Cuadritos, periodismo de historieta

agosto 17, 2012

Reflexiones para el próximo CBB

Filed under: Crónicas — Andrés Valenzuela @ 2:00 pm
Tags:

El auspicio de la municipalidad local, clave para el evento

En estos días circulan decenas de balances de la tercera edición de Crack Bang Boom. Balances periodísticos, editoriales, institucionales y personales, según la pluma y el espacio. Entre tanta reflexión sobre los cuatro días de festival (verbigracia: convención) internacional de historieta, quizás convenga detenerse un minuto y pensar no en lo realizado (mucho y muy bien, por cierto), ni en la cifra de asistentes alcanzada (no menor: poco más de 12.000). Quizás sea momento de dar un paso atrás y observar todo el espacio que el espacio rosarino aún tiene para crecer. Porque podría creerse que lo que sucedió el pasado fin de semana fue un techo, pero no.

Al festival le sobra espalda para recibir y acomodar aún más público, generar más actividades, ampliar las existentes y mejorar la experiencia general tanto de amantes de la historieta como de rosarinos (comiqueros o circunstanciales) dispuestos a disfrutar de una tarde de río y viñetas.

Como ejemplo basta uno de los aciertos de este año (planeado o no): la realización del cosplay en la pasarela que unía el Centro de Expresiones Contemporáneas con el galpón de la Dirección de Juventudes. Una circunstancia ideal por el clima, con una iluminación adecuada y que cumplía con el doble cometido de atraer la mirada de los transeuntes y alejar el bullicio propio de esta clase de certámenes del predio central (una cosa a agradecer de CBB es que la contaminación auditiva se reduce al mínimo posible). Este poner una actividad llamativa a la vista del público general resulta central para ampliar la convocatoria y traer caras nuevas al mundo de la historieta: salir al público.

Las muestras “en continuará” de una sede a otra, ¿alcanzaron para movilizar al público?

En 2011 el festival montó una muestra (excepcional, por cierto) en el espacio que por entonces el CEC detentaba en el shopping local. Ese espacio ya no está y con ello puede haberse perdido la posibilidad de ampliar aún más la llegada. El Centro Cultural Bernardino Rivadavia creció en prominencia este año entre las sedes del festival y captó más actividades. El grueso del público, sin embargo, sigue concentrándose en el CEC.

Quizás en este punto habría que pensar, en vistas a la edición 2013, alguna articulación con otros sectores sociales. Ampliar el alcance del festival más allá del fandom o del ambiente. Llevarlo fuera para atraer más gente, sería una fórmula posible. Esto ya se está haciendo con la promoción con afiches en vía pública y con cantidad de entrevistas en medios locales (que empezaron a machacar con el encuentro diez días antes). Pero es, justamente, un espacio para crecer.

Para esto vale una salvedad: más allá de un importante núcleo duro de comiqueros empedernidos que transhuman los kilómetros que median entre sus ciudades y Rosario, a quienes ya se les conoce el rostro, sí se ve en CBB un buen número de asistentes que -por geografía o algún otro motivo- no suelen estar en los eventos de Buenos Aires ni los de otras latitudes. Valga acá otra apostilla: Crack Bang Boom es de Rosario. Punto. Es bueno que así sea. Es, además, una cuestión de sano federalismo cultural que habría que defender, más que criticar.

De cenas y estrellas

Salir al público de cualquier modo posible. Clave para el crecimiento continuado de CBB.

Un detalle sorprendió a invitados frecuentes y allegados de este año: el lugar elegido para las cenas de los autores invitados no fue ningún bodegón rosarino sino el bar Vinilo, el del CEC, que está vedado al público tras el cierre de las puertas. La opción trajo como consecuencia algo inesperada la fragmentación de la tertulia nocturna, que en las dos primeras ocasiones comenzaba en la cena, a la que solían acercarse autores y habitués del ambiente para compartir mesa con los invitados. Todos comían más o menos lo mismo, unos con voucher, otros con billetera.

Durante las primeras noches esto pareció un incordio. Con la perspectiva de una semana a cuestas, vale la reflexión: ¿importó? ¿Realmente importó? Las tertulias nocturnas se reorganizaron, pero no desaparecieron. En todo caso, ¿cuántos fans asaltaron a Jim Lee al grito de ¡un dibujito pa’lo’pibe’! en el primer CBB? En horario de cena, prácticamente ninguno. Y otro tanto para el resto de los invitados de cualquier edición. Si afectó a alguien, fue a un núcleo de ¿50? ¿100? artistas y amigos que llegaron a Rosario por sus propios medios y que en lugar de comenzar la noche en la cena, tuvieron que esperar un par de horas a la trasnoche. Un aspecto definitivamente menor, a la vista de los 12.000 asistentes del festival.

Saludo final para la buena estrella del festival: del tormentón pronosticado para el sábado sólo se vio media hora de lluvia antes de la medianoche. Y el cielo encapotado del domingo jamás llegó. En su lugar ofreció un sol pleno, clima agradable y la motivación para decenas de familias que fueron a disfrutar el día del niño a la rambla y se encontraron con el festival a pleno.

11 comentarios »

  1. Todavía me acuerdo de la expresión de puro asombro de el hijo de algún paseante casual cuando vio al Chewbaca gigante, oro puro je. Esta bueno que coincida con el día del niño por ese lado.

    Comentario por Dokeck — agosto 17, 2012 @ 9:25 pm | Responder

  2. Disculpenme pero pongo totalmente en duda esa cantidad de gente. Yo fui jueves, viernes y sabado todo el dia y domingo solo una hora por que ya estaba limado. Los tres primeros dias el predio del CEC estaba practicamante vacio, incluso era el comentario de los que estabamos siempre en la cola para los dibujos, mucho tiene que haber cambiado la situacion el domingo para llegar a esa cifra. He ido a Leyendas, la vieja convencion y con mucha mas gente en los pasillos (sobre todo los sabados y domingos, que habia cosplay), en el mismo lugar, las cifras eran mucho mas chicas, no llegaban a los 5000 asistentes. Mucha de la gente que se veia en el bar de CEC en las charlas eran los mismos invitados o gente de los stands de ventas y apenas habia gente de afuera del ambiente. No creo que los 3 primeros dias la gente superara los 2000. Del domingo no hablo por que apenas estuve, cuando me fui habia una cola larga sacando entrada, pero no creo que sirviera para llegar a los 12000

    Comentario por Jose Wachtmen — agosto 18, 2012 @ 10:07 am | Responder

    • Creo haber visto por ahí que las 12.000 personas se referían a los tres predios en donde hubo actividades. Igualmente comento que el domingo yo fui al Bernardino Rivadavia y cuando volví al CEC casi no se podía llegar de tantos autos y personas que había. Cuando entré me encontré atascado, literalmente, de tanta gente que había, parecía un colectivo gigante a hora pico. Yo fui a las diez convenciones Leyendas y a los tres CBB (VIVO en esas convenciones, salvo cosas de causa mayor) y nunca vi algo así. El día del niño y el clima excelente ayudaron mucho.

      No sé si fueron 12.000 pero sí fue mucha, mucha gente, muchísimo más que 2.000. Sábado y domingo tuvieron que habilitar puertas separadas de entrada y salida porque sino era un despelote. Había gente que entraba una hora antes del cierre, pagando entrada y todo, para ver y comprar.

      En el bar, lo que pasaba es que no siempre estaba con gente porque había charlas en otros lugares, alguna que otra se demoró, etc. Sin ponerme a comparar números, me parece que fueron muchas personas, y también lo digo por experiencia, incluso he organizado eventos en el CEC y sé cómo viene la mano. De todas maneras más allá de lo que digan los responsables de la Municipalidad (que no ganan nada mintiendo), yo rescato que todos los que conozco quedaron superconformes y estoy incluye a algún que otro dueño de stand.

      Comentario por kapitanhidalgo — agosto 18, 2012 @ 2:09 pm | Responder

      • Si, por eso hago hincapie en que el domingo casi no estuve y lo poco que estuve habia mucha gente, ese dia no lo contabilizo, aunque pongo en duda que fuera tanta gente como para arrimarle el bochin a los 12.000
        Pero, por ejemplo, si yo voy los 4 dias y voy a los 3 predios a diferentes horas, me cuentan como una persona o como 12?
        Con respecto a que si la municipalidad no gana nada mintiendo, no seamos ingenuos. Si un evento cuyo costo debe rondar los 100.000 $ (aviones, colectivos, estadias y comida de invitados, mas infraestructura) atrae, digamos 1000 personas, es un fracaso rotundo, y si atrae 12.000 es una cifra que cierra mas…
        Igual es un comentario que no trata de ser mala leche, a mi me vino barbaro porque consegui dibujos de todos los artistas invitados, algo muy dificil en otras oportunidades justamente por la gran afluencia de gente. Pero era la charla del grupete que merodeamos estas convenciones y que nos solemos encontrar, nos parecia que habia muy poca gente, sobre todo dada la cantidad y calidad de invitados (insisto, sin incluir el domingo…)

        Comentario por Jose Wachtmen — agosto 18, 2012 @ 4:09 pm

  3. La cifra que nos provee la municipalidad habla de 12 mil personas que pasaron por Crack Bang Boom, esto incluye el Centro de la Juventud que era gratuito, las charlas en el Berdardino, la muestra en la Lavarden y el Cosplay, todas actividades gratuitas donde paso mucha gente que no termino pagando la entrada propiamente dicha (Ni hablar de la muestra en los distritos o la cantidad de acreditaciones y entradas que no se contabilizan que salieron por prensa, stands, fanzines, invitados “no oficiales”). Esto se puede comprobar con el que haya estado en la charla de Wood len el Rivadavia se dara cuenta que el 90 por ciento de las 400 personas que estaban en esa charla no eran “publico comiquero” y de hecho dudo que sepan que estaban en una actividad de Crack Bang Boom. En total de entradas vendidas con los fríos números que siempre les gusta y siempre cuestionan, se vendieron 6900 tickets 400 de los cuales eran abonos por los cuatro días. En cuanto a que sucedía en Leyendas y que no, las veces que he ido nunca vi el CEC a estallar como lo he visto lo fines de semana de CBB, otra aclaración pertinente, en Leyendas había un solo local “comercial” (Milenario) y el resto eran todos fanzines y publicaciones independientes, ese espacio en nuestra convención esta en otro galpón aparte con entrada gratuita así que toda la gente que paso por los stands de fanzines y publicaciones (un mini Leyendas digamos) que no pagaron entrada vos no las contabilizas, comparas una actividad que tenia un solo espacio, con una que los fines de semana tiene mínimo 2.
    Mucha de la gente que se acerco el Sábado a ultima hora o el Domingo que fue francamente impresionante, fue gente de la vida real que solo fue por ese día y tuvimos que cerrar la boleteria extrictamente a las 20 hs para que no sigan pagando por una actividad que ya estaba cerrando (me consta que mucha gente quedaba afuera dado que a mi era al que preguntaban si cerrábamos la boleteria o no).Como dice el compañero acá arriba la municipalidad no gana nada mintiendo, de hecho es un evento en el que siempre se va a “perdidas”, si no me crees agarra esas 6900 entradas vendidas, multiplicalas por el precio de la entrada dividilo por la cantidad de pasajes internacionales, nacionales, hoteleria y comidas y vas a ver que no te miento. No nos quejamos, preferimos que sea asi en pos de mantener una entrada amable y poder seguir sumando actividades gratuitas que acerquen la historieta a mucha gente que cree que la historieta termina en mafalda y gaturro. No buscamos un rédito personal con CBB mas allá de “la gloria” de estar haciendo una convención internacional en Rosario, muchas convenciones, encuentros actividades ponen una entrada X y de ahí se divide una plata por “haber hecho la actividad”. Eso no sucede en CBB, nadie del equipo CBB ve dinero mas allá de los biaticos. También he hablado con la gente de los stands comerciales y “no comerciales” (fanzines, etc) quienes estaban superconformes muchos de los cuales dicen haber vendido 30 por ciento mas que el año pasado.Sino lo estuvieran o si perdiesen plata, no seguirían alquilando el stand no?.

    Comentario por Juan Angel Szama — agosto 18, 2012 @ 5:17 pm | Responder

    • A ver, lo que vos hayas visto o no en Leyendas me tiene sin cuidado, yo lo he visto absolutamente lleno y con los pasillos intrasitables como no estuvo el CEC en el Crack Bang Boom el jueves, viernes y sabado. Aclarando que habia mucha gente del fandom de anime que venia al cosplay.
      Ahora si me decis que se vendieron 6900 entradas, me cierra un poco mas, la mitad de lo que estan publicitando. O sea, con toda la infraestructura que tiene la municipalidad, trayendo artistas top de otros paises, de editoriales como Marvel y DC, solo venden 2000 entradas mas que un evento como Leyendas, que se hizo mayormente en una epoca de crisis y retraccion economica, en que la municipalidad solo ponia el predio y estaba absolutamente hecho a pulmon. Ni impresiona demasiado la cifra ni parece un buen negocio para la misma municipalidad
      No podes comparar la epoca en que se hacia Leyendas, con las crisis y economia en retraccion, con estos ultimos 3 años de crecimiento economico a full, claro que no iba a ver otros locales comerciales.
      Lo de que si la municipalidad gana o no mintiendo es medio basico. Dejemos la ingenuidad de lado. O vos crees que si solo cuentan que fueron 1000 personas, el año que viene se hace otro Crack Bang Boom? Y que incluso ediles de la oposicion no pedirian explicaciones?
      Y es absolutamente obvio que va a perdida. Claro, no te da perdidas a vos, por que te ibas a quejar? De ultima se la da a la municipalidad y a los rosarinos que pagamos los impuestos. Todo bien, prefiero que se gasten en esto antes que le paguen 500.000$ a Fito Paez por 2 horas de concierto. Pero llamar exitazo a un evento que por cada persona que pago una entrada la municipalidad seguramente haya tenido que poner de 20 a 50$ arriba hay un trecho. Si no tuvieras un estado protector que te pone un fangote de guita arriba el Crack Bang Boom es absolutamente irrealizable.

      Comentario por Jose Wachtmen — agosto 18, 2012 @ 10:20 pm | Responder

      • No es tan dificil, se vendieron 7000 entradas, pero para los 12.000 cuentan a la gente que pasó por todo CBB, no solo los que pagaron entrada para pasar por el CEC.

        Comentario por gonzalo — agosto 19, 2012 @ 12:36 am

  4. Espero no continuar un flamewar que temo haber iniciado, pero quería dejar en claro un tema: la cultura no es negocio, al menos no debería serlo. Si uno hace un evento cultural por el afán de traer dinero en el corto plazo, se está contradiciendo totalmente. Ahí considero que tu argumento falla, porque lo que la Municipalidad “no gana” con la entrada, lo gana indirectamente porque promueve el turismo, cobra más pasajes de colectivo, más impuestos en los hostels y hoteles, etc. etc. Ninguna ciudad del mundo que promueve eventos de este tipo sale ganando, porque entonces, matemáticamente a esos 7.000 les tendría que haber cobrado cientos de pesos por entrada para pagar los pasajes de los invitados internacionales (un pasaje de avión a EEUU sale sus dólares).

    Este tipo de eventos no dan plata nunca, o si la dan, es una ganancia marginal que no sirve de mucho, lo digo por la experiencia de haber organizado eventos en el CEC y lugares similares, y tener amigos y conocidos que han organizado eventos de artes marciales, de rol, de juegos de tablero, de maquetismo, incluso familiares en el tema editorial que van a ferias del libro y demás. Se trabaja a pérdida pero se busca ganar al mediano o largo plazo con la exposición que te da el evento.

    Por ejemplo en Julio la comiquería Milenario Comics, que fue la que organizaba Leyendas, puso un stand en el cine Village y por lo que me comentó el mismo dueño, perdió plata mal, pero él busca ganar exposición, se acercaron un montón de personas que no conocían en local y están viniendo a comprar.

    Sin buscar rédito económico, lo que quiere el evento es algo parecido: hacer del comic algo más conocido, para que la gente se acerque y vea, se interese. Eso indirectamente hace que se venda más, que haya más diversidad de editoriales, etc. etc.

    Finalmente: si hubieran ido 2000 personas y la Muni dijeran 12.000, ¿no te parece que cualquier edil podría hacerles lío? Por eso digo que no ganan nada mintiendo, acá todos los partidos se miran de cerca y no van a ser tan boludos de cagar un evento tan grande con una cosa como esa.

    Finalmente 2: no digas que Leyendas estaba totalmente hecho a pulmón, porque el CEC es de la Municipalidad (hasta hace unos años parte de la entrada va para su mantenimiento, y ahora calculo que también), y me consta que este evento tuvo apoyo tanto de Municipalidad como de la Provincia, en varias oportunidades. ¿De donde crees que salían los pasajes para los invitados, entre otras cosas? Una comiquería sola, ninguna comiquería sola, puede bancarse un evento así. Y esto, que vos decís, lo repite Risso varias veces por convención. Me parece que es lo más honesto.

    Comentario por kapitanhidalgo — agosto 19, 2012 @ 11:14 am | Responder

    • exacto, fijate sino en el festival de cine de mar del plata, tampoco podría hacerse si el Estado no lo banca, y? Justamente esa es la tarea, generar turismo, movidas, que se hable de la ciudad y con el tiempo se establezca como una opción más en una épca del año que no es temporada alta.. El dinero que no te entra por las entradas te entra por otro lado. O acaso te crees que la gente que no pagó entrada se hospeda, come, sale fuera de Rosario? Es una visión bastante mediocre reducir la cultura=negocio.

      Comentario por Razz — agosto 20, 2012 @ 8:36 am | Responder

    • Gracias kapitan, por aclarar algo que es del mas puro sentido común.

      Comentario por Juan Angel Szama — agosto 23, 2012 @ 3:37 am | Responder

  5. Sinceramente para haber sido el primer evento al que voy fuera de Buenos Aires debo decir que lo disfruté muchísimo… Claro que casi no salí del Stand, pero cuando lo hice pude relajarme un rato en un banquito mirando los titanes de acero que flotaban en el agua. Ningún evento ofrece esa tranquilidad y belleza. Además, lo mejor de todo fue reencontrarme con gente que hace tiempo no veía como la gente de Llanto, o bien, conocer a Andrés, encuentro a que mi me resultó muy grato. Balance positivo al menos para mi. Incluso vendimos bien el nuevo libro, así que volví contento.

    Comentario por Fernando Biz — agosto 21, 2012 @ 5:55 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: