Cuadritos, periodismo de historieta

agosto 8, 2012

Sólo buenas intenciones

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,

La revista apunta a un público relegado por la historieta nacional

Como se están afinando los últimos detalles de la cobertura de Crack Bang Boom, que empieza mañana, esta es una entrada cortita. A la tarde habrá otra y luego todo quedará a la espera del Rosario mon amour anual.

**

“Fijate que está buena”, dijeron no una sino dos colegas. Hablaban de Azul y Blanca. La revista (bimensual, con una tirada de 7000 ejemplares y llegada a cantidad de kioscos) está escrita por Carolina Santos y dibujada por María Allemand. “Es para chicas y tiene una onda medio nac & pop”, agregaron. Lo cual es cierto.

A ver, estéticamente, la publicación parece pensada con la presentación de las revistas teens que suelen ensalzar al galancito de turno. Pero acá, en lugar de recorrer los lugares comunes televisivos de Cris Morena, se propone una historieta sin caras reconocibles. Sigue siendo una historia claramente pensada para chicas (¿entre 12 y 14 años, quizás?), con una estética de dibujo muy limpia y que recuerda un poco a esos personajes-íconos que a veces ilustran cartucheras y carpetas, y otro poco hacen pensar en una versión “luminosa” de Daria. Por otro lado, queda la sensación de que se espera que las lectoras (se) reconozcan en los personajes (y sus modos, su vestir).

Bien pensado comercialmente, falla mucho en lo artístico

En este sentido, parece un producto muy pensado. Al punto que sale con una web muy completa y cuenta en las redes sociales relevantes. En cuanto al contenido, recorre tópicos más bien idealistas (¡la paz mundial! ¿hace cuánto que la paz mundial no es tema de una historieta?) y parte de la típica estructura de “grupito de amigos donde algunos tienen una banda de rock”. El tono es más bien naïf y los personajes tienen personalidades simples y algo esquemáticas (a tono con los dibujos). Ahora, ¿qué tal es como historieta?

Le falta. Hay pasajes donde el lenguaje corporal de los personajes funciona bien y otros (los más) donde parecen estáticos, y es allí donde transmiten la sensación de ser íconos para la cartuchera. Cuando Allemand inclina las caras de los personajes es donde saltan más los problemas y recuerda a los memes internéticos. El guión no está mal, y puliéndolo un poco se sostendría bien. No se esconde en cuadros de texto para narrar, pero en general se excede mucho en los diálogos, que son largos y a veces obligan a tapar el dibujo. Además, da la sensación de que a Santos le faltó soltar un poco la mano y hacer a sus protagonistas algo más tangibles.

Más allá de lo meramente historietístico, es un producto para prestarle atención. Apunta justamente a un nicho largamente desatendido por la historieta local, un sector (el de las adolescentes) que fue cubierto razonablemente por el manga, pero que bien trabajado y publicitado podría resultar en un producto de calidad y atractivo.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: