Cuadritos, periodismo de historieta

junio 19, 2013

Argumentarlo todo (sobre el último libro de Fontanarrosa)

Filed under: Literatura,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 12:00 pm
Tags: , ,
En última instancia, un buen puñado de cuentos

En última instancia, un buen puñado de cuentos

La historia de la literatura es profusa en casos en los que una obra de ficción busca operar como alegato de alguna causa o metáfora sociopolítica. 1984, Drácula o Alicia en el país de las maravillas vienen a la memoria. Es mucho más difícil, sin embargo, pensar en casos en los que la propia edición de una obra cualquiera se pone en ese rol. En líneas generales, podríamos concebir el acto de editar un libro como una operación que busca poner en circulación un material, acercarlo a cierto tipo de lectores. No se edita de la misma manera un volumen ilustrado de leyendas irlandesas orientado a preadolescentes que un sobrio manual de derecho romano, ni un sello cambia inopinadamente la estética de una colección. Estas elecciones, en última instancia, son estrategias retóricas que esperan ayudar a vender algún libro más.

Por eso el caso de Negar todo es tan interesante. En principio, porque es un libro que ya sería interesante de por sí, pues supone la antología póstuma de cuentos de Roberto Fontanarrosa, largo tiempo en litigio y que Ediciones de la Flor publicó recién en los últimos meses tras largos devaneos judiciales. Y es interesante porque la edición en sí misma no es (solo) una retórica de venta, sino sobre todo un argumentación sobre la legitimidad del sello de Daniel Divinsky para llevar adelante la publicación de estos relatos.

Veamos: la tapa tiene una sobriedad desconcertante. ¿Por qué no tiene el diseño que solían tener los libros anteriores del Negro publicados en De la Flor? Bueno, entre otros motivos porque sobre ese naranja con que se presenta hay unas letras algo más claras que reproducen en letra cursiva un mensaje de Fontanarrosa con sus ideas para la tapa. Primer indicio desde la editorial: “él ya estaba pensando la portada con nostros”, parece decir.

La primera solapa confirma esto. Tras recordar la partida del autor de El mundo ha vivido equivocado, el texto concluye que el libro supone “… la renovación del placer de leer un Fontanarrosa inédito, publicado por la Editorial elegida por él durante su vida” (así, con “Editorial” en mayúscula) y cierra afirmando que “los cuentos incluidos contaron con el ajuste y la revisión final de quien había cumplido la misma tarea en todos sus libros anteriores”.

En la otra solapa, quien firma ya es Daniel Divinsky, alma máter de Ediciones de la Flor. Allí, el editor recuerda cómo trabajaban cada libro con el Negro y ofrece pormenores del proceso de Negar todo. Cuenta, por ejemplo, que Kuki (Miller), su esposa y aliada al frente del sello, le insistía al rosarino que “no era imprescindible llegar al número ritual de 25 (cuentos)”. Divinsky advierte, además, que la muerte del autor de No sé si he sido claro no alcanzó a hacer la reescritura final de todos los relatos, “lo que obligó a un trabajo más exigente de ajuste, hecho con la misma fidelidad a los textos e ideas que había aplicado en todos los libros anteriores”.

Por lo demás, los 10.000 ejemplares que salieron de imprenta son ascépticos. No hay más prólogo ni posfacio que las solapas. La contratapa, por otro lado, se limita a elogiar la prosa del Negro, su laburo y su carrera como escritor.

¿Y está bueno el libro? Sí, está bueno. Son 24 cuentos de Fontanarrosa y eso garantiza que como mínimo arranca al lector alguna risa. La historia que da nombre al libro deja más librado a la reflexión que a la carcajada, a diferencia de otros de sus relatos “bandera”. Sin embargo, hay suficientes cuentos con sus recursos habituales de absurdo y parodia como para satisfacer al lector de la vieja hora. Coronel en duelo, La trainchera del tango y Clon van en esa línea. Perro en consorcio es muy bueno. Los amantes de la mesa de los galanes disfrutarán de Teoría de la belleza y quienes prefieran los cuentos de fútbol tienen El Pampa, La mirada de los otros, y el inteligente Cumpleaños feliz, donde el Negro sigue demostrando que tenía un oído único para el habla popular cotidiana.

Pasaron cinco años para poder leer este libro. La retórica argumentativa que constituye su edición es un recordatorio de cuánto se lo extraña.

3 comentarios »

  1. che estoy no era un blog sobre comics, o ahora van a aparecer reseñas sobre literatura también? o solo la de los auspiciantes? ma´s que reseña parece promocion no? – juan

    Comentario por juan — junio 19, 2013 @ 12:24 pm | Responder

    • Hay reseñas de literatura ya publicadas. Son pocas y sólo si su autor también se dedica a la historieta (recuerdo ahora alguna de Caro Chinaski y de Rodolfo Santullo).

      Y De la Flor no es auspiciante de Cuadritos.

      El único auspiciante de Cuadritos es Moebius.

      Comentario por Andrés Valenzuela — junio 19, 2013 @ 1:12 pm | Responder

  2. Me da muchísima bronca lo que le hicieron a Divinsky los de Planeta (sin meterme -porque no me corresponde ni tengo los conocimientos- con los familiares que hayan participado). ¿Cómo puede ser que ningún autor prestigioso o reconocido que publica con De la Flor nunca haya cortado el vínculo mientras vive/vivía? (Quino, Rozenmacher, Fontanarrosa, Maslía -hasta hace poco- y muchísimos otrs) o incluso el zopenco de Nik, que tranquilamente podría sacar los libros por La Nación u otra editorial. Liniers cortó con Divinsky porque hizo su propia editorial pero quedó todo bien (de hecho Arroqui publicó por De la Flor con el auspicio de Liniers). Según Quino, Divinsky es el que le dio forma a Mafalda, que hoy no sería lo que es si no fuera por el trabajo editorial que él hizo.
    Me faltan algunos libros de Boogie, nunca los conseguí, y ahora los veo publicados por Planeta. Me tienta… pero no voy a comprarlos. Ojalá los tengan que mandar todos a las mesas de saldos y ni siquiera así los puedan vender.
    Una pena terrible que haya pasado algo así con un material tan bueno. Y una pequeña alegría/triunfo que al menos este libro haya salido por la editorial que nunca debería haberse visto impedida de continuar con el trabajo que tan bien venía haciendo.
    No sé por qué siento que el que se llevó el bagayo con este cambio editorial muy pronto lo va a terminar despilfarrando…

    Comentario por Luq — junio 23, 2013 @ 3:46 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: