Cuadritos, periodismo de historieta

agosto 27, 2013

Cuentas pendientes

Filed under: Metacuadritos — Andrés Valenzuela @ 5:00 pm

El sábado termina Cuadritos tal como lo conocemos. El domingo, en verdad, pues el cese de producción exclusiva para el sitio se estira un día para coincidir exactamente con la fecha del primer posteo, que fue justamente un primero de septiembre.

En cinco años se publicaron casi 1800 posts, de los cuales hay que contar 230 dedicados a entrevistas y más de 500 dedicados a reseñas, sin contar informes especiales, noticias, crónicas y otros artículos o publicaciones, como las series de Nueva historieta que el sitio propició.

Y aún así, pese a ese volumen demencial de producción en el cortísimo lapso de cinco años, quedan algunas cuentas pendientes.

– Me hubiera gustado tener los recursos para viajar más y cubrir festivales y eventos en el resto del país. Tuve que limitarme geográficamente a los realizados en Capital Federal y -muy pocos- en Gran Buenos Aires. Sin mediar invitación me hubiera sido imposible asistir a encuentros como Crack Bang Boom, en Rosario, y San Luis ComicCon, en La Punta. En la columna del debe me quedan los encuentros patagónicos, litoraleños, salteños, cordobeses y mendocinos, entre otros.

– Me hubiera gustado encontrar el modo de abordar pequeñas muestras y eventos sin saturar mi agenda y mis limitadas capacidades intelectuales. Hay un límite a cuánto puede abarcar una sola persona y con el crecimiento sostenido del sector, en volumen de producción y en cantidad de actividades, costó seguirle el tranco a todo.

– Me hubiera gustado hacer algún tipo de investigación, en particular estética. Por ejemplo, ¿qué impacto real tuvo el manga en la producción local, por ejemplo? ¿Cómo influenció a tal o cual generación de autores? De ese tema apenas pude hacer aproximaciones parciales.

– En la misma línea, también quedan pendientes algunos abordajes sobre aspectos paralelos a la historieta, como el merchandising (y estudiar seriamente el caso-Gaturro) o el universo del cosplay (bueno, de este quizás haya una nota en un próximo número de la revista NaN, donde se sostendrá hasta el #15 el espacio de Cuadritos).

– Del mismo modo, me hubiera encantado tener tiempo y recursos (ok, y fuentes que hablaran en “on”) para trazar una genealogía completa del actual momento historietístico y calibrar el impacto del “financista” de Deux Studio, Thalos, Ex Abrupto y Domus en el mercado. Otro tanto para profundizar en la situación de Ivrea, de la que se rumorea mucho y se confirma casi nada.

– Y finalmente, me hubiera fascinado entrevistar a Quino. Pero quién sabe. Todavía estoy a tiempo de darme el gusto.

2 comentarios »

  1. Yo sé que mis participaciones en el blog fueron francamente irrelevantes, pero me gusta como sitio y lo consulto a diario. Es serio y esmerado hasta donde puede serlo. No sé si hay otros que cuentan con los recursos para cubrir eventos, pero qué pasa: los recursos son necesarios pero no suficientes. Creo que prima una cuestión de afecto y de respeto por el cómic. Aunque Gaturro en sí es una suerte de cómic. Es un tema el respeto. ¿Todo debe ser respetado? Pero bueno, intentaré no desviarme de lo que quería decir.

    Quería decir algo sobre el impacto del manga en la producción local amateur, al menos (pero local). Claro que no puedo hablar por muchos, pero algunas personas que conozco, dependen de sitios como mangapanda, mangainn y de los fansubs, scanlations y todo eso. Hay sitios como submanga o blogs como http://hazopazul.blogspot.com.ar/ (me había gustado mucho un manga llamado Mon Soul)

    Gente que no compra nada en papel porque tiene internet y se acostumbró a la pantalla. El manga lo permite con gentil facilidad, pero un cómic viejo, con globos de diálogo abarrotados de texto es más “chúcaro”, menos afable para la lectura catódica. Quizá habría que entrevistar someramente al menos a veinte dibujantes locales y ver qué impacto tuvo el manga en su vida. Por otro lado, recuerdo el impacto de lo que siempre mencionan como el desembarco del manga y animé en Argentina: la peli de Akira. En el 96 las de Porco Rosso y Ninja Scroll, esas estaban “piolangas”. Aunque no sé si eso se traduce en dibujos diferentes por parte de un dibujante local de muñequitos tipo humor gráfico. Códigos de intertextualidad como los que creo mencionó Steimberg respcto de los Simpsons no son privativos de los Simpsons. En cualquier historieta puede haberlos. Sobre Borges decía la Wikipedia que había tantas alusiones literarias en su producción que era muy difícil no cazar una, pero que era casi imposible cazar todas. A menos que seas Lucas Nine, que es el mejor. A mí se me escapa la tortuga y encima pierdo el hilo de lo que digo. A lo que voy con eso de la intertextualidad no es a que en la producción local aparezca un Godzilla y esa es la influencia manga, pero onda, es muy amplio. No es lo mismo Shintaro Kago que Naruto, o Dragon Ball que Ninja Kamui. En Naruto no violan a una kunoichi que se escapa, pero antes le pegan y se convierte en tronco con la técnica de sustitución y después se chamuya al protagonista. Pero el primo de Hinata le dio muchas trompis. Y aunque no la vi transformarse en tronco, supongo que Hinata puede obrar así. Quizá la influencia manga pueda detectarse no en un personaje no sé, de Liniers haciendo un kame-ha, que ya está muy visto, sino en esa huevada del tronco. Bueno, quien pudiera transformarse en tronco para zafar de los pungas, ¿no? A mí me vendría bárbaro. En fin, ¡saludos!

    Comentario por Jamelgo Táragüi — agosto 27, 2013 @ 6:23 pm | Responder

    • Después de releer mi comentario, caigo en cuenta de que si bien mucha gente ubica a Vegeta, no es tan así con Kamui, entrañable personaje de Sanpei Shirato.
      Hice unos escaneos y unos inoperantes comentarios, no como reseña, sino como breve paneo. No sé si sirva como pantallazo. Pero viendo ese manga, que me corrijan si me equivoco (lo cual es lo más probable), ¿hay similitud, influencia rastreable con alguna producción local?
      Mucho del manga (de acción, no de Bakuman, digamos) pasa por secuencias mudas de pelea. Narración visual. No se apoyan mucho en la palabra. Acá no sé, igual, la producción local parece más difícil de abarcar que nunca. Hay un fanzín mendio manga, creo, llamado “Yo-nen”, todavía no lo vi. En la Fierro, el tiempo que la compré, creo que no vi nada en lo que se atisbe un puchito de manga, aunque me puedo estar olvidando de algo, claro está.

      Perdón si insisto con esto, pero me parece una buena pregunta la tuya: ¿Qué impacto real tuvo el manga en la producción local […]? ¿Cómo influenció a tal o cual generación de autores?

      Comentario por Jatingo Guárani — agosto 29, 2013 @ 9:52 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: