Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 21, 2012

Frank Miller vs. el sandwich de rúcula

Filed under: Cómic USA,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , , ,

Los dibujos de Bisley, un gran aporte al relato

De las muchas falacias argumentativas, hay una particularmente poco sutil que consiste en exagerar los argumentos del oponente hasta volverlos grotescos de tan desproporcionados. Cualquiera que siga con cuidado los debates políticos (sobre todo mediatizados por los opinólogos de la prensa) conoce la estratagema muy bien. En historieta este recurso también se utiliza. Y Bad Boy, de Frank Miller y Simon Bisley, es un excelente ejemplo de ello. Porque por supuesto, si de algo sabe el el autor de 300 y Holy terror es tergiversar las ideas que no comparte.

Bad Boy puede leerse de dos modos: como una historia un poco trash sobre un pendejo que quiere romper los límites de su sociedad o -como es más probable que haya sido pensada- como un alegato contra el auge del vegetarianismo y la vida  sana. Y por supuesto, contra sus cultures. Y todo eso en una historia de unas 40 páginas.

La historia nos presenta a Jason, un chiquito que intenta reiteradamente escapar de sus captores. Jason es preadolescente, es adicto al tabaco y muere por una hamburguesa. Sus hormonas lo tienen sacado y, por qué no, le ponen una erección incontrolable ante una valkirya de ojos verdes. Parece que sufrió algún tipo de accidente y sus padres se muestran conmovidos al verlo despertar. Las cosas, sin embargo, no son tan sencillas. Lo que descubrirá Jason es que forma parte de un proyecto para implantar el vegetarianismo como la vía para la sociedad perfecta.

Los confines del encierro “verde”, una ilusión

Es decir, a Jason lo tienen agarrados unos talibanes del brote de soja y la semillita en la ensalada. Gente que quiere imponer a toda costa una vida inspirada en los zapallitos rellenos y el tofu “con finas hierbas”. Gente que, para hacerlo, no duda en torturar y “reeducar” a sus cautivos para que abracen su amor por los “robles sagrados”. Todo, eso sí, con altísima tecnología y robots asesinos. Porque parece que ser vegetarianos y fundamentalistas no los convierte en terroristas hippis ni nada similar, en opinión de Miller.

De modo que, gran paradoja para este Día de la Primavera que se celebra en Argentina, los robles paradisíacos del bosque son apenas una cárcel cruel y una ilusión engañosa. Podrían hacerse otras dos lecturas del argumento de Miller. Una, la liberal, invocaría el derecho de su autor a destrozarse el hígado ingiriendo lo que prefiera. La otra, mucho más factible considerando las simpatías políticas del historietista norteamericano, es la posición conservadora, que ve una amenza en cualquier movimiento social que ponga en cuestión hasta el aspecto más insignificante del american way of life.

Más allá de lecturas más o menos elaboradas, Bad Boy es una historieta muy correcta. El guión está bien construido y dosifica con astucia los tiempos en los que ofrece información al lector para completar el panorama. El dibujo de Bisley es todo lo que la historia necesita, aportando expresividad -pucha con esos dientes apretados- y espectacularidad en las dosis justas, dentro de sus parámetros estilísticos habituales. La mayor contradicción del relato la aportan sus extraños robots guardianes/enfermeros, que no por bien diseñados resultan muy cohesivos con los temas de fondo. Pero claro: Miller tiene por costumbre llevar sus ideas a los extremos.

Miller construye bien el desarrollo de la historia

***

Ficha Técnica

Bad Boy

Guión/Dibujo: Frank Miller / Simon Bisley

Género: ciencia ficción

Editorial: Deux Studio (Dynamite Entertainment)

Lanzamiento: julio 2012

Origen: EE.UU.

Páginas/papel: 48, 24 x 17 cm.

3 comentarios »

  1. Ah, Miller, Miller… siempre tan facho. Que delirio el plot, es muy bizarro pensar en vegetarianos violentos. Sobre todo cuando gran parte de los vegetarianos lo hace por algo espiritual y la cuestión de no dañar a otro ser dentro del mismo reino que uno.
    Por suerte se ha vuelto común el vegetarianismo acá en Argentina, por lo menos a mi no me joden para nada.

    Comentario por Arekasadaro — septiembre 25, 2012 @ 11:57 pm | Responder

    • Lo de Miller es impresentable. Algunos vegetarianos son algo talibanes, pero por suerte son los menos. Y yendo al costado social y autorreferencial, Varios lectores de Cuadritos son vegetarianos, de hecho, e incluso en la cena post-brindis hubo que pedir una pizza de verdura para ellos.

      Comentario por Andrés Valenzuela — septiembre 26, 2012 @ 12:07 am | Responder

      • Los vegetarianos talibanes sólo le hacen daño a una postura que esta en cada uno tomar. No hay porque forzar elecciones. Si yo pretendo que respeten mi elección no puedo dejar de respetar la del otro.

        Comentario por Arekasadaro — septiembre 28, 2012 @ 4:40 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: