Cuadritos, periodismo de historieta

octubre 30, 2012

Cómics contra la tormenta

Filed under: Pregunta Abierta — Andrés Valenzuela @ 10:00 am

Ayer nos tomábamos un descanso y veía en la biblioteca de mi hermana los diez tomitos recopilatorios de Mafalda, esos apaisados que De la Flor sacó durante décadas, un ejemplar de La burbuja de Bertold, que ella se ganó en un concurso, y mi copia de ¡Oh, no! Me enamoré, que arteramente se apropió. Todos ellos -la escueta “colección” de viñetas de mi hermana, quien se dedica al teatro- en el estante más bajo del mueble.

El estante más bajo de un mueble en una casa de la que llevábamos horas haciendo algún que otro parche a su sistema de desagote de agua. O emparchando la virtual inexistencia de tal sistema. De eso descansábamos mi hermana, mi viejo y yo, tras un largo rato paleando barro, poniendo la bomba de agua prestada por un amigo (de ella) y colega (mío), pasando la cinta por caños bloqueados, pinchados y abruptamente terminados vaya uno a saber desde cuánto tiempo atrás. ¿Y si el agua subía más? ¿Y si el agua llegaba a ese estante?

12 horas después de empezar el asunto escribo estas líneas. En el viaje de regreso, mojado, con frío y celebrando que mis cosas sí permanecieron secas, pensaba, ¿cuánto cuidamos nuestros libros de estos accidentes climáticos? ¿Ustedes lo tienen en cuenta para ubicar sus bibliotecas, sus anaqueles? ¿Qué hacen cuando un libro se moja? Yo cuido casi obsesivamente los libros prestados. Cuando un conocido me prestó, cinco años atrás, los tomos en inglés de Canción de hielo y fuego (la saga vulgarmente conocida como Un juego de tronos, el nombre de su primer libro), no los llevaba para leer en el viaje al trabajo si llovía. O los llevaba dentro de dos bolsas de plástico (y al final no los leía, porque yo estaba mojado y -por extensión- iba a mojarlos).

¿Se les mojó algún libro, alguna revista con esta lluvia? Los invito a hacer catarsis conmigo, mientras esperamos la reseña de hoy, que llegará recién en las primeras horas de la tarde.

8 comentarios »

  1. Yo todavía sufro una lluvia repentina que me mojó el morral y la AVGS/JLA #2 😦

    Comentario por bruce wayne ;) — octubre 30, 2012 @ 10:15 am | Responder

  2. Pufff, malditas goteras en las casa coloniles con mas de 100 años… Solo se mojaron fanzines, ninguno importante (sí, hay fanzines importantes), a algunos los dejé secar, a otros (los menos) los desarmé, los planché con la plancha a una temperatura no despreciable (si los agarrás húmedos quedan aún mejor), y los volví a armas. Por lo menos quedaron mejor, que aquellos que sólo dejé secar. a todos todavía los tengo conmigo… Hoy, vivo en un 4 piso…

    Comentario por Julián Blas — octubre 30, 2012 @ 10:17 am | Responder

  3. No quiero bajar al depósito a ver qué pasó hasta el jueves. Después te cuento…

    Comentario por Javier Doeyo — octubre 30, 2012 @ 11:49 am | Responder

  4. yo estuve cuando se inundó una librería en corrientes, qué locura! todos se pusieron a levantar los libros del piso porque el agua entraba hacia abajo por un baño a desnivel.

    Comentario por Mar — octubre 30, 2012 @ 1:34 pm | Responder

  5. El papel es un soporte nobilísimo. Si se moja, todo lo que hay que hacer es dejar que se seque (en lo posible al sol, para que no críe hongos). El volumen queda un poco más gordo -podés prensarlo- y más feo (aunque eso es opinable), pero perfectamente legible, y para eso lo queríamos, ¿no? Para leer, no como adorno. No por casualidad hace como 500 años que ponemos sobre papel la memoria de la humanidad. Eso, hasta que un tarado inventó el papel satinado (y la idea de que los libros son adornos).
    En mi caso, tiendo a que me importe un carajo lo que le pase a mis libros, mientras se puedan releer…

    Comentario por FedericoR — octubre 30, 2012 @ 1:46 pm | Responder

  6. Mi casa estaba en zona inundable, mi familia perdió todo varias veces, pero antes que yo naciera o cuando era muy chico, después lo arreglaron. Ahora vivo en plata alta, pero soy bastante obsesivo en el cuidado de comics y hasta libros, que tengo en folios (generalmente los originales). Cuando salgo en días de lluvia, si llevo libros les pongo una o dos bolsas de nylon, una al revés de la otra, por las dudas. Casi nunca tengo libros o comics usados, pero si es así no los saco de casa, los leo adentro.

    Los pocos libros mojados que tengo son parcialmente mojados, como el caso de un libro de rol que ni siquiera sé cuando se mojó, tiene unaesquina manchada, casi seguro con cola cola, en la parte final. Pero muy muy pocos libros se me mojaron, casi ninguno.

    Comentario por kapitanhidalgo — octubre 30, 2012 @ 2:23 pm | Responder

  7. jajaja!! yo ayer le puse impermeable a una biblioteca pequeña, que esta donde a veces cae alguna gota por culpa de la maldita carga del techo, y…si, las gotitas cayeron pero los libros no se mojaron. ¿El impermeable una bolsa plástica grandota, abierta por un costado, en fin… se hace lo que se puede con el trastorno climático

    Comentario por Lilia Iglesias de Franco — octubre 30, 2012 @ 8:51 pm | Responder

  8. Dejé de coleccionar historietas de superheroes cuando se me mojaron todas, todas todas. Conservo la mitad, que están pegadas entre sí por algún extraño efecto secundario de la humedad, un ladrillo de historieta ilegible en un estante a dos metros y medio del piso

    Comentario por Kokin — noviembre 2, 2012 @ 2:43 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: