Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 16, 2011

Cinco nuevos cómics de DC que (casi) nadie te va a contar

Filed under: Cómic USA,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 11:30 am
Tags: , , , , , ,

La crudeza de África, en Batwing

No son los títulos de venta segura. Tampoco los que desvelan a los fans del Universo DC que acaba de “rebootearse”. Pero son cinco títulos que por un motivo u otro vale la pena repasar. Algunos son llamativamente sólidos. Otros son algo flojos, pero tienen el atractivo periodístico de incluir un argentino en el equipo creativo. Son cinco títulos de los que (casi) nadie (te) va a hablar, pero que Cuadritos te invita a considerar.

Suicide Squad: el viejo Escuadrón Suicida de John Ostrander vuelve de la mano de… otro guionista que no sostiene el trabajo de su antecesor. Los fans viejos del grupo comando de sociópatas y supercriminales sin escrúpulos se encontrarán con que la premisa del grupo se mantiene, que aún aparecen Amanda Waller y Deadshot, pero está ausente la dinámica de grupo que Ostrander supo imponer en la serie. Es cierto, sólo transcurrió un número, pero por ahora lo más atractivo del título está en el trabajo del argentino Federico Dallocchio (en particular con el personaje Harley Quinn).

Frankenstein – agent of S.H.A.D.E.: Jeff Lemire propone una serie muy extraña que parte de una propuesta particularmente bizarra, como es la figura de Frankenstein en el rol de un agente secreto para casos paranormales. Lemire tiene talento para ese género que bien podría llamarse “la ciencia loca que se va de mambo” y acá presenta eso. Quizás el guión exagera la necesidad de explicar el contexto (y sobreexplica todo), pero el autor construye una buena dinámica de grupo entre los “agentes especiales” de S.H.A.D.E. Pronóstico aventurado: si evita el riesgo de convertirse en la típica historia de superhéroes con problemas de autoestima e imagen, tiene enorme potencial.

Legion Lost, con tinta gruesa

Legion Lost: el planteo inicial no es muy jugado y pareciera más viable para una miniserie o un arco argumental del título original que para una serie regular. Básicamente, una célula de la Legión de Superhéroes del siglo XXXI queda anclada en el presente, donde -de yapa- acaba de liberarse un virus hiper destructivo. Como es de esperar, tienen que solucionar el entuerto. Como propuesta es correcta y también lo es el trabajo del guionista, el argentino Fabián Nicieza, pero el título falla en un aspecto importante: el gráfico. Parece haber sido entintado por el enemigo (o al menos alguien que sólo tenía un fibrón indeleble de trazo grueso para pasar sobre los lápices).

Demon Knights: mientras todo el mundo se concentra en el universo superheroico, esta serie sale por los márgenes, se sitúa en la Edad Media y ofrece una historia de “espada y brujería”, pero narrada desde el punto de vista de un grupo de demonios y/o criaturas sobrenaturales atrapadas en cuerpos humanos. Sorprendentemente, está muy bien presentada y el primer número llama a seguir leyendo. Además del viejo conocido Etrigan y la hechicera feérica Xanadú, hay otros personajes promisorios e interesantes. En la dinámica del grupo promete buenos momentos un triángulo amoroso muy particular.

Batwing: ¿un Batman africano? Para algunos Grant Morrison llevó las cosas muy lejos con el “Batman Incorporated”, pero en este caso puntual la idea es mucho más jugada (y jugosa) de lo que uno esperaría. Hay un buen relato que se mete de lleno en las particularidades de la situación política africana y hace un abordaje muy digno sobre cómo operaría un encapotado-murciélago en el continente más postergado del mundo.  El dibujo es discreto y no arriesga mucho, pero es correcto y cumple con su papel. Paradójicamente, lo único que se puede lamentar es que deba aparecer Batman, en lo que suena a una suerte de “legitimación” del personaje ante los lectores. Por lo demás, se sostiene perfectamente por sí sólo.

Una de las propuestas más interesantes de la semana

Frankenstein, una mejor propuesta de lo esperado

Harley Quinn, bien interpretada por Dallocchio

.

1 comentario »

  1. es una verdadera pena que nadie sepa aprovechar un grupo tan interesante y dinamico como el escuadron suicida. por otro lado a finales de los noventa o principios del 2000 no habia una miniserie llamada lost legion? creo que tenia una premisa similar y estaba dibujada por oliff.

    Comentario por nicolas vilaro — septiembre 17, 2011 @ 12:30 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: