Cuadritos, periodismo de historieta

abril 25, 2012

¿Qué se critica?

Filed under: Especiales — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: ,

Si en las dos partes anteriores de esta serie se exploraron cuestiones generales que conciernen a la aparición y selección de reseñas en los medios, esta rompe un poco esa lógica. Sucede que este artículo de cierre no puede sino estar escrito desde una perspectiva muy personal. No hay una única regla acerca de cómo encarar una crítica o una reseña. Hay ideas generales, más o menos compartidas, más o menos charladas entre los colegas. Hay ideas que se pueden extrapolar de una disciplina a otra. Hay (o debería haber), de fondo, una reflexión del crítico acerca de qué pacto de lectura quiere construir con su lector.

Algunos críticos prefieren lucirse. En estos hay distintos grupos. Están los que buscan ser mordaces, ácidos e implacables. Esto, vale advertirlo, sólo es posible cuando el autor de las críticas es talentoso para escribir. Quien no sabe manejar los tiempos propios de este género periodístico ni tiene lucidez para las buenas imágenes retóricas hará bien en buscar otros enfoques. Luego están aquellos que prefieren demostrar su abrumador conocimiento del medio y citan brillantes recitales de décadas pasadas o bandas oscuras que habrían sido fundamentales para cimentar el sonido de tal o cual otro grupo de presente esplendoroso.

En este espacio se maneja otra filosofía: a nadie le interesa lo que yo opine. O no debería importarle. De verdad. Entre los lectores de Cuadritos hay gente mucho más formada que yo o con toneladas más de lecturas. No soy quién para decirle a nadie qué debe leer. No soy quién para elevar o hundir una obra. ¿Qué reseño, entonces? ¿Por qué?

Hay un modo distinto de criticar y reseñar que es poner a la obra en primer plano. No al crítico, sino a la obra. En ese caso la tarea del crítico es analizar como el libro, la historia, la tira funciona. Qué elementos ofrece. Cómo construye lo que ofrece. Y sí, a veces es posible decir que eso que el o los autores buscaron hacer se logró mejor o peor. Que funciona o no. No es “objetividad”, pero casi. ¿Por qué Correrías del Sr. y la Sra. Rispo pasa de un tirón y no presenta dificultades en su lectura? Exponer los mecanismos no significa hacer que la obra pierda su magia. A veces, incluso, permite admirarla más. El ejercicio sirve también para entender por qué a veces nos gustan obras que no necesariamente son buenas.

Esto exige también un trabajo de observación del crítico sobre sí mismo. ¿Por qué me gusta esto? ¿Es realmente bueno? ¿Me gusta porque apela a tal o cual interés, recuerdo o vicio mío? En ese caso, ¿puede llegarle a gustar a quienes no comparten este rasgo conmigo? Y vuelta al comienzo: ¿cómo funciona esa historieta? ¿Qué busca formalmente?

Porque vamos, no todas las historietas buscan lo mismo ni se monta del mismo modo. Si un thriller psicológico no tiene personajes bien construidos, es difícil juzgarla con optimismo. Pero la cosa bien puede importar poco en una tira de humor gráfico delirante que sólo quiere fugar hacia adelante con acción desenfrenada. Si una novela gráfica se propone como una historia personal densa y el dibujante apela a colores pasteles claros, será difícil que genere el efecto deseado. Pero esa misma escala cromática puede ser perfecta para una comedia romántica ligera.

¿Es posible explicarle todo esto al lector de reseñas? Sí, claro. Y permitir que él mismo elija si ese modo de construir una historia (historieta) le interesa o le atrae y que en base a eso decida si comprarla o no. ¿Le sirve las citas de autores e influencias que se aprecian en el dibujo? Quizás. Sólo si conoce a esos autores, al menos de mentas, o si tiene tiempo para buscar esas mismas referencias. Y si, y solo si, es imposible ofrecerle páginas interiores para que aprecie por sí mismo el estilo gráfico.

Poner en palabras el dibujo puede ser un ejercicio muy arduo. A veces, imposible. Aún lográndolo, nada reemplaza a la propia imagen y su impacto. Lo que sí puede conseguir el crítico es desarmar los mecanismos según los cuales ese estilo de dibujo se incorpora a la narrativa y qué efectos tiene sobre ella. Algo que, por supuesto, normalmente sólo se aprecia con la lectura completa de la obra.

Allí hay una última ecuación al por qué se reseña: tiempo. De un modo u otro, el crítico es alguien que dispone de un tiempo extra que sus lectores no. Un tiempo extra para leer. Quizás otro tiempo extra más para releer. Un cachito de tiempo más para reflexionar, ordenar sus pensamientos y, finalmente, ponerlos por escrito a disposición del lector que no necesariamente dispone de esos ratos.

¿Cuándo sirve una reseña? Cuando el crítico pudo tomarse el tiempo necesario para leer y reflexionar. Cuando pudo expresar del mejor modo sus ideas. Cuando la reseña da al lecto la idea más cabal acerca de la obra. Cuando abre nuevas lecturas, nuevas discusiones.

3 comentarios »

  1. Perdón asome la cabeza, pero creo la pregunta “¿Es realmente buena?” me quedo haciendo distorsión en el cerebro. No creo haya un modelo de crítica -ni de cine, ni de historieta, ni de música- y, sí, a veces la primera persona gana; pero nada de todo esto me parece necesariamente malo. Creo, de hecho, que lo que uno puede hacer como crítico es tan simple como generar una nueva idea, buena o mala, sobre determinada obra. Y eso puede ayudar a iluminar tanto zonas obvias de ese objeto como zonas ocultas de miles de otros lugares, todo en un mismo texto. Digo, Accorsi no sé si cree hace crítica o no, y estoy seguro muchas cosas que uno hace le caben nada, pero a nivel educación historietil, pocos nombres fueron tan fundamentales en mi vida comiquera. Digo, me parece estamos hablando desde el recomendar, desde una idea funcional de la crítica que ignora se puede hablar desde otros lugares (desde el contexto de la obra publicada, desde lo que tal libro representa en una escena, lo significa su tema -o lo que deja de significar-; si se usan colores pasteles para contar Maus, es una opción a leer sin prejuicios, no creyendo eso “debería” estar en tal forma). Es vital pensar los cómics, como el pensar cualquier arte; quizás sea una vitalidad 25 watts, quizás sea algo dueño de un romanticismo incluso más grande que la idea de “voy a dedicar mi vida a hacer cómics”.

    Comentario por JMD — abril 25, 2012 @ 10:33 am | Responder

  2. Yo creo que hago crítica, Juanma. Por ahí chota, pero seguro crítica. Me considero alineado (y alienado, también) en la corriente de los “mordaces, ácidos e implacables” que mencionaba Andrés, aunque también me gusta buscar las influencias de los dibujantes, no para cancherear con que leí a muchos, sino para brindar el marco de referencia con el cual el lector hará… lo que le plazca.
    El tema de la crítica es riquísimo y todos los críticos alguna vez nos miramos el ombligo para preguntarnos cómo funciona el mecanismo. Me parece que el que mejor lo hizo es Roberto Giaccaglia, cuyo libro Crítica Creación no dice jamás la palabra “historieta”, pero me iluminó mucho el camino. Lo recomiendo a full.
    Un gusto haber sido fundamental en tu “educación historietil”!

    Comentario por Andres Accorsi — abril 25, 2012 @ 6:16 pm | Responder

  3. Tanto en el caso de este blog como en el de Accorsi a mi me sirve para saber que salio y tener una idea de si esa historieta puede interesarme o no. Un problema en la historieta actual es que no hay gran publicidad (si es que hay alguna) sobre lo que se publica o circula. Sino fuera por sitios como este no tendría ni la más perra idea de las producciones locales. Y considero a este EL sitio para lo movida argentina en mi humilde opinión. Yo leo cuadritos como si fuera el diario de la historieta argentina. Me pone en órbita de la cuestión. Y con 365 hago la segunda para tener bocha de recomendaciones y cagarme un toque de risa también.
    Muy buena la serie de artículos Andres, tu laburo es muy apreciado. Gracias.

    Comentario por Arekasadaro — abril 27, 2012 @ 2:20 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: