Cuadritos, periodismo de historieta

marzo 28, 2012

Dos platos de melancolía

Filed under: Cómic Latinoamericano,Reseñas,Webs interesantes — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: ,

Un chiquilín aprende sobre dejar ir el pasado

Eso son Barriobalero y La mudanza, dos de las historietas que el blog colectivo uruguayo Marche un cuadrito ofrece a sus lectores. El sitio oriental (que también alberga algunos argentinos) actualiza todos los días con una serie diferente, siguiendo el mentado “modelo HR”. La primera se cocina los jueves y nos presenta a un desgraciado que termina en un bar preternatural. El segundo menú es para los sábados y sirve a un hombre que vuelve al barrio de su infancia.

Barriobalero recuerda algo al último House of Mistery, del sello Vertigo. La mudanza advierte al lector que en relativamente poco tiempo se puede armar un baúl de recuerdos difícil de cerrar y dejar atrás. Federico de los Santos (pluma invitada en el verano de Cuadritos) y Maan se encargan del bar. Nicolás Peruzzo (sí, el de Ranitas), maneja el flete. Ambas historias coinciden en el tono melancólico, detalle que está acentuado porque además manejan una paleta de colores muy parecida, anclada en los ocres y los naranjas pálidos.

El tono melancólico se marca desde el color en La mudanza y Barriobalero

Ambas historias parten del pasado. La de De los Santos/Maan para rehuirlo y -es de preveer- superarlo. La de Peruzzo para enfrentarlo. Por eso también ambas historietas tienen estilos de dibujo bien diferenciados. El trazo de Maan se percibe más rabioso y esfumado, como se siente un bar tras unas horas de alcohol en una mala noche. Los personajes de Peruzzo son más bonachones, incluso en la tristeza.

Como se verá en futuras reseñas, el tono melancólico no es la marca principal de Marche un cuadrito. Sólo uno de los sabores que se le pueden encontrar. Para muestra-adelanto bastan dos bocados de Las andanzas de Vlad Tepes (guión de Silvio Galizzi, dibujos de Matías Bergara -el otro compañero de armas de Rodolfo Santullo-). Allí Galizzi se desata con historias cortas y autoconclusivas de un Vlad Tepes intransigente con los mitos populares. Hasta ahora se metió con Papá Noel y terminó despellejándole los renos. En otro episodio, se le da por atropellar murgueros oficialistas.

Un poco de todo, ya se ve. Porque la buena alimentación, ante todo, es variada y equilibrada. El próximo miércoles, más reseñas del mundo de las historietas digitales.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: