Cuadritos, periodismo de historieta

octubre 11, 2012

Nubarrones sueltos

Filed under: Especiales — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags:

El área de lectura, con el aporte de la Alianza Francesa

Y un día volvió Viñetas Sueltas. Imposible no celebrarlo. Volvió, además, sosteniendo sus banderas tradicionales: historieta independiente, búsqueda de voces distintas, integración regional, fomento del circuito local, conformación de alianzas estratégicas con distintos actores y buscando recuperar un gran espacio que cobijara lo más intenso de su actividad. En el proceso debió luchar contra reorganizaciones contrarreloj, con la desventaja de haber estado fuera del circuito durante dos años (o tres, si se atiende que la organización no considera el encuentro de 2010 como uno de sus festivales) y, sobre todo, contra un clima inestable que puso un manto gris a las expectativas.

El primero de los aciertos del Festival fue retomar las alianzas estratégicas con el Malba y las librerías. Con el primero como sede para la mayoría de los talleres y para la jornada de apertura sumó un buen contenido de prensa y, además, un lugar técnicamente de primer nivel. Con el circuito de librerías, por otro lado, ayudó a fortalecer una boca de ventas en la cual los editores llevan un buen tiempo intentando hacer pie. Si en 2010 llamaba la atención el intento, este año a pocos sorprendió encontrarse en la Librería Hernández una batea dedicada al cómic e incluso parte de su vidriera con títulos de la disciplina.

En la misma línea, al revisar la serie de títulos presentados durante la semana “porteña” y en Tecnópolis, se nota que hubo pocos lanzamientos específicamente pensados para Viñetas Sueltas. El Festival estuvo fuera del calendario demasiado tiempo y la mayoría de los sellos apuntaron a seguro y se enfocaron en otros eventos. La excepción fue Agua Negra que combinó tres lanzamientos: un libro de teoría para el Congreso que servía de antesala, una novedad para el festival y el propio catálogo de VS.

Las muestras ganaron en variedad, cantidad y calidad

En el quehacer artístico, el festival estuvo a la altura de su propia historia. Propició un nuevo encuentro con autores latinoamericanos, que siempre fue una de sus bases artísticas, y permitió conocer la actualidad de esos mercados. Además, trajo invitados interesantes con una obra rica para el análisis. La norteamericana Sarah Glidden, joven promesa del cómic-periodismo es ejemplo de ello, pero también el contingente de Isla de la Reunión, que permitió conocer un caso de construcción de ambiente/circuito en una modesta región francófona.

Las exposiciones estuvieron a la altura de lo esperado e incluso superaron en variedad a las de años anteriores. Esto aplica tanto para las de la semana como para las de Tecnópolis. El nivel superlativo de los originales locales, la incorporación de Historietas Nacionales y Fierro al capítulo final también corresponden a la columna del haber. La apertura de una carpa infantil es otro acierto: rara vez estuvo vacía, aún en los momentos de menor afluencia de público y propuso actividades atractivas para los niños. Reeditar el “sector biblioteca”, con abundante material de la Alianza Francesa, también es un aspecto a destacar.

Por otro lado, basar los puntos cúlmines de su cronograma en Tecnóplis supuso una gran apuesta con resultado incierto. Las inclemencias climáticas pusieron en duda su primera fecha hasta horas antes de su apertura y obligaron a postergar un día la jornada de cierre. Como resultado, la afluencia de público no fue la esperada en el predio de Villa Martelli. Lo que prometía ser un broche de oro para el festival terminó discretamente, con la mencionada buena cantidad y calidad de muestras y actividades, pero menos visitantes de los previstos, cuestión que repercutió en el ánimo de organizadores, fanáticos y comerciantes por igual.

El mal clima propició caras largas en los stands

En la misma línea, los devaneos climáticos tornaron ociosas las visitas de algunos autores internacionales, de participación más bien discreta. Al apuntar todos los cañones a las jornadas de cierre, algunos autores quedaron fuera de la mirada del gran público cuando sus charlas debieron ser reprogramadas o incluso canceladas porque un avión los llevaba fuera del país. Mientras Sarah Glidden tuvo gran exposición por distintos motivos (notas en Clarín, el suplemento Las/12 de Página/12, un taller y una muestra), Frank Hippolyte casi no interactuó con quienes se acercaron al evento.

Estos inconvenientes, sin embargo, no invalidan la realización de Viñetas Sueltas. Por el contrario, refuerzan la impresión de que Buenos Aires necesita un festival de nivel internacional que esté a la altura de su lugar como epicentro de la corriente historietística local. El camino, entonces, pasa por consolidar el espacio ganado y alcanzar regularidad y presencia en la agenda. El Festival tiene con qué hacerlo. Resta apoyarlo y hacer fuerzas para que pronto recupere su lugar en el circuito.

4 comentarios »

  1. Excelente todo lo que había! La expo de originales que consiguió Accorsi fué un lujo. Qué lástima que tuvo poca difusión! Un saludo!!

    Comentario por Majox (@LaCortaMaltesa) — octubre 11, 2012 @ 10:15 am | Responder

  2. Balance más que positivo. Saludos.

    Comentario por sobrehistorieta — octubre 11, 2012 @ 10:35 am | Responder

  3. Muy buena nota, Andrés. Que el cierre del Festival estuviese tan atado a los caprichos climáticos fue un garronazo, pero no se podía desaprovechar la oportunidad de un lugar como Tecnópolis. Esperemos que el año que viene salga el sol. Un abrazo.

    Comentario por Javier Hildebrandt — octubre 11, 2012 @ 11:24 am | Responder

  4. El lugar se hace muy dificil si uno va del interior. Finalmente viajamos a Bs As con los gastos que conlleva para nosotros, y pudimos estar solamente un día por el clima. Creo que deberían tener en cuenta eso. Por supuesto que no se puede controlar el clima, pero quizás sea mejor hacerlo en un lugar en el que no dependa de eso, tanto para los del interior como para los extranjeros. lo mismo lo pase barbaro.

    Comentario por Diego Cortés — octubre 11, 2012 @ 12:25 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: