Cuadritos, periodismo de historieta

julio 24, 2011

El otro hombre murciélago

Filed under: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

En Crack Bang Boom se presentó el #6 de La murciélaga. Pronto estará disponible el #7.

Un día, Nicolás di Mattía subió un video a Youtube. El video en cuestión mostraba su proceso de trabajo para crear una imagen y recibió, para su sorpresa, muchas visitas. Y por “muchas” no debe entenderse el click repetido de los amigos y la parentela: al día de hoy sus videos fueron reproducidos más de 50 millones de veces. Huelga decir, entonces, que este muchacho cordobés, ilustrador profesional y director de la revista de historietas La murciélaga, es una pequeña celebrity del mundillo digital.

El boom de sus videos le abrió más puertas de las que esperaba en el campo de la ilustración y, empujado por eso que suele llamarse ‘realidad’, dejó de lado su potencial carrera en el cine. “Pero bueno, empecé a conocer gente, me empezaron a pedir trabajos de dibujo”, justifica. “Desde siempre que dibujo, aunque me dedico profesionalmente desde hace cuatro años”, dice con 28 pirulos a cuestas.

Es justamente gracias este reconocimiento a su trabajo como ilustrador que La murciélaga tuvo un gran impulso inicial. El resto del trabajo lo hizo el boca a boca de lectores y colegas gratamente sorprendidos por el buen nivel de la publicación, tanto en sus autores como en su edición. Las redes sociales amplificaron su lanzamiento, gracias a un blog y un perfil en Facebook. “Mucha gente lo difundió porque soy conocido gracias a los videos que hice y subí a Youtube, así que era un poco menos difícil entrar en un circuito, o capaz lo compartían al ver buena onda con los dibujantes que participaban, así se hizo conocido el proyecto”.

El nombre viene de una experiencia de Di Mattía en la secundaria

De su formación cinematográfica tomó sus conceptos más fuertes de narración, color y composición de imagen. Pero el gusto por llevar las cosas al papel, afirma, viene de mucho antes.

“Siempre me gustó tratar de autoeditarme”, cuenta Di Mattía, “lo hice por primera vez a los 15 años con una historieta que fotocopié y llevé por dos o tres comiquerías”. El interés creció cuando hizo una revista escolar pensada para bancar el viaje de egresados. Ese proyecto se llamaba, casualmente, “La murciélaga” y allí dibujaba el ilustrador en ciernes. “En 2009, viendo la falta de revistas a color, sobre todo en Córdoba, decidí arriesgarme”, recuerda. Empezó convocando amigos pero apostando fuerte por la calidad de la edición que, señala, para un proyecto independiente que recién arranca “es lo más difícil”.

“Se pudo hacer super a pulmón, arriesgando mucho, y tuvo buena aceptación”. En diciembre de 2009 se presentó en Córdoba y vendió bien. Inmediatamente, explica, se decidió hacerla circular fuera de la provincia. “Se hace allá, pero no necesariamente el contenido es exclusivamente cordobés, es para todo el mundo”, señala desde su stand en el festival Crack Bang Boom, donde se hizo la entrevista. Enseguida surgió la posibilidad de distribuir en Buenos Aires y pronto la revista tenía un circuito armado. “Ahí había que mantenerlo, que es otra parte complicada, buscarle una frecuencia”. Por eso La murciélaga sale cada tres meses. Tiempo suficiente para que las ventas de un número “banquen” el siguiente. Una suerte de “hobby” con giros profesionales. “Salva los gastos, que ya es un logro enorme porque sale un montón hacerla por el papel de gramaje alto y el color, con el corte y el tratado como si fuera un libro”, explica.

De su formación como ilustrador, que comparte con otros integrantes del staff de la revista -incluyendo a su novia, Pupi Herrera, cuyo personaje “La Gorda” caracteriza las columnas editoriales de la publicación-, se define lo central de su línea editorial. “Por eso La murciélaga además de tener historietas tiene ilustración”, aclara, “por eso se decidió ponerle portada a cada cómic, que puede ser de un autor diferente y no necesita siquiera tener el mismo estilo, sino hacer su propia interpretación de la historia”. La ilustración, queda bien claro, también es protagonista.

Entre una cosa y otra, un año y medio después de su lanzamiento, la revista ya tiene seis números en la calle y un séptimo en camino. Dí Mattía advierte con orgullo que a la fecha ya pasaron más de 60 autores por sus páginas.

El personaje creado por Pupi Herrera se convirtió en una suerte de ícono de la publicación.

La mayoría son autores jóvenes.

– La mayoría son autores jóvenes, sí, pero entre ellos hay algunos ya consagrados, como (Gustavo) Sala, (Salvador) Sanz o (Luciano) Saracino. Es gente que participa de onda porque tiene ganas de darte una mano. Es muy lindo el ambiente entre los dibujantes, hay muy buena onda, a la gente le gusta. Pero la idea es mostrar nuevos artistas. Igual hay un criterio de selección. Hay una línea que tira más hacia la ilustración. Se supone que yo soy la palabra final ahí pero ahora están Pupi y Burda, que también son ilustradores, entonces quizás hay un criterio más de ese palo para elegir el contenido, una mirada desde lo visual que tiene la revista.

También hay un registro distinto desde lo técnico, apuntando mucho al color digital, por ejemplo.

– También. Es que inconscientemente se le da mucha bola a la cuestión técnica. Es muy raro, pero fijate que también seeso  abrió mucho del los primeros números a hoy. Ya te digo, hay más de 60 artistas participando. Tenés desde humor gráfico re básico en el dibujo, hasta cosas hiper complicadas en detalles. Uno no está cerrado a nada y no son siempre los mismos los que publican.

Todas las historias de la revista son autoconclusivas, en buena medida debido a la periodicidad de la revista. Ello no quita, sin embargo, que algunos de los autores que publican con más frecuencia mantengan una línea que unifica sus trabajos, como los relatos de Becerra o el trabajo de Aleta Vidal adaptando cuentos infantiles a la vida cotidiana, analiza Dí Mattía.

Publicar La murciélaga, cuenta, lo motivó a editar libros. Por eso lanzó el notable Mundo Burda. “Él es arquitecto, pero dibuja por hobby y su primera publicación fue en la revista”, comenta. También publicó un álbum con sus ilustraciones. “Tengo tantas que pensé se puede armar un libro, y lo hice bilingüe, porque apunta a mi público extranjero, que es el que conoce mayoritariamente mi trabajo, en Argentina recién empiezan a conocerme, pero por la revista o por las convenciones”.

A paso lento pero seguro, La murciélaga se convirtió en uno de los proyectos más interesantes de la historieta joven de argentina, gracias al respaldo de un concepto muy claro de sus creadores en torno a qué quieren publicar y cómo. Ahora le queda el camino de aumentar su presencia y seguir consolidándose. Armas no le faltan. Buenas ilustraciones, tampoco.

Uno de los videos más visitados de Dí Mattía:

10 comentarios »

  1. Empezaron bien, siguieron bien y seguirán bien. Gente con muchas pilas y buena onda, metiendolé el pecho a todo.

    Comentario por SaKi — julio 24, 2011 @ 6:31 pm | Responder

  2. Un groso Nico, La Pupi y el resto de los amigos que producen La Murciélaga. No por nada viven en ese paraíso de gente amable, simpática y emprendedora que es Córdoba (aunque ellos no se lo crean) Me alegra haber compartido algunas páginas y haber sido partícipe de su génesis hace un par de años.

    Comentario por Humberto — julio 24, 2011 @ 11:01 pm | Responder

  3. A mi me parece que el hecho de que esté hecha mayormente por ilustradores destaca por todos lados, los buenos y los malos. Casi todas las historietas que leí, (los primeros 4 números al menos, lso que tengo) tenían muy buen nivel de dibujo y flojo de guion. Al poner ahí material de Saracino se hace mas evidente que nunca la diferencia entre su historia bien redondita (mas allá de gusto personal, se nota su oficio) y el resto que parecía que de tantas ganas de dibujar empezaron a hacerlo antes de tener idea de que querían contar. Por eso dejé de comprarla.

    Comentario por gonzalo — julio 24, 2011 @ 11:04 pm | Responder

    • Gonzalo, me haces sentir como que no cumplo bien con mi oficio de guionista jeje..

      Comentario por Hernán Carreras — julio 25, 2011 @ 10:45 am | Responder

      • No entiendo por qué, si no publicaste en ninguno de los primeros 4 números (que son de los que estoy hablando, y lo aclaré porque no puedo opinar de ahí en adelante).

        Comentario por gonzalo — julio 25, 2011 @ 3:16 pm

  4. Un lujo.

    Comentario por oenlao — julio 25, 2011 @ 12:01 am | Responder

  5. Muy buena la nota. Un grande Nico. En el último CBB pude completar la colección.
    Saludos!

    Comentario por Netomancia — julio 25, 2011 @ 1:11 am | Responder

  6. Ahhh… que grande Nico, participar en esa revista es un lujo.

    Comentario por Hernán Carreras — julio 25, 2011 @ 10:45 am | Responder

  7. Uh, tenes razón Gonzalo, tuve que fijarme, porque estaba convencido de que salí en el número 4, pero no, fue en el 5 y 6 😀

    Comentario por Hernán Carreras — julio 26, 2011 @ 9:15 am | Responder

  8. […] de España en Buenos Aires (Florida 943, Capital Federal) a las 19. Estará su equipo directivo: Nicolás di Mattía, Pupi Herrera y […]

    Pingback por Agenda semanal « Cuadritos, periodismo de historieta — agosto 8, 2011 @ 12:01 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: