Cuadritos, periodismo de historieta

octubre 30, 2009

La memoria del archipiélago

Filed under: Cómic Latinoamericano,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 9:30 am
Tags: , , ,
La saga de Vayra ganó los Fondos Concursables de Cultura de Uruguay

Con la saga, Vayra ganó los Fondos Concursables de Cultura de Uruguay

En El altillo de la memoria, Renzo Vayra compone cada viñeta trabajosamente. Queda claro que pasa horas con cada cuadro para llenar de sombreados, texturas y matices a cada uno de los personajes y los múltiples objetos que inserta en cada ilustración. Además, lo hace con un grado de virtuosismo que explica por qué al otro lado del charco (es decir: en Uruguay) está considerado uno de los créditos del nuevo dibujo charrúa. Es interesante, además, porque en un sólo libro, su autor se las arregla para demostrar que puede abordar variedad de técnicas y mantener incólumne su estilo y su talento.

Vayra trabaja con pocos cuadros por página, y bien grandes. El libro tiene unas medidas de 23×30 cm y rara es la página que contiene más de cinco viñetas. El autor aprovecha todo ese espacio para dotar de naturalidad a su “archipiélago“. Las cocinas de sus hogares están llenas de cacharritos, las casas con techos de teja son un lujo y los uniformes rebosan en sombras. Pese a todos estos detalles, más propios del dibujo hiper-realista, el libro apela al dibujo semi-caricaturezco con influencias del manga. La combinación se demuestra sumamente fructífera.

Es curioso notarlo, pues su capacidad como ilustrador es una constante que se mantiene independientemente de las herramientas que utilice: no importa si prefiere construir sus imágenes a fuerza de trazar líneas con una “Rotring”, si se dedica al carboncillo (las figuras sombreadas en las nubes de la página 43 son para aplaudir) o a la ilustración digital (como se ve en la introducción).

El altillo de la memoria nos presenta  a un personaje recurrente del autor uruguayo: Sofía. La chica es piloto de pruebas de aviones y, por acontecimientos de libros anteriores (a los que la introducción refiere someramente), es perseguida por un gobierno del archipiélago donde transcurre la historia. El archipiélago, claro, es un espacio propicio para la intriga política y las guerras fraticidas. En eso arranca el relato, y bien pronto la protagonista encuentra refugio de la persecusión en un altillo que la transportará al pasado para quedar -claro- en otra trama intrigante, esta vez palaciega.

sofia

El personaje fetiche de Vayra lleva varios libros publicados

En ambos registros temporales (la modernidad y cierto medioevo de aires renancentistas), el relato juega con la idea de la memoria y el olvido, y aún con la del conocimiento de cosas que no se vivieron. El tratamiento es bueno, aunque en principio parece  ser solamente una herramienta para empujar la trama. Sólo “parece”, pues es fácil sospechar que hay una mirada puesta sobre la cuestión de la identidad personal y sexual que sólo se puede abordar tras la lectura completa de las aventuras de Sofía.

Gran-Guerra-del-Ark

Antes del Altillo, hubo guerra en el archipiélago

Narrativamente la historia fluye muy bien. Incluso demasiado bien en ciertos pasajes. Por momentos, un lector amante de los desarrollos cuidados podría reprochar la facilidad con que se resuelven algunas situaciones de enorme potencial dramático. Es decir, curiosamente es uno de esos curiosos libros donde en lugar de decir que “le sobran páginas”, más conviene decir que “le faltan algunas”, pues sería intereante ver cómo la protagonista llega a un lugar y tiene que esforzarse por lograr algo. Chiste fácil: a veces parece que sus oponentes estuvieran dibujados.

A destacar, también, el hecho de que Vayra feche recurrentemente sus viñetas. Así descubrimos que, por ejemplo, algunos cuadros llevan esperando ver la luz desde 2006, 2007 o comienzos de 2008, lo cual habla no sólo de un proyecto de largo aliento, sino también de una fermentación paciente. En una entrevista, el argentino radicado en España Ciruelo Cabral explicaba que pasar al relato le había resultado natural, pues imaginaba sus ilustraciones como situaciones dinámicas, partes de una historia más amplia que la imagen dejaba entrever. Algo de ello se intuye en algunos pasajes del libro, como si las historias bajo los techos de teja que dibuja el uruguayo lo hubiesen estado esperando ahí, agazapadas, esperando que alguien abriera la puerta para subir al altillo.

13 comentarios »

  1. que bueno que en un concurso gane alguien que ademas de talento muestre dedicacion.

    Comentario por oenlao — octubre 30, 2009 @ 9:41 am | Responder

  2. Vayra es el uno. Así, simplemente.

    Comentario por Rodolfo — octubre 30, 2009 @ 10:29 am | Responder

  3. Muy interesante la nota! lo que no me quedó claro es el tema de la “continuidad” del personaje, es un libro independiente, se necesitan lecturas previas…

    Disfruto mucho este tipo de reseñas porque, por lo menos yo, tengo un desconocimiento total de la historieta uruguaya y siempre es bueno ampliar el panorama.

    Comentario por Lucho — octubre 30, 2009 @ 5:42 pm | Responder

  4. que bueno esot. yo compre de vayra los dos tomos que vi de juean el zorro. despues nunca mas supe de el. esto por que editorial sale? se consigue aca?

    Comentario por gonzalo — octubre 30, 2009 @ 6:13 pm | Responder

    • la verdad es que yo los consegui en babilonia, pero supongo que en cualquier casa que tenga comics va a estar.

      Comentario por blackat — mayo 13, 2010 @ 10:38 pm | Responder

  5. Oenlao, lo bueno de los Fondos Concursables uruguayos es que en las bases se exige a los postulantes que, además de una buena obra, presenten un plan de publicación y distribución. Entiendo que después, además, te controlan que lo cumplas. Seguramente Santullo podrá dar más precisiones sobre esto.

    Lucho, cada libro es independiente, pero el personaje (y su vida) continúan de una publicación a otra. Pero cada relato es autoconclusivo. De hecho, el reseñado es el tercero o cuarto de la serie (y lo reseñé, justamente, porque salió este año).

    Gonzalo, la verdad, no sé si se consigue acá. No soy mucho de ir a comiquerías. Ponerle las manos encima fue fruto de un feliz intercambio de material con Santullo.

    Comentario por Andrés Valenzuela — octubre 30, 2009 @ 6:38 pm | Responder

  6. Cuantos buenos emprendimientos de educacion,cultura y arte hay en Uruguay.

    Comentario por Galantz — octubre 31, 2009 @ 3:18 am | Responder

  7. Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…

    Trackback por Trackback — octubre 31, 2009 @ 11:16 am | Responder

  8. Me compré todo lo que encontré de Renzo Vayra en Montevideo. Encontré varios en las librerías de Trstán Narvaja. Uno de los mejores y más originales dibujantes que hay en esta parte del globo. Más que recomendbale.

    Comentario por Diego Agrimbau — octubre 31, 2009 @ 8:12 pm | Responder

  9. ¿Los muchachos de Viñetas Sueltas estarán tomando nota de estos comentarios? Sería lindo que subieran a Vayra a la lancha y lo hicieran cruzar el charco, ¿verdad?

    Comentario por Andrés Valenzuela — octubre 31, 2009 @ 8:17 pm | Responder

  10. Renzo vayra dibuja como los dioses. Es impresionante, pero… ¿Alguien leyo juan el zorro? por dios y la virgen, es una de las peores cosas que se pueden llegar a leer. Muy mal escritar, totalmente forzada. Encima, al personaje se lo vende de picarezco cuando en realidad no hace otra cosa mas que obligar a la gente a seguirlo. Una BASURA de guion. Una lastima que nadie hable de eso, y solo se destaque el dibujo.

    Comentario por Manuel — noviembre 1, 2009 @ 3:37 am | Responder

  11. yo tome nota hace años andres, pero el tal renzo contesta los meils como yo juego beisbols en la wii, osea nunca mal, o quien sabe
    por cierto alguien sabe si los yanquis ganaron ayer?
    Saludos
    Ernan

    Comentario por Ernan — noviembre 3, 2009 @ 5:19 pm | Responder

  12. Ya que he sido mencionado, respondo:

    Si, los Fondos Concursables premian artísticamente, pero ganarlo depende también de tener un plan editorial y de publicación minimamente funcional. Una mezcla de artista y empresario, pongale.

    Gonzalo, los libros de Vayra estuvieron en el último Viñetas Sueltas, llevados por los colegas de vagón (otra publicación donde colabora Vayra). Pero, y dándole la razón a Ernán, Vayra no suele ser muy afecto ni a Internet, ni a los mails. Pero quien te dice, capaz que el año proximo se anima y cruza el charco. Yo me he cansado de tratar de convencerlo.

    Manuel, en todo caso me sorprende tu queja del guión de Juan el Zorro. Primero, no es de autoría de Vayra, sino que es una adaptación literal del clásico de Serafín J. García (y es absolutamente literal, palabra por palabra). Aquí en Uruguay es un texto que se da en las escuelas inclusive. Por supuesto, estás en todo derecho de que no te haya gustado pero tildarlo de “mal escrito”, “forzado” o “basura” me parece es errarle a la escupidera.

    Saludos

    Comentario por Rodolfo — noviembre 10, 2009 @ 10:55 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: