Cuadritos, periodismo de historieta

diciembre 28, 2011

Los recomendados del año

Filed under: Cómic argentino,Especiales — Andrés Valenzuela @ 10:00 am

Un podio indiscutiblemente comiquero, para los cinco recomendados del año de Cuadritos

Como cada año, Cuadritos ofrece a sus cinco Recomendados del año. Cinco libros de historieta de autores argentinos relevantes por su calidad artística. ¿Cuál es el criterio? Sólo que sea una buena historieta. Se trata, al cabo, de mantener una mirada amplia, sin limitarse por género ni estilo, mientras uno se mantiene abierto a la posibilidad de sorpresa y la irrupción de nuevos modos de contar. De yapa, desde 2010 también se ofrecen unas menciones a la publicación de títulos de autores extranjeros publicados por las editoriales argentinas

Normalmente, los Recomendados acompañan el balance de la performance editorial argentina. Este año, sin embargo, allí sólo se “nominaban” los preseleccionados. ¿Cuáles eran?

Selección argentina: Dos estaciones, Fantagas, Mamá Pierri, Muffins, McKosher, Correrías del Sr. y la Sra. Rispo, El cuervo que sabía, Merci, De amor de locura y de muerte, Alina y Aroldo vol.1, Angela della Morte, Mi Bs.As. querido, Cosas que te pasan si estás vivo, DGMW – Devil got my woman, Lule Le Lele, Fueye, El perro de la esquina, Peter Kampf lo sabía, Irish Coffee.

Selección extranjera: ¿Quién es Montt?, La invención de Morel, King of Nekropolis, Aloha, Top 10 vol.1, Virus Tropical, Scott Pilgrim, Aventuras Marvel: IronMan; y dos “colados” editados al otro lado del charco (Uruguay): Ranitas y Valizas.

¿Cuáles son los cinco Recomendados del año, entonces?

Una fábula postapocalíptica sobre el amor y la transmición del conocimiento

Muffins: la novela gráfica muda de Iñaki Echeverría es probablemente la mayor muestra de sensibilidad y buen gusto de la historieta argentina durante el año. Una evocación de aromas e infancias, con el trazo dulce y la emoción con gorro de chef. Un trabajo excepcional que confirma a su autor como dueño de una mirada aguda y un dibujo particularmente expresivo.

El cuervo que sabía: una novela gráfica difícil de clasificar, pero a la que le caben descripciones de lo más diversas, desde “relato postapocalíptico”, “historia de amor a distancia” o hasta “fábula borgeana sobre el conocimiento”. Es todo eso y un poco más. El residente en Neuquén Kwaichang Kráneo hace un empleo particularmente intenso de las tintas y una capacidad asombrosa para (re)construir un mundo.

¿Qué sabores te quedan de la infancia?

Mi Buenos Aires querido: este libro apareció en las postrimerías del año y se impuso a fuerza de calidad gráfica (con 18 buenos dibujantes), una estructura sólida y una mirada a la vez inteligente y sensible de uno de los sentimientos más inasibles del hombre: el amor. Farías levantó la apuesta respecto de sus trabajos anteriores. Y acertó.

Angela della Morte: es ciencia ficción y aventura, sí, pero también es mucho más que eso. Salvador Sanz es, hace rato, una de las figuras de la nueva historieta argentina por su estilo que combina el abordaje clásico en el dibujo con lo moderno de su plantado de página. Sintetiza tradición y frescura. Aquí no sólo hizo el click que le faltaba al planteo de sus historias, una lectura profunda revela que también vuelca en los relatos de Angela muchas ideas sobre el mundo en que vivimos.

Le pueden extirpar y sanar el alma, pero a Angela la angustia su(s) cuerpo(s)

Correrías del Sr. y la Sra. Rispo: pura narrativa, peripecia y magia secuencial. Correrías es, desde un punto de vista historietístico, perfecto. Además, es un libro gracioso, imparable y completamente sacado. En épocas en que el humor gráfico tiende a lo sensible y a las definiciones tiernas para seducir palermitanas sensibles, Diego Parés se desata totalmente con una propuesta rabiosa, incestuosa y delirante. De yapa, cada página es una cátedra de ritmo e historieta.

Cinco libros, y podrían haber sido más, también. Porque títulos como De amor de locura y de muerte bien merecen este modesto galardón (y muchos otros).

Secuencias perfectas, una clase magistral de cómo narrar en historieta

Mención especial: Irish Coffee, por su edición espectacular, tanto en el soporte físico como con el contenido adicional vía web que ofrece a sus gustosos (y esforzados) compradores. Se trata de un libro que lleva un paso (o dos, o tres) más allá de lo acostumbrado el significado de “edición argentina”.

Menciones internacionales: ¿Quién es Montt?, Virus Tropical y Scott Pilgrim.

El libro de Farías, difícil de tipificar, entró por la ventana porteña del año

37 comentarios »

  1. Hola Andrés.

    ¿Quiénes serían los exponentes de este “humor gráfico que tiende a lo sensible y a las definiciones tiernas para seducir palermitanas sensibles”?

    Abrazo!

    Comentario por Berliac — diciembre 28, 2011 @ 11:16 am | Responder

    • Sabía que esa frase iba a traer cola. La respuesta: un montón de autores que me encantan y que leo con alegría todos los días.

      Pero una cosa no quita la otra: son trabajos brillantes, pero también es una tendencia que seduce muy particularmente a un estereotipo de señorita (hay alguna crónica y análisis por ahí donde doy cuenta del fenómeno). Eso no hace a una tendencia mejor que a otra. Nomás me parece que el laburo de Parés en ese libro está mejor logrado que otros dentro del campo de la historieta humorística.

      Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 28, 2011 @ 12:20 pm | Responder

      • Pero es como decir que como algunas revistas de historietas argentinas con una ligera tendencia a repetir slóganes referentes a lo “argentino”, “nacional” y otro tipo de abstracciones berretas, la leen principalmente treaintañeros pseudopolitizados ávidos de “innovaciones formales”, las revistas en cuestión están hechas PARA seducirlos. Si no te referís a alguien en particular es difícil saber si el objetivo de un autor es seducir a los vecinos o vecinas de tal o cual barrio. Habría que preguntarle al autor.

        Comentario por Berliac — diciembre 28, 2011 @ 12:30 pm

  2. Que mi cuervito sea recomendado junto a todos estos libros grosos me hace pensar que algo salió bien después de tanto pelearme con esa historieta y es una linda despedida para el 2011. ¡Gracias, Andrés!

    Comentario por kwaichang kráneo — diciembre 28, 2011 @ 11:50 am | Responder

  3. No me cabe duda que el Sr. y la Sra. Rispo es la historieta del año, sino de la década (del 2000 para acá).

    Comentario por Martín Casanova — diciembre 28, 2011 @ 12:21 pm | Responder

    • mmmm, que hambre, loco.

      Comentario por Mauri — diciembre 28, 2011 @ 1:17 pm | Responder

      • Hambre es otra cosa. Es trollear bajo seudónimo, creyendo que eso te hace gracioso, o más importante. Disfrutá de los colores del amanecer, no dejes que te destruyan.

        Comentario por Martín Casanova — diciembre 28, 2011 @ 6:30 pm

  4. muffins es una historieta ñoña, la de kraneo no se entiende y ese dibujo a pincel es feo, la de angela es como poner una histroieta cualquiera de marvel en el listado y mi buenos aires querido salio recien hace dos minutos.
    que buenas recomendaciones, andres. sos capo. en la preseleccion tenias comics de verdad, no se que paso.

    Comentario por Mauri — diciembre 28, 2011 @ 1:17 pm | Responder

    • Que no te gusten a vos no implica que no le gusten a alguien más (en este caso Andrés) y las recomiende. Lo bueno de los gustos es que no son heterogenoes… Por cierto, cual sería tu 5 recomendados?

      Comentario por Hernán Carreras — diciembre 28, 2011 @ 2:08 pm | Responder

  5. Mauri, te invito a que en tu recomendación incluyas un mínimo análisis de los motivos. Lo mismo al comentar aquí en Cuadritos. Una recomendación, una crítica, no siempre ni necesariamente se hace desde el gusto. Pongo en la balanza unas cuantas cosas. Entre ellas, entender que el público lector de historieta es amplio y no a todos les interesa/gusta lo mismo. A algunos les fascinará Muffins y otros preferirán Correrías. Para vos El cuervo no se entiende, para muchos otros es una de las historietas de la década.

    Te invito a hacer un ejercicio que como periodista cultural me obligo a hacer desde hace años: ¿me gusta esto? ¿por qué? Me gusta, ok, ¿pero es realmente bueno desde una mirada formal de su disciplina, o me gusta por otros motivos?

    Ah! Una cosa para todos: ojo con el tono. Críticas, debates y discusiones, con respeto por el otro y sus laburos, ¿ok? Y no, en este punto no estoy “invitando” a nadie. Ya todos conocen el espacio y cómo se maneja.

    Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 28, 2011 @ 2:35 pm | Responder

    • No gastes pólvora en chimangos, chabón.
      Feliz año.

      Comentario por el_bru — diciembre 30, 2011 @ 12:08 pm | Responder

  6. Gracias por las recomendaciones, se entiende el criterio creo yo. El cuervo que sabía se entiende que sea polémica, por una lado es excelente pero en lo que es la historia en sí el desenlace me dejo con un dejo de amargura. Falto una vuelta de tuerca en el argumento para mi gusto, pero en el balance sigue siendo muy buena. A mi personalmente Kwaichang Kráneo me llama mucho la atención, espero ver Murmullo terminada pronto.
    Desacertada me pareció la frase “humor gráfico que tiende a lo sensible y a las definiciones tiernas para seducir palermitanas sensibles”, más que tipificar parece cargar cierta connotación negativa. Poniéndole en bruto estas diciendo humor para chetitas. Pero bueh complejo ser sincero y no caer en polémicas. Aparte como lector del blog sé que disfrutas del gusto de las chetitas también, jeje.

    Comentario por Alejandro — diciembre 28, 2011 @ 7:20 pm | Responder

  7. Pregunta: “La ciudad de los puentes obsoletos” es cosecha 2011? No recuerdo si salió a fn del año pasado o principios de este.

    Con respecto a tu selección, yo no esto y de acuerdo con “Angela…”. Visualmente Sanz es volador de cocos, pero el guión… no sé, siento que la redundancia de textos, la sobreexplicación le juegan en contra… no hay nada más de lo que ves, no hay un subtexto, el texto es el subtexto, entonces terminás de leer y pensás “ok, y? qué me quedó” y no sé… a mi no me queda nada…

    Otro que estoy tratando de descifrar es DGMW. Por momentos pienso que es sólido, interesante, una propuesta distinta, a ratos pienso todo lo contrario, que se queda corto, que en realidad no pasa nada y que no existe en ninguna escena un peligro real para ser sorteado por los protagoniastas… claro que al rato pienso en los climas visualmente logrados y la cadencia y vuelvo a empezar… será cosa de seguir pensando.

    “Correrías…” está perfecto donde esta. Igual, la dichosa frase de la polémica le juega en contra: el libro es por lo que es, por su esencia intrínseca. No es mejor o peor por comparación, Es. Entonces, quizás, con ese criterio podría decir que “Gaturro está por encima de muchas tiras porque en épocas en donde se busca la obra de autor, el comentario personal y sentido, esa tira rescata el sentir popular y masivo que la historieta supo tener, garantizando el resurgir de la industria” no? Me fui a la mierda? 😛

    Saludos y buen año!

    Comentario por Nico — diciembre 29, 2011 @ 9:53 am | Responder

    • Hola Nico. La duda es lo único que me interesa como autor, el misterio. Si te gusta o no te gusta, que no sepas por qué. Como con las minas, es fácil gustar de la que está vestida para matar, pero en cambio esa de allá atrás tiene algo que no sé que es…

      Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 1:33 pm | Responder

  8. Siendo muy diversas en un montón de cuestiones, el Rispo y El Cuervo… son historietas fundamentales. (Coincido con 2 de 5 elecciones, buena perfomance). Creo que el Cuervo es más difícil -lo que no es un mérito en sí, apenas una constatación- exige relectura y atención a muchas sutilezas, pero no se me ocurren muchas historietas que tengan esa sólidez y esa inteligencia. Si alguna vez termina Murmullo (y está bien que no lo apure), vamos a tener en las manos una obra maestra.

    Comentario por FedericoR — diciembre 29, 2011 @ 10:00 am | Responder

  9. Ale, Nico, efectivamente: creo que es candidata a las frases más desafortunadas del año. Una humorada que salió para atrás.
    A ver, cualquier lector más o menos frecuente sabe que disfruto del laburo de Liniers, Kioskerman, Tute, Decur o Paio Zuloaga, todos exponentes de esta tendencia (que, no nos engañemos, está en boga). Todos fueron entrevistados y sus laburos reseñados y elogiados (o lo serán muy pronto).
    Y sí, las generalizaciones y estereotipos son una cagada (mi error), pero no es difícil percibir diferencias entre el grueso de los públicos lectores de estos (muy buenos) historietistas y los de, por ejemplo, Sala, Parés o los muchachos de la Lule. No está mal ni bien. Es lo que es.
    Lo que esa frase apuntaba a señalar es que la calidad del laburo de Parés se impone más allá de modas y tendencias. Correrías es tan enorme como obra…

    Espero con eso haber zanjado la cuestión. Y si a alguno o alguna ofendí, palermitano/a o no, mis disculpas.

    Ahora, a los otros temas:

    Ale, a mí me sorprende que El cuervo que sabía sea polémica. Es cierto, es una obra difícil (al mismo tiempo, cualquiera podría pensar que es naturalmente la obra que más les gustaría a los críticos ;), como muchas veces pasa en cualquier disciplina artística). Pero para mí no le falta ni sobra nada. Hay un enorme laburo de construcción de un mundo y una serie de ideas que se sostienen independientemente de que a uno pueda gustarle o no el final.

    *

    Nico, ¿sabés que con Angela y Sanz me pasó al revés? Nocturno me fascinó gráficamente, pero no me pareció más que eso. En Angela, en cambio, siento que no sólo Salvador pegó un salto cualitativo en la construcción del guión, sino que también veo mayores inquietudes temáticas. Ese, por ejemplo, fue el auténtico motivo por el cual destaqué el libro en Página/12 en su momento. Hay un laburo muy interesante con las ideas del lugar del propio cuerpo y de sentirse incómodo con él que me pareció, sino una reflexión, al menos una suma de intuiciones muy contemporáneas.

    Y DGMW es un muy buen libro. Yo veo un peligro subyacente constante en la trama, una tensión alta constante, aunque es cierto que tiene pocos “picos” de tensión. ¿Le falta sustancia? No sé. No creo (uno a veces, también como ejercicio crítico, debe preguntarse si es no quien no ve la sustancia o que la sustancia no está, cuando se hace esto se empieza a prestar atención a los detalles que al comienzo pasamos por alto).

    *

    Fede, ¿qué otros hubieras elegido vos? ¿Leíste ya Mi Buenos Aires querido? Intuyo que ese te va gustar mucho.

    *

    Y todos en general: recuerden que estos recomendados están pensados con criterio amplio, no necesariamente con gusto personal. A modo de buena balanza, uno debería poder regalarle a cualquier persona estos cinco libros y que al menos uno le guste mucho. Y más allá de gustos, pucha, son cinco librazos y en mi humilde apreciación crítica, notables historietas..

    Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 29, 2011 @ 10:59 am | Responder

    • Yo una de las diferencias que percibo entre lectores de Parés o Sala y los de Liniers o Kiosker es que a los primeros directamente no los leen la mujeres, de ningún barrio. Por ahí me equivoco, me baso en testimonios visuales, nomás.

      Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 1:37 pm | Responder

      • Quiero decir, que te lean sólo varones de una cierta edad también es tendencia.

        Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 1:38 pm

  10. Muchas gracias por tu aporte a mis críticas! Me debés lo de cuándo salió “la ciudad de los puentes obsoletos” =P Asumo que si no se mencionó, debe ser del 2010 y llegue tarde (como siempre xD)

    Comentario por Nico — diciembre 29, 2011 @ 11:13 am | Responder

  11. Lo sabía! Bueno, a mi me llegó ahora y lo destaco ahora (?)

    Andrés, estaba pensando los otros días, y atándolo a lo que comentamos de DGMW, qué opinas de los comics hechos en argentina, por argentinos, que estén redactados en neutro? No le quita fuerza? En ese sentido, me causó mucha gracia la forma de Parés de contruir sus diálogos con centenares de frases hechas, de frases de la tele, de dichos y demás. Pero en serio, me pregunto, quién habla neutro? Qué es el neutro? y por qué un autor querría que sus personajes hablasen así?

    Hoy estoy conversador. Saludos!

    Comentario por Nico — diciembre 29, 2011 @ 11:24 am | Responder

    • Mirá cómo fugo hacia adelante: para el verano hay programadas una serie de articulitos sobre la escritura en la historieta. Prometo agregar este tema.

      Comentario por Andrés Valenzuela — diciembre 29, 2011 @ 11:34 am | Responder

      • Eso nos vendrá bien a unos cuantos 😀

        Comentario por Alejandro — diciembre 29, 2011 @ 12:31 pm

    • Primero y principal, si somos capaces de leer una edición española en neutro, no veo por qué no podemos hacerlo en una edición argentina. Que yo (o Connelly) seamos argentinos no nos pone en deber de escribir como se habla acá. A lo qué sí estamos obligados es a tomar deciciones estéticas, y en ese caso sostengo que quedaría simple y llanamente mal que en el Mississippi de los años ’60 hablen de vos. Por otro lado, tras haber vivido años en el extranjero, el español neutro me es tan natural como el lunfa más reo.

      Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 1:29 pm | Responder

      • Hola Berliac, muchas gracias por tomarte el tiempo de responder mi comentario. En realidad, iba un poco más allá de tu cómic en sí. Cuando me releí tuve la impresión de que capaz podría malinterpretarse.

        Yendo a DGMW en sí, y retomando lo que ya dije, que me impactaron los climas que creaste, me dí cuenta que no pasaba lo mismo con los textos, que de hecho, me sacaaban de clima. Quizás sea un tema mío (soy bastante purista del lenguaje y de cómo se escribe) pero nunca fui amigo del neutro. Probablemente en el Misissippi de los 60s no hablaran de “eh, vo’, chabón” (exagero con fines argumentativos) pero pongo en duda que hablasen en neutro. Digo, capaz es un tema más profundo, que pase por una decisión estética al momento de armar la obra “cómo traduzco el “slang” afroamericano de esa época en pos de no perder nada en el camino… en fin, mi comentario apuntaba a eso, a la difícil situación que se presenta y que, quizás, el resultado en sí era debatible.

        Obviamente es tu obra y entiendo que la defenderás cuanto creas conveniente, simplemente me apunte a un debate más profundo y puramente intelectualoide jaja.

        Saludos!

        Comentario por nico — diciembre 29, 2011 @ 2:04 pm

  12. ¿Pero cómo vas a ser purista de algo que no existe en forma pura? ¿Qué es un lenguaje puro? A cada obra le corresponde un lenguaje, y a DGMW creemos con Connelly que ese es el que le correspondía. Ni siquiera lo pensamos “Che, lo hacemos en neutro o en argento?”, el neutro fue casi una obviedad. Lo que a vos te hace ruido, me parece, es saber que los autores son argentinos, porque si la historieta fuese Guatamalteca o una traducción del inglés editada en España o México no sé si estaríamos hablando de esta cuestión. Un saludo!

    Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 2:22 pm | Responder

    • En mi caso (y repito no leig DGMW todavía) no me pongo a discutir el neutro de obras traducidas porque me aburrí de hacerlo. Los guatemaltecos no hablan en neutro, aunque (no lo sé) pueda sonar parecido. Lo hablo en este caso, porque tengo a los autores a mano para hacerlo (y además son buena onda y se dan un tiempito para hacerlo 😀 )

      Comentario por Hernán Carreras — diciembre 29, 2011 @ 2:34 pm | Responder

      • No te preocupes muchacho, ya te aburrirás también de discutir el neutro en obras no traducidas, todo pasa.

        Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 2:41 pm

  13. Mi visión personal con el Neutro es que debería ser abolido de la mente humana.
    No es ni chicha ni limonada. Creo que si bienen mississipi (sin haber leido la obra) de los 60 no hablaban de vos, tampoco en neutro, Incluso creo que tienen una tonada y un modo de hablar muy particular. Mi opinion (humilde) al respecto es que habría que buscar la manera de que no sea neutro y que también te haga pensar en ese slang en particular. ¿como hacerlo? es algo que me desvela a la hora de escribir je.

    Comentario por Hernán Carreras — diciembre 29, 2011 @ 2:27 pm | Responder

    • Mi duda es: ¿existe algo “neutro”?
      O sea: adeudo la lectura del librito de Berliac-Connelly, pero si es, como dicen, en el Misissipi de los ’60, difícilmente hablen en español. De ahí en adelante, no hay neutralidad en la decisión de que los personajes hablen de tal o cual manera.
      Feliz año.

      Comentario por el_bru — diciembre 30, 2011 @ 12:14 pm | Responder

      • Y sí, “neutro” digamos es como decir “novela gráfica” o “librito”, es una convención. Ponele “español pasteurizado”, como más prefieras. Aparentemente tengo que explicarlo for dummies: en DGMW en particular, nuestra intención fue que los personajes suenen como lo que sea menos como Francella en NYC.

        Comentario por Berliac — diciembre 30, 2011 @ 12:22 pm

  14. Igual ojo, el neutro no era para buscar un lenguaje correspondiente al Mississippi de los años 60, eh? Lo que quise decir es que escribirlo en argento de movida sería desubicado, literalmente. En todo caso el empleo del neutro nos interesó (me interesa) como slang en sí. En DGMW vas a ver “maldita sea” y cosas por el estilo más en alusión a los años `60 (y de nuevo, no a los años `60 en sí, sino a las traducciones de la cultura popular que nos legaron) que al Mississippi. El neutro como slang en sí me interesa, es un híbrido muy loco.

    Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 2:39 pm | Responder

    • Bueno, un caso interesante de español neutro de acá es “Agrion”, de Pablo Vigo ( http://agrion.factumcomics.com ). Es casi una caricatura. Vigo, Connelly, esto ya es tendencia. Me pregunto las chicas de qué barrio nos leerán más.

      Comentario por Berliac — diciembre 29, 2011 @ 2:44 pm | Responder

    • Creo que me voy a aburrir menos, por el tema de que se puede tener con los autores.

      Comentario por Hernán Carreras — diciembre 29, 2011 @ 2:46 pm | Responder

  15. Berliac, me quedo con tu respuesta “En todo caso el empleo del neutro nos interesó (me interesa) como slang en sí. En DGMW vas a ver “maldita sea” y cosas por el estilo más en alusión a los años `60 (y de nuevo, no a los años `60 en sí, sino a las traducciones de la cultura popular que nos legaron) que al Mississippi.” Ahí esta la posta de todo esto. Es lo que yo llamé en uno de mis comentarios “decisión estética” al momento de armar la obra.

    Después, sí, está en cada uno analizar si le cabe o no leer algo con “maldición” o “demonios”, si entra o no en el código que propone el autor.

    Eeeen fin, quedó zanjada la cuestión, me gustó leer tu libro y siempre es interesante este debate ñoño sobre la escritura.

    Saludos!

    Comentario por Nico — diciembre 29, 2011 @ 3:37 pm | Responder

  16. Bueno, hola. Primero quería resaltar que de los 5 libros que recomendó Andrés solo leí “El cuervo que sabía” y que me parece una buena recomendación.
    Sobre el tema de DGMW, me parece que se está haciendo mucho ruido por algo que no se debería. Se habla en “Neutro” porque, lisa y llanamente, queda bien con los dibujos y la epoca. Puede que no te guste la “Formalidad” o que te parezca “poco usual” pero, a mí entender, se lleva bien con los personajes y el clima. Como dijo Berliac, cuando llega una obra extranjera traducida en neutro, uno no se pone a pensar porque dijo “tu” en vez de “vos” o “boludo” en vez de “maldito o lo que sea que fuese el insulto”.
    Saludos.

    Comentario por Connelly — diciembre 29, 2011 @ 3:42 pm | Responder

  17. Lo que sí: no recuerdo que las obras en españa sean traducidas al “neutro” tengo diversos comics de procedencias yanquis, japonesas y francesas traducidas en españa en los que abundan los “gilipollas” y el “joder tio”.
    Me parece que el neutro no es propio de españa, sino más bien de latinoamérica. Una creación de índole comercial para poder editar un producto en toda la región sin que suene muy extraño en ningún país.
    Igual creo que los que leemos historieta argentina ya deberiamos estar curados de espanto, despues de todo la más importante historieta de aventuras local transcurre en bs. as. y sin embargo está escrita en neutro.

    Comentario por Zambrano — enero 1, 2012 @ 12:15 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: