Cuadritos, periodismo de historieta

diciembre 26, 2010

2010: un balance desde la historieta

Filed under: Cómic argentino,Especiales — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: ,

En el balance de la historieta argentina de 2009, realizado por este sitio, se estimaba en 75 la cantidad libros y revistas de historieta con material de autores nacionales. La cifra surgía de un relevamiento por la mayoría de las editoriales argentinas y una proyección surgida de los sellos que habían quedado por fuera de ese conteo.

Este año la cifra alcanzada en material nacional es un 10 por ciento más alta que la de 2009, con 83 títulos, contando libros y revistas. Una diferencia de apenas ocho títulos, pero no menor en términos porcentuales. La auténtica distinción, sin embargo, está en la composición del material. El año pasado el grueso de las publicaciones consistían en reedición de material clásico o recopilaciones de trabajos realizados para la revista Fierro, la web o los diarios nacionales, y sólo un tercio era material de lectura inédito en el país. Este año el material inédito ocupa casi la mitad de los lanzamientos.

También hay cambios notorios es en la composición del material extranjero que llega al país, pues se diversificaron sus fuentes. Si antes sólo Ivrea, Larp, Deux Studios y -en menor medida- OvniPress publicaban material internacional, este año debe sumarse al listado a Random House Mondadori, LocoRabia, Ediciones de la Flor, la reaparecida Ex Abrupto, el subsello J.Pop (coedición entre Deux e Historietas Argentinas), y la llegada de algún material importado que contempla Argentina como mercado preferente, como los productos de Zorro Rojo o Grupo Belerofonte. Esto también está marcando una mayor capacidad de edición de algunas editoriales, aunque volcado a autores de otras latitudes.

En el proceso, hubo una consolidación de ciertas editoriales: LocoRabia acentuó su crecimiento, lo mismo que La Pinta y OvniPress. Reapareció brevemente Ex Abrupto y nacieron otros proyectos, como Comics Debris, ManoEscrita, el sello de novela gráfica de De la Flor o la colección de historieta infantil de Pictus. Excepción hecha de OvniPress, que registró un salto notable con la obtención de suculentas licencias de cómic norteamericano, las editoriales que más trabajan con material extranjero fueron las que más sufrieron este año: Ivrea, Larp y Deux tuvieron recorridos más que irregulares.

Como es habitual, hubo una tendencia a concentrar la mayor cantidad de lanzamientos en fechas específicas, como la Feria del Libro, Viñetas Sueltas o Crack Bang Boom, y en menor medida el Viñetazo, que anticipó al festival porteño.

En el campo de las revistas continúa su marcha Fierro, crecieron Papalú y La murciélaga en el interior, pero tuvo un ritmo irregular Comic.ar. Hubo algunas nuevas experiencias, como Anestecia, y otras fugaces, como Jex y Bang.

Desde lo estructural, hay que destacar el crecimiento innegable del espacio mediático dedicado a la historieta. Tanto en artículos como en viñetas propiamente dichas. La revista cultural Ñ, de Clarín, comenzó a incluir historieta entre su oferta y otro tanto hizo la flamante revista dominical de cultura de Tiempo Argentino. La primera tiene autores rotativos, la segunda a Ángel Mosquito.

También fue un buen año para los festivales de historieta. El primer hecho notable fue la conquista del espacio de la Feria del Libro, con dos días de actividades y la cesión de una de sus principales salas. Por otro lado, Viñetas Sueltas no pudo consolidar el espacio obtenido en 2009, pero se supo reformular a la espera del 2011. A falta de una sede central, llevó actividades a las librerías, coordinó una decena de exposiciones y charlas, y trabajó en pos del desarrollo estructural del campo, con los habituales talleres, la realización de un seminario para periodistas y el notable Congreso Internacional de Historieta Viñetas Serias.

El interior creció con la aparición del Viñetazo, en Córdoba, la realización de Imaginario, en Santiago del Estero y varios más.

Entre estos últimos, sin embargo, las palmas se las lleva Crack Bang Boom, que organizó un festival internacional de primer nivel de enorme solidez y calidad, con grandes invitados internacionales y en espacios espectaculares. Además, su aparición tuvo el valor simbólico invaluable de devolverle un espacio de pertenencia a una porción de la comunidad comiquera local que no se sentía representada ni por los encuentros orientados al manga y el animé, ni por el espacio de historieta independiente y de autor encarnado en Viñetas Sueltas.

Políticas públicas

Aunque aún no son orgánicas ni cohesivas, se registró un notable incremento en la atención que las políticas públicas dedicadas a la cultura brindaron a la historieta. Acaso lo más notorio sea la sanción de la “Ley Oesterheld” o “del Día Nacional de la Historieta”, que tiene su homólogo distrital en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A esta doble declaración se suma la presencia del noveno arte nacional en los festejos por el Bicentenario (con la muestra en el Palais de Glace, hoy itinerante). La Biblioteca Nacional, en tanto, volvió a convocar a un concurso para todo el territorio del país.

Además, distintos organismos municipales (Rosario, ciudad de Córdoba, Tigre, el ministerio de Desarrollo Económico porteño) apoyaron de algún modo los festivales de historieta locales. De este último sector también surgieron subsidios que fomentaron la presencia de editoriales en la Feria del Libro de Frankfurt, donde por otro lado Elsa Oesterheld, viuda del célebre guionista, fue presentada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como emblema de los escritores argentinos perseguidos.

También conviene recordar la reciente Noche de las Librerías porteña, que dio un lugar preferencial a la historieta entre sus actividades, e incluso la hizo protagonista de su apertura.

Dentro del campo privado hay que tomar en cuenta la creación de una comisión específica de editores de historieta en la Cámara Argentina del Libro.

Los recomendados de Cuadritos

La elección de los recomendados de Cuadritos siempre es un proceso difícil. Acotar la lista a sólo cinco títulos es un auténtico desafío. Al igual que el año pasado, la selección tiende a categorías que sin ser premeditadas, fluyen naturalmente. Así, aparece siempre algún título de humor gráfico, otro de historieta para niños, alguna recopilación de material reciente y novela gráfica.

De ese modo, los cinco recomendados del sitio este año son:

El Hipnotizador: por su dibujo soberbio y un guión particularmente redondo. Un trabajo excepcional de Juan Sáenz Valiente y Pablo de Santis. Cálido, cautivante y con personajes secundarios entrañables.

Niko & Miko: por su fascinante y pristina narrativa muda, en una apuesta dificíl: el público infantil. Una novela gráfica para chicos notable de Javier Rovella, de gran humor y sensibilidad.

¡Oh, no! Me enamoré: por su sorprendente capacidad de síntesis. Julieta Arroquy, prácticamente una outsider del mundillo comiquero vernáculo se destapó con una recopilación de viñetas potentes, divertidas y puntuales, casi reflexiones gráficas de la era Twitter.

Carlos Gardel: la llegada de este tomo, editado en España por Zorro Rojo específicamente para Argentina supone una de las restituciones más valiosas al acervo autoral nacional, justamente con una novela gráfica casi ensayística de enorme calidad sobre la identidad nacional, realizado por José Muñoz y Carlos Sampayo.

Los dueños de la tierra: por ser quizás el libro más importante del año desde lo industrial, pero también por sus innegables méritos artísticos. Una adaptación literaria poderosa, de vigencia incuestionable y con un trabajo gráfico de excepción, surgido de la pluma de Juan Carlos Kreimer y del plumín de Dante Ginevra.

A modo de menciones, para las ediciones internacionales tocan Smart Monkey, George Sprott y Acto de guerra.

¿Qué quedó en el camino? En la etapa de preselección frenaron su marcha Lucha Peluche, Negro el 10, Rigor Mortis, Acero líquido, Los perros de Pavlov, 5 para el escolaso, El infante Dante Elefante, La fábrica, y Sónoman. De allende las fronteras quedaron en el camino Be a nose, Che: Ernesto, Como un río, Notas al pie de Gaza, Monster, y Bastonazos de ciego.

Algunas reflexiones finales

En líneas generales, el campo de la historieta argentina parece haber crecido este año. Un número marginalmente superior de publicaciones con material nacional y una diversificación en las editoriales que lanzaron material extranjero son buenos signos al respecto, lo mismo que la proliferación de eventos dedicados a las viñetas. Es para celebrar el aumento de atención de las políticas públicas hacia la historieta. También los reportes de un distribuidor de que el interior se habría reactivado como fuente receptora de publicaciones.

Sin embargo, debe atenderse a la situación inestable de algunas editoriales (con el notorio caso de Ivrea) y la aún por consolidar situación del medio en las librerías, que comenzó el año promisoriamente pero una decisión estructural de la principal cadena del país (de cerrar su depósito central) puso en aprietos a las editoriales pequeñas y medianas, categoría en la que caen las que se dedican a la historieta. Son señales de alerta que no pueden desatenderse, lo mismo que la caída de Camelot, que puso en situación complicada el flujo de caja de algunos productores.

Aunque se avanzó en muchos aspectos, todavía queda mucho trabajo por realizar. La historieta argentina está en un punto donde los actores de su campo deben lanzarse con decisión a la conquista de espacios y la ampliación de sus márgenes de acción. No es algo que vaya a suceder de la noche a la mañana, sin trabajo o sin discusiones. Pero la construcción será indispensablemente colectiva y requiere de alianzas y apoyos mutuos tanto como de arrestos individuales.

14 comentarios »

  1. Che, creo que sería justo considerar Llanto de Mudo que, en Córdoba, pero con distribución nacional, realizó siete (7) publicaciones. Si fueron contadas entre las 75 que contabilizas son el 10%, nada despreciable. De allí hay algunos títulos para destacar, al menos, Nadie de Massei y Aguirre y El séptimo circulo de Cortés-Brondo. Para el año que viene publicaran al menos diez títulos y en marzo hacer una presentación de los del primer trimestre -de los cuales algunos ya están en imprenta- en Buenos Aires. Ya se que el interior se ve menos desde Buenos Aires, ojo no es una crítica a vos si no una realidad histórica.
    Abrazo y feliz año! RVS

    Comentario por Robertovs — diciembre 26, 2010 @ 2:54 pm | Responder

    • Roberto, por supuesto que están contadas las publicaciones de Llanto de Mudo dentro de las 83 (75 fueron las del año pasado, fijate bien) publicaciones del año.

      También -te señalo, pero sin que ello desmerezca el laburo de los chicos- que muchas de las que vos mencionás fueron coediciones. Tengo una discrepancia con tus números, me parece. Chequeé los libros publicados directamente con cada editorial y Cortés sólo me confirmó TRES títulos de Llanto (Ebrio, Nadie y Séptimo Círculo). Los otros que tengo fueron en coedición (los dos del Otro Juan Moreira, La Danza de los Condenados). ¿Cuál me está faltando, que decís que salió este año?

      Sobre editoriales del interior, por caso, el listado (que publico mañana) también otros siete títulos de La Duendes.

      No desconozco para nada el laburo del interior, como creo que dan prueba sobrada la cantidad de reseñas que hice (y haré) sobre los libros que vienen de las provincias. Me parece -quizás me equivoco- que tengo un sitio que podemos considerar bastante, bastante federal, ¿no?

      Y las publicaciones del año que viene salen anunciadas el domingo próximo, en el artículo sobre planes editoriales 2011 😉

      Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 26, 2010 @ 3:15 pm | Responder

  2. Efectivamente éste año hubo unas cuantas reseñas de las publicaciones del interior. Sí, no tuve en cuenta como se contabilizarían las co-ediciones. Está faltando uno… mmm… no me acuerdo ahora tendría que googlear o buscar (o le pregunto a Diego). En realidad recordé una conversación con Diego Cortés, la semana pasada, donde me dijo “esté año sacamos siete y el año que viene vamos a sacar diez” (o quizás “… por lo menos diez”. Muy bueno tu trabajo Andrés. Gracias.

    Comentario por Robertovs — diciembre 26, 2010 @ 3:41 pm | Responder

  3. Me contestó Diego y dice que en realidad son ocho y que contaba dos que terminan esta semana, antes de año nuevo: Ruta 22 y Ordinario de Sala. O sea que tus cuentas eran perfectas. Por que esas que faltan se están imprimiendo. Roberto

    Comentario por robertovs — diciembre 26, 2010 @ 11:32 pm | Responder

    • Ah, perfecto. Justamente esos él me los pasó como de 2011 (creo que salen de imprenta en estos días, pero los empieza a distribuir en enero, así que así quedarán en mis estadísticas: de 42011).

      Abrazo!

      Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 26, 2010 @ 11:52 pm | Responder

  4. 42011!!!! Mentira que los tipos tardaban en sacar libros!!!! JAJAJAJAJA!
    Y, vamos creciendo…de a poquito pero vamos…gracias Robert por los gritos.
    Buena nota Andres!
    Abrazon y feliz año!

    Comentario por Brondo — diciembre 27, 2010 @ 8:13 am | Responder

  5. Excelente resumen, Andrés. Ojalá tuvieramos algo así para toda la historia de la historieta argentina…

    Comentario por FedericoR — diciembre 27, 2010 @ 8:59 am | Responder

    • Ojalá tuviéramos algo así para el conjunto de la producción cultural del país. Y ojalá tuviera yo mayores recursos (temporales, físicos, mentales y monetarios) para hacer un relevamiento más exhaustivo. Pero bueh, es lo que hay. Habrá que apechugarla.

      Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 27, 2010 @ 6:47 pm | Responder

  6. […] Entre las ediciones extranjeras faltan las de Ivrea, pues al cierre de la edición del balance y de este listado la editorial no había confirmado la información […]

    Pingback por Listado de publicaciones 2010 « Cuadritos, periodismo de historieta — diciembre 27, 2010 @ 12:02 pm | Responder

  7. Como siempre, señor; excelente informe.
    Me saco el sombrero.

    Comentario por Luciano Saracino — diciembre 27, 2010 @ 1:06 pm | Responder

  8. No puedo dar un reporte demasiado objetivo del 2010 ya que en nuestro caso este año forma el 50% de nuestra existencia como editorial, pero recalco que fue un año duro. Muy duro. Y un año de enorme crecimiento personal y profesional, si no empresarial. Definitivamente estoy muy optimistia para el año entrante.

    Comentario por Jo-ou — diciembre 27, 2010 @ 3:17 pm | Responder

  9. Muy bueno, Andrés, gracias. Un saludo y un feliz año nuevo para todos.

    Comentario por Berliac — diciembre 27, 2010 @ 3:27 pm | Responder

  10. […] local, que aunque viene creciendo a un ritmo de 10 por ciento de títulos editados al año (ver último balance de Cuadritos), aún es pequeño. ¿Se justifica distribuir aquí tantos títulos o es un intento por liberar […]

    Pingback por Inquietudes con el desembarco de SD en Argentina « Cuadritos, periodismo de historieta — enero 22, 2011 @ 10:06 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: