Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 2, 2009

Tinta y pantallita

Portada del segundo número de Karma

Portada del segundo número de Karma, de Luis Rodríguez

En el primero de la serie de artículos dedicados al Universo Fanzine, diez jóvenes historietistas argentinos que militan en el «hazlo tu mismo» del papel y la tinta respondieron una pregunta fundamental: ¿por qué hacer fanzines? Al finalizar esa nota, quedaba pendiente su opinión de por qué no migrar, lisa y llanamente, al mundo digital.

Consultados por Cuadritos, las respuestas de los fanzineros fueron bien diversas. Sergio Sánchez, de Hotel, por ejemplo, destaca la posibilidad de asistir a convenciones que da el autoeditarse. Eso, asegura, lo rodea «de gente que hace lo mismo, que dibuja, escribe y se autopublica». De esa interacción, explica, pueden salir nuevos proyectos.

Sin embargo, para él la difusión digital no debe estar reñida con el papel y deben aprovecharse a la par. Coincide en ello Luis Rodríguez, de Karma, quien también aprecia los eventos. «He ido descubriendo que a la gente le gusta el contacto directo con el autor, y además un fanzine es más cómodo para transportar», declara.

Para Emiliano Maitía (también de Hotel), en cambio, hacer un fanzine también implica responder, en cierto modo, a una tradición. «Autoeditarse es más laborioso e implica un compromiso económico entre varias personas, en general me gusta más el papel, pero creo que también tengo un legado cultural y familiar por el libro que hizo que jamás pensara en subir los cómics a Internet».

Leer 75 páginas en un blog es difícil, por eso Kokambar lleva a su Capitán al papel

Leer 75 páginas en un blog es difícil, por eso Kokambar lleva a su Capitán Supositorio al papel

«Parafraseando a Giles en Buffy: las computadoras no huelen», resume Luis Roldán, de 4m2 con el guiño de su hermana Verónica. La frase encaja perfectamente, además, con el perfil de su publicación, que narra la historia de siete amigos fans de distintos hobbies. «Por supuesto que el blog es excelente para promocionar lo que uno hace, pero la virtualidad es efímera», asegura.

El staff de Ameku usa ambos medios, cada uno con su función determinada. Sin embargo, sienten como «verdadero» el papel. «Nos gusta mucho ver nuestro producto final impreso en el papel editado lo mas profesional posible, es así cuando por fin podemos ver nuestros errores y corregirlos para seguir profesionalizándonos», explican y señalan que su blog sirve para promocionar el producto impreso.

Matías Chenzo, de The Cum, reflexiona «creo que los que hacemos fanzine hoy en día es más por una cuestión artística frente a la propia obra». Y enumera las desventajas: ir a pérdida económicamente, poca cantidad de lectores y que «en los eventos te mandan siempre al fondo». ¿Por qué hacerlo entonces? Para él, «porque no es lo mismo ver tu trabajo directamente del original o en el monitor que tener que abrir una revista, sentir el olor a tinta, ir a la imprenta a ver como va el laburo. Además esta bueno ver que hay gente que se interesa por tu trabajo, o siente curiosidad como para pagar por la revista. Ese análisis no lo podés hacer con el blog», evalúa.

Hotel, un fanzine de guionistas-alumnos de Diego Agrimbau

Hotel, un fanzine de guionistas-alumnos de Diego Agrimbau

Joe, de la publicación platense Jodigoh!, destaca en cambio las diferencias formales entre el papel y el medio digital. «Sobre todo diferencias narrativas, uno no lo elige románticamente para mostrar su trabajo, sino que es un medio para narrar una historia», comenta. «La simple exposición de un trabajo sí encuentra un lugar apto en Internet, sobre todo por su alcance, de ahí la proliferación de portfolios online».

Su colega Kokambar, de El Teatro de la Tinta y Capitán Supositorio, también distingue diferencias formales entre ambos medios. «Busque muchísimo en Internet una forma de leer webcomics sin que sea incómodo y no encontré ninguna solución que me convenza del todo. Hay blogs especializados en el alojamiento de webcomics, pero me sigue resultando difícil». Por estos motivos, asegura, a él no le funciona tanto el blog. «En el caso de Capitán Supositorio, que van 75 páginas, es muy complicado de leer rebuscando en el archivo las páginas hacer click, volver, buscar, hacer click otra vez». Eso, explica, lo fuerza a buscar otra salida: el papel.

Queda para el final

Habiendo explorado lo concreto, los «qué» y los «por qué», queda explorar a los fanzineros mismos. ¿Qué papel juega la historieta en su vida? ¿Sueñan con hacer de ella un modo de vida? ¿Estudian para eso? ¿Qué papel tiene la autoedición en sus proyectos de vida? Todo eso (así, de prepo) en el cierre de Universo Fanzine, el domingo en Cuadritos.

13 comentarios »

  1. Me gusta mucho esta exploración de los porqués, la reflexión ayuda a pensar cuál es le medio más «correcto» para llevar a cabo un proyecto. Las ventjasa y desventajas parecen bastante equilibradas. Y de paso, felicitaciones por el cumple de Cuadritos.

    Comentario por Emiliano Maitía — septiembre 2, 2009 @ 11:55 am | Responder

  2. Qué bueno leer las opiniones de otros colegas.
    Muy «educativo»… lo mejor para el final 🙂

    Comentario por Luis — septiembre 2, 2009 @ 2:02 pm | Responder

  3. muy bueno. Como pocas veces hay muy buenas respuestas a una buena pregunta.
    Yo ya tengo en mi historiereca, al cap supositorio, el teatro de tinta, un par de cum, hotel y jodigoh 3, me falta la ameku y algun otro.

    Comentario por oenlao — septiembre 2, 2009 @ 2:27 pm | Responder

  4. Me gusta mucho esta serie de notas por varias razones. En primer lugar, porque resulta un lindo diálogo entre el autor del blog y muchas otras personas: en general me gusta que en este blog los comentarios tengan la misma importancia que el texto «principal», y la retroalimentación lo fortalece.

    Pero también, y esto lo pensaba hoy, porque me permite descubrir un mundo que acá en Rosario no existe y que no experimenté nunca. Lamentablemente yo no puedo meterme a hacer fanzines: tengo las ideas y tengo contactos, pero no tengo un peso para perder o invertir. De todas maneras, me gusta saber que en Buenos Aires hay todo un cirtuito de gente que produce y consume estas creaciones. Aquí recién ahora, coincidiendo con el último año de Leyendas y el primero sin ellas, están apareciendo un pequeño circuito de eventos, principalmente relacionados con el manganime, pero que no tienen asistentes acostumbrados al fanzine. Tal vez sea como lo del huevo y la gallina, y no voy a ponerme a filosofar para ver qué saldría primero. En todo caso, me pregunto si alguna vez tendremos algo así. No estaría nada mal.

    Comentario por Gastón — septiembre 2, 2009 @ 4:32 pm | Responder

  5. Es curioso lo que comenta Gastón, acerca de una casi nula cultura independiente de historietas. En lo que sería Buenos Aires, tenemos grandes relatos de un pasado fanzinero en los noventa lleno de autores que hoy en día, soy lo más destacado del género. Un buen ejemplo de ello es Salvador Sanz o La productora en sus inicios.

    ¿Creen qué el pasado nos persigue o qué se ha comenzado un borrón y cuenta nueva?
    Salut.

    H.

    Comentario por Holmes — septiembre 2, 2009 @ 6:38 pm | Responder

  6. Gaston, no hace falta mucha plata para hacer un fanzine. Yo hago tiradas re chiquitas de a 20 revistas, a veces en fotocopia, a veces en la impresora de casa. Es cuestiòn de largarse a hacerlas nomás.
    Y para mi tiene que haber gente produciendo los fanzines para que haya gente que los consuma, y ahi va a ir creciendo.
    Y movida, algo debe haber por que viene gente de rosario a bs as a la parte de fanzines. Habrà que levantar algunas piedras a ver que bicho sale.
    Saludos!

    Comentario por kokambar — septiembre 2, 2009 @ 6:51 pm | Responder

  7. Para matizar un poco lo que dije antes. Acá está todavía la AHI de Rosario, que tengo entendido fue parte del importante movimiento de productores independientes (en el que estuvo también La Productora y demás). Sin embargo, por lo que sé, es una entidad que sólo aparecía en la organización de Leyendas, y que acá no tiene más representación en cuanto a material impresa. Conozco de vista a algunos de sus dibujantes y he visto cosas muy buenas, pero me parece que se han quedado en trabajar para el exterior o cosas así, y han dejado de lado la parte fuerte de los fanzines.

    Leyendas le daba mucho espacio a los fanzines, sin ir más lejos en su último año había algo así como 10 stands, ubicados en la galería central. Pero eran todos de Buenos Aires, La Plata, o de algún otro lugar. Eso me indica que, si hay gente de acá que hace fanzines, no aparece, yo no los veo en las comiquerías ni en los eventos locales (aunque reconozco que solamente iba a Leyendas).

    No sé, me quedo pensando. Acá hay dibujantes con mucha capacidad, pero creo que falta interés en dedicarse al comic. Por lo menos a mí me cuesta eso, encontrar dibujantes.

    Tomo nota del número de la tirada. Tengo poca idea de cómo hacer un fanzine :S

    Comentario por Gastón — septiembre 2, 2009 @ 9:49 pm | Responder

  8. Una nota genial, lo mejor fue leerlas opiniones de los mismos artistas. Felicitaciones

    Comentario por La Horda Comic — septiembre 2, 2009 @ 10:26 pm | Responder

  9. El fanzine no está reñido para nada con la publicación digital, quienes dejaron de hacer fanzines para «pasarse» al blog eran tal vez los que sólo tenían como objetivo la difusión de su trabajo, pero un fanzine se puede hacer por muchísimas otras razones que la de darse a conocer, una de ellas por ejemplo puede ser simplemente por el placer en sí mismo de crearlo, fabricarlo y venderlo y nada más que eso, darse un gusto, hacerlo porque es lindo y se puede sin más, en muchas convenciones un fanzine se vende en la misma cantidad que cualquier revista o libro editado de forma profesional, esto visto proporcionalmente significa que puede ser más exitoso. Yo particularmente he hecho tiradas de 20, 30 o 40 ejemplares, pensadas para eventos de historieta, de las que vendí todos los ejemplares, he hecho tiradas más cortas, de 15, eso no tiene nada que ver con la difusión, ni con darse a conocer y en mi caso tampoco tiene que ver con sentirlo más «verdadero» porque no creo que la edición digital sea menos real que la de papel, teniendo en cuenta la calidad de un fanzine, los trabajos se aprecian mejor en un monitor, creo que la cuestión para muchos la edición de un fanzine no se reeplaza ni por un blog ni por un libro o revista, porque es un medio diferente. Así me parece.

    Saludos!

    Comentario por Martín M. Muntaner — septiembre 3, 2009 @ 1:45 am | Responder

  10. Me parece que fanzine y blog pueden complementarse como ver cine, tele tv, radio, leer libros y histiorietas no es que una cosa le gane o mate a las otras.

    Comentario por oenlao — septiembre 3, 2009 @ 10:28 am | Responder

  11. Sabias palabras las de Oenlao, y este sitio lo demuestra!

    http://www.factumcomics.com

    Bon appetit.

    Comentario por Berliac — septiembre 3, 2009 @ 11:24 pm | Responder

    • que buenoo esoo no lo conocia
      lo voy ver seguido se ve interesante
      saludoss

      Comentario por wallee — septiembre 9, 2009 @ 5:01 pm | Responder

  12. […] en ese momento en la historieta argentina. Fue un artículo largo, publicado en tres partes (aquí, acá y también por aquí), y que convocó a opinar a distintos chicos y chicas que por entonces […]

    Pingback por Las buenas ideas no están sólo de paso « Cuadritos, periodismo de historieta — julio 27, 2011 @ 10:03 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: