Cuadritos, periodismo de historieta

julio 3, 2012

Sobre Gilgamesh y las lecturas inmortales

“Arenas Rojas” fue publicado originalmente a partir de 1974

Arenas Rojas se publicó en la revista D’Artagnan, de Editorial Columba, a partir de 1974, con guión de Sergio Mulko y dibujos de Lucho Olivera. El dibujante era, a la sazón, el creador de la serie que albergaba la historia: Gilgamesh, el Inmortal. El dato histórico es insoslayable a la hora de considerar la recopilación que presentó en la pasada Feria del Libro de Buenos Aires el sello Historietas Argentinas, como parte de su colección Biblioteca MP de Novela Gráfica. Detalles importantes por las reflexiones que pueden derivar del libro.

¿Cómo se lee historieta hoy? ¿Cómo se leía hace casi cuarenta años? ¿Cómo se hace en 2012 y cómo se producía en 1974? Del modo y estado de la producción, de los setentas y la actualidad, no vale la pena sumar mucho de lo que ya se repitió en infinidad de ocasiones. Sí, quizás, arriesgar algunas hipótesis de lectura para hoy.

Arenas Rojas es una historia profusamente textuada. Hay un puñado de páginas en las que el texto sobrepasa al dibujo en espacio cubierto en la hoja. Las más de 90 páginas incluyen largas parrafadas que hoy sería inconcebible encontrar en una historieta. Y no es que Mulko describiera con sus textos lo que ya le pedía a Olivera que hiciera con los dibujos. No. El texto es clave para comprender muchos pasajes, pero lo es al punto que no opera como complemento de la faceta gráfica de la historieta, sino que la guía. Valga un ejemplo:

Cuando el texto deja lugar a Olivera, las arenas brillan

“Sí. El eco de las narraciones de horror ha llegado hasta nosotros. Por eso estamos aquí yo, Gilgamesh El Inmortal y el irio, el guardián de las nieves, el ser de otras dimensiones a quien una voluntad desconocida e insondable confió la misión de vigilar hace milenios la perduración de la raza humana luego del desastre atómico que asoló mi mundo. Desastre ya casi perdido en la noche de los tiempos”. En total, casi 400 caracteres con sus espacios con una prosa llena de circunloquios y aposiciones (y aun así falta alguna coma).

Una marca de época, claro. ¿Cómo se escribiría hoy ese guión? ¿Qué sucedería si la revista Fierro (o cualquier otra) relanzara el concurso en el que proponía re-imaginar los trabajos de Oesterheld con una perspectiva contemporánea, pero con Mulko o cualquiera de sus contemporáneos? ¿Cómo abordaría esta misma historia un guionista más joven? ¿Qué rol jugaría el dibujo?

Porque si el guión revela las marcas de un modo de hacer que ya no es, el dibujo de Olivera en cambio mantiene su vigor, sino intacto, con mucha mayor altivez. En particular, brillán aún cuarenta años después los planos más amplios, donde el plumín se puede permitir una nave espacial en todo su esplendor y trabajando las luces y sombras en el espacio. Se ven en muchas de sus viñetas la influencia de films como 2001, Odisea del Espacio (de 1968, pero aún de un vanguardismo notable) y revela marcas temporales en el estilo de la mujer de los 70’s, pero quizás por esos azares de ciertas recuperaciones vintage de la moda, esto le mantiene su vigencia.

En otras páginas, el texto invade la mayoría de cada viñeta

La pregunta se mantiene: ¿cómo leer Arenas Rojas hoy? ¿Cómo pensar la recreación de una historieta de aventuras hoy?

***

Ficha Técnica

Gilgamesh el inmortal. Arenas Rojas

Guión/Dibujo: Sergio Mulko / Lucho Olivera

Género: aventuras

Editorial: Historietas Argentinas

Lanzamiento: abril 2012

Origen: Argentina

Páginas/papel: 96, 24 x 17 cm.

28 comentarios »

  1. Puede ser que en el tipeado nos hayamos “morfado” alguna “coma”. Es sabido que acá somos unos chotos.

    Igual, si la pregunta es “¿cómo leer Arenas Rojas hoy?”, la respuesta es una sola: comprando (o mangueando) el libro en cuestión, sentarse y empezarlo.

    Tu retórica pregunta (que en realidad no es tal, apenas trata de esconder tu desaprobación al guionista -que de paso te cuento se llama MULKO y no es tenista-) no hace demasiada falta…
    Evidentemente, sólo los interesados en la forma de narrar de los 70 podrán con semejante mamotreto pletórico de caracteres (cuando puedas, contámelos todos, gracias).

    Y ojalá que la Fierro JAMAS vuelva a intentar “reimaginar” los trabajos ni de Oesterheld, ni de ningún otro guionista del pasado: esto no agrega nada nuevo y además, pone a los guionistas actuales DE MUY MAL HUMOR.

    Y para terminar, me arriesgo a preguntarte: ¿sería efectivamente incorrecto hacer este mismo pseudoanálisis con El Eternauta? Porque, que yo sepa (y sin entrar en odiosas comparaciones que no corresponden), El Eternauta TAMBIEN trae unos choclazos que vistos hoy… yo también me pregunto: ¿Cómo se escribiría hoy ese guión?
    Y lo más importante: ¿QUIÉN PODRÍA HACERLO CON IGUAL EFICACIA?

    Comentario por Javier Doeyo — julio 3, 2012 @ 10:41 am | Responder

    • A ver, Javier, vamos que nos conocemos. No dije en ningún lado que sean unos chotos (y pucha, si marco esa coma es porque justamente me sorprendió de la edición, que es impecable).

      Al guionista mal puedo desaprobarlo, porque no lo estoy evaluando (no soy docente, ni planeo serlo). Tampoco lo conozco, ni tengo nada personal en contra suyo (argumento que suelen utilizar quienes se sienten el blanco de críticas).

      Pero sí me parece pertinente preguntar(nos) cómo abordamos una historieta que tiene 38 años. Como digo en el primer párrafo, es un dato insoslayable. El Eternauta, también con varios choclos de texto (más pulidos, porque Oesterheld usaba menos circunloquios al redactar), tiene todavía más años: cumpmle 55 en dos meses. Y te olvidás de una cosa, si me pregunto cómo abordarlo es porque me parece que HAY que abordar este material. Sino hubiera enfocado la reseña como todas las otras y ya. Esta permite hacer otras miradas y otras reflexiones.

      Pucha, que nos ponemos sensibles, ¿eh?

      Comentario por Andrés Valenzuela — julio 3, 2012 @ 11:09 am | Responder

      • No es por sumarme a la beatificación de Oesterheld, pero escribe mucho mejor que esas frases que se citan. Otra cuestión es la relación que un editor establece con la crítica. Por ejemplo: acabo de enterarme de la existencia de este libro. No sé si me voy a dejar llevar por la opinión de Andrés (finalmente, más o menos me imaginaba cómo es una Gilgamesh de los ’70), pero me enteré. No sé si un editor debería enojarse por eso.

        Comentario por FedericoR — julio 3, 2012 @ 1:39 pm

      • Yo sensible? Gracias por el elogio.
        Para empezar, el hecho de que nos conozcamos (y además nos llevemos muy bien), nada tiene que ver aquí. Una vez más -como en otras anteriores- y en mi modesta opinión, la “necesidad” de preguntarse algo cuya respuesta es una obviedad, sólo pretende esconder algo que querés decir. Disfrazarlo de pregunta tal vez te parezca válido, “periodísticamente correcto”, incluso hasta viable… Pero yo lo veo, para mí está ahí (repito, es apenas mi humilde opinión). “Preguntarse”, -fingiendo inocencia o hasta genuino interés-, “cómo abordar una historieta de Gilgamesh”… Bueno, amigo, te lo repito: se “aborda” de una sola manera, se abre y se lee.
        Que como decía Trillo: “… es sólo una historieta”.

        Y a FedericoR (que supongo será Reggiani), le aclaro que a mí, estas cosas no me enojan, al contrario: son las únicas que me divierten. Y si no preguntale a alguno de los amigos comunes que tenemos y ya verás…
        Y ahora los dejo: me voy a jugar a las bochas con Quique Alcatena.

        Comentario por Javier Doeyo — julio 3, 2012 @ 5:22 pm

      • Yo entiendo que la/s pregunta/s que inaugura el comentario de Andrés pueden encontrar respuestas más productivas que “comprá el libro y leelo”. Y justamente por esa productividad es que enriquece la lectura (porque obliga a aquel que vaya a comprar el librito antes o después de haber pasado por esta entrada de blog a pensar críticamente sobre los modos de hacer y leer historietas que tienen dos épocas distintas). Creo que al Eternauta también hay que interrogarlo desde el mismo lugar, sobre todo ahora que tenemos la edición nuevita que repone todas las viñetas que se habían quitado originalmente, y esa interrogación no lo va a hacer mejor ni peor de lo que fue y es (ni reescribir un guión de Oesterheld va a implicar hacerlo con “igual eficacia”, a los sumo será eficaz de otra manera, si es que vale de algo ser eficaz)
        No creo que esto sea incorrecto ni que actuar de tal modo implique estar haciendo un pseudoanálisis. Al contrario: plantear la lectura de una obra del pasado desde la comparación con el hoy implica para el lector encontrarse con la mutación del, llamémemosle, “lenguaje de la historieta”. ¿Cómo puede ser reprobable que un sujeto tome conciencia de algo?

        Comentario por el_bru — julio 3, 2012 @ 10:08 pm

      • Yo cuestiono es el termino que se usa. Valenzuela plantea como leer esta historieta, la respuesta es: sentate y leela, el resto son boludeces. Ahora si vos me decis, como la analizo, como la contextualizo, como la enmarco historicamente y la mierda en bote es otra cosa. Pero como leerla es simple: te sentas y la lees.
        La sensacion es que Valenzuela dice “me voy a clavar la pagina de chistes de La Nacion de hoy pero antes voy a formular un par de hipotesis”. Se interroga sobre todo y en este caso las respuestas son obvias. Como dice Doeyo, Valenzuela plantea preguntas cuya respuesta es una perogrullada. ¿Y cual es la conclusion de toda esta parrafada? ¿Que antes se hacian historietas con mas texto que ahora? ¿En serio? ¿Hay alguno de los que leyeron esto que no lo sabia?
        Alguien plantea mas abajo que este es un blog periodistico, ¿y que tiene de periodistico esta nota? ¿Plantear preguntas cuyas respuestas son obvias y a las vista de todos? Si, antes se escribia con choclazos de textos, porque que las historietas eran mas cortas y habia que concluir un arco en 10 pag. Si te cabe la lees y si no, no ¿Que mas, hay algo mas?
        De nuevo, cuantos criticos yanquis se plantean como leer la republicacion de comics de la EC? Cuantos criticos japoneses se plantean como leer una republicacion de Tezuka? NInguno, seguramente.
        Y no tiene que ver con que se dijera si es buena o mala, lo extraño es que un blog de periodismo se plantee una pregunta similar a la famosa “¿De que color era el caballo blanco de San Martin?”, una perogrullada, vamos… Que viniendo de alguien que publico una nota llamada “Gerontofilia y decisiones editoriales” sobre republicaciones de clasicos, suena por lo menos intencionada.

        Comentario por Arconte — julio 5, 2012 @ 2:50 am

      • Che, el artículo “Gerontofilia y..” no apunta a cuestiones cualitativas de la historieta sino, justamente, a las editoriales, y a qué se elige y queda afuera, y qué impacto tiene eso sobre la producción de los autores más jóvenes.

        Y “leer” en términos críticos siempre es bastante más que sólo “sentarse y leer” (o tirarse en la cama y leer, como es mi caso).

        Por otro lado, las respuestas serán obvias para vos y para el resto de los comentaristas, pero te sorprendería la cantidad de lectores silenciosos que tiene el blog, que no necesariamente son especialistas en historieta y que no, no saben cómo se hacía historieta hace 40 años en Argentina, ni quién es Tezuka, o qué es la EC. No te olvides que la base de Cuadritos está pensada siguiendo el modelo de la prensa gráfica no especializada y que apunta a llegar a un público amplio. Si es por estar especializado, no me cabe duda que muchos de ustedes saben mucho más que yo.

        Comentario por Andrés Valenzuela — julio 5, 2012 @ 9:19 am

      • Me alegra saberte divertido, Javier. Hay tantas cosas para enojarse que uno no se va a enojar por esto… ¡Salud!

        Comentario por joandemena — julio 8, 2012 @ 12:43 pm

  2. Yo lo compre , lei y disfrute. A mi como a Andres me asusto un poco tanto texto y me gustaron muchos los dibujos. Se puede leer bien, sin prejuicios. Muchas novelas graficas actuales tienen mucho texto. Por ejemplo algunas adaptaciones de clasicos de la literatura.Me parecen mucho mas incomodas de leer algunas cosas actuales, muy prestigiosas. Fantagas por ejemplo.

    Comentario por oenlao — julio 3, 2012 @ 1:33 pm | Responder

  3. Luis Garcia Duran mi raccontò che i testi dei fumetti della Columba dovevano essere così lunghi e ingombranti anche per dare al lettore l’illusione di leggere qualcosa di “profondo” o comunque sufficientemente lungo da coprire la distanza tra una fermata e l’altra del treno.

    L’Olivera di questo “Arenas Rojas” non mi sembra ancora il Maestro che sarebbe diventato pochi anni dopo con “Yo, Cyborg”. Ma è sempre Olivera, certo.

    Comentario por Luca Lorenzon — julio 3, 2012 @ 4:52 pm | Responder

  4. Me parece que se le busca la decimonovena pata al gato. Como se leen hoy estas historietas? te sentas y las lees, con ganas de disfrutarlas y pasarla bien. De la misma manera que uno lo hace con el Popeye de Segar, con Buenos Aires en camiseta de Cale, con comics de la Golden Age, con El Eternatuta, todas obras hijas de su tiempo y por diferentes motivos irrealizables hoy. De la misma manera que en literatura se sigue leyendo hoy a Lovecraft, Poe, Dante, Cervantes, Quiroga, Machen y un larguisimo etc.
    No se, no me veo a un critico yanqui planteandose como se lee hoy una recopilacion de comics de la EC, de la Silver Age o de la revista Mad. Ni a uno franco belga preguntandose lo mismo respecto de la reedicion de las primeras historias de Tintin, Spirou o Asterix o a uno japones con respecto a obras de Tezuka, Saito o Hirata.
    Y este tipo de planteos hacen parecer extrañas y hasta desubicadas las reediciones de material clasico, algo que en un pais con la tradicion en la materia que tiene el nuestro deberia ser cosa de todos los dias…
    No es de mala onda, pero a veces Valenzuela parace un recien llegado al mundillo de la historieta y cualquier cosas que exceda la estricta contemporaneidad lo maravilla, lo extraña, lo confunde y/o lo repugna. Como era eso de la gerontofilia?
    Como se lee esta historieta hoy? con ganas de disfrutarla y pasar un buen rato…
    (La mencion de las comas es pasarse de boton…)

    Comentario por Arconte — julio 3, 2012 @ 5:56 pm | Responder

    • Pero leer Cervantes sin adentrarse en cierto contexto y sin preguntarse cómo leerlo (al menos el Quijote) es un desperdicio, es una pregunta que enriquece mucho la lectura, más que criticar la obra; lo mismo podría aplicarse acá.

      Comentario por fede — julio 4, 2012 @ 4:32 am | Responder

  5. Bueno, pero tal vez una historieta de hace 40 años deba leerse del mismo modo que uno ve un film de hace 60. Cuando uno lo hace, de alguna manera se posiciona en la época en que fue elaborado, teniendo en cuenta, un poco inconscientemente un poco salvando la distancia, los detalles y características propios de entonces. Supongo que esto es lo que me pasa a mí, que compré este libro y aún no he podido leerlo, pero cuando lo haga me dejaré ganar un poco por el tiempo que le tocó ser a esta aventura. Por supuesto que hoy no puede escribirse así, pero tampoco se filma como Mario Sóficci. De cualquier modo, espero haber interpretado correctamente la cuestión. Muchas gracias.

    Comentario por Cardi — julio 3, 2012 @ 9:19 pm | Responder

  6. Bueno, muchas de las cosas que iba a decir, ya las dijo Bruno. Pero agrego un par.

    Como crítico y periodista, si bien saludo la reedición de todos los clásicos -argentinos o no-, pues creo que hacen bien a nuestro acervo cultural, no puedo dejar de considerar el cómo lo leemos hoy. Yo admiro sinceramente que ustedes sean capaces de desligarse de cuarenta años de historieta argentina y mundial. Yo, sin haber leído todo cuando se produjo en estas últimas cuatro décadas, no puedo. No puedo y -me atrevo a decir- profesionalmente no debo. No hay lecturas neutras ni privadas de ningún sesgo.

    ¿Es importante publicar Gilgamesh? Sí, desde luego. Es importante para los lectores que quieren reencontrarse con el personaje,es importante para quienes estudian la historieta como disciplina, tanto desde una perspectiva académica/teórica como desde el dibujo o desde el guión.

    Y un detalle puntual: Arconte, no soy un recién llegado a la historieta, pero sí a su mundillo. He declarado públicamente ser un advenedizo y encontrarme gratamente sorprendido por el buen recibimiento que tuve. Me parece que el “mundillo” entiende que esa es mi principal debilidad y mi principal flaqueza: me acerco a las historietas desde otro lado que no es necesariamente el del fan, sino el del periodista.

    Comentario por Andrés Valenzuela — julio 3, 2012 @ 10:20 pm | Responder

  7. Estoy de acuerdo con Doeyo en el hecho de que se le da con un palo a columba por su gran profusión de textos, pero la verdad es que HGO también metía unos choclazos de texto enormes. Claro su calidad como escritor es indiscutible, pero nunca veo a nadie criticar el hecho de que metiera mucho texto.
    Esta sobredosis de narracion tambien se encuentra en muchos comics yankis de los 50 a los 80. Péguenle un vistazo a las revistas de la EC o a claremont y roy thomas sino…
    En fin, estoy intentando hacer una defensa de Columba, porque muchas veces hallo que esta editorial es una especie de piñata para los críticos y me parece que se exagera.

    Comentario por Zambrano — julio 3, 2012 @ 11:32 pm | Responder

    • Pero para mí no es problema que la historieta sea de Columba. Y mirá, vos mismo estás diciendo que esta “sobredosis” (textual tuyo, si algo tiene sobredosis es que le sobra) se encuentra en muchos cómics yanquis “de los 50 a los 80”. Vos estás señalando la misma marca de época que señalo yo, que digo que para leer hoy Arenas Rojas tenemos que tomar esto en cuenta.

      Yo no digo en ningún momento de toda la reseña que Arenas Rojas sea malo. Las pocas apreciaciones que hay, incluso, me parece que son positivas. Pero es profuso en texto. Eso es un hecho y ahí hay una imagen para reforzar mi argumento. Y si no alcanza, fijate que, de yapa, consigo hacer casi un párrafo entero de Cuadritos (que tiene párrafos más largos que la media) sólo citando un recuadro de texto.

      Aún más, vos tirás otro punto que yo señalé también en otro comentario: la calidad como escritor de HGO. No es un hecho menor.

      Comentario por Andrés Valenzuela — julio 3, 2012 @ 11:45 pm | Responder

      • Y a todo esto, si yo no dije que la historieta fuese mala, ¿no les habrá pintado la paranoia porque la costumbre de la crítica local es defenestrar a Columba? ¿No se puede hacer lectura crítica no-necesariamente-negativa?

        Comentario por Andrés Valenzuela — julio 3, 2012 @ 11:46 pm

  8. Igual no descalifico tu nata, andres. me pareció interesante. Es sólo que a veces me da la impresion de que ya se nos hizo una costumbre atávica pegarle a columba, y que si saliera un libro de ernie pike, que tambien tenía unos textazos enormes, o una reedicion de la saga de dark phoenix o de vault of horror, quizas no se te hubiera pasado po la cabez hacer tanto incapie en este hecho. Pero eso es solo una especulacion mia

    Comentario por Zambrano — julio 3, 2012 @ 11:41 pm | Responder

    • Me hiciste acordar de algo: para el libro de ciencia e historieta (de paso meto el chivito) tuve que releerme los primeros números de Claremont con los X-Men. Arduo asunto, por momentos.

      Comentario por Andrés Valenzuela — julio 3, 2012 @ 11:53 pm | Responder

  9. Me parece que la gran mayoría de la gente que lee este blog no entiende ni parece querer entender que es un blog de PERIODISMO de HISTORIETA. Repito PERIODISMO. Que quieren que ponga en la nota: Sacan alto libro de Gilgamesh, compresenlon!!. Me parece que están leyendo el blog equivocado muchachos. Gente como Arconte, digo que carajo hace leyendo acá y pone ese comentario espantoso.

    No puede haber lectura crítica no-necesariamente-negativa se pregunta Andrés, yo le respondería amargamente: Es la Internet, no existe la critica constructiva o por lo menos no es nada apreciada.

    Otra cuestión puntual acá es o bajas el tono de tibio a templado y tratas de quedar bien con todo el mundo (cosa imposible creo) o sacas un poco de pecho. Sino te las vas a pasar excusando y replanteando tus dichos constantemente. Estas escribiendo en la trinchera de los Fanboys sino fijate el comentario de Zambrano.

    Te prometo un abrazo si tu cruzo por ahí, no puedo creer que aun con tanta censura de la gente del medio sigas parado en tu postura de periodista de este medio.

    Comentario por Arekasadaro — julio 4, 2012 @ 3:20 am | Responder

  10. jeje. ok tenes razon, creo que atajé antes de que patearan. Es que estoy acostumbrado a leer notas (muchas veces escritas por gente muy valorable) en la que la norma es pegarle a Columba y culparlos de todos los males de la historieta argentina y te agarré de chivo expiatorio 😛
    La verdad es que, releyendo la nota me hago cargo de que hice ruido al pedo. Largaste un tema interesante y el punto que algunos arriba mencionan de “hay que disfrutar la historieta y listo” me parece que no tiene ninguna contradiccion con el analisis. Se disfruta la historieta primero y luego se la puede analizar, cosa de la que hasta ahora casi siempre se trata este blog.

    Y ya que estamos hablando de la contrapocision entre el estilo setentoso y el actual: yo opino que, asi como puede ser irritante la cantidad exagerada de texto descriptivo, tambien por ahi me embola la moda actual de hacer todo con ritmo laxo y pachorriento. Ojo, hay autores que lo usan muy bien (me encantan inoue o sanz), pero por ahi me jode leer 50 pags y que no pase NADA.
    Creo que sería un tema copado para reflexionar, particularmente en los comics de marvel, a los que creo que esta moda actual los caga bastante. O a ala forma en que se publican algunos en la fierro, que a lo mejor como novela grafica funcionan perfecto pero en fetas de ocho-diez pags no se sostienen (nuevamente sanz, por ej.)

    Comentario por Zambrano — julio 4, 2012 @ 7:14 am | Responder

  11. arekasadro: no soy fan de columba. Andrés dio en el clavo en una respuesta arriba: me había pintado la paranoia

    Comentario por zambrano — julio 4, 2012 @ 4:35 pm | Responder

  12. Otra cosa: no confundas censura con debate: así como no esperamos que andres escriba “que bueno está todo!”, creo que él tampoco espera que solo contestemos “qué razon que tenes siempre!”. creo que las discusiones en los comentarios (cuando son respetuosas) son un punto muy enriquecedor e interesante de este blog.

    Comentario por Zambrano — julio 4, 2012 @ 4:48 pm | Responder

    • Sí, che, este punto es fundamental: no me importa el disenso, incluso lo animo, siempre y cuando haya respeto.

      Comentario por Andrés Valenzuela — julio 4, 2012 @ 8:14 pm | Responder

      • Convengamos que disenso hay, respeto hasta ahí. Digamos si tenes que cerrar tu comentario con un: “…no me cabe duda que muchos de ustedes saben mucho más que yo.” es un indicativo de cuanto te tenes que atajar por el nivel de animosidad en contra de tus dichos.

        Y Zambrano la ligaste como ejemplo, no es que te quiera tipificar como Fanboy de Columba, pero justo ese primer comentario daba como ejemplo clarito.

        Comentario por Arekasadaro — julio 5, 2012 @ 3:42 pm

  13. Creo que hay dos cuestiones acá: los que leemos comics simplemente porque nos gusta, y los que además de eso buscamos hacer una lectura, no sé si más profunda, pero sí diferente.

    Por poner un ejemplo, yo me compré las colecciones de las primeras historias de Superman y Batman no solamente por curiosidad, por ver donde y cómo aparece tal o cual villano, sino porque me interesa saber qué cosas de la sociedad reflejaban los comics en esa época. En Batman aparecen muchas cosas de la delincuencia, de la mafia, consejos para que los chicos no se metieran con la gente equivocada; en Superman hay mucha más referencia a la Segunda Guerra Mundial, al espionaje, a la corrupción, etc. Me divierto por un lado, me quedo pensando por el otro. No hay intención de decir “mirá que mal dibujaban en la época” o “qué malo era este guionista”.

    Yo leo Skorpio y Columba, no sé, me crié leyendo eso y ahora lo miro y me sigue gustando, pero entiendo que no es para cualquiera. Creo que si ahora le ponés esos comics a ciertas personas, no lo entienden o no le va a gustar. No es que no lo sepan leer, es que no están acostumbrados a leer eso y por lo tanto creo que perderían parte de la diversión. Vos te ponés ahora a mirar Metrópolis y no lo hace cualquiera, lo hace alguien que de alguna manera supo cultivar un gusto y una comprensión por esas cosas. Y sin irnos más lejos, ahora por ahí te ponés a ver con tus pibes Laberinto y te la putean porque no hay cosas hechas en computadora, o no les cabe el ritmo de la película, qué sé yo.

    Creo que fue Trillo quien nos contó una vez que en Columba hacían comics así simplemente por una cuestión de mercado, había que producir y no había tiempo para dibujar una batalla a lo grande, entonces se dibujaban algunas escenas o cosas alusivas, lo demás era texto e imaginación. ¿Había algo de malo en eso? No, eran las condiciones de trabajo de la época. Estas personas eran profesionales, ¡y qué profesionales! Muchos hacían unos dibujos tremendos, y en muy poco tiempo. A mí como guionista, hoy me cuesta horrores encontrar dibujantes que además de dibujar bien, lo hagan en un tiempo razonable (o sea, que no tarden seis meses para dibujar cuatro páginas). Sé que no se pueden comparar las condiciones, pero es algo que se me ocurre.

    Como digo, yo crecí leyendo Columba y todo guionado por Wood. Después empecé a escribir cuentos y novelas y al mirar para atrás, me dije: “puta, estoy tratando de escribir como Wood, siempre me encantó esa cosa épica que le ponía a todo”. Más allá de la calidad de lo mío, que seguro es muy inferior, me siento como heredero de eso, y espero poder decírselo cuando venga a Crack Bang Boom.

    ¿Ahora se podría hacer comics así? Creo que no, y a eso, creo, a lo que apunta Andrés. A hacer una lectura de cómo se hacen comics ahora y cómo se hacían antes, para tener otro nivel, no sé si más profundo, pero sí diferente. Y por ahí para disfrutarlo también de otra manera.

    Comentario por kapitanhidalgo — julio 4, 2012 @ 10:54 pm | Responder

  14. […] Argentinas lanzó como prometido el Gilgamesh, el inmortal: Arenas Rojas (que causó aquí cierta controversia) y la versión “Hora Cero” de El Eternauta. Quedan pendientes aún Lalia, Ferrari y […]

    Pingback por Libros de mitad de año « Cuadritos, periodismo de historieta — julio 8, 2012 @ 12:02 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: