Cuadritos, periodismo de historieta

noviembre 30, 2012

Dos detectives noventosos pasados de rosca

Filed under: Cómic USA,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

La serie de Purcell inspiró videojuegos y un breve dibujo animado

El gamer veterano recordará los 90 como una época en la que se jugaban aventuras gráficas como hoy se programan MMORPGs (juegos de rol multijugador masivos en línea, en su sigla en inglés). Era una época en la, salvo que fueran un juego de combate a lo Mortal Kombat, todos los títulos famosos tenían su versión arcade y su versión aventura gráfica. Y algunos, sólo esta última. Clásicos como el Monkey Island o el Maniac Mansion aún persisten en el imaginario de quienes gastaron PC’s en aquellos años. Y entre toda la retahíla de títulos más o menos olvidado, había uno que se llamaba Sam & Max hit the road.

En esos años, era muy difícil obtener información sobre los juegos. Las revistas españolas (catálogos encubiertos de periodismo) rara vez contaban cuestiones como el origen de los juegos. Difícil, entonces, enterarse que Sam & Max hit the road estaba basada en una historieta independiente razonablemente conocida de Steve Purcell que –como el videojuego que se encuentra en este enlace– giraba en torno a un perro y un conejo que oficiaban de psicóticos “policías freelancers”.

Pero como los revivals surgen cada dos décadas y en este momento tocan los ’90, las bateas norteamericanas recibieron hace unos añitos Sam & Max: surfin’ the highway (“anniversary edition”, claro), un compilado de las historietas cortas originales, que van de 1987 a 2008. ¿Y qué es Sam & Max:…? Es un cómic completamente pasado de rosca. Una especie de road cómic que mezcla a partes iguales lsd y merca en un cuerpo ya sobrexcitado por sobredosis de azúcar, y que se plasma en la careta de dos animalitos aparentemente simpáticos.

Una splash page sintetiza el espíritu de la serie

Hay historietas que contienen todo de sí en la primera página. Sam & Max es una de ellas. En Monkeys violating the heavenly temple (que sí, significa algo así como “monos violando el templo celestial”), está todo lo que incluirá la serie durante las próximas dos décadas: el perro detective despreocupado, el conejo psicótico extraviado de la realidad, personajes bizarros conspirando en las sombras, insectos y ratas en actividades de dudosa legalidad al pie del cuadro, objetos contundentes cayendo en segundo plano (un piano, en esta ocasión) y cierta omnipresente sensación de entorno “mugroso” en cada viñeta.

Hija de su época, al fin y al cabo, la obra magna de Purcell es una suerte de sitcom. Tiene dos personajes fijos con una dinámica muy aceitada, con gags continuos y una serie de personajes (semi)fijos (el detective vecino que vive torteando matones, el comisionado que les encarga los casos) que sostienen la estructura del “show”. Si acaso algo no termina de cuadrar en el esquema, es que el autor hace de cada historieta una aventura individual (como en las viejas series de tv) y entonces los antagonistas y los escenarios cambian de aventura en aventura.

En lo que hace al dibujo, el autor despliega una narrativa cercana al dibujo animado (que recuerda mucho a lo que luego serían los Tiny Toons, como versión remozada de los Looney Toons) y sobre todo una obsesión tan enfermiza como sus mismos personajes por el detalle. A los chistes de diálogos (intraducibles, muchas veces) y de acción hay que sumar una multitud de pequeños detallecitos dibujados en las esquinas de cada viñeta o en el pliegue de las ropas de los personajes con leyendas y comentarios sobre la escena. Acotaciones gráficas, todas ellas, tan elocuentes como un conejo pasado de azúcar con una pistola en la mano.

3 comentarios »

  1. ¿Y hay alguna forma de conseguir los comics? Los estoy buscando hace un tiempo y sólo encontré la serie animada en youtube.

    Comentario por luis — noviembre 30, 2012 @ 10:41 am | Responder

  2. Me pondré el parche y saldré a la búsqueda de esto que tiene toda la pinta de joyita. Que buena época de Lucas Arts! Tremenda la intro

    Comentario por Arekasadaro — noviembre 30, 2012 @ 8:44 pm | Responder

  3. Se pueden poner las imágenes para agrandar o se consiguieron así? Gracias.

    Comentario por JuanManuel Tumburus — diciembre 1, 2012 @ 1:41 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: