Cuadritos, periodismo de historieta

junio 4, 2010

Uno sobre ética médica y asesinatos

Filed under: Manga,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,

A menudo definida como la serie para empezar a leer manga adulto

Viene con toda la chapa a cuestas. “Es el que te hace ver el manga de otra manera”, aseguran algunos. Cosa curiosa para una denominación que sólo implica origen y que además se ha probado decenas de veces gracias a infinidad de obras y autores notables. Lo que se propone con esa frase, en verdad, es otra cosa: una puerta de entrada excelente para un adulto que jamás leyó manga y quiere empezar por algún lado. La serie Monster, que data de 1994 pero se lanzó en el mercado argentino recién durante la última Feria del Libro.

Primera advertencia sobre el manga de Naoki Urasawa: la primera impresión no es la que cuenta. No porque el primer vistazo augure un mal desarrollo, sino porque las primeras quince, veinte páginas sólo permiten suponer un simple “manga de médicos”, como las series que supieron estar de moda en la televisión: E.R., Grey’s Anatomy, Dr. House, Nip/Tuck, Scrubs, y otras. Sin embargo, eso supone un prejuicio erradísimo.

Porque Monster es mucho más. Es una serie sobre un médico, sí, pero más importante aún, es una serie que habla de ética profesional, sobre las consecuencias de nuestros actos y que presenta la política institucional (en este caso, dentro de un hospital), como un siniestro elemento que en el desarrollo del primer tomo tiene un peso fundamental.

Asesinatos misteriosos motorizan la trama tanto como las cirugías

Este primer número publicado por Larp funciona como presentación. El neurocirujano Tenma protagoniza el relato. Se trata de un japonés que reside en Alemania y es -previsiblemente- el mejor en su especialidad. Tenma, además, está comprometido con la hija de su jefe. Pero cuando decide salvar la vida de un niño en detrimento de un personaje crucial de la política local, su mundo se derrumba. Es degradado de su rango, pierde su compromiso y los colegas le rehuyen. Sin embargo, una serie de asesinatos misteriosos le permitirá ponerse en pie. La historia estallará cuando, nueve años después, descubra que todo ello es consecuencia de su decisión de salvar la vida de un niño.

En estos casos el autor siempre corre el riesgo de explicitar demasiado el conflicto ético. Sin embargo -y al menos por ahora-, Urasawa evita señalarlo alevosamente, y tampoco trata al lector como un imbécil incapaz de detectar sutilezar por sí mismo. En lugar de volver tedioso el conflicto, o licuarlo, el mangaka consigue un equilibro preciso.

Narrativamente, Monster es impecable. No hay viñeta que sobre y el hombre hasta se da el lujo de evitar los flashbacks: el pasado apenas aparece como frases resonando en la cabeza del protagonista. Las transiciones sobrias con planos hospitalarios son, además, buenas secuencias.

El dibujo es muy bueno. Se destacan los fondos y los planos generales, cuando decide utilizarlos (que lamentablemente no es muy seguido). Los personajes son expresivos, pero sin exageraciones, y también rápidamente identificables el uno del otro. Ambos elementos que se agradecen y además desarman los argumentos que los profanos suelen esgrimir para evitar acercarse a cualquier cosa con dibujos que se lea de atrás para adelante. Quizás aquí resida parte del atractivo para quienes quieren acercarse al manga sin una transición muy áspera.

Los planos generales que dibuja Urasawa son fastuosos

Sin embargo (hay un pero), algo hace ruido a nivel de la ambientación. Es que el mundo hospitalario que presenta es demasiado prolijo. Uno podría suponerlo muy “alemán” o “japonés”, pero es imposible dejar de intuir que un hospital público en una ciudad importante, aún en Alemania, no tenga una sala de urgencias algo más “intensa”. Todos los planos interiores del hospital presentan el mínimo indispensable de personajes: el protagonista y sus interlocutores, o aquellos que son necesarios como recurso narrativo. Por lo demás, es imposible encontrar a nadie en los pasillos, como si nadie visitara a los enfermos y accidentados, como si a nadie se le diera el alta, o ninguna pareja llevara a su bebé con algún problema respiratorio a la guardia.

Cualquiera que haya pasado por la incómoda situación de ir a un hospital -o aún a una clínica privada de las mejores características- habrá visto en dos minutos más movimiento y respirado más sentimientos  de los que hay en todo el tomo. El hospital Eisler de Düsseldorf, donde transcurre buena parte de la serie, ni siquiera tiene carteles pidiendo silencio en las paredes. Los muros siempre parecen recién pintandos. Como si Urasawa jamás hubiese pisado siquiera una sala de primeros auxilios.

Mucho más que un simple manga "de médicos"

Más allá de este detalle (que puede ser una nimiedad, dependiendo cómo evolucione la serie y dónde transcurra la acción), Monster no deja de ser una gran historieta, bien dibujada, grandiosamente narrada y con una potencia temática sorprendente.

***

Ficha Técnica

Monster vol.1

Guión/Dibujo: Naoki Urasawa

Género: manga, thriller

Editorial: Larp

Lanzamiento: abril 2010

Páginas/papel: 224, 19×13 cm

8 comentarios »

  1. Con leer el título en el mail ya me imaginé que era sobre Monster el artículo.
    Vi sólo algunos capítulos del animé y creo que es muy bueno (en total son 75 creo…. demasiado largo).
    Saludos

    Comentario por torka — junio 4, 2010 @ 10:13 am | Responder

  2. Vengo a sacarte la duda ES UNa NIMIEDAD… XD

    Comentario por Hernán Carreras — junio 4, 2010 @ 10:26 am | Responder

  3. Vengo a ratificar lo que dice Hernan: es una nimiedad.

    Comentario por PunkSinCresta — junio 4, 2010 @ 12:04 pm | Responder

  4. Se da el lujo de empezar 20 paginas despues.

    Comentario por oenlao — junio 4, 2010 @ 6:33 pm | Responder

  5. […] voy a reseñar ni nada parecido porque ya lo hizo Andrés Valenzuela en su blog. Simplemente quiero plantear ciertas preguntas que me fueron surgiendo mientras leía porque tal […]

    Pingback por Another brick in the wall (acerca de “Monster #1″ de Naoki Urasawa) « Opiniones sueltas, viñetas cautivas — junio 17, 2010 @ 1:29 am | Responder

  6. […] “En ocasiones -se defiende- no tenemos ninguna influencia. El caso más claro es la serie Monster, cuyo primer número sacamos para la Feria del Libro y estando listos para sacar el resto, el autor […]

    Pingback por Mea culpa de un chico Larp « Cuadritos, periodismo de historieta — noviembre 28, 2010 @ 12:07 pm | Responder

  7. […] las fronteras quedaron en el camino Be a nose, Che: Ernesto, Como un río, Notas al pie de Gaza, Monster, y Bastonazos de […]

    Pingback por 2010: un balance desde la historieta « Cuadritos, periodismo de historieta — diciembre 26, 2010 @ 10:04 am | Responder

  8. […] la reseña del primer tomo se advertía sobre algunos problemas de ambientación. Ejemplo 1: Las paredes de los hospitales […]

    Pingback por El monstruo crece « Cuadritos, periodismo de historieta — mayo 20, 2011 @ 10:02 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: