Cuadritos, periodismo de historieta

abril 23, 2013

A buen Términus

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags:
En el segundo número, Términus confirma su voz propia

En el segundo número, Términus confirma su voz propia

Uno de los desafíos de la revista antológica rosarina Términus era mantener el nivel en el segundo número, ya sin los autores invitados que, desde el profesionalismo, aportaban la imprescindible nota de solvencia y atractivo para los lectores. Del #1 al actual, el segundo, ya no está el apoyo de nombres como Dante Ginevra o el brasileño Renato Guedes. Desde este ángulo, sólo quedan los aportes, en sendas ilustraciones, de Salvador Sanz y Marcelo Frusín. Sin embargo, el equipo de autores que presenta la publicación hace un papel muy digno, a la vez que consolida la voz y línea editorial de la revista.

Esta edición de la revista presenta una estructura casi idéntica a la del primer número: dos historietas “de continuará” (ambas a cargo de Ariel Grichener) y otras siete de distintos autores. Del total, esta vez sólo una es humorística. La acción sigue dando la nota, pero ganó espacio el terror y el suspenso en las autoconclusivas (donde se perfila como serie de unitarios Cuentos costeros). Nuevamente y por encima de la variedad de estilos, destaca la sensación de unicidad que transmite el producto. En este sentido, Términus encontró bien pronto su propia voz e identidad. Cada quien podrá cambiar tal o cual historieta o autor por otro de su preferencia, o podrá no gustar de la publicación, pero es indudable que hay aquí un producto que definió muy bien su recorrido. Queda la sensación de que si hay ajustes sobre la marcha del proyecto, no serán sobre su línea editorial, sino sobre algunos detalles puntuales.

Por otro lado, queda la sensación de que todavía es una revista más pensada desde el dibujo que desde el guión. A esta idea aportan la unidad gráfica de la revista y el buen nivel de sus dibujantes, desde luego, que tienden a opacar las historias, pero tampoco es que allí haya grandes hallazgos. A ver, ¿qué aparece en este número?

El dibujo realista prima en la antología rosarina

El dibujo realista prima en la antología rosarina

En Las puertas abiertas Sebastián Cabrol propone una idea sencilla, pero que resuelve muy bien, sobre un padre que va junto a su hijita a ver una casa para comprar. Cinco páginas que ofician de bienvenida al lector. La segunda, Cuentos costeros tiene un final algo previsible y parece pensada para dar oportunidades de lucirse al dibujante. No está mal y hasta tiene algunas viñetas destacables, pero no llama particularmente la atención. Monólogo, de Bruno Chiroleu, es otra historia autoconclusiva en clave de policial, dura y sin concesiones. Hilando muy fino, se podría reclamar algo de claridad en parte del texto inicial, pero la historia funciona y sorprende, y es de lo mejor del tomo.

La traducción, de Gastón Nicolás Flores y Juan Pablo Vaccaro ahonda en la idea lovecraftiana del conocimiento místico que no debe caer en manos de la humanidad. Es una historia corta, de seis páginas, pero bien podría ser el germen de una historia más larga que permita saber quién es la traductora, quién la quiere muerta y cómo llegó ese tomo arcano a sus manos. Una historieta, de Martín Almeida, es el rincón del humor en la revista. Desentona con el resto, pero quizás su función sea la de dar aire entre tanta historia truculenta. Lo consigue, por cierto, aunque para el caso abuse un poco de la palabra “pija”.

Hacia el final del tomo están las dos historias de Grichener. Chessmasters sigue con su derrotero de pura acción y aún no se sabe mucho, excepto que hay un montón de soldados secuestrados y puestos a luchar entre sí. La más interesante de las dos sigue siendo El individuo H, donde se revela ahora que el protagonista es una suerte de elegido para detener el fin del mundo. Hay un tono épico y místico con una pizca de humor (quizás por lo grandilocuente del planteo) que le va bien al asunto. Por último, cierra Términus una historieta autoconclusiva de Maximiliano Bartomucci. En ella hay una relectura en clave victoriana de los remanidos zombis. Es redondita, funciona y, sin deslumbrar, tampoco da lugar al reclamo. Cumple, como la revista que la alberga.

Terror, suspenso y acción, centrales

Terror, suspenso y acción, centrales

***

Ficha Técnica

Términus

Guión/Dibujo: varios

Género: revista antológica

Editorial: autoedición

Lanzamiento: enero/febrero 2013

Origen: Argentina

Páginas/papel: 68, 24 x 18 cm.

4 comentarios »

  1. Coincido bastante. Es un valioso proyecto. Con respecto a la necesidad del lector de saberlo todo… Parte de la gracia es imaginarse lo que no se insinúa.

    Comentario por oenlao — abril 23, 2013 @ 10:46 am | Responder

  2. Felicitaciones a los autores!

    Comentario por Andrés Casciani — abril 23, 2013 @ 8:27 pm | Responder

  3. Lo de Cabrol me pareció de lo mejor, muy parejo en dibujo y guion. Ojalá la revista siga mejorando en cada número.

    Comentario por Gonzalo — abril 23, 2013 @ 9:31 pm | Responder

  4. Sebastián Cabrol es uno de los tesoros ocultos del género fantástico en nuestro país.

    Comentario por quique alcatena — abril 23, 2013 @ 10:55 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: