Cuadritos, periodismo de historieta

junio 5, 2009

Para nada aburrido

Filed under: Manga,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 8:00 am
Tags: , ,
Una tapa discreta que no hace justicia al poderío gráfico de Obata

Una tapa discreta que no hace justicia al poderío gráfico de Obata

Es que el título del primer tomito de Death Note que publicó Larp llama a confusión. “Aburrimiento”, en verdad, es lo que atraviesan dos personajes centrales de la historia: el jovencito Light y el shinigami Ryuk. Por eso este deja caer su cuaderno mortal en la Tierra, y el estudiante más brillante de Japón se pone a experimentar con esa arma de destrucción masiva desde la comodidad de su cuarto.

Tal como se comentó en otra nota, en nuestro país el éxito de la franquicia se debe más al impulso que le dio su versión animada que a su original en papel. Sin embargo, la llegada -tras años de demora- de Death Note a los kioscos argentinos no es sólo una buena noticia para los fanáticos empedernidos del manga, sino para los amantes de la buena historieta en general.

La edición local es decente. Sin lujos, ya que sigue el formato pocket que se acostumbra en estas costas: papel común, dos centenares de hojas y tapa blanda. Pero hay que darle crédito a la traducción, que se abstiene de utilizar de localismos y apenas se limita a conjugar los verbos al modo rioplatense. Con esto logra mantener cierto sentido de “neutralidad” que va bien a un relato que se pretende internacionalizado a partir de la participación de Interpol para atrapar a Light y su alter ego Kira.

La narración de Tsugumi Ohba fluye bien, pese a la presencia de algunos saltos temporales que no resultan inmediatamente claros como tales y obligan al lector a presuponer qué sucedió alí. Pese a esto, el ritmo con el cual se van sucediendo los contrapuntos entre Light y el detective L son adecuados y atrapan lenta pero inexorablemente. Lo único que hay que lamentar, en este caso, son los diálogos algo pomposos y antinaturales que suelen ser la plaga de estas historias. Con un pelín más de soltura en los personajes el resultado sería aún mejor.

Las texturas e intensidad del shinigami contrastan con la opacidad de Light

Las texturas e intensidad del shinigami contrastan con la opacidad de Light

El dibujo de Takeshi Obata, en cambio, es muy bueno. Aunque no presenta fondos excelentes, monta algunas buenas escenas de interior. Donde destaca particularmente es en el desarrollo visual de los shinigamis y su mundo.

Si cae un poco es, sorprendentemente, en el protagonista. Light no transmite la imagen más original del medio, a diferencia de la multitud de personajes secundarios de mayor o menor jerarquía que -casi sin excepción- sí transmiten personalidad propia.Tan marcada es la diferencia que parecería que Obata nos advierte que el actor central de este drama cae en la tragedia sencillamente porque carece de temperamento para hacer otra cosa. Light parece un ingenuo guiado por las circunstancias y su soledad.

Pese a lo dicho, los verdaderos puntos fuertes de Death Note no están tanto en lo técnico como en lo simbólico. Donde verdaderamente muestra su fortaleza la dupla Ohba-Obata es en el modo en que saben apelar a los miedos y deseos más universales, a esa inseguridad adolescente generalizada en la sociedad que se crispa ante la sensación de inseguridad, y a esa presunción de omnipotencia propia de la juventud.

Es  allí, en esa exploración inicial sobre la legitimidad de la pena de muerte, sobre los alcances de la ley y de la justicia por mano propia, donde Death Note realmente brilla.

4 comentarios »

  1. Yo nunca compro manga… bah, no me perdí ni un tomito de DragonBall pero me parece que es tan buena obra que supera toda clasificación. Un manejo del humor y la aventura como pocos.
    Pero buen, vuelvo de las ramas. Generalmente veo en el manga una repetición constante de un montón de cosas, repetición que se debe dar en otros generos (ponele que te diga superheroes yanquis)pero que son abaladas en el contrato lector/productor; así que nadie se da cuenta… o todos hacemos como que no nos damos cuenta. Pero la cosa es que nunca me enganché con el manga, no me acerqué, no me meti y siempre quedó ahí.
    El problema es que ahora que leo esta nota tengo ganas de leer Death Note. Así que ahí se fueron por el caño todas las afirmaciones de “nunca compro manga”.
    Buenísima la reseña!

    Comentario por Capitán Manu — junio 5, 2009 @ 10:07 am | Responder

  2. Creo que, mientras el anime y el manga eran descubiertos por muchos (incluyéndome yo, justo en mi adolescencia se dio a conocer por acá el “género”), muchas veces se creyó que eran mejores que “lo yanqui”, invulnerable a la repetición y a la falta de originalidad. No sé si muchos seguidores de manga y anime siguen creyendo eso, pero conozco lamentablemente gente que no toca ciertos comics porque “son yanquis” o “dibujitos chinos”. Afortunadamente, así como hay porquería en los dos lados, también hay joyas que merecen la pena ser descubiertas.

    Así que tirá por el caño esa afirmación y lee. Seguramente te encontrarás con cosas que no te gustan, pero también con cosas que sí.

    Comentario por Gastón — junio 6, 2009 @ 11:02 pm | Responder

  3. Capitán, te la recomiendo ampliamente. Suelo decir (con alguna que otra cerveza encima) que Death Note es la obra de ficcion masiva mas importante de los ultimos 15 años (en Japón).

    Andrés, yo creo que esa “caida” que mencionas en Light es totalmente premeditada y consciente. Tengo la firme creencia de que los autores quieren remarcar desde el primer momento que Light no solo es el “malo” de la historia, sino que esta completamente loco. Cosas que en la pelicula no se reproducen de manera correcta, dejando cierto espacio de ambiguedad que la obra original no tiene (cosa a la que normalmente no me opondria, salvo que aqui da vuelta totalmente el planteo inicial).

    (Ah, por si acaso. SPOILERS!)

    Quiero decir. La primer persona a la que Light ejecuta en el libro es alguien que esta tomando rehenes en una escuela. Lo unico que sabemos (nosotros, el, todos) es la informacion que da el televisor. Light escribe el nombre, al ratito nos informan que supuestamente el criminal murio. No tenemos verdadera evidencia de esto. Light piensa que puede ser una casualidad. Al salir de la escuela nocturna oye a un grupo de pandilleros (gente desagradable sin ninguna duda, pero a la que no cabe la definicion de “criminal”) acosando verbalmente a una chica, entra al negocio en cuya vereda ocurre esto, y detalla una muerte mas explicita. Ocurre. Acto seguido, Light decide convertirse en un supuesto “Dios” y liberar al mundo de criminales.

    Lo que los autores nos dejan muy en claro, desde el vamos, es que Light es un personaje que deberia morir segun sus propias reglas. (Ni hablar de cuando empieza a matar para cubrirse el culo)

    Y da para escribir un rato mas, pero me tengo que ir. Vere como sigue esto, y en todo caso expando. Saludos!

    Comentario por lorisz — junio 8, 2009 @ 1:04 am | Responder

  4. […] apenas publicaron dos nuevos números de cada una de sus series principales (Naruto, One Piece, Death Note). Un rendimiento que el mismo Reyna califica de “menos que satisfactorio”. Para […]

    Pingback por Mea culpa de un chico Larp « Cuadritos, periodismo de historieta — noviembre 28, 2010 @ 10:04 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: