Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 18, 2012

La magia de la Doble Nelson

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

La dupla ideó la historia a mediados de los 90

Están gordos y venidos a menos. Malviven los años noventa lejos del champagne y tienen unas cuantas decepciones sobre sus espaldas. Recorren los pueblitos aislados del país y, cada tanto, se agarran a trompazos con algún lugareño. Bastaría agregar algún elemento algo trash para imaginárselos como protagonistas de una película de Quentin Tarantino. Pero no, si Vitamina Potencia fuera un film, estaría mucho más cerca de una cinta costumbrista con una gran cuota de acidez. Sería, conviene apurarse a aclarar, mucho mejor que la mayoría del cine costumbrista vernáculo, pues evita sus principales defectos: lo meloso y el mensaje aleccionador.

Vitamina Potencia narra las desventuras de dos luchadores de catch que tuvieron su apogeo durante la década del 70, tuvieron fama (dinero no mucho) y posibilidades de crecimiento internacional, y aguantan 1994 recorriendo las rutas del interior comiendo las migajas de su popularidad perdida. Los luchadores se llaman Milton Kodadonga y Lagartija Gómez, y andan juntos vaya uno a saber desde cuando. Lo suficiente como para poder gastarse mutuamente y recordarse cosas dolorosas sin ofender al otro.

La historia se publicó originalmente por capítulos autoconclusivos, pero continuados, en la revista Fierro. En total son poco más de un centenar de páginas que invitan a conocer el presente (1994) de los personajes y también algunos sucesos importantes de su pasado. Estos flashbacks tienen enorme peso en el relato, al punto que los autores (Federico Reggiani y Ángel Mosquito) se permitían utilizar un puñado de capítulos enteros dedicados a ellos en su publicación original. También hay uno o dos capítulos donde Milton y Lagartija ni aparecen y el protagonismo recae en personajes secundarios. ¿Por qué? Porque el desarrollo de los personajes es clave para la historia. (more…)

marzo 14, 2012

El ascenso, una tragicomedia deportiva

Filed under: Reseñas,Webs interesantes — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,

No se confunda, lector. Esos no son gritos de júbilo, sino lamentos estentóreos

Hay quien que no se puede despegar de la tele cuando hay un partido de fútbol. No importa si juega “el Barcelona de Messi”, si es el clásico de Avellaneda o un partido de la segunda liga belga. Hay una pelota dividida en el aire y con eso basta. El fútbol, al cabo, es puro acontecimiento derrideano, pura incógnita y eso basta para hipnotizar al espectador.

Entre estos, hay algunos que incluso están dispuestos a apersonarse al escenario de estas contiendas. Toleran los rigores del clima en una tribuna inhóspita, se abrazan de alegría con perfectos desconocidos y se rasgan las vestiduras cuando el centroforward rival empuja el balón a la red. Por increíble que parezca, muchos fanáticos están dispuestos a hacer todo eso aunque su equipo marche en las últimas posiciones de la tabla del torneo que disputa. Es más, muchos encuentran aún más honroso hacerlo en ese caso.

Hasta hay un hincha dispuesto a dejar horas de su tiempo para plasmar en una historieta la campaña de su equipo, Deportivo Morón. Ángel Mosquito es ese fanático. Primero serializó Morón Morón en Historietas Reales y hace recopiló el primer volumen (es decir, la primera vuelta del torneo de la Primera B Metropolitana) vía Zona Literatura (se descarga gratuitamente aquí). El nombre, como es fácil deducir, alude al cantito con que la tribuna alienta al “Gallo” del Oeste conurbanense. Un equipo que, a juzgar por lo que cuenta el autor, ofrece más decepciones que alegrías a sus hinchas. (more…)

marzo 6, 2011

El mosquito suburbano

En los relatos de Mosquito, el conurbano bonaerense es protagonista

Sus colegas destacan a Morón suburbio como uno de los mejores libros de la década del ‘90, esa en que las autoediciones eran el oasis de una cuasi desierto editorial. Una década más tarde, cuando llevó al papel El granjero de Jesú, creada para el portal Historietas Reales, su editor babeaba ante el flamante libro como “el mejor” que había editado hasta el momento. Hoy, años después de eso, Ángel Mosquito se para cauto ante ambas cosas. No vive exclusivamente de la historieta, pero los lápices ayudan a pagar varias cuentas. Da clases pero sobre todo, publica. Tristeza, en Fierro, junto a Federico Reggiani, y Conurbania, en el suplemento de cultura del matutino Tiempo Argentino. Además, tuvo que dejar de subir su serie La Calabre, tras firmar contrato para publicarla con una “editorial extranjera”.

“Lo que digan de Morón Suburbio es problema de ellos, a mí me surgió muy naturalmente, como todo lo que hago, porque forzado desbarranco rápido”, recuerda y analiza. Sin embargo, advierte que el método de trabajo tan libre que trajo el desamparo editorial de la época menemista condicionó a sus coetáneos. “Vos estás acostumbrado a trabajar de manera muy libre, apenas limitado por una cantidad de páginas, pero sin condicionamientos estéticos o políticos, y a mucha gente de mi generación le está costando hoy trabajar con condicionamientos editoriales, sobre todo a nivel temático”.

Editado por La Productora, Morón Suburbio nació de una serie de imágenes que fue sumando durante su infancia en ese barrio bonaerense. “Había una pizzería, que ya no está más, donde había fotos de Morón del año del orto, de los ’20 o ‘30”, cuenta, “estaban tan quemadas que lo único que veía era una línea y unas carpitas”, y con eso de que Morón es ‘el Oeste’, yo me imaginaba los westerns ahí”. El resultado fue “una de cowboys hechos mierda, muy noventosa, de decadencia, de recesión y que no hubiera un mango”.

“Publicar en el diario no es lo mismo que el Granjero”, retoma Mosquito y reflexiona que la tira que aparecía en Historietas reales no tenía “más restricción que la propia” y que, por lo tanto, no era “muy apta para todo público”. A esta primera limitación se sumó otra, la de incluir en cada entrega alguna referencia cultural: “un libro, una película, lo que sea”. Al comienzo, reconoce, se sintió encorsetado por el formato que le exigían.

“Hasta que le encontrás las posibilidades y le enganchás la vuelta”, admite, “Conurbania empieza muy tibio, al lado del Granjero, pero es por el medio”. Pese a los años dedicados a las viñetas, el dibujante señala que recién ahora comienza a darse cuenta “lo difícil que es hacer una tira” y dice que admira aún más a quienes llevan una tira diaria. “Es complicado lograr esa serie de cosas que te piden, pero lo que más me cuesta es lograr la situación de humor o el chiste con la lectura para todo público”. Claro, en Tiempo Argentino no puede aludir a las drogas, el sexo ni escapar por la vertiente escatológica. Para las pruebas iniciales, cuenta, rehizo una tira de El Granjero de Jesú, sobre “una mina que tomaba merca y aprovechaba el papelito para hacer historietas”. Obviamente le dijeron que, de eso, nada. (more…)

diciembre 10, 2010

Anticipo exclusivo: Fierro #50

Es jueves y apenas pasaron las siete de la tarde. Desde la terraza se escucha a la hinchada xeneize cantar con una alegría que desmiente el empate en cero contra Banfield que señala el portal deportivo. La brisa sopla fresca y el tipo se despatarra en la reposera con la revista abierta entre las manos. Es jueves y faltan dos días para que la Fierro #50 salga a la calle. Es jueves mientras lee y piensa en la reseña que saldrá el viernes por la mañana en Cuadritos.

***

Hace rato que Juan Sasturain y Lautaro Ortiz venían anunciando cambios en la revista más importante de la historieta argentina actual. “Más personajes, más historias”, prometió su director. La ocasión, había adelantado el jefe de Redacción, sería el medio centenar de números publicados. De modo que los últimos meses de la publicación habían ido decantándose lentamente, mientras concluían la mayoría de las series en curso para dar lugar a la renovación del #50 que, además, aumenta su cantidad de páginas a 76.

De antemano se sabía que quedaban dos series en pie: Sasha despierta, de la sólida dupla Carlos Trillo – Lucas Varela, y El año próximo en Bobigny, de quien quizás sea el mejor autor integral de la nueva etapa de la revista: Ignacio Minaverry.

Ahora se incorporan otras cinco duplas, todas potentes. Trillo se duplica para hacer equipo con un viejo conocido: Eduardo Risso. Pablo de Santis vuelve a las páginas de la Fierro y manda sus guiones más allá de la frontera, para que el cubano-boliviano Frank Arbelo los dibuje. Lautaro Ortiz también se duplica y además de ejercer de jefe de Redacción le pasa letra a Juan Soto. El multipremiado Diego Agrimbau se presenta junto a Pietro, y vuelve la dupla Federico Reggiani-Ángel Mosquito.

La portada es de Marcelo Mosqueira

En este anticipo exclusivo, Cuadritos te cuenta qué hace cada uno de estos tandems creativos y qué más puede encontrarse en la revista a partir de mañana, en todos los kioscos. (more…)

octubre 9, 2009

Anticipo exclusivo: Fierro #36 por dentro

En lo sucesivo, el portadista de turno en la Fierro tendrá la responsabilidad de reinventar el logo. Aquí: Scuzzo.

En lo sucesivo, el portadista de turno tendrá que reinventar el logo. Aquí: Scuzzo.

Es imposible resumir el #36 de Fierro en un sólo adjetivo. Acaso, cabrían más de 70 epítetos de los buenos. Uno por cada autor que participa del ejemplar especial que llega a los kioscos mañana. Uno por cada página de historieta pujante que tiene el número aniversario de la principal revista que tiene nuestro país en lo que al noveno arte se refiere. Es imposible, también, decidir por dónde empezar a describirla. ¿Por el trabajo de los humoristas gráficos? ¿Por el cambio de diseño que marca esta edición de octubre? ¿Por el regreso a sus páginas de antiguas glorias? ¿O por el arribo de nuevos talentos?

Fierro #36 trae 72 páginas repartidas -bastante uniformemente- entre casi ochenta guionistas y dibujantes. Algunos se apropiaron de una hoja exclusiva para ellos sólos. Otros compartieron una carilla con sus cófrades habituales. Unos presentaron ideas nuevas. Otros prefirieron revisitar historias previas, ofreciendo una suerte de “bonus track” o spin off de otra historia.

La portada -cuya ilustración acompaña esta reseña- es magnífica. Scuzzo confiesa que la hizo casi jugando, por hobbie y sin ninguna intención profesional. El resultado de sus divertimentos es una chapa impresionante. Una presentación que asemeja a esas tapas de chapa gruesa que para las alcantarillas era circular y que aquí es -claro- rectangular, acomodándose al tamaño de la revista. el diablo está en los detalles, aseguran, y Scuzzo se glorifica con ellos. Los puchos pisoteados aquí y allá, su firma raspada entre el óxido y el oscurecimiento del metal. La textura de la cerradura. Si el diablo está en los detalles, la tapa está endemoniada y, ¡demonios! es un gran modo de empezar. También tiene -vale advertirlo- otro gran modo de cerrar, aunque para ello conviene leerse hasta el final esta reseña. (more…)

septiembre 14, 2009

En primera persona: reunión de brujos

El interior de El Buen Libro, feliz y saludablemente abarrotado

El Buen Libro, feliz y saludablemente abarrotado

El taxi frenó en Mitre 280, San Nicolás de los Tres Arroyos. Tres horas de micro me habían depositado en el parador de las afueras de la ciudad de la Virgen y de Acindar. Eran las 14.30 y una mirada descuidada hubiese dicho que la emblemática librería local El Buen Libro dormía la siesta. Ojos más atentos hubiesen revelado que no, que al fondo había gente sentada alrededor de algunas mesas. Toqué la puerta y abrió la puerta una mujer de pelo gris y sonrisa ancha: Susana. Alma mater de la librería y personalidad cultural local. “Busco a Marcos Vergara“, expliqué invocando el nombre de uno de mis anfitriones. Ya estaba al tanto de mi itinerario. Me hizo pasar y antes de terminar de saludar a los presentes me estaban ofreciendo carne. El asado, suerte de apertura no oficial del Aquelarre X, encuentro de historietistas de San Nicolás, ya estaba marchando.

En la mesa de al lado, Vergara y Alejandro Farías discutían sobre los próximos planes de LocoRabia. Luego, convocaron a su colega oriental, Rodolfo Santullo, para debatir sobre las siguientes coediciones. Más acá, Ernán Cirianni explicaba su experiencia con la gripe A. El niño Ángel Mosquito y su camarada Jok charlaban con una ronda que incluía a rosarinos, nicoleños y porteños. Más tarde llegarían al ruedo Max Aguirre y Tute, flanqueados por sus respectivas media naranjas. (more…)

septiembre 24, 2008

Tiras para una pantalla chiquitísima

Las nuevas tecnologías digitales llevan la historieta a lugares hasta hace algunos años insospechados. Primero fue Internet, con sus páginas o con sus blogs, pero de un tiempo a esta parte el cómic se va metiendo en los celulares. Recientemente, en una nota se daba cuenta de artistas argentinos trabajando para empresas que ofrecen contenidos para celulares. En esa ocasión, Cuadritos pone la lupa sobre un emprendimiento similar en Uruguay, que se destaca por los nombres que firman la tira: los argentinos Jok y Ángel Mosquito (de La Productora), y el oriental Rodolfo Santullo (del colectivo Belerofonte). Juntos crearon El Siniestro Dr. Moreland.

Primera entrega de El Siniestro Dr. Moreland

Primera entrega de El Siniestro Dr. Moreland

Además de poder bajarse al celular, el enigma en torno a un inescrupuloso científico (el Dr. Moreland) y un asistente de pasado oscuro puede seguirse viernes a viernes en la web del grupo Belerofonte o en la de La Productora.

¿De qué trata la tira? (more…)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.