Cuadritos, periodismo de historieta

noviembre 8, 2011

SuperPomelo

Filed under: Cómic USA,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,

Cualquiera enloquece si puede probar hacerle cosquillas a Hulk

Al leer Deadpool cualquiera se pregunta si realmente está ante un cómic de superhéroes. El personaje creado por el argentino Fabián Nicieza y Rob Liefeld está siempre al borde de la parodia. Pero mientras por un lado escapa de los convencionalismos del género, por el otro suele tener aventuras que siguen plenamente la lógica de esos universos. Lo cual genera no cierto extrañamiento en el lector incauto y desprevenido sobre las particularidades del personaje. Para esos casos, Deadpool – Orígenes, publicado hace algunos meses por OvniPress, sirve para llegar al personaje.

¿Y cómo es Deadpool? El “mercenario sin boca” (bueno, sí la tiene, pero bajo su máscara) es una especie de “Pomelo” capusottiano con superpoderes. Un descerebrado indestructible con delirios de grandeza que no puede contener la urgencia de soltar un comentario idiota tras otro, como si se tratara de un Peter Parker manejado por un guionista con incontinencia verbal.

La gran paradoja es que, como en el personaje televisivo, allí reside toda su magia y lo que hay que entender antes de leer siquiera una viñeta suya. Porque si uno abre la revista en plan superhéroes típico, se encuentra con una mala sorpresa, una sátira rabiosa que se mofa de lo peor del género pero sin molestarse siquiera en construir o proponer algo distinto. Porque lo que  dice Deadpool, en tanto que personaje, es que no vale la pena tomárselo todo tan en serio. Y lo dice directamente al lector, rompiendo la cuarta pared con tanta frecuencia como es potable.

Swierczynski aprovecha para reírse de las adaptaciones al cine

El libro de marras cuenta los orígenes del personaje y tiene la particularidad de estar (bien) dibujado por el argentino Leandro Fernández. Cómo Wade Wilson, acorralado por la metástasis de un cáncer inesperado, se sometió por propia voluntad a un experimento que tuvo “éxito”. Es decir, le dio sus poderes de regeneración celular casi instantánea, pero al mismo tiempo lo volvió completamente deforme, obligándolo a llevar todo su cuerpo cubierto. Sus poderes vuelven inmortal a Wilson/Deadpool. Y eso tiene sus efectos sobre la psíquis del protagonista, que dispara por la megalomanía y la desinhibición. Claro: el tipo puede darse el lujo de jugar a ver si Hulk tiene cosquillitas en los pies.

Lo interesante de esta historia es que aprovecha para, también, burlarse de la costumbre de adaptar cómics de superhéroes a la pantalla grande e, incluso, de los planes para llevar al cine al mismo personaje (el rumor sonó fuerte tras el estreno de Wolverine, y el proyecto sigue en pie). El guionista (Duane Swierczynski) utiliza la ocasión para mofarse de todos los tópicos habituales, de las quejas frecuentes de los fans respecto de las adaptaciones al fílmico y, por supuesto, de las usualmente tragicómicas decisiones de los productores cinematográficos respecto de los personajes que tratan. Lo único que desentona de la historia es el final, quizás muy en plan melodrama para el registro habitual del personaje.

El tomito se completa con una historia corta y autoconclusiva (por Daniel Way/Bong Dazo), que Marvel Comics publicó como Deadpool #33.1, que es el mecanismo que utiliza La Casa de las Ideas para advertir al lector que ese número no requiere conocimientos previos y es una ocasión ideal para empezar con la serie/personaje/universo. Es muy correcta y aunque no tiene al Deadpool más mordaz ni la sucesión de chistes más brillantes, toca con inteligencia un tema sensible para los norteamericanos desde el estallido de la crisis financiera: la gente a punto de perder su casa.

Una historia autoconclusiva completa el tomo

En resumen, un ejemplar sólido para entender de qué va el “bocón” del universo Marvel y qué papel juega en esa editorial.

***

Ficha Técnica

Deadpool – origen

Guión/Dibujo: Duane Swierczynski / Leandro Fernández

Género: superhéroes/parodia

Editorial: OvniPress (Marvel Comics)

Lanzamiento: mayo 2011

Origen: EE.UU.

Páginas/papel: 64, 24 x 17 cm.

4 comentarios »

  1. Me la vendiste. Me la voy a comprar.

    Comentario por sobrehistorieta — noviembre 8, 2011 @ 11:13 am | Responder

  2. Es the “merc with a mouth”, no “without a mouth”. Los españoles (o los mexicanos, no recuerdo) lo traducen como “el mercenario bocazas” y aunque es una traducción medio “cutre”, es correcta.

    Comentario por elgorrion — noviembre 8, 2011 @ 2:47 pm | Responder

    • Gracias por la aclaración, che. ¡Con razón me parecía raro!

      Soy un nabo. En fin, nuevamente gracias.

      Comentario por Andrés Valenzuela — noviembre 8, 2011 @ 3:04 pm | Responder

  3. Gracias por la guía: ya fueron varios los niñitos que me hablaron de Deadpool, me cae bien oportuno el mapa.

    Comentario por Grisel — noviembre 14, 2011 @ 12:11 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: