Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 16, 2012

“Es generar una especie de lectura interesante y rebuscada”

Filed under: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 12:00 pm
Tags: ,

“No sé si está bueno buscar un espacio más amplio para la historieta”

“Che, y a Ariel López V. cuando lo vas a entrevistar?”, preguntó alguno el año pasado, en Rosario, durante esas cenas de camaradería que acompañan a Crack Bang Boom. “Cuando saque un libro en lugar de publicar cositas sueltas”, fue la respuesta. Esta ocasión Rosario sí lo encontró con un libro entre manos. Inhumano recopila decenas de páginas con chistes sueltos e historietas cortas de toda su carrera como dibujante. Desde los Disparate publicados en la revista Comiqueando hasta las últimas tiras que aparecieron en Fierro. “¡Elegí lo que zafaba!”, bromea.

“Seleccioné lo que más me gustaba de cada momento”, se pone más serio, “y luego incluí cosas que me parecía que tenían que estar, como las publicidades”. Se concentró, asegura, en “ordenar ese desorden y marcar el ritmo”, intercalando chistes, páginas enteras e ilustraciones. “Luego me encontré con que había una cosa reiterada de monstruos y cosas paranormales, deformes, por un lado, y de cosa más urbana pero con algo medio denso en el modo de relacionarse”, señala y explica que por eso el libro lleva ese título, en lugar de anclarse en la tira de la Comiqueando y su web.

“A veces busco integrarla a la imagen de fondo”, asegura López V. sobre Pare de sufrir

“Lo que me gusta del armado del libro es que tiene una cosa de mucha información simultánea”, confiesa. Además, no es un libro que requiera ser leído en perfecto orden. “Le podés entrar por cualquier lado”. Ese criterio se repite en la entrevista, que salta casi azarozamente de un punto a otro de la carrera de López V., e incluso oscila entre la historieta y la animación, su principal campo de desarrollo profesional.

“Las primeras páginas que hice con mucho laburo y dedicación fueron las de Comiqueando“, cuenta, “ahí a cada página tenía que encontrarle una manera nueva y diferente de contar historieta, tenía que ser la mejor página del mundo”. Aunque luego se relajó, jamás dejó de lado la intención de llenar de información cada página. Por eso llega a relacionar sus chistes entre sí, o a vincularlos con otros elementos de las páginas. “Después te das cuenta que tal vez no vas a inventar nunca nada, pero está bueno buscarle la vuelta, tener ese desafío y que sea visualmente distinto a la página anterior”. En Pare de sufrir (Fierro), por caso, también cambia las claves y códigos de lectura.

Acaso por eso mismo, sus páginas más narrativas y clásicas son las que menos le atraen visualmente. “En el libro están casi todas las historietas que hice, y no hay muchas de un cuadrito al lado del otro con una separación de tres milímetros, las que menos me gustan cómo están dibujadas son las que tienen más historia”.

De sus muchas influencias, la publicidad y la animación juegan papeles centrales. Esta última es menos obvia, pero muy importante, pues llevó elementos de la historieta al dibujo animado y viceversa en más de una ocasión. “La primera paginita que salió en el Picado, creo que en 2007, era de unos pibes que quieren hacer un asado, sobre que hacer un asado es una situación que un verdadero hombre debería dominar, como el fútbol, la mecánica y las mujeres. Y la historieta en esa mínima página cuenta que eso mismo es algo que los hombres no sabemos ni mínimamente dominar. Por lo menos yo, que no manejo ninguna de esas situaciones. Entonces ahora estoy temrinando un corto que están los flacos tratando de hacer un asado y cosas que los pibes de 20 y pico deberían saber hacer, y como todo en la vida, somos incapaces de realizar”, cuenta.

La animación, su campo de desarrollo profesional

Sin embargo, tras llevar esa idea de la historieta a la animación, ahora está pensando en devolverla al papel. “A partir de eso armé una historia larga”, destaca, “porque ya tenía varias historias medio urbanas”. López V. es de Mataderos, pero ensaya con su banda en Lugano. En el medio, explica, abundan las historias “de policías, remiseros narcotraficantes y flaquitos que van calzados“. Cuentos de barrio que intercambia con sus amigos. “Entonces con un amigo teníamos estas historias conectadas con esta cosa medio de aventura, de algo que alguien quiere hacer y no le sale nunca, así que a partir del asado escribimos un montón de textos con los que yo tenía ganas en algún momento de hacer una historieta larga”.

“Sería una novela gráfica, como se dice ahora, pero no cool, porque parece que la novela gráfica es como la forma cool de denominar una historieta larga, y esta no lo sería”, sonríe, “no sería tan sensible, ni nada de eso”. El plan es un relato de 60 páginas, que por ahora está en pausa alrededor de la vigésima página. “También adapté eso para presentarnos en unos concursos para capítulos de 11 minutos y perdimos”. No son relatos muy amables para la televisión local, termina reconociendo cuando los describe como una mezcla “entre Okupas con Ren & Stimpy“.

¿Tan traumática fue tu experiencia con la publicidad, que la parodiás?

– No, lo que me pasa más con la gráfica, es que me atrae. Sobre todo el diseño o los recursos más atiguos. Las Caras y Caretas, o las revistas de los 70 que encontraba en casa, y ver esas maneras diferentes ocn respecto a la actualidad, cómo vendían las cosas, me llamaban la atención gráficamente.  para contar algunas cosas. Igual que cada página tenga muchas cositas o muchos chistes es para que en cada página puedas sorprenderte de muchas cosas, y de última tener un salvavidas, que si nada te causó gracia, capaz sí te hizo reír el último chiste del rincón con lo mínimo que quedaba.

Inhumano recopila trabajos de toda su carrera

¿Qué otras cosas te impactaron gráficamente?

– Recuerdo haber visto una peli cuando era joven que se llamaba Amazonas de la Luna (de 1987). Capaz la veo ahora y me parece una boludez, pero me acuerdo que las escenas tenían una especie de corte, con un insert de otra cosa, era algo como muy… multidisciplinaria. Un montón de cosas fragmentadas. Me llamaba la atención la manera de contar algo de modo no-lineal. En algún momento traté de traducirlo en algunos otros espacios, como la historieta. Por ahí la cosa caótica y cargada viene de ahí, de esa satisfacción de sentirse sorprendido y tratar de reflejar esa sorpresa. Me pasó lo mismo cuando leí a (Chris) Ware. Pucha, ¡qué hijo de puta! Después vas para atrás y seguís descubriendo otras cosas que también te vuelan la cabeza. Igual no me gusta ni conozco la historieta clásica, la de narrativa de aventuras, no sé, la Skorpio, todo eso, nunca leí ni me interesó.

Que sin embargo ahora atraviesa una etapa de reivindicación.

-Sí, ¿pero quién la reivindica? Se reivindica sola para las cinco personas que le interesan. Me parece que se quiere buscar un espacio más amplio para la historieta, difundirla a todo el público, y no sé si eso está bueno. Por ahí está bueno que no se propague, aunque va a haber mucha más gente laburando en historieta y cobrando plata por hacer lo que hace: dibujar, editar o hablar de la historieta. Fijate lo que pasa con el cine, se estrenan un montón de películas y a mí no me gusta ni una de ese millar que se hacen. El problema es el mercado, la gente que le gustan cosas que son horribles. Y si la historieta se vende, o a la gente le gusta más, es probable que haya más Gaturros. Capaz es una tontería, ¿pero cuántos miles de programas hay en la televisión? ¿Y cuántos te gustan? Que haya más no quiere decir que sea mejor. Si al público le interesan cosas que estén buenas, van a haber más cosas y mejores. Pero si sigue todo como está, como me parece que la sociedad va creciendo, va a haber más cosas que para mi gusto son chotas.

9 comentarios »

  1. excelente libro. lo mejor de todo, el prologo.

    Comentario por gustavo sala — septiembre 16, 2012 @ 12:24 pm | Responder

    • jajajajajaajajaj

      Comentario por mariangeles — septiembre 17, 2012 @ 10:04 pm | Responder

  2. Y, a la gente le gusta el chingui chingui. A eso no hay con qué darle. Vos le ponés música de Johann Sebastian Bach y se duermen, les ponés cumbia gurisa y baila petisa ♪♫.

    Aunque yo no sé cuanto mejor puede ser algo más bizarro. No siempre es mejor lo bizarro. Onda, a la música de gordo Bach no hay con qué darle. O a la de Scott Joplin. Pero la gente capaz prefiere la popular tonada de Chip Torres, la archi-conocida “Te voy a dar un byte”. En este sentido, lo que vi de este afamado y pirotécnico artista visual me recuerda a Delfín Quishpe y su aclamadísimo hit “Torres Gemelas”.

    Trazando un improvisado paralelismo entre historieta y música popular, quizá Gaturro se parezca a un Arjona para niños a quien los padres se lo compran por acusar cierta indolencia del cerebro. Pero Arjona no es bizarro, es como un Justin Bieber para veteranas. Bizarro es Zulma Lobato, pero Zulma no es cómics. Aunque hubo un emprendimiento llamado “Zulma cómics”. No sé qué fue de él.

    Pero para resumir este comentario, en mi insignificante opinión esta joven promesa del 9º arte, está más cerca de un muralista moderno como el afamado “El Odio” que del iconoclasta fenómeno viñetal Chris Ware… bah’, digo yo. Y como soy un lector troll, a lo mucho estoy más cerca una doña que critica en la cola del mercadito de los chinos, que a un hacedor en la historia de las viñetas. Pero la humildad es importante, viejo, porque el chabón éste dice que el problema es el mercado, la gente que le gustan cosas que son horribles… ¿y no es por eso mismo acaso que está sacando un libro? ¡Jé jé! Ahora me quedo tranquilo, si nunca saco un libro será porque soy demasiado polenta para esta sociedad…

    Comentario por Jacinto — septiembre 16, 2012 @ 1:38 pm | Responder

  3. Conosco mas que nada su laburo de Fierro, esta bueno, me gustaria saber el resto qué esta en el libro

    Comentario por Lucio — septiembre 17, 2012 @ 2:40 am | Responder

  4. Gracias Andres, por la nota!
    Gracias Gustavo, por el prólogo, claro!
    Gracias Jacinto, por ser como sos!

    Comentario por Ariel López V. — septiembre 17, 2012 @ 1:36 pm | Responder

  5. un groso, ariel lopez v.
    brian.

    Comentario por Brian — septiembre 17, 2012 @ 2:51 pm | Responder

  6. Conseguí el hermoso libro del horrible Sr López V, y no tengo más que decir que desde que dicha obra de arte es parte de mi patrimonio, soy un hombre completamente feliz. Gracias Ariel!

    Comentario por EL GORY — septiembre 20, 2012 @ 2:44 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: