Cuadritos, periodismo de historieta

diciembre 30, 2012

Balance editorial del 2012

Filed under: Cómic argentino,Especiales — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: ,

En 2011 la historieta argentina publicó al menos 82 títulos de autores nacionales. 82. La cifra, conviene recordar, era prácticamente idéntica a la del año anterior: en 2010 el circuito editorial local había lanzado 83 novedades de guionistas y dibujantes argentinos. El análisis, en su momento, mostraba la estabilidad del mercado. O, al menos, una aparente estabilidad del mercado.

En rigor, la salud de una industria editorial se mide más por su público y el consumo que genera que por el mero volumen de producción. Es decir, la cantidad de títulos publicados (o su tirada, llegado el caso) es un índice indicativo de las aspiraciones o previsiones de los editores. Si el retorno monetario es el esperado, o hay resto financiero para sostener el proyecto, siguen saliendo libros. Sino la ruedita se paraliza y no salen novedades. Como las editoriales no ofrecen cifras de venta (en algunos casos, ni siquiera la tirada de los libros), el único modo de evaluar la producción es contar cuántos títulos fueron publicados. En un mercado pequeño, como el argentino, eso es relativamente sencillo: basta con consultar a cuantas editoriales locales estén al alcance. En este caso fueron relevados más de 30 sellos .

Esto a cuenta de que no hay en el mercado argentino de historietas muchos índices que permitan medir la salud del sector. Si acaso, hay uno: las estadísticas que este mismo sitio ofrece cada último domingo del año. Y las cifras de Cuadritos para 2012 muestran un salto cuantitativo fenomenal en términos de títulos publicados.

En 2012 se publicaron 107 títulos de autores argentinos. 107. La cifra es ligeramente superior a los 102 anunciados en este balance de Página/12, pero sucede que entre la entrega de ese artículo y este balance se confirmó la publicación de otros títulos. Como es habitual, el listado de títulos publicados aparecerá mañana en Cuadritos.

Retomemos la idea: en 2012 se publicaron un 30 por ciento más de títulos de autores argentinos que el año pasado.

107 títulos es un número muy, muy grande para lo que el sector acostumbraba hasta no hace mucho. Hagamos, como cada año, un desglose.

– De esos 107 títulos de autores argentinos, 38 son de obras “originales”. Es decir, material mayormente inédito. Si a ello se le suma la publicación de 9 revistas, que también se alimentan de material inédito, hablamos de 47 títulos “nuevos”. La cifra se mantiene casi igual a la del año pasado, lo cual supone un ligero descenso en el papel que ocupó durante 2011. Sigue siendo, de cualquier modo, un 44 por ciento de la producción editorial.

40 libros recopilaron material aparecido en otros medios, sean portales digitales, Fierro o cualquier otra. Se trata del 37 por ciento de la producción editorial.Aquí llama la atención un dato: este año no se registra ningún título surgido del portal Historietas Reales. El blog colectivo, clave para el impulso de la historieta desde hace seis años parece haber cedido su rol preponderante en el sector. Sólo Los canillitas y parte de Cuando salí de La Habana (de autor cubano-boliviano) aparecieron en la página, y en rigor la tira de Diego Agrimbau y Fernando Baldó aparece en el matutino Tiempo Argentino y luego se republica en territorio digital realista.

– En tanto, sólo 20 fueron reediciones de clásicos. Es decir 19 por ciento de los lanzamientos nacionales del año.

De humor gráfico se publicaron 19 títulos, es decir, menos de la quinta parte de la producción, aunque no es difícil intuir que allí se encuentran muchos de los títulos más vendidos del año (con Gaturro a la cabeza, desde luego).

– La historieta infantil experimentó un salto notable en el volumen de producción. Sólo de autores argentinos se registran 16 libros de historieta para chicos. Si se suman los de autores extranjeros, la cifra se eleva ligeramente, lo cual no deja de ser notable. Este incremento también se debe a que el rubro es la principal elección de los sellos medianos y grandes que se incorporaron al sector, como Grupo Editorial Norma, Aique o Riderchail, y también por la consolidación de las colecciones de Random House Mondadori y los pequeños sellos específicos, como Comiks Debris y Pictus.

– En los otros rubros la cosa sigue más o menos igual: se publicaron 3 libros de teoría y 4 colecciones acompañando los diarios. A estas habría que sumar los suplementos Sátira/12 (de Página/12) y Catrasca (de un diario litoraleño). Además, no puede soslayarse la permanencia de Historietas Nacionales, el suplemento del Reporte Nacional de la agencia estatal de noticias Telam, que alcanza a 20 diarios y fue considerado un espacio suficientemente valioso como para ser conservado cuando el organismo cambió sus directivo y reacomodó sus distintos proyectos.

Razones (intuiciones) para el salto

Más allá de lo estrictamente accidental (proyectos pensados para 2011 que por distintos motivos se atrasaron hasta 2012, por ejemplo), un salto en la producción del 30 por ciento es una cifra difícil de explicar en términos de mero accidente. ¿Qué sucedió?

En estos casos, rara vez hay explicaciones simples, lineales y unívocas. Por un lado conviene reconocer la incorporación de nuevos actores. Algunas son editoriales con trayectoria en otros ámbitos (nuevamente: Norma, Aique, Riderchail), en otros casos son sellos nuevos muy pequeños (como el caso de la editorial bahiense Chin Chin). En conjunto, estos sellos suman alrededor de 15 títulos. Esto explicaría parte de los 15 nuevos títulos. ¿Y qué pasa con el resto?

¿De dónde salen esos otros 10 títulos si las Burlesquitas son menos, si Historietas Argentinas no publicó tanto como acostumbra, si este año no hay ningún lanzamiento original de Clarín, ni…? Es decir, ¿de donde salen esos diez títulos y de donde se cubren los otros de los actores que participaron menos, o no participaron este año?

La respuesta se encuentra en dos parámetros. Por un lado, un aumento notable de ediciones independientes que aún no cuajan en proyecto editorial, pero que pueden encarar ese camino (como El hotel de las ideas, que pegará el salto en 2013). Por otro, un crecimiento  toda una serie de editoriales pequeñas que sí aumentaron su producción: Llanto de Mudo, Pictus, LocoRabia, Deux, Editorial Común, Comiks Debris, Agua Negra.

La consolidación de estos proyectos tiene explicaciones variadas. En el caso de Editorial Común, es fácil hallar la razón en el caballito de batalla que significa Macanudo y cualquier otra publicación de su alma mater Ricardo “Liniers” Siri. En el caso de otros proyectos, como Agua Negra, se percibe sencillamente una apuesta a montar un catálogo y posicionarse en el sector. Y en instancias como la de Llanto de Mudo o Loco Rabia, puede atisbarse simple prepotencia de trabajo: ambas cuentan con un extenso catálogo cuyas ventas deberían permitirles tener un flujo de caja modesto pero constante para planear nuevos libros con más asiduidad. Además, ambas editoriales son las que más y mejor trabajan la estrategia de la coedición para acotar gastos y expandir la llegada de sus productos.

¿Las cacareadas trabas a las importaciones tuvieron su rol en este crecimiento? Es difícil precisarlo. En un informe publicado por Cuadritos en la revista NAN, Andrés Accorsi afirmaba que eso había sido fundamental para aumentar las ventas de los productores locales. Los editores consultados no estaban convencidos del peso de los devaneos aduaneros en su economía.

De allá también

Las ediciones locales de historietas de autores extranjeros también pegaron un salto formidable sostenido principalmente en la irrupción del proyecto ECC Sudamérica en el mercado, con sus ediciones de material de DC Comics y en la consolidación de OvniPress como referente de Marvel y Dark Horse en el país. En total suman 83 títulos entre libros, series regulares, miniseries y especiales. La producción de estas dos editoriales ocupa casi todo el sector. ECC presentó 33 títulos y OvniPress, 26.

Si a ello se le suman los aportes de Deux, también en materia de cómic norteamericano, los productos de ese mercado superan el 80 por ciento de los lanzamientos de historieta extranjera. El resto se reparte entre los tropezones de Larp, las pequeñas Burlesquitas, y otras publicaciones aisladas de distintas editoriales. Faltan, en estas cifras, los datos referidos a Ivrea, de andar también irregular y situación dudosa.

Sigue faltando

Por supuesto, siguen abundando las cuentas pendientes en el sector. La ausencia de más y mejores estadísticas es un obstáculo para proyectar seriamente un crecimiento a largo plazo, y bien harían los sellos más pequeños en iniciar acciones conjuntas para posicionarse, ganar relevancia y aumentar sus ventas. La entrada en las librerías aún presenta muchos puntos flacos, aunque va mejorando. También aquí los editores deberían tallar en conjunto para ampliar canales de venta y llegar a nuevos lectores.

Sin embargo, la pregunta más relevante es la siguiente: ¿podrá mantenerse el ritmo en 2013? Alcemos las copas para que ello suceda. Feliz año nuevo, estimados.

5 comentarios »

  1. Feliz año y ojalá se cumpla tu deseo (y el de muchos)… gracias por todo Andrés!

    Comentario por Luis — diciembre 30, 2012 @ 11:22 am | Responder

  2. ¿Cuenta Virus Tropical por Random House España, y Morón Morón en e-book? (Eso sin cuestionamiento a tu análisis, este ha sido un año más vale silencioso de HR, por más que creo que publicamos algún material que va a seguir un recorrido interesante…)

    Comentario por FedericoR — enero 3, 2013 @ 10:06 am | Responder

    • No, Fede, claramente no. Virus Tropical por RHM España contará para las estadísticas españolas y Morón Morón (que fue reseñado aquí, por otro lado), es un e-book, que (aún) no enta en los análisis editoriales de Cuadritos.

      Yo no discuto los recorridos artísticamente interesantes que pueda tener HR. Me parece, nomás, que perdió su centralidad en la escena comiquera. Pero es normal, cumplió su ciclo, “ubicó” a buena parte de sus miembros originales y abrió una escena que ahora lo excede sobradamente. Es señal de salud: si siguiéramos bailando en torno a HR algo andaría muy mal.

      ¿Y qué es eso de que ya no cuestionás mis análisis, che? ¿Me volví convincente de pronto?

      Comentario por Andrés Valenzuela — enero 3, 2013 @ 10:22 am | Responder

      • ¡Es que estás más cauto! Lo más probable es que estés envejeciendo. Y ojo, no cuestionaba para nada tu comentario. Primero, porque es de pésimo gusto responder una crítica (y lo tuyo ni siquiera fue una crítica). Segundo, porque tenés razón. Aunque el año que viene, preparate… 🙂

        Comentario por FedericoR — enero 3, 2013 @ 12:57 pm

      • ¿Por “el año que viene” debo entender “en el 2014”? Para entonces la sorpresa se las voy a dar yo a ustedes y mucho antes (mirá cómo aprovecho para crear expectativa, ¿eh?)

        Comentario por Andrés Valenzuela — enero 3, 2013 @ 1:17 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: