Cuadritos, periodismo de historieta

noviembre 9, 2013

Superhéroe en una nación peronista

Filed under: Cómic argentino,Noticias — Andrés Valenzuela @ 11:00 am
Tags: , , ,
Peronismo con capa

Peronismo con capa

Durante un tiempo reemplazaré a Lautaro Ortiz en la redacción de las notas que anticipan el número de la Fierro. Esta, publicada ayer, fue la primera de la serie a mi cargo, sobre el número que hoy llegó a los kioscos.

**

Superhéroe en una nación peronista

La historieta del marplatense plantea una ucronía en la que la Argentina peronista de 2013 tiene autos voladores y un superhéroe retirado, Nahuel, al que van a homenajear. En la revista también estarán Lucas Varela, Gustavo Sala, Lucas Nine y Pablo Túnica, entre otros.

Algunos teóricos de la historieta creen que el género de superhéroes sólo pudo desarrollarse en Estados Unidos, que es fruto de cierta idea de nación superpoderosa, que se cree con derecho a inmiscuirse en los asuntos del resto del mundo. Que es, al cabo, lo que hacen Superman, Iron Man y compañía, independientemente de la editorial que los publique. Es lo que explicaría que en la Unión Soviética el género también tuviera sus exponentes (menos conocidos en el resto del planeta) y que esos ejemplos ralearan en Francia, Italia, la Argentina y otros mercados comiqueros. Japón, se sabe, es un mundo aparte. Es difícil corroborar esa teoría, pero ayuda a pensar la aparición de “Argentina Potencia”, del marplatense Juan Carlos Quattordio, en la revista Fierro de este mes, que llega mañana a todos los quioscos con Página/12.

“Argentina Potencia” se sitúa en una ucronía muy particular. Es una nación peronista. Y sí, podría argumentarse que gran parte del país de hoy también lo es y que el peronismo gobierna y domina, aunque en distintas facciones, también en las urnas. Pero la Argentina peronista 2013 de Quattordio tiene autos voladores, un superhéroe retirado al que a duras penas le entra su traje y al que van a homenajearlo en lo que parece ser un buen 17 de octubre. ¿Quién es Nahuel? ¿Qué le pasó y qué sucedió en el mundo para que la rambla marplatense tenga autos voladores? Para eso habrá que leer cada mes las páginas de Quattordio.

Este número intenso viene con el trabajo de dos Lucas. Uno, Varela, vuelve con “Paolo Pinoccio”, acaso su personaje más conocido. Varela lleva algo más de un año radicado en Francia y, a esta altura del partido, sus lectores argentinos ya empezaban a tener un síndrome de abstinencia importante. Acá el agrio muñeco de madera vuelve como asesor de Defensa, científico chiflado y delirio extremo: construye un robot para defender un reino. Un robot alimentado a ositos de peluche. Hay risa garantizada ahí, tanto como en la página (delirante, imprevisible, de otro planeta) que despliega Gustavo Sala y la que aprovecha Ariel López V. con su estilo habitual.

El otro Lucas es Nine, con “Borges, inspector de pollos”, cuya trama sórdida de corrupción poética se acerca a su clímax. Permítase el lector leer algunas palabras en tono de locutor televisivo de décadas ha: “¿Podrá el Inspector Borges resolver el secuestro de Xul Solar? ¿Podrá detener las maquinaciones de Oliverio Girondo? ¡No se pierda el próximo capítulo de…!”. Además de la lucidez plástica habitual, Nine –el joven– se despacha con fino sentido del humor y la ironía en la misma construcción de su relato. Otra historieta de este mes es “Rick City”, de Carlos Trillo y Félix Saborido. Esta también tiene citas culturales, pero están dedicadas al cine clásico de los ’50: Humphrey Bogart, Alfred Hitchcock y algunos actores de la época se combinan en varias secuencias oníricas, representando a sus personajes característicos.

Por otro lado, vuelve el virtuoso Pablo Túnica, con su extraña cohorte de marineros de río, en “Paraná”. Atención al dibujo, a lo exuberante de sus líneas y a su composición de colores. Y a prepararse, desde luego, para otra aventura exótica. Hablando de virtuosos, este mes termina “Edén Hotel”, la poderosa historia ambientada en el predio cordobés que guionó durante meses Diego Agrimbau y dibujó –maravillosamente– Gabriel Ippoliti, en una dupla que tiene ya destino de clásico en la historieta argentina. Lo difícil de la cuestión será ver quién ocupa su lugar en un mes, para paliar las ganas de los lectores de encontrarse con esa fuerza.

Hay dos historias más para repasar. Una, “Putrefacción”, tiene por personajes a huevos y verduras. Tremenda ensalada, podrá pensarse, pero aquí la cosa viene en tono de policial negro. Lo que ofrecen Damián Fraticelli y Ezequiel Couselo (nombres de autor que, además, le calzan muy bien a la historia) tiene algo de ominoso, de violencia (explícita a veces, contenida otras ocasiones e implícita en cada viñeta, siempre), de traición y de mentiras. Hay tormentas, hay asesinatos y hay moscas zumbando en cada paso mal dado. Elementos clásicos de la literatura noir, reimaginados con buen tino por los autores.

Y claro, no falta la breve historia en prosa de Pedro Lipcovich en su habitual sección “Muñecos grandes”. El cuento del mes se llama “Condimento” y transcurre en quince minutos de una clase de cocina. Siete párrafos y ese tiempo le bastan al también periodista de este diario para construir un mundo.

Palabras finales para el suplemento cómico Fierrito, que este mes se dedica a sí mismo a un clásico de la historieta argentina, el gran Dino Battaglia. A él refieren casi todos los grandes humoristas que vinieron después. Su capacidad para el delirio sano, la resolución impecable y las situaciones increíbles, con una mínima e indispensable pizca de maldad, aparecen en este suplemento especial. Aquí, el lector encontrará chistes sueltos (atención con el “Nos tientan…”), pero también varias páginas dedicadas al maravilloso “Don Pascual”, uno de los grandes clásicos de la historieta humorística nacional. Un lujo tenerlo en estas páginas.

11 comentarios »

  1. ¿DINO Battaglia?. Hmmm…no sabía que el tano dibujaba en Patoruzú.

    Comentario por Norberto — noviembre 10, 2013 @ 8:31 pm | Responder

  2. guau cada vez menos ganas de leer la fierro

    Comentario por Fernando — noviembre 11, 2013 @ 10:09 pm | Responder

  3. Algunas personas compramos Fierro desde el primer número.
    Algunos hasta fuimos a comprar algún número atrasado para tenerla completa, aunque ya la hubiéramos leído.
    Algunos consideramos que comprar la Fierro es no solo leer algo bueno (porque como en toda antología hay cosas para leer y otras que no nos interesan) sino también un modo de apoyar una publicación accesible y diferente.
    Algunos entendemos el esfuerzo que implica publicar la Fierro todos los meses y mantenerla ahí desde hace siete años.
    Entonces… ¡¿por qué carajo nos castigan y nos faltan el respeto con Quattordio?!

    Comentario por Luq — noviembre 27, 2013 @ 12:40 pm | Responder

    • Ché, Luq, además de comprar la afamada revista que tan bueno es apoyar… ¿podrías ser capaz de dibujar algo mejor que el polémico Quattordio?

      Si no podés, todo bien. Onda, yo tampoco puedo. Pero entonces, ¿a qué viene tanto encono para con él? ¿Por qué esta actitud del buen Luq para con el metalero marplatense? ¿Acaso se ha robado a tu chica? Si tal las cosas, le recuerdo que ella no es una propiedad: es una compañera, una sidekick, una individua.

      Por eso, no llore más y haga algo. Si tanto le parece un castigo o una falta de respeto la benéfica aparición del metalero marplatense… ¿qué puede usted hacer que le abra los ojos al staff de tan apoyada por usted publicación? Dicho sea de paso que encuentro remarcable que usted la compre hace siete años.

      Comentario por Camilo Máscarin — noviembre 29, 2013 @ 7:09 am | Responder

      • No creo de ningún modo que tenga que ser más habilidoso que Quattordio para criticarlo. Eso no es un argumento válido: a mí Friends me parecía una porquería, pero nunca podría haber hecho esa serie. Me enojé con muchos jugadores de Atlanta, mi equipo, por ser de madera, pero si tengo que jugar contra ellos me pintan la cara. Si Sabella lo pusiera Bochini en la selección, también lo criticaría, aunque el tipo con sus 59 años seguro que la mueve más que yo. ¿Eso me impide criticarlo?
        Y con respecto a qué puedo hacer, creo que justamente lo que hice/hago: quejarme y reclamar cuando incorporan algo que no nos gusta. En este caso, Quattordio: que los editores sepan que causa rechazo entre los lectores

        Comentario por Luq — noviembre 29, 2013 @ 11:15 am

  4. Y el suplemento Fierrito!!! Eso sí es un castigo en serio. Malo malo. Más por los chistes que por los dibujos, si es que son chistes (“suplemento cómico”).

    Comentario por Marcelo — diciembre 4, 2013 @ 11:31 am | Responder

  5. Ayer releía los comentarios del blog. Comentarios de hace un año, más o menos. Muchos lectores que “apoyaban” la publicación comprándola, criticaban a rabiar un contenido u otro de la afamada y peronista publicación. Una respuesta interesante era “bueno, agarrá los 11 pesos que sale la revista y andá a una imprenta, a ver qué podés hacer vos“.

    Se ha dicho más de una vez que la crítica en sí es constructiva si está fundamentada. Plantear que Quattordio “es una falta de respeto que castiga a los lectores” no pasa de un rezongo, en mi humilde opinión. Se puede argumentar que si su dibujo tiene una pretensión de realismo, se queda a medio camino generando un híbrido infortunado que no es caricatura ni dibujo realista. Pero el pos-modernismo abolió las fronteras entre géneros. Por ello, si el dibujo no es entonces una razón de peso para atacarlo, resta el asunto del guión. Ahí no puedo criticar, porque yo no leí ni una Fierro desde hace más de un año (pero basta una ojeada para tener alguna idea sobre el dibujo).

    Volviendo al tema de la crítica: En mi opinión el asunto no es si la crítica es iracunda o injustificada. En mi opinión es que si la crítica que le consagran es tan encarnizada, lo único que falta proferir sobre el autor blanco del escarnio es “Hasta mi perra puede dibujar/narrar mejor que él. Que digo mi perra… ¡hasta yo!

    Y bueno, ¿a verga?

    Comentario por Name-shifter — diciembre 5, 2013 @ 9:09 pm | Responder

    • Que “el pos-modernismo [haya abolido] las fronteras entre géneros” no implica que no se lo pueda criticar (que es distinto a “atacar”) por su trabajo. Es pobre. No está a la altura que, entiendo, debería ser la requerida para publicar. Y no creo que sea necesario argumentar demasiado: el objetivo de un correo de lectores es que los editores sepan qué gusta y qué no, pero es responsabilidad de ellos dilucidar por qué generan adhesión los trabajos de tipos como Agrimbau y no los de Quattordio. Si alguien quiere analizar en qué falla un tipo como Quattordio (como hacés vos en tu comentario) es loable y meritorio. Pero eso no inhabilita la crítica más desmesurada. En ciertos contextos se requiere un análisis más teórico. En otros, no (y, por otro lado, no me parece que un trabajo como el cuestionado dé para mucho más…)

      Comentario por Luq — diciembre 6, 2013 @ 10:38 am | Responder

      • Bueno, pero muchos peronistas sentirán empatía con su propuesta, sin ir más lejos, desde el mismo staff, donde (si no estoy inventando) en el mismo fierroblog hay una defensa sobre la elección estética de los artistas que en la Fierro aparecen. Y si bien los trabajos de Agrimbau (por caso Cielo Alto) no han generado tan feroz repudio, recuerdo haber leído algún comentario (en el blog de Fierro) preguntando por una explicación sobre el complejo argumento de la misma.

        Coincido en que ciertos contextos reclaman un análisis más teórico. Mi análisis, si cabe, es bastante sintético: Quienes editan la revista consideran que el trabajo de Quattordio está a la altura “requerida para [ser publicado]”. Los lectores consideran con su compra si la Fierro resulta un promiscuo combo factible de ser adquirido y disfrutado.

        La postura de la revista la “explicó” hasta Ángel Mosquito en algún comentario del blog de Fierro: “Si no te gusta algo, te lo salteás”. Yo no digo que me parezca impecable este proceder; como lector, he resignado la adquisición mensual de este material. Comprendo a quienes no la compran, lo que no comprendo es para qué la compran aquellos a los que cierta cantidad de páginas de dicho material les parece inadmisible. Yo solía recortar algunas páginas que no me gustaban y deshacerme de ellas (por caso, de las de Fly Blues dibujada por Oscar Zárate. Finalmente, guardaba en carpetas de folio A4 sólo las páginas que me interesaban. Hasta que casi no podía guardar… ¡nada que me interesara!

        Caí en cuenta de que quizá el mío era un inconveniente como lector y no un escollo irremontable de la revista. De modo que decidí dejarla en paz. Si es un producto de otros, conjurado según los deseos de otros y la concepción de lo que deben ser las historietas al decir de aquellos… ¿a qué viene hacerse mala sangre por comprarla mes a mes mediante una módica suma y exigirle aquello que no te ofrece?

        Entiendo que puedo estar equivocado, pero siento que acaece un chantaje emocional si te proponen “bancar un proyecto” porque es argentino y vos también lo sos. “Hacerles la segunda” para no cagar a tu país frente a la oferta comiquera del cipayo traidor. Pero hay muchas cosas de historieta dando vueltas al margen. Por ahí esa escena no sea nunca muy frecuentada, pero ahí al menos podrías dialogar cara a cara con los futuros Quattordios, ja ja. No, en serio, Luq: Hacete un fanzine, vas a ver que es divertido. Saludos, y suerte en la cruzada anti-quattórdica (aunque a mí el metalero marplatense come pendejas darkies me cae bien).

        Comentario por Name-dropper — diciembre 6, 2013 @ 10:06 pm

  6. Buenas y santas, ¿cómo está, la gente linda? Acá traigo una vindicación quattórdica

    Comentario por Juan Gómez Zacatillo — diciembre 12, 2013 @ 7:57 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: