Cuadritos, periodismo de historieta

noviembre 18, 2012

Una mujer en nueve viñetas

Filed under: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

El formato de nueve viñetas le resultó un modo natural de narrar

Ofelia nació en la Feria del Libro del año pasado, de estar sentada al lado de Gustavo Sala viéndolo firmar sus libros”, cuenta Julieta Arroquy. Hoy el personaje se publica en México, tiene más de 23.000 seguidores en Facebook y está a punto de ver su primer libro recopilado por Ediciones de la Flor. El primer boceto del candoroso personaje surgió, confiesa la comunicadora y dibujante, por la necesidad de encontrar un modo distinto de firmar su primer libro (¡Oh, no! Me enamoré) y formar su propia fila de lectores ansiosos por su dedicatoria. “Gustavo se tomaba gran tiempo para dibuajr cada libro, hasta entonces yo ponía un Con cariño… y dibujaba una copita, un paquetito, un corazoncito”, recuerda. En cuanto terminó esa Feria, puso su atención en esa chica flaca y flequilluda y le salió la primera página de nueve viñetas. Ofelia había nacido.

“Las primeras páginas tenían una herramienta que era que el personaje prendía y apagaba la luz, algo para jugar con los cuadros y los silencios, que nunca había hecho”, relata. Fue su primera ocasión para dibujar personas y las tiras jamás dejaron de fluir. En 2012 estalló, tuvo que abrirle su propia página de Facebook, llegó a las páginas de los viernes del -ahora extinto- diario Libre, en el suplemento mensual para mujeres del periódico gratuito Publimetro, del DF mexicano y Monterrey, y claro, al recopilatorio de De la Flor.

“No sé por qué elegí ese formato de nueve cuadros, ¡va a contramano!”, sostiene Arroquy. Es un formato, admite, mucho más factible para una revista que para un diario. “Evidentemente necesitaba más espacio para contar más cosas, aunque ahora necesito cada vez menos”, reflexiona la dibujante y reconoce que la experiencia también le supuso un aprendizaje de cosas que la mayoría de sus colegas ya dan por sabidas.

Es, en rigor, la historia de su carrera historietística, que va aprendiendo sobre la marcha. “Encontré algo que tiene que ver con la mirada del personaje, con lo que tiene para decir, algo que para mí era un descubrimiento fascinante, aunque cualquier dibujante lo sabe”, señala y cuenta que -en su opinión- el formato y la estética de Ofelia están más emparentados con el teatro stand up que con la historieta.

El personaje tuvo un ascenso inusitado, llegando a México y Ediciones de la Flor

“La tenés ahí paradita y monologando, y la clave es la expresividad, todo lo que se puede decir con los ojos, con una manito en el pecho o las cejas arqueadas”.

El formato le permite abordar muchos más temas “sólo con objetos, como antes, es mucho más difícil hablar de la relación de una mujer con su padre”, considera y reconoce que el tema central siguen siendo las relaciones de pareja. “Y tiene mucho de autobiográfico, ¡lamentablemente!”, ríe y cuenta que el primer ensayo de Ofelia era fruto de un reclamo a una pareja ocasional. “Eso viene del mismo lugar de siempre, de un vacío, que es de donde me sale más fácil construir y de algún modo lo busco para mis tiras”, evalúa, pero matiza: “igual después me di cuenta que cuando me enamoro y soy feliz también puedo crear”.

Los chistes “positivos”, descubrió, le funcionan tanto como los de lamentos sentimentales y los reclamos. “También hay una cosa que funciona mucho que tiene que ver con una especie de empatía femenina, hice un chiste donde la protagonista está rodeada de pelotas y dice no importa si son chiquitas o grandes, pero por favor usalas, ¡fue como un circo romano! ¡Enloquecieron con eso! Y pasa lo mismo cuando Ofelia le canta las cuarenta a alguno, o cuando dice si vos querés y yo también, ¿por qué no la cortamos?, parece que hubiera dicho algo que nadie se anima a decir, pero que todos pensamos”.

Sus fans celebran particularmente ciertos trabajos

“Todo esto salió naturalmente, por eso me parece que tiene más que ver con el teatro o el stand up, que con la historieta propiamente dicha, de la que sigo siendo bastante ignorante”, comenta Arroquy. La página diaria, que tampoco estaba en los planes originales, le pulió mucho del oficio y de la construcción del personaje. “De repente había hecho 100, 200 tiras y un personaje que ya sabía cómo podía reaccionar, y el lector intuirlo o reconocerlo”, destaca. “El salir diariamente también creó una fidelidad, permitió que la gente lo conociera e identificara su idiosincracia, su sensibilidad”.

“Lo que sí me pasa a veces es que me antepongo al personaje y a veces se me nota, lo uso para decir las cosas que pienso y eso es un lugar peligroso, porque atenta contra cierta inocencia o misterio que está bien guardar para Ofelia“, (se) critica la autora. Una de sus páginas más célebres es un reclamo contra la trata de personas, que fue reutilizada por distintas agrupaciones políticas, muchas veces sin su permiso. “Eso ya no me gusta porque borran la firma y ponen el logo de una agrupación, o hasta escriben para decirte que les gustaría ver al personaje defendiendo la legalización del aborto, y por ahí yo estoy a favor, pero no voy a usar al personaje para la causa, tampoco tengo la madurez autoral necesaria como para salir a agitar eso”.

De esos tanteos con temas sociales, se terminó volcando a hablar de los estrictamente de género, sobre los que quizás tiene más experiencia para poner en esas nueve viñetas. “Hablo de lo que yo siento, de lo que me moviliza y me conmueve, lo que me hace pensar sobre todo como mujer”, dice y enumera alguno de sus últimos chistes, como esa situación de contar los óvulos al llegar a cierta edad. “Hay anclado socialmente una cuestión de que las mujeres tenemos que tener una pareja. O que como tenemos la capacidad de reproducción, ¡y no todas, porque algunas son estériles!, por eso tenemos que ser madres. Bueno, ¿yo estoy obligada a usar mis óvulos? Todo eso me causa mucha gracia, y son cosas que nosotras también hemos ayudado a construir”.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: