Cuadritos, periodismo de historieta

febrero 24, 2013

Informe especial: un Fierro modelo 2012

Filed under: Cómic argentino,Especiales,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags:
Pese a lo que sugiere la portada de su aniversario, Fierro no parece "parricida" de los próceres locales

Pese a lo que sugiere la portada de su aniversario, Fierro no parece “parricida” de los próceres locales

Entre tanto ajetreo, 2012 se pasó sin dar una mirada profunda a la revista Fierro, acaso el emprendimiento editorial más importante con que cuenta la historieta argentina hoy. Durante al año que pasó la revista cumplió seis años de publicación ininterrumpida y, sobre todo, en el centro de muchísimas discusiones en torno a lo que significa como proyecto y sus contenidos. Dejando de lado lo primero (que ya se discutió aquí en alguna ocasión), bien vale la pena fijarse en qué (y a quiénes) está publicando Fierro hoy. O, para ser un poco más rigurosos en la metodología, qué y quiénes publicó durante 2012.

A eso vamos.

Una recorrida por los doce números de la revista publicados el año pasado permite distinguir, a groso modo, cuatro o cinco “categorías” de material publicado: las series regulares, los espacios de humor gráfico, series fijas metahistorietísticas, relatos autoconclusivos y suplementos especiales.

Por supuesto, estas categorías pueden no estar tan delimitadas. Al cabo, los relatos autoconclusivos son centrales para los suplementos especiales y también sucede que algunas obras, como Novelas infinitamente breves (Kráneo/Zentner) o las publicaciones de Iñaki Echeverría y Castromán, califiquen como “series regulares”, habida cuenta que aparecen en casi todos los números. Valga, pues, la aclaración, cosa de no encasillar innecesariamente el material que leemos.

A lo largo del año se publicaron diez series regulares: El maquinista del General, Angela Della Morte, Tacuara, Manoblanca, Paraná, Botella al mar / El buda que habla, El pacto de Freud, Tristeza, Barrio gris, las de Iñaki/Castromán. Además, algunas recurrentes, como Novelas infinitamente breves, Borges inspector de aves, Horóscopo, los relatos autoconclusivos de Echeverría y Castromán y un puñado que terminó en enero (como Cieloalto) o comenzaron tarde en el año (en noviembre, Edén Hotel y ¡México lindo!). Si se suman esas, se podría advertir que Fierro dio cabida a 17 series regulares a lo largo de 2012.

Las secciones fijas, en tanto, son tres: Muñecos grandes, la serie de cuentos cortos de Pedro Lipcovich, la parodia El Cartoonero, de Esteban Podetti, y los textos teóricos Ojo al cuadrito, de Laura Vazquez Hutnik. De toda la revista, estos son los únicos espacios fijos e inamovibles, que se mantieenn en los doce números del año.

Suele incluir autores consagrados como Breccia, Lito Fernández o Albiac

Suele incluir autores consagrados como Breccia, Lito Fernández o Albiac

Por otro lado, a lo largo del año la publicación presentó cuatro suplementos especiales. El primero, en enero, dedicado a Copi. En abril hubo otro dedicado a las Islas Malvinas, en el aniversario de la contienda con Gran Bretaña, y en junio otro dedicado al fútbol. El mes siguiente hubo uno más llamad “Flores”, dedicado a las mujeres historietistas y, finalmente, en octubre, otro dedicado a una historieta inédita con guión de Juan Sasturain y el Viejo Breccia en el que intervinieron otros dibujantes como entintadores de los originales.

En lo que hace al humor gráfico, fueron figuras recurrentes Frank Vega, Decur, Max Cachimba, Gustavo Sala, Scuzzo, Iñaki Echeverría (esta vez en solitario), y también hicieron sus intervenciones Podetti, Diego Parés, Adao Iturrusgarai y El Niño Rodríguez. Finalmente, entre las autoconclusivas hay varias de distintos autores, como Lucas Nine (de frecuentes apariciones), Pablo de Santis y Frank Arbelo, Oscar Zárate, más Podetti/Parés, Max Aguirre, Ayar B., Lucas Varela, Gato Fernández, Facundo Arana (sí, el actor) junto a Juan Carlos Quattordio, dos de Matías Santellán con distintos dibujantes y un par de inéditos de Trillo y Saborido.

Series regulares

Evidentemente, son las series regulares las que conforman la base de la publicación, así que conviene echarles una mirada algo más detallada, al menos a las más importantes.

Junto a figuras surgidas de los fanzines del '90, como Sanz o Mosquito

Junto a figuras surgidas de los fanzines del ’90, como Sanz o Mosquito

El maquinista del General: esta, de Fernando Calvi, ya venía de 2011 y ocupó espacio en la revista en cinco ocasiones, entre enero y junio, cuando concluyó (en abril no salió).

Angela Della Morte: esta continuación de la historia de Salvador Sanz presentó en enero su segundo capítulo y se publicó cuatro veces, hasta mayo, cuando terminó (no apareció en marzo).

Paraná: la primera obra extensa en solitario de Pablo Túnica apareció en febrero, marzo y mayo, cuando concluyó.

Botella al mar / El buda que habla: esta es de Lito Fernández y Carlos Albiac. Apareció en marzo y se publicó hasta septiembre un total de seis veces, en las cuales se desarrolló toda la historia.

Tacuara: de la ya probada dupla de Rodolfo Santullo y Dante Ginevra, apareció en marzo y hasta diciembre se publicó cada mes, excepto en noviembre.

Manoblanca: lo de Patricia Breccia y Buscaglia tuvo contadas apariciones este año, en febrero y junio, cerrando lo ya publicado en 2011.

El pacto de Freud: de Gervasio y Jok. Como tantas otras, también comenzó en marzo y se publicó ininterrumpidamente durante siete números hasta septiembre, cuando concluyó la historiia.

Algunas duplas se consolidaron, como Santullo/Ginevra o Agrimbau/Ippóliti

Algunas duplas se consolidaron, como Santullo/Ginevra o Agrimbau/Ippóliti

Tristeza: lo de Mosquito y Reggiani, que en rigor continúa la primera historia, reapareció en julio y no paró hasta fin de año. Los autores están por entregar la conclusión, si no lo hicieron ya, que se publicará muy pronto.

Barrio Gris: esta serie de Pipi Spósito y Eduardo Maicas viene desde hace rato en la revista. Tras un interludio extenso reapareció en julio y también estiró su participación hasta diciembre.

Finalmente, hay que considerar las historietas autoconclusivas de Echeverría y Castromán, que aparecieron siete veces en el año.

Unas innecesarias conclusiones

De la lista se desprende una buena variedad de géneros y temas, entre los que abundan las de intriga y las de corte más fantástico, con apenas dos dedicadas a acontecimientos políticos (Tacuara y, en menor medida, El maquinista del general).

Al menos en las series, brilla por su ausencia es la categoría de historieta “experimental” que en ocasiones se achaca a la revista. Quizás esto valga para las tiras, viñetas y los espacios humorísticos, pero es dable dudarlo.

Entre los autores hay amplia variedad: autores de la vieja guardia como Lito Fernández, Carlos Albiac, Patricia Breccia, Maicas, y los homenajes a Copi, Alberto Breccia, Carlos Trillo y Saborido cumplen su rol. El espacio a los más jóvenes, por ahora, parece ser algún rincón del humor y de las historietas autoconclusivas, como en los casos de de Decur, Santellán o Gato Fernández.

Pero sobre todo, predomiann los nombres de guionistas y dibujantes de la generación que ronda los treintailargos/cuarentas y que en muchos casos vienen del semillero del fanzine, como Sanz, Santullo, Ginevra, Agrimbau, Jok, Mosquito y Reggiani, o gente más o menos de la misma generación pero que hizo recorridos distintos: Lucas Nine, Echeverría, Calvi, Túnica.

23 comentarios »

  1. Que han estado haciendo agrimbau e ippoliti?

    Comentario por Zambrano — febrero 24, 2013 @ 12:47 pm | Responder

  2. Andrés y que te parecen las historietas que se publicaron.?. A mi me aburre muchísimo la fierro y no es por una cuestión d e géneros sino porque son historietas que no divierten.

    Uno de los problemas que veo es la falta de concepto que rige la revista. Muy pocos autores han trabajado la idea de episodio. Mas allá que no estéticamente no me siento cercano a las revistas de columba, entiendo que los tipos sabían como contar historias por episodios. En esta revista no pasa eso.

    Por un lado tenemos historietas pensadas para leer de corrido y que son cortadas en x cantidad de paginas. Autores como agrimbau son lastimados por este formato. Por otro lado, tenemos a regiani que lo intenta en tristeza pero su problema es también pensar en el largo plazo antes que en el episodio en si. N hay objetivos por capítulo de tristeza y eso entorpece un poco su lectura. Las historietas de Iñaki y echeverría por otra parte son anti historietas. Son un atentado contra el lenguaje historietistico,

    Se extraña mucho a Salvador Sanz y Calvi lo que hace es espantoso. Imposible de leer. E maquinista del general fue una de las historietas mas ilegibles del mundo y la de México plantea en mi una duda: si este tipo se olvido de como hacer historietas. Sus historietas son tan así, tan ilegibles como esa que publicaron con freud que nadie entendió.

    Es increíble también que sigan las historietas del tomi o de Patricia breccia. Olvidémonos que no esta mal olvidarnos quienes son, pero son voces añejas y des actualizadas en lo que hy consideramos cómic. Mágicas por su parte es divertido. Ojalá se saque al muerto de esposito de encima.

    Pero básicamente pienso eso. La falta de idea que cierre cada numero de fierro. N hablo de pautas estéticas porque eso sabemos que no saben y creo que le dejan ese criterio a los dibujantes pero hablo de algo mas allá, de una idea de como leer y que leer. Vs que opinas?

    Comentario por Leo — febrero 24, 2013 @ 4:13 pm | Responder

    • No me canso de repetirlo: mi opinión es irrelevante.

      Comentario por Andrés Valenzuela — febrero 24, 2013 @ 4:32 pm | Responder

      • Andrés, sin ánimos de ofender, entonces para qué hacés el post? Lo digo con la mejor onda (sé cómo se pueden leer estas cosas) pero el post está medio pelado. Es una correcta enumeración de datos técnicos. Quizás está bien para una nota pero el hecho de que exista una sección de comentarios es super interesante como para que los lectores del blog puedan decir “ok, eso es lo que hay, ahora, qué opinás vos?” Quedan medio cortado sino, no? Por qué es irrelevante? Porque dejaría de ser objetivo?

        Saludos!

        Comentario por Nico — febrero 24, 2013 @ 4:46 pm

      • No, es irrelevante porque a nadie debería interesarle gran cosa lo que yo opino o me gusta. Porque todos tenemos opiniones distintas y gustos distintos. Entiendo que, por el volumen de material que leo al año y la lectura crítica que hago, mi opinión pueda ser más formada que la de un lector casual o alguien que sólo lee cierto típo o género de historieta. Sí me parece relevante señalar algunas cosas desde lo formal sobre el material que leo. En la entrevista a Minaverry alguien afirmó que a Fierro le marca la línea editorial el gobierno.

        Si uno revisa lo publicado en el 2012 en Fierro (es decir, si uno lee con cuidado esta nota), descubre que esa afirmación es, por lo menos, discutible, sino fácilmente rebatible.

        Este desglose aséptico tiene, llegado el caso, la intención de ofrecer una herramienta de discusión algo más elaborada que el “eeehhh, es que la Fierro es toda historieta experimental y eso no le gusta a la gente”, que es lo que todos venimos leyendo hasta el hartazgo estos años. Afirmaciones de gente que, a párrafo seguido, afirma no leer la Fierro hace años.

        Comentario por Andrés Valenzuela — febrero 24, 2013 @ 5:08 pm

  3. Hace unos meses deje de comprar la Fierro por lo que marcan en el primer comentario, la mayoría de las historietas no tienen una estructura episódica, sino que están cortadas en tantas páginas, y se hace imposible de leer. Empece a acumular revistas y me decia en algún momento las leo todas de un saque, pero me di cuenta que no tenia sentido. Las que se recopilan en libro las compro, pero la Fierro no.
    Sin ir al extremo del caso de Columba, uno agarra Skorpios de los 90 y se pueden leer tranquilamente, aunque las series vengan empezadas, justamente por su estructura episodica, con Fierro eso es casi imposible.
    Me gustaría que alguien que la sigue cuente cómo la lee, si junta varios números o si lo hace mes a mes y realmente se acuerda lo que paso en las 6 páginas del mes anterior.

    Comentario por Ignacio — febrero 24, 2013 @ 6:03 pm | Responder

  4. A mí me pasa lo mismo. La compraba, la hojeaba, no me atraía nada y la dejaba sobre la mesa. Se acumulaban los números y no había forma que las pudiese leer.

    Aclaro: no es Que la linea editorial la dicte el Gobierno, eso sería tonto. Simplemente recalco Que el tipo de aburrimiento Es muy Similar a ver el material audiovisual del Incaa. La revista da ganancias de Algún tipo?

    Lo de los episodios es cierto. Por me pregunto si es interés de los editores el atraer público o si simplemente saben que independientemente del material la edición se Maneja con otros criterios.

    No es raro que en lugar de Ciíticar comprando o no algo, estemos debatiendo las razones por las que quisieramos comprar Algo y No nos gusta? La explicación es Fácil. No hay otras revistas que se propongan lo mismo que la Fierro y eso los lectores de historieta lo Sabemos. La fierro tiene más fans que Quienes la compran (o se la regalan).

    Comentario por Mariano — febrero 24, 2013 @ 7:42 pm | Responder

  5. yo compro la Fierro cada mes desde que salió. hubo un período en que dejé de comprarla, pero no por descontento con el contenido, sino por recorte de gastos. y cuando tuve la oportunidad, fuí a página 12 y me compré todos los números que me faltaban. con lo cual, tengo la colección completa.

    pero desde ya que no todo su contenido me cabe. no me cabe cachimba, ni el tomi, ni echeverría, ni esa pedorrada que fue “los horneros”. lo de gustavo sala me aburre (es que ya lo leía antes de que saliera en fierro), no me gustó “sasha despierta”, y esa del buda que salió en 2012 no la pude leer, me resultó imposible, infumable. espero ansioso el día en que se terminen los artículos de laura vázquez, etc, etc, etc…

    ¿para qué seguir enumerando lo “negativo” (esto es, para MI gusto)? Fue grosso el Hipnotizador, Altavista, Angella de la Morte, Barrio Gris, Rispo, Malandras, Cieloalto. grossos Lucas Nine, el Niño Rodríguez, se extraña a Fayó. El Cartoonero es un golazo. México Lindo arrancó bárbaro y promete. A Quattordio a veces lo odié y otras lo disfruté mucho. Etc, etc, etc…

    Me resulta increíble que aún haya gente que no entienda que la virtud de Fierro es su diversidad, pues hay en sus páginas historieta para todos los gustos. Alguna vez me pareció arrogante que el subtítulo de la misma sea “la historieta argentina”, pero lo cierto es que es así. porque Fierro es la vidriera perfecta de la variedad de historietistas que tenemos (excluyendo, desde ya, la historieta infantil). Nunca una entrega me deja completamente satisfecho. Pero me hace felíz saber que todos los meses tengo una revista en el kiosco, de buena calidad y a un precio que no se puede discutir.

    Críticas para hacerle, tengo un montón. Pero le hago el aguante. En mi experiencia personal, mientras oigo gente comentar las nuevas series de televisión o sus comienzos y finales de temporada, yo (que casi no consumo tv) me engancho o no con las series que saca Fierro. ¿Cuántos libros salieron de las páginas de la revista? Diez, por lo menos (corrija Valenzuela, si no). Esto lo digo un poco respondiendo la inquitud de Ignacio.

    Desde ya que no me engancho con todas las series. El Feo, por ejemplo, nunca me atrajo. De Cieloalto, no me gustó el final, pero sí me absorvió el mundo que crearon Agrimbau y Pietro y lo disfruté en cada entrega. ¿Se aguerdan la de Trillo y Grillo? Esa es otra que no me gustó. Seguí muy de cerca Tango Cruzado y me quedó inconclusa. Esperé con el culo al borde del asiento cada episodio de Malandras (que terminó con esa tapa hermosa). Con Borges Inspector de aves me re enganché de entrada, aunque por tener poco tiempo para leer últimamente, la dejé en suspenso para leerla toda de un tirón cuando acabe. y así…

    para no extenderme mucho más, dejo dos puntas que me parecen claves.

    1. esto ya se ha dicho (creo que fue el mismísimo Agrimbau): a Fierro, en todo caso, le hacen falta compañeritas. pero sigue siendo la única. no veo tanto ensañamiento con Comic.ar, por ejemplo. y no tengo nada contra la misma, al contrario. pero en ese caso sí, me parece que no hay rumbo claro, sumado el hecho de que está hecha más a pulmón y sin los recursos que Página le puede dar a Fierro.
    y eso que, como yo lo veo, tampoco Página aprecia debidamente a Fierro.

    2. basta de invocar “la historieta que le gusta a la gente”. eso es puro espejismo masturbatorio. en todo caso, uno de los factores por los que es sana la diversidad de Fierro, es el hecho de que (como me gusta creer y creo no equivocarme) está formando un nueva generación no sólo de lectores, sino de autores. y cada cual se enganchará más con un Sanz o con un Parés, un Mosquito o un Calvi. la foto completa la veremos dentro de algún tiempo. grave sería que Fierro despertase indiferencia.

    creo que es todo.

    saludo a todos los lectores de este blog. que estemos acá disintiendo o estando de acuerdo alrededor de una revista que tiene 6 años en la calle, echa por tierra una vez más la idea de que la historieta argentina está muerta o moribunda.

    Comentario por uno que colecciona Fierro — febrero 24, 2013 @ 11:33 pm | Responder

  6. Andres me parece bien que quieran plantear un informe con datos para abrir una critica constructiva, pero plantealo en el articulo mismo. Sino queda como un reporte estadístico y un muy tibio comentario. Segundo, tu opinión es irrelevante decís y no entiendo como te paras como periodista entonces. Ojo, no digo que te pases a la opinologia (que tan de mode esta) pero no te corras del lugar tampoco. No existe el periodismo objetivo en tanto y en cuanto siempre hay un filtro subjetivo. El periodista mismo.

    De tus comentarios parece ser un articulo hecho a medida para contrarrestar ciertos comentarios sin fundamentos sobre la Fierro. Lo cual tampoco me parece mal pero estaría bueno que fuera algo que se trata en el articulo también.

    En cuanto al tema Fierro yo tampoco la compro, mas allá de algún numero especial. No puedo criticar un producto que no me tiene como lector. Me gustaría leer la opinión de algún lector de la revista sobre estos temas. Pero de alguien que no publique en ella o sea un lector que no este en la cocina del asunto.

    Lo único que puedo decir sobre la revista es que la encuentra muy ecléctica en su contenido por eso suelo comprar los especiales que tienen algún hilo conductor especial (ej. la # 75) . O sea, no disfruto un porcentaje de la revista y no es por la calidad sino porque no me piace (por ej. Gustavo Sala es un grosso pero no me divierte su humor zarpado). Y muchas de las historietas que considero muy buenas sufren del feta a feta pues están pensadas para libro (en algunas el camino es inverso, por ej. Hotel Edén). Prefiero entonces comprarme Angella Della Morte cuando la editan en libro que leerla en cuotas en la Fierro.

    Comentario por Arekasadaro — febrero 25, 2013 @ 12:19 am | Responder

  7. Yo no creo que la Fierro sea experimental (aunque tiene artistas “experimentales”, por no decir “hago lo que se me ocurre y me publican igual”); ni oficialista (aunque por momentos coincidieron en la revista varias historias sobre el peronismo, me parece que es más por el contexto social que porque la revista sea un medio propagandístico). Lo que si tiene es una linea editorial poco clara, y aparentemente de manera intencional. Es esto que se puede ver acá en la nota, ponne una tira de humor absurdo, al lado de un cachito de álbum francés, después una historieta que parece de los 80’s y termina con un capitulo de una serie que no siempre sale en números consecutivos.

    A mi me llama la atención que en la nota esta variedad se presenta como una defensa contra ciertos ataques a la Fierro. Me parece que es inútil intentar hacer periodismo sin opinión, no se puede ser totalmente subjetivo porque la opinión personal del que escribe está. Y si se oculta, se presta a la malinterpretación. Hay quien lee esta nota y piensa que el autor no gusta de la revista, cuando es todo lo contrario.

    Pero yendo al tema del artículo, el problema de la Fierro, y lo digo como lector que dejó y volvió varias veces, es que no termina de convencer a nadie. Creo que es normal que una revista no guste en su totalidad, pero en su búsqueda de pluralidad termina haciendo algo que a todos les gusta un poco y a nadie mucho. Cada uno la lee porque le gusta una de sus caras y no las otras. Pretende representar a “La historieta argentina” y tampoco creo que lo haga.

    Por supuesto que en un medio tan reducido como el de la historieta local Fierro destaca mucho, en parte merecidamente porque publica autores importantes, pero no se puede obviar que es la única revista que está en los kioscos todos los meses. Y eso sí tiene que ver con la publicidad oficial. Es fácil ver que a diferencia de otras revistas, la Fierro en más de un año no varió su precio. Pero yo no haria de eso una lectura politica, sino artística. Fierro puede publicar lo que gusten sus editores, porque más allá de lo que opinen sus lectores, la revista no depende de las ventas. Y encima no tiene rivales.

    Comentario por Gonzalo — febrero 25, 2013 @ 1:14 am | Responder

  8. La compro todos los meses a veces me gusta mas otras menos. Siempre tiene algo que vale la pena. Del ultimo numero me gusto la tapa. No me parece muy lógico pero gustan mas decur y liniers que cachimba.

    Comentario por oenlao — febrero 25, 2013 @ 8:57 am | Responder

    • Que es lo qe aparece en la tapa de De Santis? Una nueva historia, autoconclusiva o de Tristeza Poetica? (Nunca supe si esta termino)

      Comentario por Alan — febrero 25, 2013 @ 12:02 pm | Responder

      • Lo del último número es una historieta autoconclusiva. Justicia Poética terminó en el 64 (por lo menos la primera aventura).

        Comentario por sobrehistorieta — febrero 26, 2013 @ 12:20 pm

      • Uuuuy en serio?? uff estoy atrasadisimo entonces jajaja cuantos numeros fueron? no fueron demasiado no? de casualidad sabrias en qe numeros aparecieron los espisodios, porqe tengo varios, pero nose si son todos 😛 Igual espero que alguna editorial lo recopile en libro, como hicieron con el Hipnotizador!! Y espero qe De Santis siga presente, con autoconclusivos o con una nueva historia 😀

        Comentario por Alan — febrero 27, 2013 @ 3:24 pm

  9. Yo la compraba cuando me la pasaba viajando todo el día porque me hacia el viaje(en transporte publico desbordando de gente) bastante mas ameno. Pero debo decir que nunca me paso de esperar con ansias a que saliera la próxima a ver como seguía una historia.
    Quizás es que no logran forjar un vinculo fuerte entre protagonista y lector o quizás es que no soy el target de la revista. Cual es el target de la Fierro? Hombre de 35-55, dibujante/guionista?

    Comentario por noidexe — febrero 26, 2013 @ 1:31 am | Responder

    • El target es un gran misterio. La sensación es que no hay. Que la linea editorial es la que les piace sin intentar construir una identidad de la revista por fuera de la personalidad del editor/es.

      Comentario por Arekasadaro — febrero 27, 2013 @ 4:24 pm | Responder

  10. Espero que el debate no se detenga.

    Comentario por Mariano Monat — febrero 26, 2013 @ 8:36 pm | Responder

  11. A nadie le gusta Fierro pero cuando se habla de la revista todos saltan y opinan. Hablar de fierro es siempre tan controversial como hablar de Perón, de Jebús y de Borges.

    Comentario por Colorada Majo — febrero 27, 2013 @ 3:22 pm | Responder

    • Y es un baluarte de la historieta nacional, por la historia y por el lugar que ocupa hoy. ¿Qué opción tenes a la Fierro? Yo creo que acá nadie discute el valor de la revista en nuestro medio hoy día. Justamente por eso el debate que surge siempre.

      Comentario por Arekasadaro — febrero 27, 2013 @ 4:22 pm | Responder

      • Si hubiera 20+ publicaciones fuertes de historieta cada una con un foco en particular nadie hablaria de la Fierro, ni la Fierro tendria la mision imposible de gustarle a todo el mundo. A mi me cierra mas comprar una revista sabiendo que me va a gustar casi todo lo que trae que comprar un popurri para quedarme con una o dos historias de todo lo que se publico en el numero. Comercialmente no se que tan viable sera; es una publico mas chico pero mas leal y que posiblemente este dispuesto a pagar mas. La Revista Terminus parece estar intentando algo asi.

        Comentario por noidexe — febrero 27, 2013 @ 11:32 pm

  12. No se si la palabra adecuada es controversial, ya que eso sugiere posiciones extremas y opuestas, y aca nadie la mato ni tampoco dijo que era perfecta, lo cuál es lógico por la amplitud de material que publica, nunca te va a gustar todo lo que tiene, pero si comparto que pareciera que no hay pensado un target de la revista, cosa que si existia en antologías historicas, como las revistas de Columba, la Skorpio…

    Comentario por Ignacio — febrero 27, 2013 @ 8:40 pm | Responder

  13. Paraná ya terminó? Compro la revista todos los meses y el último capítulo que leí me parece que está lejos de ser un final de la historia

    Comentario por Mauricio — febrero 27, 2013 @ 11:47 pm | Responder

    • Túnica dijo en una entrevista de radio que estaba trabajando en Paraná.

      Comentario por Gonzalo — febrero 28, 2013 @ 1:27 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: