Cuadritos, periodismo de historieta

marzo 21, 2012

Una “de miedo” y otra “de ladrones” para leer más historieta digital

Agrión también expone las contradicciones de los '60

El miércoles pasado se retomó una vieja costumbre del sitio: las reseñas web. Empezó con la primera parte de Morón, Morón, de Ángel Mosquito y hoy la recorrida por las publicaciones digitales sigue por el territorio de la historieta de género. Para el menú del día hay una de terror y otra de ladrones. Se trata de Un juego de sombras y de Agrión, ambas del portal Factum, grafonovelas semanales.

Un juego de sombras, con guión de Damián Connelly y dibujos de Matías San Juan, es una historia de terror bien clásica y (al menos hasta el momento) muy sólida. Narra cómo cinco tipos de dudosa moral y procedencia quedan atrapados en un caserón presuntamente abandonado en el que empiezan a pasar cosas inquietantes. Hay visiones de una niña que aparece y desaparece, una chica del grupo empieza a hablar de la “señora liebre”, del “señor oso”, y del “señor y la señora sombra”, y varios personajes de origen desconocido meten cuchara en una olla de la que todavía no se ve el fondo.

Por el momento la historia muestra una narrativa sólida y a la dupla manejando muy bien los tiempos, en particular las viñetas con las que cierran cada página. Connelly mantiene la tensión ofreciendo pocas explicaciones y con aparentes cruces de tramas, mientras San Juan marca bien los climas, con su dibujo preciso y un manejo del color simple pero efectivo.

Y luego está Agrión, probablemente de las mejores historietas digitales de Argentina.

Personajes inquietantes y una casa abandonada, los elementos principales de Un juego de sombras

Allí Pablo Vigo cuenta la historia de Ali Bull, un ladron de guante blanco que quiere dejar de seducir incautas nenas bien para dar un gran golpe en París. Es decir, subir de escalafón en el mundillo del hampa con glamour. La historia está ambientada en la década del ’60. El autor hace un gran trabajo de (re)construcción del clima, que no se queda en el estereotipo previsible.

Por supuesto, abundan las referencias a la música y acontecimientos puntuales de sociopolítica (incluso desliza alguna alusión a la bande-desinnée del momento), pero lo más interesante está en el retrato de las tensiones sociales. En particular cuando las corrientes del hippismo y el amor libre se entrecruzan con el cinismo de algunos otros personajes (el mismo protagonista, sin ir más lejos). Allí Vigo muestra que las contradicciones del cuadro de época, menos florido y con luces más tenues de lo que hace suponer la postal de Woodstock. Aún más, podría decirse que es justamente ese choque contra la ingenuidad y el optimismo lo que hace posible el “trabajo” de Bull.

Agrión también lleva estética y filosofía como parte esencial del argumento

(Es interesante notar que, además, hay un juego de palabras con el apellido del protagonista, pues “Bull”, además de toro, es un término coloquial para “engaño” o “mentira”).

Vigo ya lleva 120 páginas publicadas. Es decir, más de dos años publicando cada semana una tira doble que resulta excepcional en su concepción, manejo del color, diseño y tiempos del relato. 120 puede parecer un montón, hasta que se prueba leerlas de corrido: la lectura atrapa y parece durar un suspiro. ¡Y le falta para terminar! Tras tanto dibujado, Bull recién está ganándose la confianza de sus ¿inminentes? víctimas y aunque la historia parece estar en su recta final, deben quedarle aún algunas decenas de entregas. Lo que es seguro es que Vigo está realizando un trabajo notable que pide a gritos la recopilación en libro.

6 comentarios »

  1. ¡Qué BIEN que pinta Agrión! No la conocía de nada, así que gracias Andrés por hacerme llegar esta historieta que parece una joya dentro de la red.
    A leerla!

    Comentario por Luciano Saracino — marzo 21, 2012 @ 1:15 pm | Responder

  2. “Agrión” es una excelente historieta, en el que el trabajo de Vigo, tahto en lo gráfico como en lo documental, sobresale.

    Comentario por quique alcatena — marzo 21, 2012 @ 4:51 pm | Responder

  3. Como era de esperar escribí un extenso comentario agradeciéndote, Andrés, por tamañas palabras para “Un juego se sombras” , “Agrion” y por la atención que le prestas a Factum y un error de sistema las borro. Esto es algo que suele sucederme. Llevo la cámara de fotos a la ascensión de Cristo y me dejo el rollo en casa. Momento de prevenir y comprar una cámara digital, aunque siguiendo un código de conducta me olvido de cargarla antes de salir.
    En aquel comentario, lo recuerdo, tome prestado con eficacia la voz de Faulkner, no como este que se asemeja, en el mejor de los casos, a un traductor de Anagrama con catarro; Destacaba el trabajo que están haciendo Matías y Damián en “Un juego…”. Una historia distinta que a pesar de tener publicados siete episodios atrapan y lo deja a uno armando hipótesis sobre los hechos que están por venir. Damián está probando ser el excelente guionista que ya se venía perfilando desde hace tiempo y el trabajo de Matías, como siempre (y digo esto desde un lugar de completa envidia), crece exponencialmente pagina a pagina. Al ser amigo de ambos y conocer algunos de los entretelones del proceso, se que esta es una historieta clave para ellos que deja impreso la simbiosis que se genera entre el laburo de estos dos grandes. Por mi parte me queda agradecerte el tiempo que te tomaste en escribir y leer una historieta que asumía que no leía nadie como lo es “Agrion”. Sé que inconscientemente, o más consciente de lo que quiero admitir, hago lo posible para dificultar el arduo trabajo que es leer, con el intervalo de una semana, una página de historieta. Me veo tentado a adelantar cosas de “Agrion” pero lo dejo para la (ojala) edición impresa. Por el momento estoy reescribiendo y preparando las cosas para redibujar la historieta.
    Luciano: ¡Muchísimas gracias! Espero que te guste la historia y cuando termines de leerla déjame un comentario en el blog diciéndome que te pareció
    Quique: Si pudieras ver lo que te escribí en aquel comentario… Sos un genio, Quique. No te puedo explicar lo feliz que me hicieron tus palabras. Espero verte pronto.
    Saludos
    Pablo

    Comentario por Pablo Vigo — marzo 23, 2012 @ 3:25 am | Responder

  4. Andrés: Gracias por la reseña.
    Pablo: ¡Qué grande! Agrion siempre te deja con las ganas de más y me gustaría verlo en papel muy pronto. Gracias por el “está probando ser el excelente guionista que ya se venía perfilando desde hace tiempo”, lo voy a terminar creyendo. Escribir “Un juego de sombras” se hizo más fácil por la gran profesionalidad que pone Matías en cada trazo, así se disfruta construyendo viñetas.

    Comentario por Damiaán Connelly — marzo 23, 2012 @ 2:58 pm | Responder

  5. Muchas gracias por tus palabras andres!, es un placer escuchar como se ve desde afuera el laburo que hacemos
    Saludos!
    Matias

    Comentario por Matias — marzo 24, 2012 @ 7:51 pm | Responder

  6. Pablo: Leí de punta a punta Agrión y me pareció EL HALLAZGO que hace rato venía buscando.
    Eso puede sonar un halago pero es, en realidad, una amenaza: QUIERO EL LIBRO!

    Te felicito. Lograste (estás logrando) una obra redonda.

    Comentario por Luciano Saracino — marzo 27, 2012 @ 12:13 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: