Cuadritos, periodismo de historieta

junio 25, 2013

Campo legendario

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , , ,
Aquí ya no hay un protagonista, sino tres

Tres protagonistas, con tres perfiles aventureros distintos

Las primeras páginas de Salamanca aparecieron en el recopilatorio Ymir, que reunía varias historietas premiadas por Larp Ediciones. En ese tomo sus tres autores (Tatiana y Roberto Fontana, y Valentín Lerena) presentaban la historia de un rastreador, Ceferino Robles, que vivía aventuras con toques sobrenaturales, lo cual agregaba su cuota de originalidad al asunto. Aunque el género gauchesco no excluye la fantasía, sus principales exponentes la dejan de lado. Cuando aparecen las creencias y supersticiones es, en general, para racionalizarlas, traducirlas y desestimarlas. Paradoja: el género histórico por antonomasia de la narrativa argentina sirve para dejar atrás ese pasado y fundar una modernidad (sobre estas cuestiones, seguramente, podrían hablar más y mejor José Massarolli o Federico Reggiani).

Salamanca vuelve sobre esos pasos modernizadores del mejor modo posible. Recupera lo fantástico de campos y pulperías y los llena de entidad. Los dones de Mandinga, sea para un rastreador, un malevo o una hechicera, son un hecho.  Otro aspecto interesante del libro es que, a diferencia de lo que ocurre en otras obras del género, aquí la mujer no juega un papel subsidiario. Por un lado porque es una de las tres protagonistas del libro. Por otro, porque más allá de la Hechicera, las otras partes son varias las que cumplen un rol activo y fuerte en la historia y no se limitan a esperar pasivamente el rescate del héroe de turno.

En este tomo, pues, ya no hay un protagonista, sino tres. Una parte del libro está dedicada a María, la Hechicera, y otra al Malevo, cuyo nombre no se revela. La tercera y última, sí, trae de regreso al Rastreador Ceferino Robles e incluye algunas de las historias premiadas originalmente en Ymir, como para trazar una continuidad en los trabajos. Los tres personajes, aunque viven historias autoconclusivas, dejan abiertas las puertas a nuevas aventuras.

En su terreno, la palabra de la Hechicera es ley indiscutible

En su terreno, la palabra de la Hechicera es ley indiscutible

Las historias del Malevo y del Rastreador son relatos más convencionales. Del primero se cuentan anécdotas de cuchillero de pago. Cuchillo por cuenta de otros, que cobra su dinero por hacer justicia moral, ya que no legal. Aunque el separador sugiere que el Malevo se ganó sus habilidades en algún trato con Mandinga, en ninguna de sus cuatro historias hay referencias sobrenaturales explícitas. Hay un detalle interesante de este personaje, que es que muestra la transición entre estilos de vida dominantes. Su andar transcurre en una etapa en la que la vida urbana se consolida mientras aún persiste una fuerte cultura campera. No en vano hay un “cameo” de Carlos Gardel en sus primeras épocas, cuando su voz todavía coqueteaba con el folklore.

Los tres relatos de la Hechicera, en tanto, ofrecen una perspectiva poco explorada. Primero porque el rol de la hechicera, si cabía, en el género, jamás era el de protagonista. Aquí es el centro en torno al cual se revuelven las historias. Dentro de su rancho, su voz y decisión tienen autoridad y legitimidad auténtica, por encima de policías, jueces y religiosos. Esto revela una nueva paradoja: una mujer que se erige en dueña de sí misma está al margen de la ley y la tradición. Esto queda incluso en evidencia en el segundo capítulo.

El apartado gráfico es bueno en líneas generales y, sobre todo, narra muy bien. Estilísticamente, Roberto Fontana alterna el dibujo más clásico con viñetas en las que experimenta con otras técnicas en aras de una expresividad distinta. Esto suele quedar muy bien y suma al disfrute de la lectura. Apenas se le puede reprochar alguna que otra viñeta no del todo bien resuelta (una mujer a la que el texto describe “de andar sensual”, que no se condice con la figura dibujada, por ejemplo, algunas poses algo estáticas). Pero en general no sólo facilita a la lectura, sino que dota del clima correcto a cada aventura.

El Rastreador sigue valiéndose de sus sentidos sobrenaturales

El Rastreador sigue valiéndose de sus sentidos sobrenaturales

***

Ficha Técnica

Salamanca

Guión/Dibujo: Valentín Lerena/Tatiana Fontana/Roberto Fontana

Género: gauchesco/fantástico

Editorial: Larp

Lanzamiento: abril 2013

Origen: Argentina

Páginas/papel: 100, 24 x 17 cm.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: