Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 7, 2012

Los hijos de la Bruja

El título es una referencia a un episodio del siglo XIII

Los grupos de superhéroes de las principales editoriales tienen una dinámica rara. Por ejemplo, arrastran sus equivalentes “juveniles” con los que se establece una relación que oscila entre la identificación, la emulación y el conflicto. Los crossovers, sin embargo, suelen ubicarlos en una posición en la que los “mayores” terminan siendo “salvados” por los “chiquilines”, que demuestran su valía ante el mundo superheroico adulto. El conflicto flagrante es muy raro, y quizás eso mismo es lo que vuelve tan interesante -al terminar la lectura del primero de tres tomos- Avengers, La cruzada de los jóvenes.

La trama que propone el guionista Allan Heinberg tiene varias aristas. En principio, parte de la presunta “maternidad” de La Bruja Scarlata por dos de los Jóvenes Avengers: Speed y Wiccan, quien a la sazón es el centro del conflicto, por su poder (aún no del todo controlado) para redefinir la realidad. Mientras los Avengers “adultos” sugieren hacerle una suerte de “chequeo médico” a Wiccan para ver cómo marcha su vida, aparece Magneto pidiéndole ayuda a sus supuestos nietos para buscar a la Bruja. Luego la cosa se va complicando progresivamente cuando se involucra Quicksilver (el otro hijo del hombre del casco rojizo) y más aún cuando los indicios llevan a buscarla en las tierras de Dr. Doom.

El tomillo publicado por OvniPress compila tres números de la miniserie original. En total, eso habilita espacio para incorporar alrededor de 20 personajes, de cierto peso, entre Avengers, sus émulos juveniles, la familia de Magneto y algún que otro personaje secundario. Aquí se pone a prueba la capacidad de guionista y dibujante para lograr un balance que permita narrar y mostrar la historia bien. Y lo logran. Heinberg maneja con buen tino los tiempos del relato y Jim Cheung se las arregla para que tanto trajecito no agote la vista.

Casa de M y el genocidio mutante son parte del trasfondo

Heinberg hace hincapié en las relaciones de los personajes. En este tomo las que se llevan las palmas son las del muchachito Wiccan con su novio y su presunto tío. También hay un vistazo discreto a la relación entre Wolverine como Avenger y sus compañeros, y otro no menor a la “cargada” relación de Magneto con su familia. Si hay que objetar algo a esta construcción, es que la relación entre los jóvenes parece muy idílica. No hay auténticas fuentes de conflicto. Todos se quieren, todos se bancan hasta las últimas consecuencias, todo es tolerancia. Así las cosas, mostrar todo esto deja muy poco espacio para las peleas, que seguramente vendrán más hacia el cierre de la miniserie.

Cheung, en tanto, se las apaña para que tanto personaje no obstaculice el relato. Por ejemplo, cuando tiene que hacerse cargo de la irrupción de alguno de los personajes fuertes en la escena, recurre a los planos contrapicados. También los emplea para las pocas escaramuzas, de modo tal de seguir mostrando la escena (y a los personajes) sin que la composición de la viñeta se le vuelva insostenible.

En el balance, se trata de una miniserie muy bien lograda. Nada que vaya a cambiar la historia del cómic de superhéroes ni que vaya a quedar en los anales de gloria del género, pero su guión sólido, la buena composición de los paneles y un dibujo agradable sí la convierten en una opción muy legible y disfrutable sin mayores problemas. De yapa, desde el título Heinberg desliza una referencia a la auténtica “cruzada de los niños” ¿Terminarán todos como esclavos de Dr. Doom?

Contrapicados, claves en las composiciones de Cheung

***

Ficha Técnica

Avengers, la Cruzada de los Jóvenes #1

Guión/Dibujo: Allan Heinberg / Jim Cheung

Género: superhéroes

Editorial: OvniPress (Marvel Comics)

Lanzamiento: julio 2012

Origen: EE.UU.

Páginas/papel: 72, 24 x 17 cm.

2 comentarios »

  1. Como curran con los avengers… y bastante aburridito se ve

    Comentario por Zambrano — septiembre 8, 2012 @ 10:14 am | Responder

  2. Despues lo rebootean, lo rechulean y lalala. Todo esto queda en nada. No veo la hora de que DC y Marvel se fundan.

    Comentario por Arekasadaro — septiembre 10, 2012 @ 2:06 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: