Cuadritos, periodismo de historieta

agosto 12, 2011

Aventura en la Antártida

Dos marinos y sus tripulaciones contra el hielo

Barcos, hielo y aventura. “El desafío de la naturaleza”, si uno quiere ponerse pomposo al describir una expedición a la Antártida para rescatar a un puñado de náufragos rodeados de hielo. De eso trata La isla elefante, del uruguayo Alejandro Rodríguez Juele. A juzgar por las historietas, uno podría creer que estos orientales sienten fascinación por el mar. Tiempo atrás por estas aguas digitales se había reseñado Los últimos días del Graf Spee. Del mismo guionista (Rodolfo Santullo), aunque en compañía de un argentino (Marcos) Vergara, es Valizas, donde las barcazas de pesca también juegan su papel.

Ahora toca el turno de Rodríguez Juele, quien además es el segundo a cargo de la AUCH, justamente compartiendo “fórmula” con Santullo. Buenos Aires tiende a vivir de espaldas a su costa. ¿Qué pasa en Montevideo? Es posible intuir una cuestión clara de tradición cultural, de idiosincracia. Además, tanto La isla elefante como Los últimos… fueron publicados con el apoyo estatal de los Fondos Concursables de Cultura y recibieron las correspondientes palmadas en la espalda de institutos relacionados con su temática. En este caso, la organización marítima Grupo Christophersen, el Centro de Estudios Históricos, Navales y Martísimos, Museo Naval, el Instituto Antártico Uruguayo y la Asociación Antarkos.

De modo que aquí se está ante una historieta a la vez histórica y de aventuras. Ventaja, por otro lado, de ciertas anécdotas “basadas en hechos reales”, pero de cuando el globo todavía era un lugar en el que quedaba mucho sitio sin explorar ni dominar. El espacio y las profundidades del mar siguen lejos, pero ya no son tan misteriosas, así que no llaman la atención. Hoy, incluso, un fulano cualquiera se va de luna de miel a Tanzania, se pesca una fiebre espantosa y, en lugar de aceptarlo como un hecho natural del viaje por sitios exóticos, la sociedad se compadece por su suerte e incluso organiza colectas para su tratamiento. El espíritu aventurero, parece, queda sólo en historietas como esta.

La Antártida era tener a la Aventura como parte del mundo

Justamente, ese espíritu aventurero impulsa la historia de La isla elefante. Primero en la figura de un aviso clasificado que promete “un viaje peligroso, poca paga, frío mordaz, meses de oscuridad, peligro constante y dudosas chances de regreso”, a cambio de un poco de honor y reconocimiento. Ese es el aviso que en un diario de Londres publica Ernest Shackleton, buscando hombres para dar un paseo a pie por la Antártida. Y otro espíritu aventurero similar, el que impulsa a un teniente de navío uruguayo a subirse a un barco pesquero para tratar de llegar a esa tripulación y llevarlos frente a una estufa y un plato de comida casera.

Aquí no hay peligros sobrenaturales, ni reflexiones sobre el papel del hombre ante las grandes fuerzas de la naturaleza (como en A través de Los Andes). Sólo un grupo de tipos en el freezer y sin más respaldo que el de sus propias fuerzas. Rodríguez Juele, entonces, hace un raconto calmo de dos viajes que se cruzan y noticias que viajan en telégrafo. Aplaude cierta valentía (que hoy uno consideraría rayana en la locura), pero no la juzga. Ni siquiera parece importar mucho cómo culmina la expedición. El guión tampoco busca florituras, sino contar la historia del modo más sencillo posible.

El dibujo que ofrece Rodríguez Juele es limpio, con personas de rasgos angulosos, narices y mentones prominentes, con un estilo que hace acordar a los viejos dibujos animados de Popeye, el Marino. Hay mucha energía puesta en la recuperación de la arquitectura, los barcos y la vestimenta de época, probablemente haciendo uso de archivos fotográficos y documentos históricos de algunos de los institutos mencionados en los primeros párrafos.

La isla elefante contó con ayuda estatal y apoyos privados para su realización

***

Ficha Técnica

La isla elefante

Guión/Dibujo: Alejandro Rodríguez Juele

Género: histórica/aventuras

Origen: Uruguay

Editorial: Malaquita Ediciones

Lanzamiento: abril 2011

Páginas/papel: 32, 29,7 ×21 cm.

1 comentario »

  1. Un gran libro. De lo mejor publicado en el país.

    Comentario por Rodolfo — agosto 12, 2011 @ 11:08 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: