Cuadritos, periodismo de historieta

marzo 14, 2010

“Sin ediciones nacionales las historietas infantiles seguirán negadas”

Midi Bujo, el bichito rosado que se transforma en el personaje que mandan los chicos a Intercole

En un bar de la esquina de San Juan y Boedo, César da Col espera con una pila de revistas. “Para que sepas de dónde salgo”, desliza mientras saluda. En la docena de publicaciones que le pelean el espacio al café hay no menos de cuatro décadas de historieta infantil. Desde las aventuras de McPerro hasta las últimas Spirou, pasando por ediciones españolas de distintos títulos. El dibujante se las conoce “de pe a pa”. Las leyó y estudió en profundidad. No sorprende, entonces, que sea uno de los fundadores del movimiento Banda Dibujada y que integre la comisión de Asuntos Culturales del Museo de la Caricatura Severo Vaccaro. Tampoco sorprende, por consiguiente, que el entrevistado se reconozca como un “militante” en favor del cómic para los más chicos.

A los 10 años, su compañero de escuela Pablo Palomino le inculcó el gusto por Astérix, Lucky Luke y los Beatles. “Con esas tres cosas me cambió la vida”, reconoce Da Col. Para el resto alcanzó con seguir la tradición familiar. Su padre (Armando da Col) es dibujante, trabajó con Carlos Trillo, Guillermo Saccomano y tiene un largo currículum en el campo de la animación. “Empecé ayudándolo a hacer los negros y el enmarcado de las viñetas”, recuerda, “me fui vinculando con dibujantes porque siempre venían a casa, así lo conocí a Carlos Meglia, con quien eran amigos, por ejemplo”.

Tras sumar a su currículum participaciones en films como Manuelita o Pan Triste y una buena cantidad de páginas ilustradas o llenas de viñetas, hoy reparte su tiempo en distintos proyectos: una revista de historieta infantil pronta a salir (“la dirige un amigo, pero lo único que puedo contar es que voy a tener un personaje que se llamará Roboteen“, se disculpa), una colección de libros en ciernes, sus aportes a la web Imaginaria (donde además de la galería de dibujantes lleva adelante la sección “TamTam: objetivo historieta”), tiras en la revista Intercole, y el chiste diario que hace con su colega y amigo Faro para el Diari de Tarragona. Hasta allí, Da Col llegó por esas revistas que tiene sobre la mesa. Sin embargo, esa pila de papel explica apenas una parte de su ferviente militancia.

Todos los días Da Col publica en el Diari de Tarragona, de la mano de Faro

“En el 2000 todavía estábamos en el 1 a 1, yo trabajaba en el estudio de animación de García Ferré, ahorré y me fui con unos amigos a Europa”, hace memoria, “ahí conocí las comiquerías de París, el Museo de la Historieta de Bruselas y me agarraba la cabeza, ¿cómo podía ser que no tuviéramos nada de eso, teniendo a los dibujantes? En aquel momento casi no había libros de historietas para chicos y muy pocos de otro tipo en edición nacional”. La experiencia fue reveladora, aunque el entrevistado recurre a una expresión prosaica: “me limó la cabeza”. El Museo Vaccaro aún estaba en el horizonte, pero aunque Da Col sabía de su existencia, aún no lo había visitado.

“Después cerró García Ferré y con Fabián Mezquita empezamos como asistentes de Meglia”, continúa, “compartimos todo un año, el 2001, hasta que él se fue a vivir a Barcelona”. Meglia, cuenta, “no sólo era una máquina de tirar ideas, sino de llenarte la cabeza”. El responsable de Cañari o Cybersix, recuerda Da Col, solía decir cosas como que “no puede ser que tengamos grandes dibujantes, una tradición importantísima, y que estemos todos tirados por el piso” y que “acá tendríamos que tener un museo, editoriales, ser al menos como España”.

Da Col sueña con incorporar las experiencias europeas a nuestro país

Luego llegó diciembre de 2001 y con las postrimerías del año, la crisis. “Desde mi perspectiva, creo que ayudó a que muchos nos lanzáramos a hacer cosas que antes no hacíamos: si vos querés cambiar algo, tenés que comprometerte, moverte”. Entonces Da Col convocó a un montón de colegas para homenajear a Guillermo Mordillo. Al mismo tiempo, el Vaccaro estaba por reabrir sus puertas. “Nos contactamos, teníamos ideas en común y con Mezquita nos incorporamos al equipo de trabajo: el homenaje a Mordillo se convirtió en el primero de los que hicimos allí”.

“Paralelamente, yo creo que inconscientemente lo que quería hacer era algo como Banda Dibujada, que es una forma de pensar la historieta para chicos”, señala y apoya la mano sobre su pila de revistas, “Banda Dibujada es hacer esto en Argentina”. Traer las experiencias francesa, española e italiana a nuestro país, con autores locales.

“Pensamos fehacientemente que a los chicos les gustan las historietas, si vos vas a un aula y preguntás, todos levantan la mano; después podés preguntar qué historietas les gustan, y unos preferirán el manga, otros Gaturro, y ahí hay que hacer un laburo importante para demostrarles que hay otras cosas, pero les encanta la historieta”.

Roboteen, personaje de una revista por salir

“BD somos un grupo de colegas que pensamos lo mismo”, destaca, “nuestro manifiesto es una forma de abrir cabezas, tomamos uno que había contra la invisibilidad de la literatura infantil e hicimos el nuestro”. La analogía no se detiene ahí. El entrevistado reconoce entre los libros para chicos una enorme gama de productos. “Tenés un catálogo impresionante de literatura infantil, pero de historietas para chicos, casi nada: apenas lo que hace Pequeño Editor, Cántaro o las colecciones Aventuras Dibujadas o La Vuelta al Globo”.

¿Qué falta? ¿Cómo se logra hacer crecer el género?, consulta Cuadritos. “Creo que falta hablarle a la gente, contarle qué cosas hay”, explica con sencillez. “No hay que ser tan técnico, sino contar qué títulos hay, dar luz sobre los distintos tipos de lecturas que hay”, comenta. El problema radica en que “muchas de esas publicaciones son en euros y sin ediciones nacionales seguirán negadas para la mayoría”.

21 comentarios »

  1. Querido Andres, me halaga de sobremanera que alguien de tu calidad periodística haya escuchado, estudiado y volcado en un artículo todas las “pavadas” que digo y pienso.
    Sé que te recontramareé (y te pido disculpas)con cientos de nombres, títulos y demás, con mis balbuceos, en fin, pero saliste ileso del sacudón informativo en el Homero Manzi. Lo que transmitís aquí ayuda muchísimo a todos los proyectos, instituciones y publicaciones en los que colaboro. Muchas gracias, en serio.
    Un abrazo grande,
    Cesar.-

    Comentario por Cesar Da Col — marzo 14, 2010 @ 12:54 pm | Responder

  2. Qué linda nota!. Sin ánimo de chupamedias, el trabajo que hace César es descomunal. Cada vez que puedo (en Congresos, artículos o debates) hablo de lo que hace (a puro pulmón) la Banda. Felicitaciones y ….reconozco ese librejo de Erase una vez….y el fondo de esa foto.
    Un beso gigante!!!!

    Comentario por Laura Vazquez Hutnik — marzo 14, 2010 @ 5:58 pm | Responder

  3. César es un Quijote de la Historieta.
    Sus ideales nobles están por delante de todo y su capacidad de laburo es admirable

    una muy buena nota !
    Nando

    Comentario por Nando — marzo 14, 2010 @ 7:01 pm | Responder

  4. Muy buena la nota!!! Conozco a Cesar y no sé si hay una persona más comprometida y apasionada por difundir y promocionar la historieta para chicos. Además de ser un tipo sumamente generoso, cuyos ideales están por encima de cualquier beneficio personal.
    Felicitaciones al amigo entrevistado y al entrevistador por dar a conocer todo el trabajo detrás de las viñetas.

    Comentario por Chanti — marzo 14, 2010 @ 8:28 pm | Responder

  5. que grande, cesar!
    brian.

    Comentario por brianjanchez — marzo 14, 2010 @ 9:37 pm | Responder

  6. Un groso total. Saludos, che!

    Comentario por Diego Agrimbau — marzo 15, 2010 @ 2:05 am | Responder

  7. Un capo. ¿Sale una revista de historieta infantil? ¡Detalles, detalles! ¡Vamos, Valenzuela: usted es un periodista de fuste!
    Qué buena noticia, ya me quiero suscribir.

    Comentario por joandemena — marzo 15, 2010 @ 9:03 am | Responder

  8. César, por favor, fue un gusto!

    Laura, efectivamente, es un laburo tremendo y hace rato que estaba en lista de espera para hacer la nota aquí en Cuadritos. Y sí, me habían informado que reconocerías el fondo de la foto y el libro, je.

    Nando, Chanti, ¡muchas gracias!

    Joandemena, justamente, como pretendo ser un periodista de fuste, me piden un off the record, o que mantenga la información en reserva hasta “x” momento, y cumplo. No te preocupes, no falta mucho para que veas esa revista (y no sólo esa, jejeje).

    Comentario por Andrés Valenzuela — marzo 15, 2010 @ 9:23 am | Responder

  9. Genial!
    Doy fe del trabajo que hace Cesar. Un emprendedor incansable!
    Bien por la nota de Andres y bien por BD!
    Que sigan los Exitos!

    J.J.

    Comentario por J.J. — marzo 15, 2010 @ 10:11 am | Responder

  10. César sin duda es -además de un notable artista del plumín- uno de los que más han hecho, y hacen, para dignificar nuestra profesión y sacar cuanto proyecto sea posible adelante. Excelente nota!
    Un abrazo,
    Kappel

    Comentario por Kappel — marzo 15, 2010 @ 10:53 am | Responder

  11. Primero, felicitaciones por la nota (a ambos, claro)
    Mucho no queda decir del impecable laburo de Cesar y los malandras de Banda Dibujada, solo desearles la suerte que merecen -la mejor de las mejores, claro- y ojala cosechen muchos
    exitos que tan merecidos los tienen…

    ¡Saludos!

    Comentario por Geb — marzo 15, 2010 @ 11:29 am | Responder

  12. Un gran avance para el crecimiento de la historieta es que la actividad llegue a la gente común y no solo a los que leen historietas. Por ejemplo cuando se estrena una película la crítica se publica en la sección espectáculos, cuando se edita un libro aparece en la sección cultura. ¿Cuando se publica un libro donde aparece?. Salvo Página 12 pocos medios gráficos se toman en serio el género. Y ni hablar de la televisión. Salvo los consagrados (Quino, Caloi, Maitena, Nik, Sendra y ahora Liniers) nadie es entrevistado jamàs, ni las novedades son anunciadas.

    Comentario por Gustavo Secreti — marzo 15, 2010 @ 12:17 pm | Responder

  13. No tengo el gusto de conocer a César pero por lo que se cuenta y he visto en diferentes blogs da la sensación de ser un ejemplo a seguir.
    Cuando era chica no tuve la oportunidad de tener una historieta acorde a mi edad a mano, y ahora que tengo sobrinas me dan muchas ganas de facilitarles el gustito por este arte, pero aún es difícil encontrar cosas que en esta época de playstation los enganchen o que sean accesibles al bolsillo.
    Si mal no recuerdo, en otra nota creo que se habló del prejuicio en la historieta para adultos; me gusta pensar que si a los chicos de hoy se les da la oportunidad de acceder a los libros y de ser libres para elegir, en un futuro no muy lejano la historieta puede llegar a ser redescubierta y gozar de un respeto bien merecido.
    Muy buena nota! Abrazo.

    Comentario por Lucy — marzo 15, 2010 @ 12:25 pm | Responder

  14. Comparto los comentarios de la mayoría. Solamente traté a César algunas veces por mail pero me alcanza para asegurar que es un tipazo que ama por sobretodas las cosas al medio en el que trabaja. Lo que no es poco. Muy buena nota Andrés.

    Comentario por Humberto — marzo 15, 2010 @ 4:07 pm | Responder

  15. Definitivamente se hizo justicia. Conocí ( por correspondencia ) a César antes de regresar al pais, y desde entonces descubri el talento, la responsabilidad y la agresividad (aparentemente no muestra esta personalidad) en cualquier proyecto que se le presente. Es dedicado y consecuente, siempre busca y cuando lo encuentra lo termina, con una particularidad, lo termina siempre bien. Aplausos a Valenzuela, porque su ojo clinico sabe encontrar donde esta lo bueno. Felicitaciones mi querido César.
    Osvaldo Laino.m

    Comentario por Osvaldo Laino — marzo 16, 2010 @ 9:50 pm | Responder

  16. Que alegría leer todos los elogios que le han dejado a César porque, sí, es un tipazo y una máquina de llevar ideas adelante, y se los merece a todos.

    Comentario por Marcos — marzo 17, 2010 @ 12:32 pm | Responder

  17. Si alguien merecía esta nota por su dedicación al engrandecimiento de nuestra profesión, ese alguien es, sin duda, César Da Col. Porque César trabaja para la profesión, lo que no es lo mismo que trabajar para destacarse en la profesión. Algunos trabajan sólo para ellos; otros trabajan para todos. Por eso César llegó al Museo de la Caricatura Severo Vaccaro; por su accionar constante en el mismo, puedo sentir que lo que alguna vez hice para el engrandecimiento del Museo, fue retomado y acrecentado por César, en quien valoro además, la humildad de los grandes.
    Gracias, César Da Col, en nombre de todos los veteranos de ayer y de hoy, que no siempre tuvieron el reconocimiento de las nuevas generaciones. Y mis felicitaciones al autor de este merecidísimo reportaje.
    Siulnas

    Comentario por siulnas — marzo 19, 2010 @ 11:57 am | Responder

  18. Felicitaciones querido amigo!
    Tu labor es maravillosa, sos un Quijote, Andres te hizo una gran y merecidisima nota.

    Te mando como siempre un afectuosisimo abrazo, y espero poder seguir compartiendo con vos tantas maravillosas aventuras historietisticas……

    Fabian M.-

    Comentario por Fabian Mezquita — mayo 6, 2010 @ 11:42 am | Responder

  19. me encanto bueno

    Comentario por brisa — junio 2, 2010 @ 11:11 pm | Responder

  20. Es una pena, hay que publicar más para educar a los niños en el sano habito de la lectura.

    Comentario por Psicologo Infantil — diciembre 7, 2012 @ 4:46 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: