 8:13 am | Responder

  2. Andrés, como va?

    1- Cuando leí la editorial de este primer número de Forro, tuve la sensación que algo me chocaba. Porque si bien en su momento la revista fue pensada en un momento donde no teníamos muchas oportunidades, la cosa cambió. La idea original fue presentar un proyecto a un diario con material de la nueva camada de dibujantes (material que quedó para este primer número), osea, presentar una nueva opción a la hora de leer historietas. De lo que en un primer momento fue bronca y la idea de encarar algo nuevo, con el paso del tiempo quedó solamente lo segundo.Por eso a mi la editorial me chocó y lo hablé uno de los directores quien me dió la razón en algunos puntos.
    Pero desde un primer momento se pensó en una revista de cultura general con mucho contenido de historietas (punto 3).

    2- En el primer número aparecen las historietas que aparecen porque casi todos nos conocemos y como no iba a haber un mango preferimos “manguear” a gente amiga. La idea SI es abrir las puertas a gente nueva, por eso convocamos a artístas “nuevos” a coloborar.

    3- Las notas de la revista, no tienen nada que ver con los comics porque no era la idea. Si bien son las historietas las que ocupan el lugar más importante en la revista, ésta no deja de ser un revista cultural (de cultura en general). No significa que en algún momento no vayan a aparecer notas de artes ligados con la historieta. Pero bueno, los enfoques y direccion que vaya a tomar la revista, nos lo dirán los próximos números a medida que esto se vaya puliendo.

    Esto recien empieza y habrá que corregir mucho, lo más importante es intentarlo.
    Te mando un fuerte abrazo, man!

    Comentario por El Bruno — marzo 11, 2009 @ 8:41 am | Responder

    • Rodolfo, la revista está recién salidita del horno (digital, ¿o debería decir “microondas”?).

      Bruno, encantado de tenerte por aquí comentando. Vamos por partes. El problema (mi única verdadera crítica a la revista) es que esos sucesivos cambios de concepto se notan mucho. El todo conceptual de la revista parece fracturado. Y es una pena, porque desluce sus trabajos. Un editorial, sobre todo el de un primer número, debería ser lo último que se escribe antes de poner una publicación de cualquier tipo en la calle. Sino, pasan cosas como estas.

      Sobre tu segundo punto: a mi no me parece para nada mal la selección de nombres, no la critico en lo más mínimo. No sabía cuánta relación había entre ustedes, y de conocerla creo que no hubiera cambiado nada el artículo. No soy de los que piensan que “está mal” per se hacer una publicación que no acepte colaboraciones (vamos, Cuadritos no las acepta, por ejemplo, y me han ofrecido). Para mi no es punto de debate excepto que entren en contradicción con lo que declaren. Si en adelante se incorpora gente nueva que realmente no tenga espacio en otro lado, sería fántastico.

      Por otro lado, un mea culpa: quizás el título de la reseña suena un poco agresivo. Aunque supongo se entiende que es un juego de palabras entre el nombre de la revista y las contradicciones que le señalo, suena “provocador”. Espero se comprenda que no tuvo intención de herir.

      ¡Ah! Y desde ya que a un primer número no hay que pedirle más que eso: ser el primero de muchos, ser el fundacional. Toda publicación necesita un tiempito para estabilizarse y encontrar su “voz” particular. Y aún así va evolucionando con el tiempo.

      En fin, un abrazo enorme para vos y los cumpas de Revista Forros, espero ver las viñetas del segundo número en abril. 🙂

      Comentario por Andrés Valenzuela — marzo 11, 2009 @ 12:21 pm | Responder

  3. jejeje, el título me pareció perfecto, Andrés.

    Por lo demás esperamos ir ajustando las cosas y sumando gente nueva. De hecho ya hay varios que me ofrecieron colaborar. Veremos que va saliendo.

    un abraxo!!!!!

    Comentario por El Bruno — marzo 11, 2009 @ 1:26 pm | Responder

  4. […] años más que los veintialgo que declara. Por estos pixels se comentó su trabajo en la extinta revista Forro, donde era uno de los puntos más altos de la publicación. Participó del fanzine Bloom!, donde […]

    Pingback por Hoy: rock, chicas e historieta « Cuadritos, periodismo de historieta — agosto 20, 2010 @ 10:02 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: