Cuadritos, periodismo de historieta

febrero 10, 2013

“Está bueno hacer una historieta de aventuras con chicas”

Filed under: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,
Tras varios años dedicado a Dora, Minaverry decidió dejar de lado el personaje

Tras varios años dedicado a Dora, Minaverry decidió dejar de lado el personaje

Hay un mundo de diferencia entre este Ignacio Minaverry que recibe a Cuadritos a fines de 2012 y el que abrió la puerta de su habitación en invierno de 2009, acomodándose un saco. Ahora viste una remera suelta, bermudas y ojotas. Ya no está en su querido barrio porteño, sino cerca del centro platense. Desliza dos, tres chistes y se permite retroceder sobre sus palabras cuando habla. Se lo ve bien, y no es difícil comprender que ese cambio en su persona se corresponde también con las diferencias estilísticas entre Dora, el trabajo que lo llevó al reconocimiento local, y Noelia en el país de los cosos, la serie que actualmente publica en un suplemento de la agencia Telam junto a muchos e importantes colegas. Durante más de una hora, el diálogo girará en torno a una y otra obra.

Lo que consiguió Dora, entiende Minaverry fue posicionarlo en el medio local. “Fue la primera historieta más o menos seria que hice, y también la primera que mirando para atrás, a grandes rasgos estoy satisfecho”, evalúa, “veo las primeras historias que hice y todavía me gustan”. Las aventuras de la chica francomarroquí se publicaron en Argentina (primero en Fierro, luego recopiladas en dos tomos por Editorial Común), en Brasil, España y Francia.

“No sé dónde estoy parado, pero sí me siento bastante seguro de lo que estoy haciendo y con eso tiene mucho que ver que te paguen bien y  que puedas vivir de eso”, considera y señala que por Noelia en Telam le pagan “como la gente” y cobra “un sueldo mìnimo, vital y movil”. Eso, afirma, le permite pensar en trabajar de historietista, en considerarlo una carrera.

La edición francesa, con la cacería de nazis en Alemania y Buenos Aires

La edición francesa, con la cacería de nazis en Alemania y Buenos Aires

Tanto cambio impactó en su modo de producción. “Estoy intentando cambiarlo, para poder dibujar más rápido”, cuenta, “por ejemplo, estoy dejando de usar el pincel, que queda muy lindo pero que me volvía loco al entintar las páginas de Dora“. Ahora usa marcadores y trata de soltar la mano un poco más, sin “ser tan perfeccionista”. Las viejas mañas, igual, aún le duran. “Cuesta sacárselas”, suspira, antes de recordar que cada jornada con el pincelito le llevaba una hora hasta agarrarle la mano y que los trazos salieran bien y rápido.

“Además tengo el cansancio normal después de haber hecho varios años una misma historieta”, observa, “es cansancio de los personajes, que no sé muy bien para dónde mandarlos y cómo seguir la historia, pero también cansancio del modo de producción: me volvía muy loco haciendo las diez páginas mensuales, y de hecho muchos meses me atrasaba y no la podía seguir”. Para que vuelva Dora, dispara, tendrá que encontrar el modo de hacerla más relajado. “Tampoco quería que me encasillaran como el autor de una historieta medio fina, quería hacer algo más mersa, porque Dora es una chica francesa, ¿viste?”, bromea impostando una voz nasal.

“Son más lindas de dibujar”

Así responde, sencillamente, cuando se le señala la variedad y calidad de sus personajes femeninos. Que exceden por cierto la belleza convencional. Sus mujeres no son las de Milo Manara, idénticas unas a otras y de perfección sensual/angelical. Las mujeres de Minaverry son reales, creíbles en su forma y en su personalidad. “Bueno, espero que los personajes masculinos también estén más elaborados que el promedio”, se preocupa un poco cuando se le señala eso.

"Darle protagonismo a minorías", detrás del predominio femenino en su obra

“Darle protagonismo a minorías”, detrás del predominio femenino en su obra

“Siempre trato de meter personajes que representen a minorías, incluso minorías dentro de la historieta, es darle protagonismo a personajes que habitualmente no lo tienen”, afirma. “Las historietas de aventuras están monopolizadas por los hombres, aunque no es que se hagan muchas últimamente, y las historietas protagonizadas por mujeres son más de introspección, de cosas que le pasan a las chicas, y está bueno hacer una historieta de aventuras con chicas”, reflexiona mientras repasa no sólo al plantel femenino de Dora, sino también a las que recorren cada sábado el País de los Cosos, donde “una es una guerrera amazónica de dos metros y la otra una piba bajita”.

La ruptura con Dora también significó romper un poco con el concepto de “novela gráfica” que, confiesa, le parece “un horror”, aunque justamente lo reconozcan las editoriales que se dedican a esta corriente. “Para mí siempre fueron historietas: las hay para chicos, para grandes, para hombres, para mujeres, para japoneses, pero toda la vida fueron historietas”, elabora su horror, “la novela gráfica es una especie de pose intelectual para vendérsela a la gente que le da vergüenza leer historieta”.

“Las novelas son las novelas y las historietas son las historietas. Me parece que no se gana nada tratando de poner a la historieta a la sombra de la literatura. Si sacás una versión en historieta de Crimen y Castigo, siempre va a ser mejor la novela. Porque la hizo (Fiodor) Dostoievski. Ahí ya tenés un hándicap. Si la historieta es una cosa que lo único que necesitás es tu lapicito, una goma, papel, la tinta y pum… ¿para qué te vas a poner bajo la sombra de Dostoievski? Vos no ganás nada. La historieta no gana nada. Me parece que es mejor dejar que la historieta sea historieta y los historietistas sean historietistas haciendo las historietas que se les ocurran, que serán mejores o peores, pero serán otra cosa”.

Minaverry está cambiando el pincel por los marcadores y el trazo más suelto

Minaverry está cambiando el pincel por los marcadores y el trazo más suelto

Más proyectos

Cuando en Facebook anunció que por el momento bajaba la persiana de Dora, también contó que tenía varios proyectos entre manos. Y aunque todo sigue en veremos mientras avanza con Noelia, su libreta de notas e ideas tiene variadas e interesantes. La más desarrollada es una que estuvo cerca de presentar a Fierro, cuando aún no se sabía si Historietas Nacionales continuaría su marcha. “Es sobre la Segunda Guerra Mundial y tiene dos partes: la primera es en la batalla de Alamein, en Egipto, que fue una batalla con gente de todas las nacionalidades, realmente mundial, y quería tomar un personaje de cada nación y contar su historia, y una segunda parte con cada personaje volviendo a su país”.

A Minaverry, se sabe, lo inspiran paisajes y arquitecturas. Por eso tiene entre ceja y ceja hacer una historia que transcurra en los viejos bañados de Flores. “No sé si conocés, pero todo el Bajo Flores en la década del ’30 o ’40, eran terrenos pantanosos, inundables. No había casi nada, eran como el salvaje oeste, que se fue urbanizando muy de a poco. Incluso Lugano lo terminaron urbanizando en los años ’60, ’70. Ya dibujé esa zona cuando hice Micrófonos para el pueblo, de la FM Bajo Flores, que no salió todavía.  Y como había muy pocas fotos, tenía sólo una de cómo era, entonces me tuve que imaginar cómo era la villa en sus comienzos, cómo habían salido los primeros ranchitos. Y me quedó el bichito de hacer una historieta sobre los bañados. Ahora vos vas y si bien son zonas abiertas porque hay muchos clubes, pero está muy poblado. Antes era el bañado, la quema de basura, una cosa muy linda para dibujar. Pero bueno, primero tengo que encontrar una historia para meter ahí”.

3 comentarios »

  1. Me gusta su estilo. Creo que logra una síntesis interesante. No leí las historias como para comentar algo de sus guiones, pero dan ganas.

    Comentario por Sebastián Martínez — febrero 10, 2013 @ 10:49 am | Responder

  2. Tampoco leí nada de él, ¡pero tengo muchas ganas! Como creadora y lectora de historietas, resulta difícil encontrar obras maduras que muestras a las chicas como protagonistas con carácter y sentimientos. La mayoría de las “novela gráficas” simplemente las muestran como femme fatale u objetos incansables e idealisados de deseo. Por eso es refrescante ver un autor masculino que al parecer tiene un punto de vista diferente. ¡Cuando pueda me compro Dora!

    Comentario por Romina — febrero 10, 2013 @ 9:37 pm | Responder

  3. Cuánto libro de pájaros en esa biblioteca. Un autor de lo más interesante.

    Comentario por Martin — febrero 14, 2013 @ 4:04 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: