Cuadritos, periodismo de historieta

junio 5, 2012

La solidez de los sueños

Reparador… no sorprende a los versados en ciencia ficción, pero es muy sólido

El Premio Ñ de Historieta atravesó, desde su anuncio, distintos avatares. Sus bases recibieron numerosas críticos y tuvieron que ser modificadas a mitad de camino. Quizás por esto, o tal vez porque los otros concursos de historieta a los que se puede aspirar en el país tienen objetivos, extensiones y hasta galardones distintos, es difícil analogar con otras publicaciones del medio Reparador de sueños, la obra con la que Matías Santellán y Serafín ganaron la primera edición del Premio. En primer lugar, por extensión: ningún otro concurso nacional premia una novela gráfica de casi 90 páginas. Segundo, por las particulares y cambiantes condiciones.

Al resultado, es decir, al libro que aquí se reseña, le cabe como principal adjetivo la palabra “sólido”. Pues en principio es difícil objetarle aspectos importantes al relato. El guión funciona todo lo bien que cabe esperarse y el dibujo es sencillamente notable: captura correctamente el espíritu de la historia, aporta sus propias cosas a la lectura y permite al lector sumergirse en el mundo.

Reparador de sueños cuenta la historia de Cacho, un mecánico especializado en reparar unos “generadores” de sueños, desde los que se controla la vida onírica de la ciudad en la que vive, Polenia. Por esas cosas de la vida, a Cacho se le cruza un rostro que lo seduce y lo lleva a preguntarse qué hay detrás de los sueños artificiales. Mala cosa para él. Peor para los dirigentes de Polenia. Lo que se dice una distopía en regla.

La construcción de ambiente es uno de los puntos altos del libro

La historia tiene suficientes referencias como para imaginar que está ambientada en algún punto de Argentina en un futuro más o menos cercano (los personajes toman mate, por ejemplo), pero resulta imposible hacer una analogía respecto de la situación política local. Esos detalles folklóricos más parecen un adorno enclavado en la tradición historietística nacional que en un deseo de expresión social de los autores. En todo caso, una interpretación de ese tipo no suma ni resta nada a la historia, que va por otros carriles.

El guión, como reflejaba la entrevista con su responsable, tiene notorias influencias de los popes del género en su faz literaria (hay mucho Huxley, mucho Bradbury y no poco Orwell aquí) y ahonda en las influencias de Freud y la geometría, tanto en lo conceptual como en lo argumental. La consecuencia de esto es que el relato no resultará muy original a quienes estén habituados a este tipo de lecturas. Santellán reprocesa las ideas y las presenta en una buena historia, pero no propone nada nuevo.

El dibujo probablemente se lleve la mayoría de los elogios de los lectores. Y hay buenos motivos para ello. A cada viñeta de Serafín se le notan la horas de tablero puestas en ella. Hay mucha dedicación en pos de construir un mundo complejo y verosímil para el lector. Abundan los detalles y la estilización de las figuras de los personajes acompaña muy bien la historia. En líneas generales, en el dibujo reside gran parte de la fuerza de la obra, pues al guión sólido le suma una ciudad que parece ser real.

La tensión entre los sueños preprogamados y la libertad, eje del relato

***

Ficha Técnica

Reparador de sueños

Guión/Dibujo: Matías Santellán / Serafín

Género: ciencia ficción

Editorial: De la Flor / Clarín

Lanzamiento: abril 2012

Origen: Argentina

Páginas/papel: 88, 28 x 20 cm.

18 comentarios »

  1. Estoy de acuerdo en casi todo. Aunque la crítica de lo “poco original” del guión no puede aplicarse a Polenia. La descripción de la ciudad, su diseño de hexagonales, su funcionamiento, los psicomotores. Todos esos elementos son geniales, demuestran la poderosa imaginación del guionista. Y están plasmados en un dibujo magistral.
    Pero la historia sí, daba para más. Justamente su falencia es ahondar en la descripción del entorno y sus mecanismos, descuidando un poco la trama. Mucha voz en Off y pocos diálogos. Y al final, aparecen -un poco forzados- muchos clichés del género distópico.
    ¡Me gustó! pero esperaba más.

    Comentario por Deimon — junio 5, 2012 @ 1:31 pm | Responder

  2. Una maravilla.

    Comentario por oenlao — junio 5, 2012 @ 1:39 pm | Responder

  3. No la compré todavía, pero lo haré en breve. La afirmación de que sea poco original tal vez se deba a que ya no se puede innovar en el género de la ciencia ficción. Ya lo dijo Pablo Capanna: la ciencia ficción está agotada

    http://edant.revistaenie.clarin.com/notas/2008/02/02/01598619.html

    No obstante, como dijo el creador de Dylan Dog, Tiziano Sclavi, no importa qué se cuenta sino cómo se cuenta. Uno puede contar su versión de El Eternauta de un modo totalmente original y propio, por ejemplo. Vamos, hasta la Liga de la Justicia viene de Jasón y los Argonautas. Así que, como ya todo está inventado, una historieta bien contada está perfecta.

    Comentario por Javier — junio 5, 2012 @ 2:28 pm | Responder

  4. Me pareció maravillosa está historia, sencillamente alucinante! tanto la realización grafica como el guión que pese a transitar un género muy pautado como es el de la ciencia ficción distópica se las ingenia notablemente para eludir todos los lugares comunes en los que se suele caer. Para mí su originalidad radica precisamente en reinventar al genero desde un lenguaje lirico que fusiona influencias del psicoanalisis y la filosofia dandole una sensibilidad y un clima poco común. Felicitaciones Santellán y Serafín, extraordinario!. Esperaré con ansias el proximo libro. Un abrazo!

    Comentario por Jorge — junio 5, 2012 @ 5:51 pm | Responder

  5. Respecto a esta especie de mini-debate sobre la originalidad de esta obra quiero hacer mi aporte: soy un absoluto “versado” en ciencia ficción, un verdadero fanático del género. Y al contrario del efecto que supone la reseña que debía producirme leer esta historieta, no he encontrado en ningún momento “más de lo mismo”, al contrario, me he topado con una historia que en su aparente simpleza da un nuevo aire a un género que Pablo Capanna da como agotado. Hay una identidad, una mirada plasmada con pulso autoral y sutileza poética. En todo caso se trata para mí de un logrado y excepcional experimento que se atreve a más buscando transgredir no solo los limites de la ciencia ficción sino incluso del género historietistico. Por otra parte, y quizás lo más importante es que ese viaje se disfruta de principio a fin con solidez si, pero también para mí con originalidad y eso de verdad se agradece.

    Comentario por Juan — junio 5, 2012 @ 9:24 pm | Responder

  6. Me pasa algo raro con esta historieta: Aun no la leo, pero he visto varias reseñas y páginas de la misma; y parece impecablemente realizada, pero aun así no me dan ganas de comprarla :-S debe ser cosa mia nomas.
    Igual, vista a la distancia, creo que puede ser que peque un poco de seguir demasiado a rajatabla los lineamientos narrativos de oesterheld, lo cual puede producir como contra: demasiada voz en off, tono excesivamente solemne y desprovisto de humor y diálogos un tanto acartonados para lo que hoy estamos acostumbrados.
    Igual repito que opino desde lo que vi en artículos periodisticos asi que puede que sea una mala impresion mia. Cuando la haya leido completa veré si se confirman mis conjeturas o me quedo sintiendo un pelotudo (ojalá!)

    Comentario por Zambrano — junio 6, 2012 @ 6:25 am | Responder

    • Leí la historieta y me pareció impecable, quizá pedirle al primer trabajo de un autor que produzca una revolución absoluta en género con tanta historia es un poco injusto. Para mí los textos tienen una calidad poco común en lo que se ve hoy en día. Los dibujos son excelentes por su calidad técnica, por la relación que establecen con el guión y por lo que aportan más allá del contenido textual. No estoy muy de acuerdo con los que piden originalidad todo el tiempo, no me gustan los que quieren sobresalir por ser novedosos más que por ser buenos. Para mí, una historieta de calidad que se ampara en las reglas estrictas de un género es preferible a una que una que propone algo nuevo descuidando la calidad artística. En cuanto a los detalles telúricos, habría que decirle a Santellán que lea a Borges, sobre todo la parte en la que dice que en el Corán no hay camellos.

      Comentario por Cíclope vizco — junio 6, 2012 @ 7:42 pm | Responder

  7. Ciclope: por lo que sé no es la primera obra de ninguno de los dos, tengo entendido que llevan varias cosas publicadas y no se cual de ellos ya habia ganado premios antes

    Comentario por Zambrano — junio 9, 2012 @ 7:11 pm | Responder

    • Es su segundo laburo juntos.
      Con el anterior, una historieta corta de 4 páginas, ganaron el primer concurso del festival Crack Bang Boom.

      Comentario por Andrés Valenzuela — junio 9, 2012 @ 7:41 pm | Responder

  8. Que alguien dedique su tiempo de vida para leer y reseñar lo por uno producido, es siempre motivo para ponerce contento y va por ello mi agradecimiento. Y si ha eso se le suman las aperciaciones puntuales dichas por la parte del trabajo que me toco hacer en la obra, la alegría se multiplica. Así que gracias Valenzuela!.

    Por otra parte, celebro que surgieran comentarios tan dedicados, que aportan otras visiones sobre como les resultó “Reparador”.

    y por último, sin dejar de prenderme en la charla, comento: sobre los meritos que pueda tener la obra no hay mucho que pueda aportar como parte autoral de la misma. Se me hace dificil evaluar lo de producción propia. Si puedo decir, que pusimos lo mejor o eso intentamos al encarar el trabajo. Y eso seguiremos poniendo en los próximos proyectos.

    Este fué mi segundo trabajo con guionista, el primero, fue una historieta corta de 4 páginas llamada Residuos Circulares que hicimos también con Matías como para ver que nos salía y como funcionábamos en dupla, y el segundo fue este, Reparador de Sueños (llamado en un principio Sueños Mecánicos).
    Así que Reparador es nuestra primera obra larga, lo comunmente llamado novela gráfica. En mi experiencia, hacer algo largo es bastante diferente a hacer algo de 4 u 8 páginas, se trabaja de otra manera, entran en juego factores que en los trabajos cortos no están.

    Comentario por serafin — junio 10, 2012 @ 1:58 pm | Responder

  9. La ciencia ficción suele ser distópica, pues es difícil ser optimista respecto al futuro. Es demasiado exigirle a un novel guionista en su primer libro que reinvente el género. Creo que hay un consenso sobre la calidad artística de la historieta en su integridad. Sobre lo telúrico y la aparente falta de “deseo de expresión social de los autores”, siempre he creído que los autores deben gozar de libertad absoluta en sus creaciones y no encasillarlos en los parámetros de lo “políticamente correcto”, ya que eso es restringirlos. Sin plena libertad no hay creación de calidad. Los Premios también pueden ser una visionaria apuesta al desarrollo cualitativo de un prometedor autor joven, sobretodo un guionista con notorias condiciones. Estoy seguro que Matías Santellán continuará escribiendo y los lectores aguardaran con expectativa sus próximas historietas.

    Comentario por José Gabriel Zárate — junio 12, 2012 @ 5:04 am | Responder

  10. […] Sueltas. Con la moderación del periodista Diego Marinelli (revista Ñ), también se presentaron Reparador de sueños y Vitamina Potencia. La charla derivó, finalmente, en una de las habituales discusiones en torno a […]

    Pingback por Guapos sueltos « Cuadritos, periodismo de historieta — octubre 2, 2012 @ 12:00 pm | Responder

  11. Creo que mejor me reservo la crítica. “Reparador de sueños” en TODO tiene un estilo completamente distinto a mis gustos
    Algo que quisiera decir, es que a este concurso no asistieron grandes autores del comic nacional ¿y a que me refiero con esto? Pues, es simple:
    Conozco varios escritores y dibujantes de comic independientes, que tienen al internet como su principal aliado, y es por ese mismo medio que dan a conocer y venden sus obras. Tal vez con un espíritu poco nacionalista, puesto que la mayoría publica todo en ingles
    Uno tiene que meterse en sitios como deviantart (disculpa si te parece span 😄 ) para encontrar grandes artistas del rubro, y se alarmarían al saber quiénes son, y por qué no son conocidos en el medio impreso
    Otra cosa que veo en los sitios donde se habla del ganador del primer concurso de ñ historieta es que tratan de compararlo con “el eternauta” (que se aleja de este, que se acerca, etc) ¡BASTA DE ESO! Ningún escritor debe tratar de “chuparse” la popularidad o la historia de otra obra. “Reparador de sueños” no es ni será un nuevo referente, y es completamente grato que no lo sea. De otro modo solo se darían indicios de poca creatividad por parte de los autores noveles
    Saludos

    Comentario por jorge — octubre 21, 2012 @ 7:54 pm | Responder

  12. Olvide decir que si bien no es mi estilo el de esta obra, es muy grato saber que gano una historieta que se aleja bastante del estilo japonés que tanto a infestado (por así decirlo) las góndolas

    Comentario por jorge — octubre 21, 2012 @ 7:56 pm | Responder

  13. Sí, pero además de eso Reparador de Sueños es una gran obra! ( por donde se la mire Jorge). Coincido con vos en que no debe compararsela con El Eternauta, pero no estoy tan seguro de que no sea un nuevo referente, de hecho para mí que me dedico a la historieta, lo es. Saludos!

    Comentario por Agustín — octubre 23, 2012 @ 10:53 am | Responder

  14. […] Historieta que lanzó el multimedio tuvo sus primeros ganadores: Matías Santellán y Serafín, con Reparador de sueños. Además, ya Ñ lanzó la segunda edición del […]

    Pingback por 10 noticias claves para la historieta argentina en 2012 « Cuadritos, periodismo de historieta — diciembre 23, 2012 @ 10:04 am | Responder

  15. me pasó con bastante exactitud lo descripto por Andrés, y lo dicho por Zambrano respecto a los lineamientos narrativos.
    un generoso desborde visual me creó un mundo muy interesante, pero me quedé con las ganas de algo menos explicado y más “sucedido” en la historia de los personajes, de peripecias menos al servicio de la descripción de la fantasía distópica y más como seres humanos atravesados por ella. ¿por qué un gran marco de ciencia ficción como éste no toleraría, a su propio modo, una “profundidad de campo” de los personajes como verdaderos entes, sus personalidades, vínculos, expresiones e impulsos, como los que aparecen, por ejemplo, en la increíble “el asco” de Agrimbau y Ginevra o en “entreactos” de Ginevra y Vázquez (ambas de género más “realista”)?
    no obstante espero que sea una crítica constructiva, y felicito a los autores por el trabajo.

    Comentario por Juan — enero 15, 2013 @ 12:42 am | Responder

  16. (por ejemplo, un autor de novelas de ciencia ficción que me viene a la mente, donde sus sagas son como increíbles tragedias shakespereanas del futuro remoto y sus personajes verdaderos casos clínicos: Orson Scott Card)

    Comentario por Juan — enero 15, 2013 @ 12:50 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: