Cuadritos, periodismo de historieta

julio 31, 2011

Wolfman: el hombre que reinventó el Universo DC

"Personalmente me disgusta, pero los fans quieren los crossovers y las grandes sagas"

“En esa época no había control remoto, así que teníamos que pararnos y cambiar los canales, ¡perder peso levantándonos! Éramos vagos, y justo después de ver nuestro programa infantil, seguía Adventures of Superman, que no pensábamos ver, pero lo vimos para no cambiar de canal. Al terminar aparecía un cartel que decía basado en un comic, así que ahí sí nos levantamos y fuimos al puesto de diarios de la esquina y compramos nuestras primeras historietas”. Quien cuenta la anécdota es Marv Wolfman, y tenía entonces sólo siete años. Edad en la que -confesará durante la entrevista- se le ocurrió el germen de lo que luego sería Crisis en Tierras Infinitas, su obra más importante en el mundo de la historieta.

Wolfman llegó de visita al país para participar de Superheroico, el Festival de Historieta que hasta ayer formó parte de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, en Buenos Aires, donde dio dos charlas a los fans. Habla con aplomo, tranquilo.

Un largo camino en el medio lo llevó la semana pasada hasta el Salón de la Fama de los premios Eisner, en Comic Con, San Diego (Estados Unidos). Un recorrido que comenzó primero como lector voraz de cómics y siguió como fanzinero. “Como vivía en Nueva York, simplemente enviaba mis fanzines a los editores, y tras un tiempo decidieron que les gustaba lo que habían visto y me preguntaron si quería escribir algo para ellos. Lo hice durante años, así que me metí a trabajar profesionalmente de a poco”, cuenta.

“La industria decayó un poco en términos de números”, analiza la actualidad del medio norteamericano, “cuando empecé a trabajar y escribía The Tomb of Dracula, donde creé a Blade, las ventas rondaban los 300-550.000 ejemplares por título, cada mes, hoy una historieta rara vez vende más de 100.000, y son pocas las que lo logran”. El promedio de ventas, estima, se ubica en algún punto por encima de los 50.000 ejemplares vendidos. Según su punto de vista, sin embargo, no todo son malas noticias.

“Creo que creció la calidad de las historietas que publicamos, y además hay cómics para todos”. Antes, recuerda, había superhéroes y cómics de terror, pero no mucho más. Asegura que hoy “hay para todas las edades y gustos, desde los niños más pequeños hasta adultos”. Aunque las ventas no acompañan, él le pone fichas al advenimiento de la era digital. “Espero que, como se puede descargar y no hará falta una comiquería en tu ciudad -que la mayoría no tiene, desde luego-, la gente empezará a comprar cómics para el Ipad u otras tabletas que se vuelven más y más populares, y así descubrirán las grandes historias que tenemos guardadas para ellos”.

Con Crisis..., Wolfman cambió el cómic norteamericano

Tampoco cree que la solución para el medio esté en la proliferación de licencias para el cine o la tv, pese a que son dos fuentes de ingresos cruciales para las dos principales editoriales del mercado: Marvel y DC. “En los premios Eisner de la semana pasada la mayoría de los ganadores no tenía nada que ver con ninguna de las dos empresas, se trataba de historias bellas sobre gente, o comedias, o relatos serios, o dramáticos o lo que fuese, pero de editoriales pequeñas que no están esperando convertir a sus personajes en series de tv o películas, no fuerzan a sus cómics a ser licencias”, considera a la industria desde su punto de vista como narrador.

“Hoy publica cómics gente que sólo quiere hacer eso, contar buenas historias, y no necesariamente quiere saltar a la pantalla. Son cómics independientes que no tienen nada que ver con lo que se hacía antes. Las grandes editoriales publican 75, 80 títulos por mes. 150 entre ambas. Pero hay decenas de pequeñas editoriales, como Dark Horse, IDW, Oni, o incluso compañías de las que nadie oyó hablar, que publican tanto o más, y no quieren convertir sus viñetas en películas. Sólo quieren hacer eso que hacen”.

Como guionista, Wolfman tuvo varios éxitos notables, como la mencionada The Tomb of Dracula, o los Teen Titans (de su propia creación, junto al dibujante George Perez). Pero su obra más importante, por ambiciosa y por el impacto que tuvo en la industria, fue Crisis en Tierras Infinitas. Fue la primera gran macrosaga con la que una editorial norteamericana se planteaba poner de cabeza su universo superheroico. Lo hizo en DC Comics, casa de personajes como Superman, Batman o Wonder Woman. Con esa primera Crisis borró de un plumazo décadas de “continuidad”.

Ante Cuadritos confiesa que la idea misma de Crisis estuvo en su cabeza durante años, décadas incluso antes de llegar al papel. “Antes contaba cómo me enganché con los cómics cuando era chico. Leí una historieta por primera vez a los siete años, y cuando empezás se expande tu imaginación y tu mente, así que cuando empecé a leer todas esas historias, más relatos surgían en mi cabeza. Creo que la mayoría de los chicos hacen eso y aparecen grandes conceptos cuando estás divirtiéndote. En ese entonces no había grupos de superhéroes, así que yo pensaba ¿cuán copado sería que estos tipos se juntaran? Marvel no existía, EC se dedicaba a los monstruos y el terror, y yo tenía mucha imaginación, o no tanta, porque imaginé un villano que ya existía, pero lo mandé a un satélite en el espacio, que es lo que sucede en la historia. Así que la mayoría de Crisis en Tierras Infinitas se me ocurrió en ese período, entre los siete y los diez años, con el tiempo sólo fui agregando personajes”.

Aquí surgió Blade, el cazavampiros que Wesley Snipes llevó al cine

Y pese a que recuerda la experiencia con cariño, Wolfman es crítico de las consecuencias que su creación trajo al medio. “Cuando llegué a DC, empecé con los Teen Titans, y por entonces eran el título más vendido de la editorial”, recuerda. “Por entonces teníamos los Marvel Zombis, (por entonces era un término denigrante, no como ahora). Eran fans que sólo compraban Marvel y no leían absolutamente nada más, excepto Teen Titans, porque lo hacíamos con Perez y ambos veníamos de Marvel, así que nos conocían de allí”.

Por entonces, señala, las diferencias de ventas entre una editorial y la otra eran abismales, al punto que la Casa de las Ideas podía llegar a vender en promedio 10 veces más que su histórico rival. “Así que les propuse empezar de nuevo”, comenta el norteamericano. Contra los temores de los editores más veteranos del sello, Wolfman planteó una lógica simple y que terminó imponiéndose: si estos “Marvel zombis” sólo conocían a Superman, Batman y Wonder Woman, y no los compraban, debía ser porque no les gustaban. “Mostrémosles lo increíble que es el universo DC”, los arengó. Es decir: sugirió una gran saga que presentara a todos los personajes de la editorial y, a la vez, permitiera empezar a leer sus historias desde ese punto.

“Es por eso que si uno lee los primeros capítulos de Crisis, no están ahí los grandes personajes, lo más conocidos, sino los personajes secundarios; no sé cuánto ayudó, pero tras la saga y con la llegada de un puñado de mejores guionistas, las ventas de DC mejoraron”.

También estableció un standard para la industria, hoy ambas editoriales hacen una gran macrosaga tras otra.

– Lo cual es una pena. Primero que nada, porque nos tomó mucho tiempo armar esa historia para estar seguros que funcionaría como relato. No me lo tomé a la ligera. Y por otro lado, tenía auténticas razones para crearla. No era simplemente por hacer dinero, porque francamente, no sabía si iba a funcionar. Era sólo para tratar de traer algunos fans más a DC. Sabemos hoy que fue para mejor, pero no lo sabíamos entonces. Así que fue muy difícil hacerlo, con la resistencia de los editores y todo. Porque nadie lo había hecho antes, nadie había puesto juntos a tantos personajes y menos alguien había pensado en cambiar completamente el universo DC de un año para el otro. Pero teníamos un propósito para hacerlo más allá del dinero.

Teen Titans, serie con la que Wolfman también hizo historia

¿Qué sucede cuando, en un año y medio, una serie atraviesa tres o cuatro de estas sagas? ¿Qué sucede con la libertad creativa del guionista?

– Creo que cuando uno piensa estas grandes historias todo el tiempo y fuerza a todo el mundo a ser parte de ellas, se resiente la calidad del producto. Pero por otro lado, y esto es algo que personalmente me disgusta, los fans en verdad quieren ver estas cosas. Cuando escribís un one shot, o una serie que sigue su propio camino, la tendencia es que no vende tan bien como estos títulos agrupados bajo una saga. Pareciera que los fans quieren ver algún tipo de consecuencia en todo el asunto. Como guionista, me gustaría ver más historias siguiendo su propio camino, y que afecten, sí, el universo entero o lo que sea, pero no que cada título deba ser un crossover con ellas todo el tiempo. Cuando pasa eso tenés un libro que no tiene nada que ver con vos mismo. Escribiste la historia de otro. Pero estos son los cómics que venden.

¿Pero no complican la incorporación de nuevos lectores? Si alguien sólo puede comprar cinco o seis títulos por mes y en una megasaga debe comprar 10, 15 o 20, ¿no lo aleja?

– Ese es un gran planteo. Mi postura es: cuando escribes debes crear historias que tengan un impacto real. Mi idea al cambiar el universo DC por completo en 1985 era comenzar de vuelta en 1986. Empezar de cero, frescos, y que cualquiera pudiera empezar a leer en ese punto sin saberse 25, 30 años de historia. Es lo que DC está haciendo justo ahora [NdR: se refiere al ‘reboot’ de DC]. Uno puede empezar a leer sin saber esto o aquello. No soy un fan de la continuidad. Escribí Crisis específicamente para borrarla, para poder recomenzar. Y todo el mundo lo malinterpretó. No se dieron cuenta que era la oportunidad de empezar frescos y dejar de preocuparnos por lo hecho en las últimas décadas. Ahora las sagas se hacen por la plata.

3 comentarios »

  1. Buena nota!
    Me acuerdo de leer ése número de The Tomb of Dracula donde apareciá Blade por primera vez… estaba vestido de verde y tenía un AFRO gigante!

    Hay historietas para todas las edades allá, tanto Marvel como DC tienen su linea para “los más chicos”, pero siguen solo publicitando los Supehéroes de siempre, para el lector-fan, mientras la apuesta siga así, dudo que cambie algo.

    Que loco que diga que todos malinterpretaron Crisis, él realmente habrá pensando que podía lograr que muchisimos de los guionistas futuros no manosearan jamás historias viejas, hacer reajustes o refurmular puntos?

    Comentario por SaKi — julio 31, 2011 @ 7:04 pm | Responder

  2. Crisis… es realmente muy buena, se nota el trabajo (como dice Wolfman), y es una verdadera épica de la historieta, tiene ese sabor antiguo de lo heroico que tanto le gustaba a Borges. Muy buena la entrevista. Te envidio (sanamente) por haber podido charlar con él, pero por suerte le sacaste el jugo y lo compartiste. Gracias y saludos.

    Comentario por sobrehistorieta — julio 31, 2011 @ 10:11 pm | Responder

  3. […] En menor medida, también ayudó la consolidación de espacios como el festival marplatense que se realiza para el Día de la Historieta y sus homólogos en Córdoba y Mendoza. El Viñetazo tuvo su segunda edición (más modesta que la primera, según los reportes de los concurrentes) y Mendoza su primera, sumando invitados internacionales al calendario comiquero local. Y con menos alharaca, pero trabajo constante, está posicionándose también el Festival de Cómics de la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Buenos Aires, que este año tuvo mucha mayor afluencia de público y de yapa contó con la presencia del legendario Marv Wolfman. […]

    Pingback por 2011 en la historieta argentina « Cuadritos, periodismo de historieta — diciembre 25, 2011 @ 11:01 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: