Cuadritos, periodismo de historieta

junio 15, 2010

El último Eternauta

El perro llamador se apoya en un equipo de dibujantes de lujo

Cuando Héctor German Oesterheld imaginó su célebre Eternauta, lo creó de modo tal que le permitiría contar miles de aventuras. En su condición de viajero de la eternidad, el guionista liberaba a Juan Salvo de cualquier limitación espacial y temporal. Hasta se permitía situar los relatos en universos paralelos y mundos distantes. En adelante, lo único invariable sería la posición que el personaje debía tomar ante la tiranía galáctica y -siempre- junto a los desfavorecidos del cosmos. De este modo, y más allá de su saga más conocida, ambientada en una Buenos Aires arrasada por una nevada mortal y una invasión alienígena, sabemos que el personaje vivió muchas aventuras. Algunas fueron inventadas después de la muerte del mismo Oesterheld. El último de estos relatos es El perro llamador, publicado recientemente por Historietas Argentinas en la colección Universo Eternauta, dirigida por el dibujante co-creador del personaje, Francisco Solano López.

Pero el Eternauta siempre supuso un espacio de tensión entre los dos autores, su guionista y el dibujante. La tensión siempre se dirimó en favor del primero, que construía la historia, pero tras la desaparición forzada de Oesterheld a manos de la última dictadura militar, con el tiempo el legado recayó en manos del dibujante. De modo que Solano López dirige Universo Eternauta y con ello mantiene rodando la vida de Juan Salvo.

Lo complicado de trabajar con un personaje icónico de la historieta argentina es equilibrar los hipotéticos reclamos  de fidelidad al original de parte de los lectores (que supondría mantener satisfechos a los fans) con la modernización de los rasgos formales de la historieta de aventuras. Y a ello sumar un respeto por el espíritu primigenio del personaje en un relato que ya no puede estar situado en el mismo contexto que la narración original y que, además, será leído en un mundo que está muy lejos de ser el que era hace medio siglo, cuando el personaje vio la luz por primera vez. No resulta un desafío fácil.

Se reconoce fácilmente el estilo ya consolidado de Sanz, en sintonía con Nocturno

El quid de la cuestión radica en cómo mantener el espíritu de la historieta original. Sergio Kern es el encargado de hacerlo, apelando a una idea que había compartido con Solano López a fines de la década del ’70. La solución que encuentra consiste en llevar a Juan Salvo a un mundo poblado únicamente por niños idefensos y enfrentados a una entidad misteriosa que los abduce a intervalos regulares. Con este recurso el guionista soluciona todos los posibles inconvenientes: El Eternauta sigue haciendo causa común con los desposeídos del cosmos y a la vez luchando desde el llano. La violencia y abuso resulta siempre condenable, y es una fórmula eficiente para poner en marcha la aventura de turno.

En lo gráfico, El perro llamador aparece como un muestrario. Cada capítulo es dibujado por un artista diferente. El primero de ellos a cargo del propio Solano López, a quien se reconoce casi instantáneamente por su identitario manejo de las tramas y su talento para plasmar en el rostro del protagonista un cansancio salido del mismísimo tiempo. Los otros capítulos fueron dibujados por invitados. Salvador Sanz -que recuerda a su tarea en Nocturno, especialmente en las texturas y los pasajes oníricos-, Cristian Mallea -que destaca por la intensidad que propone en la situación que le toca contar-, y Enrique Santana -quizás el menos académico de ellos, con trazos más modernos y estilizados-.

Además, y como resulta previsible, el libro narra en páginas y no en tiras, como el original que hoy vuelve a reproducirse en el matutino porteño Tiempo Argentino.

Los otros invitados colaboran con dos pequeños relatos adicionales: historias simples y emotivas. La primera, con guión de Toni Torres y dibujos de Sergio Mulko es El día en que Gilgamesh y El Eternauta se encontraron, sobre un hipotético encuentro entre los dos personajes que guardan en común su persistencia a través de la historia. En este relato aparece un Juan Salvo que se niega a intervenir en su propio pasado, temiendo caer en una situación similar a la del El Eternauta II.

Alcatena y Rodriguez Migueres se lucen en La balada de los gurbos, con guión de Mantella

El segundo “cuento” es La balada de los gurbos y narra la conquista de su planeta a manos de los Ellos. El guión de Mauro Mantella (el mismo de, entre otros, Bizancio) es excepcional. En pocas páginas resuelve una historia compleja, la cuenta bien, respeta el universo original y, además, emociona. Los dibujos corren por cuenta de Quique Alcatena y de Ariel Rodríguez Migueres. El primero -según asegura en un texto introductorio- apenas dio volumen y textura con sus tintas a los dibujos, pero todo el plantado y bocetado fue obra de su compañero de equipo. Este trabajo está entre lo mejor del libro, con viñetas y páginas de excepción.

***

Ficha Técnica

El Eternauta: el perro llamador

Guión/Dibujo: Sergio Kern / Francisco Solano López (director de la colección), Salvador Sanz, Cristian Mallea, Enrique Santana, Toni Torres, Sergio Mulko, Mauro Mantella, Ariel Rodríguez Migueres y Enrique Alcatena

Género: aventura/ciencia ficción

Editorial: Historietas Argentinas

Lanzamiento: abril 2010

Páginas/papel: 64, 28×20 cm.

3 comentarios »

  1. Nunca estuve TAN DE ACUERDO con una crítica como con TODO el contenido de esta, Muy bien. Norberto

    Comentario por n.rodriguez van rousselt — junio 16, 2010 @ 10:07 am | Responder

  2. El ultimo eternauta fue hecho por oenalo-kewois. Este anteultimo un poco caro pero los nombres son muy interesantes.

    Comentario por oenlao — junio 18, 2010 @ 2:55 pm | Responder

  3. […] el viernes pasado, salió hoy. Con todo y un central dedicado a El Eternauta: el perro llamador (ya reseñada en Cuadritos), los cuatro libros recomendados y una columna de […]

    Pingback por Hoy, nueva entrega de la sección sobre historietas en Página/12 « Cuadritos, periodismo de historieta — junio 29, 2010 @ 10:02 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: