Cuadritos, periodismo de historieta

junio 12, 2011

Quitely, el narrador de Glasgow

Filed under: Cómic Europa,Cómic USA,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 2:00 pm
Tags: , , ,

Quitely, estrella invitada al CBB2

Empezó a hacer historieta casi de casualidad. Le sobraba tiempo entre un trabajo y otro cuando un grupo de dibujantes se le acercó con una idea que luego se convertiría en Electric Soup. Fue tras sus primeras páginas que Frank Quitely comenzó a creer que, quizás, había futuro para él en la historieta pese a haber nacido en Escocia, un país donde la escena comiquera es más bien pequeña y son pocos los que pueden vivir de las viñetas.

“Había leído de pequeño y luego había abandonado”, recuerda desde el hall del hotel donde se aloja, mientras visita Rosario por la segunda edición de la convención internacional de historietas Crack Bang Boom. “Esa gente me reintrodujo en los cómics siendo ya un joven adulto, mostrándome otras cosas que les gustaban, así que volví a leer, pero sólo lo mejor del momento. Fue una buena formación”.

Desde entonces, su figura no paró de crecer. Primero cautivó a sus compañeros de revista y a otros colegas de Glasgow, su ciudad natal. Ellos lo convencieron de que enviara páginas de muestra a distintos editores. Eventualmente captó la atención de uno y empezó a publicar en Judge Dredd, una clásica revista inglesa. Inmediatamente se ganó el aprecio de los lectores. Le siguió el desembarco en Estados Unidos, donde hizo sus trabajos más conocidos, muchos de ellos en compañía de otro escocés: Grant Morrison.

La narración es todo para el trabajo del dibujante escocés

Dueño de un estilo poco común y con suficiente prestigio ganado como para poder elegir con qué guionista y qué tipo de relato quiere trabajar, Quitely no limita su trabajo al cómic de superhéroes ni a la escena comercial norteamericana. Sus lápices van y vienen entre el mercado comercial norteamericano y distintos proyectos independientes. No sólo reconoce en ellos sus orígenes, sino también intereses diferentes de la propuesta mensual del trabajo por encargo. “Es que me gustan diferentes tipos de cómics”, explica a Cuadritos, “es como la comida, o la música, no conozco mucha gente que escuche sólo música country y nada más, por supuesto que conozco quien sólo lee cómic de superhéroes, pero a mí me gustan otras cosas también: la historieta europea, la japonesa, la independiente, y tomo elementos de cada uno de ellas”.

Quitely habla calmo. Pese a la idea extendida de que es difícil comprender a un escocés cuando habla, sus respuestas llegan claras. Sentado ante un café que se enfría lentamente, se muestra igual que como lo vieron todos los asistentes al festival. Tranquilo, con una pequeña sonrisa y respuestas medidas, bien pensadas. Es, evidentemente, la misma actitud con la que encara cada trabajo. En cada proyecto encuentra una motivación diferente. “Cuando trabajás con un guionista que te gusta y que respetás, está el desafío de tomar su historia, verla en tu cabeza y llevarla al papel, siempre chequeando con él a ver si es lo que quiere, ese es un desafío muy distinto de que se te ocurra tu propia idea, decidir qué abordaje estético tendrá y cómo uno encarará el trabajo”, reflexiona. De un lado está la completa libertad creativa. Del otro, el foco total en cómo contar una historia con imágenes.

La ventaja de poder elegir a su propio “compañero de fórmula” es que, en última instancia, eso también supone tener algo para decir sobre los temás que se tratarán y su abordaje. Ese es uno de los motivos que lo llevan a trabajar con Morrison, señala. “Me gusta cómo Grant explora cuestiones de la realidad y la imaginación, la relación entre la vida y la ficción, sé que son temas universales que interesan a mucha gente, pero por gusto personal, me atrae cómo Grant los explora”. Con sus guiones (siempre es fácil trabajar con él, afirma), busca “conectar” a los lectores con el relato.

“No muy seguido, pero me ha pasado recibir un guión de otro escritor y pensar ‘hey, esta es una buena idea’, pero la describe de un modo que…, bueno, me pide que dibuje algo que no termina de cerrar, o que no hace a una buena narrativa”.

Quitely y José Villarubia se preparan para una producción audiovisual rosarina sobre cómics

Con los años Quitely se enfocó más y más en la narración como elemento central de su trabajo. Esto lo llevó a concebir un método de trabajo largo y lento pero que, dice, le “resulta muy satisfactorio”. El primer paso, explica, consiste en leer el guión tantas veces como sea necesario para poder “concebir toda la historia en la cabeza”. Luego hace pequeños bosquejos de cada página y de cada viñeta, que ordena e intercambia hasta que está satisfecho con el flujo del relato. “Por supuesto uqe tomo en cuenta la visión general de la página, o dónde deben estar los globos de diálogo, pero suelo dibujar más de un boceto para cada panel antes de elegir, y no siempre elijo los mejores dibujos, sion el que mejor funciona en secuencia con los demás”. A veces siente pronto el “click” y ve cómo la historia se ordena prácticamente a sí misma frente a sus ojo. Otras, en cambo, “es una lucha”, aunque al final resulta satisfactorio “cuando conseguís que salga bien”.

A Quitely le gusta visitar galerías y museos, escuchar música, cocinar y está interesado en la iconografía e historia de las ciencias ocultas. Su último proyecto personal, sin embargo, consistió en retomar clases de dibujo con modelo vivo. “Hacía rato que quería volver a la pintura y a hacer otro tipo de trabajos de plástica, pero entre los cómics y mi familia no tenía mucho tiempo”, comenta. “Durante años estuve dibujando como un animador: empiezo con una figura de palitos y construyo a partir de allí, con lo que surge de mi imaginación; ahora tengo que dibujar algo que está frente a mí”. El nuevo rumbo, sin embargo, no cambió su forma de encarar las historietas. “Es casi como ejercitar otro grupo de músculos, como si hubiese sido un corredor y ahora intentara usar los brazos”, describe y asegura que retomar esta faceta artística lo empuja a “pensar distinto”. Eso, destaca, “es bueno para mí”.

5 comentarios »

  1. Quitely es un mosstro. Crack Bang Boom se está luciendo con (todos) sus invitados.

    El tercer párrafo está dos veces.

    Comentario por legorrion — junio 12, 2011 @ 6:19 pm | Responder

  2. Un genio. Sin palabras. Muy buena la nota.

    Comentario por sobrehistorieta — junio 12, 2011 @ 9:14 pm | Responder

  3. Recién me firmó un autógrafo!!! Además de buen dibujante, me resultó buen tipo. Me compró en una entrevista que leí hace unos días, lo que me motivó a verlo en el cine El Cairo. No conocía su trabajo pero ya lo estoy leyendo en JLA Tierra 2 y espero seguir haciéndolo. Un golazo que haya podido venir y, ciertamente, se le entendía todo lo que decía.

    Comentario por Gastón N. Flores — junio 12, 2011 @ 10:26 pm | Responder

    • Leete WE3 y All Star Superman (este último puede tener la “sombra” de ser recomendado por todo el mundo, pero es sublime). Te dejan al borde del llanto. Malditos escoseses.
      Me quedé con las ganas de preguntarle si un personaje de WE3 estaba “inspirado” en Philip seymour hoffmann,..

      Comentario por legorrion — junio 13, 2011 @ 12:48 pm | Responder

  4. […] con una extensa foja de servicios en carpeta. Se trata de Jupiter’s Legacy, de Mark Millar y Frank Quitely, y de Ten Grand, de J. Michael Straczynski y Ben Templesmith. Ambos títulos aparecieron hace dos […]

    Pingback por Dos que recién empiezan | Cuadritos, periodismo de historieta — mayo 10, 2013 @ 10:01 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: