Cuadritos, periodismo de historieta

junio 2, 2013

Chinaski: “me apoyo en mí misma como una muletita”

"xxxx"

“Si se filtrara todo estaría haciendo tiras del Sapo Pepe”. Foto: Feli Markous.

A lo lejos se escucha la vocecita de una niña. Helenita no llega a los cuatro años y su hermanita, ni siquiera a los tres meses. Cambió mucho la vida de Caro Chinaski desde que Cuadritos la entrevistó en enero de 2009. Desde entonces fue madre dos veces y parió la primera tira de un diario nacional dibujada por una mujer: Hija de vecina, cuya recopilación lanzó Editorial Atlántida para las últimas navidades. La selección de chistes publicados en el matutino Tiempo Argentino trazan un panorama amplio de su trabajo allí y un personaje de rasgos elusivos que -advierte ante las preguntas- es “el mismo”, pero ahora sólo en parte puede relacionarse con su propia vida y aunque pone mucho de sí allí, en ningún momento menciona siquiera la palabra “autobiográfico”.

En este sentido, Hija de vecina supone un quiebre en la carrera de Chinaski. Quiebre historietístico, pues supuso abordar el formato de tira más tradicional, y quiebre estilístico. “Había hecho dos o tres tiras en mi vida y me parecía un formato muy reducido”, recuerda sobre sus experimentos con el formato y el brevísimo instante como dibujante invitada en Macanudo, el espacio de Liniers en el diario La Nación. “Cuando me llamaron de Tiempo me dijeron que el tamaño era así y para la prueba no tuve que hacer una, ni dos ni tres, sino un montón, y ahí me encantó el formato, ahora me cierra todo”.

Prácticamente miembro fundadora de Historietas Reales, hasta llegar a la contratapa del diario Chinaski sólo había trabajado viñetas sueltas (en su sitio Oh, no) y de seis en Indecentemente cursi (dentro de H.R.). O incluso más extensas. “Encontrarte con la tira alargadita te permite jugar con otras cosas, como hacer una viñeta alargada o que una parte del chiste, del personaje o del a misma viñeta se meta en la siguiente”, detalla y reconoce que también facilita la llegada al lector. “Es un formato que la gente está megaacostumbrada a leer”, considera y apunta a Go Comics, el portal donde aparecen tiras de todo el mundo y la gran mayoría refleja el formato alargado con tres o cuatro cuadritos.

Un corte de pelo la ayudó a diferenciarse de su personaje

Un corte de pelo la ayudó a diferenciarse de su personaje

Hija de vecina no es tan frontal ni autobiográfico, pero no deja de ser un poco lo que venía haciendo, es como Indecentemente, pero filtrado”, define la autora. Se autoimpuso como límite hacer una tira “apta para todo público”, por tratarse de un diario, y contra lo que cualquiera podría pensar al ver su producción previa, asegura que le fascina esa vertiente. “Soy muy fan del atp, por ejemplo me encanta lo que hace (Diego) Parés en La Nación, y no puede ser más atp, aunque también tiene muchísimo contenido y mensaje, me gusta ese tipo de humor donde desde lo simple podés meterte con otras cosas”, afirma y admite que en su espacio en Historietas Reales se “iba al carajo todo el tiempo” y que era “más estallado, más visceral y a la vez, muy de nenita”.

“Me parece que en ese momento… era mucho más trash”, se suelta Chinaski, “tenía que ver con lo que me estaba pasando, que eso siempre se filtra en mi laburo, no le puedo poner límites totales, aunque sí controlarlo un poco: si se filtrara todo ahora estaría haciendo tiras del Sapo Pepe, ¡pero espero no llegar a ese punto!” De cualquier modo, cuenta, tiene varios libros para chicos que confía en poder publicar algún día.

“Ahora el personaje ni siquiera tiene edad, c uando en Indecentemente era claro que tenía mi edad del momento, aunque por su personalidad a veces parecía de menos”, sigue señalando diferencias entre sus producciones. “Suena tontuelo, pero al empezar Hija de vecina me dejé crecer el pelo y no tengo más flequillo, y creo que usé eso para diferenciarme del personaje”, dice, casi pensando en voz alta. “Ella en ningún momento cuenta si tiene hijos, para mí fue un quiebre separarme del personaje, porque si ves los dibujos, son el mismo personaje”.

¿Qué queda de ella en la tira, entonces? Según Chinaski, un poquito queda en la protagonista y todo lo demás en otro lado. “El 90 por ciento de mis protagonistas son mujeres, y eso es porque me apoyo en mí misma como una muletita”, analiza, “me resulta un camino conocido tomar la autorreferencia, pero al mismo tiempo ahora pongo mi voz en la de alguno de los gatos, o parte de mí en una vieja, un personaje nuevo que es una conchuda total, como a veces soy yo también”. Al mismo tiempo, asegura, hay personajes que son su antítesis.

“Cuando me convocaron del diario me dijeron que la tira no necesariamente tenía que ver con la realidad. Pero aunque no va por la actualidad política, sí va por la realidad de lo que me estaba pasando, porque si leés las tiras, son cosas que puede estar pasándome hoy, no hace cinco años”.

5 comentarios »

  1. Muy buena nota!

    Comentario por juampa — junio 2, 2013 @ 11:58 am | Responder

  2. Aguante Chinaski!

    Comentario por Alejandra lunik — junio 3, 2013 @ 12:45 pm | Responder

  3. Genia! Felicitaciones por todos tus trabajos!

    Comentario por Daniela — junio 3, 2013 @ 5:23 pm | Responder

  4. Grande, Caro!

    Comentario por moscu9 — junio 3, 2013 @ 7:38 pm | Responder

  5. Compañera!

    Comentario por Diego Agrimbau — junio 6, 2013 @ 7:57 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: