Cuadritos, periodismo de historieta

enero 26, 2012

Sala: un apoyo y una carta abierta

Filed under: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 6:00 pm
Tags: ,

Para algunos, una respuesta “corporativa” a la polémica en torno a la tira de Gustavo Sala en el suplemento NO del jueves pasado. Para otros, una defensa merecida de un autor que merece su respeto como tal y como persona, que atraviesa un mal momento. La solicitada en apoyo a Gustavo Sala, rechazando las agresiones de las que se vio objeto lleva las firmas de más de 150 colegas.

Hoy fue publicada en Página/12 junto a una carta abierta de una socióloga recriminándole con respeto su tira al humorista gráfico.

En la solicitada no figuran todas las firmas, pues aún no se habían terminado de cotejar al cierre de edición del diario. Desde este rincón, se suscribió a ella por todos los motivos expuestos el martes.

13 comentarios »

  1. La corpo.

    Comentario por Diego Parés — enero 26, 2012 @ 6:06 pm | Responder

  2. Alguien le tiene que explicar a la Sra. Gurevich que Spiegelman no fue víctima de nada, en todo el caso sus viejos, el cual le llegó de segunda mano. Lo de los jabones se ha dicho un millón de veces que fue un mito, y lo de la pantalla de veladora fue algo que encontraron una sola vez, en la casa de un sicópata famoso yanki, Ed Gein, en 1957.
    Se entrevera mucho el tuco, y como la nota de Beatriz habla justamente de las derrapadas peligrosas de la ignorancia y la negligencia, cabe corregir algunas cosas. Me parece, digo. Y con respeto.

    Comentario por Matías Bergara — enero 26, 2012 @ 6:48 pm | Responder

    • Llego tarde, tardísimo, a este post, por haber estado de vacaciones, pero igual quiero opinar.
      No estoy para nada de acuerdo con la carta de Raquel Gurevich y, por suerte, lo voy a poder discutir cara a cara con ella la semana que viene porque nos cruzamos en un trabajo.
      Pero sin embargo, Matías Bergara, tampoco estoy de acuerdo con vos: planteás que “[l]o de los jabones se ha dicho un millón de veces que fue un mito”. Se puede decir mil millones de veces, y sin embargo eso no cambia nada: se tienen que presentar pruebas. Y lo que hay es pruebas de que, al menos en un número reducido y aunque sea a modo de experimentación, sí se uso partes de cuerpos humanos para hacer jabón. La forma de negarlo no es decir un millón de veces que es un mito, sino demostrar lo contrario.
      Eso no quita que yo considere que Gustavo Sala está en todo su derecho de hacer ese chiste. No lo hallo ofensivo ni me siento ofendido en mi condición de judío y de descendiente de personas perseguidas por el nazismo.

      Comentario por Luq — febrero 6, 2012 @ 6:00 pm | Responder

  3. Hoy mientras hablabamos del tema Sala con mi flia,me dijeron que se le fue la mano,que hay temas que no se jode y que pasaria si se metieran con los desaparecidos.E inevitablemente se me vino a la memoria una historieta que leí en la revista el Vórtice que sacó al Comiqueando por el 95 mas o menos.Alli salia una historieta del niño Rodriguez,que se llamaba JORGE, EMILIO Y RAMON.Tocaba justamente le tema de los desaparecidos,en una linea de humor negro,negrisimo diria yo y que sacado fuera de contexto sonaria hasta ofensivo.Pero uno puede entender y hasta reirse de una ocurrencia de Rodriguez,porque discierne y piensa que es una manera de hacer humor.Ahora,que hubiese pasado si eso lo hubieran levantado los medios y hubieran hecho estas cruzadas como hoy se le hace a Sala por meterse con la comunidad judia?no defiendo lo indefendible,me importa poco si Sala esta en un diario pro gobierno,si lo hubiera hecho en un fanzine,lo mismo lo bancaria,porque entiendo y soy un adulto que puede o no gustarle lo que esta haciendo para Bife angosto.Los limites son necesarios,por ahi él se fue un poco al carajo,pero no me parece poco mas pedir su cabeza o destrozarlo como Tupac Amaru.Busque el que pueda esa historieta que les mencione y fijense que tranquilamente pudo haber sido al reves,y sin embargo nada paso.Recuerdo tambien las caricaturas que ofendieron a los musulmanes sobre Mahoma,y no se quedaron ahi,fueron por mas.Entonces,porque tanto alboroto cuando se les toca a ellos y no se mide con la misma vara si pasa con otros pueblos,tan e igual de nobles y con derechos como lo puede ser el pueblo judio?

    Comentario por Barricada comics — enero 26, 2012 @ 8:12 pm | Responder

  4. Una y otra vez se repite desde lo círculos críticos la importancia de “la moral del artista” cuando se habla del “suceso Sala”. Yo me pregunto: el artista no debería, justamente, carecer de ella? La moral es una construcción social sobre lo que se debe o no se debe hacer o cómo comportarse (corrijanme si me equivoco). Salís a la calle en bolas y sos un inmoral (o impúdico, ja!). Entonces, por qué el artista debería tener algún filtro de este tipo, si en definitiva cada sociedad cambia sus valores según (des)evoluciona, y lo que antes era inmoral (una mina contando con cuantos tipos se encamo en televisión) hoy se ve en intrusos a las 3 de la tarde. El artista, por ende, no debería (creo) estar supeditado a esos “humores” sociales y dedicarse a gritar sus verdades sin tapujos, no?

    Por otro lado, se le pega tanto a Sala por su tira supuestamente “banal”, ahora, por qué se cree que, como es humor, es más chato y menos “elevado” el comentario de fondo. Si se tratase de una historieta de quichicientas páginas sobre un tipo en una cámara de gas, todas las páginas es la agonía del pobre judío que está atrapado y cómo su vida pasa delante de sus ojos probablemente no hubiera habido drama porque es algo “serio”.

    Por último, por qué se asume que Sala es ignorante o ha “obrado mal” en dicho texto? Es erróneo inferir eso, y aún más peligroso decir “un error en la conducta” como si hubiera una conducta acertada y una errada. Dejando de lado la calidad (o no) de la tira en cuestión, entiendo que la autora lo que trata de expresar es que Sala no debería siquiera haber pensado esas ideas para la construcción de dicha tira (o de cualquiera de sus tiras, por caso) y que al hacerlo está errando el rumbo como ser humano. Sí, es muy extremo, pero el subtexto de este texto para mí es bastante peligroso. Aún así, la frase que más me irritó fue la del final: “Tratemos de evitar que crezca el malestar en la cultura.” Es bastante agresiva, dicho sea de paso, y plantea el total desconocimiento del género en el que se mueve Sala, y se arroga (como hace en todo el texto) el derecho de asumir que su opinión es absoluta y que su sentir es tan generalizado que impacta en “toda” la cultura.

    En fin… me fui a la mierda? Capaz, perdón por la extensión Andrés. Ya lo había leído hace unos días el texto, me indigné en ese momento y ahora traté de expresarme lo más claro y justo posible. Tal vez sobre analicé algunas cosas? Y bueh…

    Felicitaciones por tu texto “La condena”, brillante. Saludos!

    Comentario por Nico — enero 26, 2012 @ 8:47 pm | Responder

  5. No adhiero al texto de la Socióloga, desde su punto de vista uno no puede acercarse desde ciertos ángulos al tema del holocausto si, de alguna forma, no está conectado con la comunidad judía. Ergo: no puedo abordar con humor negro el 11-S si no vivía en Manhattan en esa fecha, o trasladando esto a nuestras tierras, no puedo tocar el tema de los desaparecidos en la última dictadura si no estoy relacionado de alguna forma con al menos una víctima de esa época.

    “Para hacer humor con este tema hay que haber sentido el dolor de la víctima, como Art Spiegelman, el autor de Maus.”

    Esta frase desautoriza todo el texto. Si acordamos poner ciertos límites para el humor -hablando en términos puramente teóricos, claramente ese acuerdo, cuando mucho, podría ser tácito, en la actualidad solo está impuesto por el juicio de cada artista-, los mismos caben para absolutamente todo comunicador, y ahí entramos, una vez mas, en el terreno de la censura. Esto me suena mucho al voto calificado, por ejemplo. Alguien que no es consciente del dolor que se vivió en esos años, que no está debidamente informado de los hechos históricos y que no tiene una relación directa con los sobrevivientes y descendientes de esas personas está desautorizado para poder tocar el tema, desde cualquier ángulo. Esto comienza acá, ¿y donde termina?

    Estoy dolido e indignado por el acoso que está viviendo Gustavo estos días. He tenido la desgracia de leer comentarios con un nivel de violencia inaudito, incluso para las Redes Sociales, y no conforme con eso el tratamiento que muchos medios le han dado al tema no hizo mas que avivar aún mas la llama. De repente parece que solo existen 2 veredas: la de los eternos intolerantes que construyeron una identidad a través de la victimización, y la de los ignorantes e insensibles que no tienen límites, todo les chupa un huevo y solo buscan trascender a través de la polémica y el bardo. No parece haber términos medios.

    Es la primera vez, en mi vida adulta al menos, que veo que se genere tamaña polémica por un chiste gráfico. Creo que la velocidad y voracidad de los medios actuales contribuyó a que esto tomara las dimensiones que tomó, y espero que con la misma rapidez las cosas vuelvan a su curso normal, y Sala pueda seguir entreteniéndonos como lo vino haciendo hasta ahora: sin censura.

    Saludos

    Comentario por Logan San — enero 26, 2012 @ 8:51 pm | Responder

    • Coincido plenamente con Nico y Logan San. Yo también sentí ” se arroga el derecho de asumir que su opinión es absoluta y que su sentir es tan generalizado que impacta en “toda” la cultura.”, especialmente cuando usa la 1era plural. ¿Quién carajo es ese “nosotros” si es un texto de opinión? ¿A quién cree estar representado con esa columna?

      Además hace conclusiones demasiado rápidas, que no se justifican de ningún lado: “su comic parecería indicar que usted no encuentra aberrantes las atrocidades cometidas”, “muestra un tipo de mentalidad que, con tal de hacer reír, repara poco en los potenciales daños” y “el tipo de humor que practica usted no contribuye a que se supere lo que denuncia” son algunos de los ejemplos.

      A eso se le suman frases como “la displicencia de su conducta evidenciada en la confusa ambigüedad del texto lanzado al espacio” para demostrar que ‘escribe bien’ (me acordé de las notas de escribir bien de este blog, que nada tiene que ver con ese tipo de escritura), actitud arrogante y academicista que justificar una opinión personal y encubre la bardeada con epítetos de elevación indispensables para un texto de autor.

      La frase final cierra toda la intención hipócrita de la nota. ” Tratemos de evitar que crezca el malestar en la cultura. ¿Es mucho pedir?”

      Por último les dejo una nota que encontre en otro blog sobre el tema y que me pareció interesantisima, sobre humor y los límites de lo que se puede representar (además usa a Maus para defender a Sala):
      http://sobrehistorieta.wordpress.com/2012/01/20/gustavo-sala-y-la-tira-de-la-polemica/

      Comentario por Texi — enero 27, 2012 @ 12:33 pm | Responder

  6. Me causa gracia que hablen de “corporación” cuando, bien al principio, la carta dice “no teniendo una organización ni sindicato que nos nuclee, nos unimos en esta ocasión para expresar…”

    Pero bueh.

    Comentario por Loris Z. — enero 26, 2012 @ 9:25 pm | Responder

  7. Los que critican la tira dicen “con ciertos temas no se debe hacer humor”. Es como decir “sobre ciertos temas no habría que hacer música”.
    Creo que el humor es una herramienta expresiva; todo depende de quién la use y cómo la use. No hay una única manera de hacer humor. Tampoco todos se ríen de lo mismo. Hay gente que se rie pensando que con un prisionero se puede hacer jabón y disfruta de aquella canción de Pipo Cipolatti. Hay gente que no se rie de eso; yo por ejemplo.
    Lo que quiero decir es que siempre el humorista establece un vínculo de complicidad con cierto tipo de lector. Es como si dijera “vos y yo sabemos de qué estamos hablando”.

    El humor siempre trabaja sobre el malestar, el dolor, el sufrimiento, etc.; esa es su materia prima.
    En el caso concreto de la tira de G.S. se aborda un tema que genera mucho sufrimiento. Además, en un tipo de sufrimiento en el que hay víctimas y victimarios.

    La clave es ¿de quién se está riendo el humorista en su tira? ¿de la víctima o del victimario? ¿con qué lector está estableciendo un vínculo de complicidad el autor? ¿con el que se divierte pensando en el jabón o con el que le repugna la idea?

    Todo un tema

    Comentario por Daniel Paz — enero 29, 2012 @ 10:33 am | Responder

  8. Si todos reconocen y defienden la pluralidad de voces, no veo donde esta el “error” de Sala.
    Es imposible ser neutral y contentar a miles o millones de personas. Su público a eso lo sabe y respeta esas reglas no escritas, cosa que esta socióloga no comprende.
    En fin.

    Comentario por Julián Gabriel — enero 29, 2012 @ 6:46 pm | Responder

  9. Me vi tentado de hacer una pequeña historieta llamada “herr gustav stahl, el dibujante neonazi”, en la que el personaje terminaría secuestrado por un grupo comando de DJs, pero luego pensé que no convenía echar leña al fuego :-p
    (por si hay que aclararlo: no, no creo que sala sea nazi, solo era para a aprovechar un argumento servido en bandeja)

    Comentario por Zambrano — enero 29, 2012 @ 9:27 pm | Responder

  10. […] televisión reclamando explicaciones. No estuvo solo, un amplio grupo de colegas respondió con una carta abierta en su apoyo. Cinco meses después, más calma la situación, mudado y viviendo en Capital Federal, Sala se […]

    Pingback por “Apareció una autocensura muy molesta, pero inevitable” « Cuadritos, periodismo de historieta — junio 17, 2012 @ 10:01 am | Responder

  11. […] análisis de Cuadritos y las reflexiones del propio involucrado. También vale señalar que hubo una carta abierta en apoyo al humorista, y que el caso se zanjó con las disculpas del humorista y una visita al Museo del Holocausto en […]

    Pingback por 10 noticias claves para la historieta argentina en 2012 « Cuadritos, periodismo de historieta — diciembre 23, 2012 @ 10:05 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: