Cuadritos, periodismo de historieta

enero 29, 2013

Una voz personal y oscura

La antología continua un escenario aparecido en Factum

La antología continua un escenario aparecido en Factum

Es llamativo cómo muchos de los nuevos guionistas de la escena argentina están volviendo a abordar historias duras, con conflictos fuertes y personajes en disyuntivas de las que resulta muy difícil salir bien parado. Lo hizo Federico Grunauer en su antología Mal tiempo, por ejemplo, y lo vuelve a hacer Damián Connelly en otra antología, Días negros, en las que relata historietas cortas junto a media docena de amigos dibujantes. Ya en DGMW, Connelly daba muestras de tener una voz y estilo propio que luego fue ratificando en el portal Factum – grafonovelas semanales.

Esa voz gusta de climas oscuros, con el ocasional elemento sobrenatural, y cierta dosis de tragedia a escala personal: incluso cuando el héroe se sobrepone, el mundo sigue dominando la escena. Días negros mantiene esa impronta, pero sobre todo hace hincapié en aquello que no se puede manejar, como cierto hado o destino funesto del que los personajes no pueden escapar (para mal, siempre, aunque a veces sea a satisfacción del lector). Todas las historias de este libro transcurren en Winchester, una ciudad ficticia creada por Connelly para su web-serie Northfolk.

El tomo abre con una brevísima colaboración con Berliac (también DGMW, y Rachas y 5 para el escolaso, en solitario). Son apenas dos páginas, marcan el tono de lo que se leerá después e incluso está más cerca de ser una introducción ilustrada, pues la dupla prescinde de viñetas. “Ed Carter”, la segunda historia, narra la investigación de ciertos sucesos sobrenaturales. Es una suerte de policial que revela una trama familiar perversa en la que el dibujo de Odyr crea el clima ideal para una historia de fantasmas (atención con ese dibujante). Es una de las historias más largas y desarrolladas del tomo. (more…)

noviembre 27, 2012

Encerrada en el aire

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,

Un relato de desamparos narrado en justos grises

Un cuento oriental brevísimo habla de un hombre que soñaba que era una mariposa y al despertar no estaba seguro si era un hombre que había soñado que era una mariposa, o una mariposa que había soñado que era un hombre que soñaba. Cuando uno termina de leer la (bastante más extensa) novela gráfica Cien volando, de Berliac, es imposible no pensar en ese relato. ¿Cuánto de mariposa y soñadora tiene esa Yolanda devastada, herida, que lo observa todo y está/se siente enjaulada?

Cien volando no es una historia de desamparos. Son muchas historias de desamparos. La de la propia Yolanda, sin rumbo en su vida. La de la turista solitaria, la de un disco único y perdido para la historia del tango, la de una mujer con los minutos contados (¿pero qué mujer? ¿cuál de todas?), la de un viajero abandonado en la ruta, la de una pajarería y un matrimonio superado por el tiempo. El desamparo, la desolación, son lugares de vacío, donde el espacio del amor lo ocupa el odio. Eso dice el autor en un pasaje y es esa misma idea la que encadena todo el (los) relato(s).

Berliac trabaja, como en sus anteriores libros, construyendo climas y ofreciendo aguafuertes de sus historias. Hay tanto en lo explícito del dibujo y de lo narrado como en lo sugerido, en lo que dejan entrever los rostros cuyos rasgos se dibujan sólo en lo esencial (o se desdibujan hasta dejar sólo lo esencial, quizás). Berliac narra mucho en los intersticios. En las calles entre las viñetas, en las elipsis. En lo que media entre la imagen de una boletería de tren y un ave levantando vuelo. En un cambio de plano, por ejemplo, oculta una muerte y ese misterio ofrece una fuerza que la historia aprovecha mejor que una posible resolución. (more…)

octubre 4, 2011

El blues y el pantano, ritmos de misterio

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

Una buena edición (con sobrecubierta, para quienes gustan)

“Creo que es hora de irme”, advierte el protagonista. “Hace bien, la noche podría sorprenderlo en medio de pantano”, le responde su entrevistado, un negro viejo y mal de la vista que lleva toda su vida soportando los mosquitos del lugar. En esa frase se resume la esencia de DGMW – Devil got my woman, la novela gráfica en la que Damián Connelly y Berliac exploran el mundo del misterioso bluesman Skip James.

El periodista Henry Rowland no hace caso ni a su previsión ni a la advertencia de su interlocutor, y se demora más tiempo del necesario en su propio pantano. El tipo, un periodista blanco del New York Herald Tribune, llega a Bentonia intentando desentrañar la desaparición de Skip James, un blusero que desapareció en el punto más alto de su carrera. Es 1963 y la segregación racial todavía cala hondo en la sociedad norteamericana. El sur del país es también escenario de esas tensiones. Sin embargo, y aunque esto sobrevuela ligeramente todo el relato, el tema unificante es la incapacidad para salir de los problemas.

Connelly completa el guión con otro misterio (en principio, más prosaico), con elementos fantásticos (espíritus encarnados, influencias presuntamente demoníacas), un romance prohibido y una investigación que nunca lleva al protagonista a donde pretende, sino a donde nadie quiere que vaya. Cada paso, sin embargo, lo lleva un poquito más cerca del punto de no retorno. En este sentido, la novela tiene algo (mucho) de la estructura y los mecanismos de la tragedia clásica. (more…)

mayo 30, 2011

Nueva historieta argentina

En este preciso instante, alguien está dibujando. En algún lugar del país, sobre el tablero colocado en una habitación, hay un joven esforzándose sobre una hoja de papel. Quizás tiene un lápiz y está «plantando» los bosquejos que ocuparán cada viñeta. Quizás ya llegó al momento en que los trazos se consolidan en tinta china. O tal vez ya pasó el material a la computadora y –desde allí– colorea la página. Ese muchacho o esa chica forman parte de una heterogénea, desindustrializada, talentosa y nueva camada de historietistas argentinos“.

La ilustración de Gerardo Baró

Así comienza el informe que la revista Acción, dependiente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (del Credicoop), publicó en su más reciente número, el #1075. La revista dedicó su tapa (ilustrada magníficamente por Baro) al informe de un servidor. El extenso artículo parte del testimonio de jóvenes historietistas sub-30 y consulta a figuras del ambiente para explicar cómo crean, cómo se forman, trabajan y apuestan al futuro los nuevos lápices de la historieta argentina.

Allí hablan Gerardo Baró –¡Hay que salvar a Tomate!-, Berliac5 para el escolaso-, Cecilia “Gato” Fernández, Brian JánchezShloishim-, KioskermanEdén-, Diego Agrimbau, Liniers, Quique Alcatena, Juan Sasturain y el ya fallecido Carlos Trillo. Una selección inevitablemente limitada a unos pocos nombres, pero que capturan distintas experiencias, distintos estilos y, a la vez, dan cuenta de los espacios y recorridos comunes de esta generación en ascenso.

Para leer la nota.

diciembre 19, 2010

Berliac: “cualquiera se da cuenta de que lo que hago es clásico”

Filed under: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

Pasar de la web al papel "es como hacer un nuevo montaje" de la historieta, asegura el historietista

“En estos departamentos vivían amontonados los que trabajaban para los ricos”, explica Berliac sobre su piso en San Telmo, el único de los barrios del sur porteño que se recuperó del éxodo de la peste y la desindustrialización de los ’90. El historietista tampoco está en la zona turística. Desde el portón de entrada se ven pasar camiones de carga y changarines, y los resto boutique son una rareza más que la constante. “Me gusta, hay movimiento”, comenta e invita a pasar. Dos escaleras angostas más tarde se sienta sobre un colchón plegado que hace las veces de puff. En su pequeño estudio el joven dibujante se dispone a hablar de su último libro, 5 para el escolaso, su mirada sobre la historieta, su posición política, su vocación de crítico y su fama de “raro”.

5 para el escolaso se publicó originalmente en la web colectiva Factum Comics. Allí Berliac desarrolló la historia a lo largo de medio centenar de entregas semanales que -de llevarse al papel- sumarían más de cien páginas. Sin embargo, la edición de La Pinta muestra una novela gráfica mucho más compacta. “La narrativa no tenía la continuidad suficiente como para armar un libro tal cual estaba”, explica el autor, “quedaron bastantes cabos sin atar”. El libro -confiesa- terminó saliendo a la calle gracias a la insistencia de su colega, amigo y editor Martín Muntaner. “Agarré las secuencias que más me interesaban y les di otro orden, con una estructura que potencia mejor la cuestión del misterio”, considera, “antes era una historia de tiros y ahora es más un policial”.

“Hace muchos tiempo, antes de volver a Argentina -recuerda-, le decía a Loris (Z) que si los cineastas filman cinco rollos de película para usar uno y medio o dos por film, por qué no podíamos dibujar un montón de páginas y luego elegir las mejores”. Su colega, señala, le respondía que ese material extra correspondía a la etapa de bocetos del historietista. “Pero yo decía de dibujar páginas como si ya fueran a estar terminadas y después seleccionar. Y esto terminó siendo esto, de algún modo”. Durante la producción del libro, además, Berliac vio Twin Peaks. “Había visto la película, pero no la serie, y la película es un resumen, pero al mismo tiempo otra cosa, así que aproveché para jugar con eso. Es como hacer un nuevo montaje final”. (more…)

diciembre 7, 2010

Cinco infortunios planificados

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,

Una novela policial con un par de vueltas de tuerca bien hechas

Ciertos géneros fueron tan transitados que pareciera imposible hacer algo distinto con ellos. ¿Cómo imponer un sello distinto al pertinaz detective del policial negro? ¿Qué hacer con la femme fatale que lleva al caballero en decadencia a la ruina? En muchos casos, a lo máximo que aspiran algunas historias es sólo a estar bien contadas -que, hay que reconocer, no es poca cosa-. Pero a veces es posible hacer un poco más que eso, sin necesidad de revolucionar el género ni hibridarlo con otros. Algo de eso sucede en 5 para el escolaso, de Berliac, publicado recientemente por Editorial La Pinta.

Porque 5 es un policial negro que sigue rigurosamente todos los cánones del género, pero sorprende estirándolos un poco más allá. La narración no empieza con ningún asesinato, sino con un encargo que se cancela. El relato tampoco arranca en ninguno de los lugares comunes, sino en el escenario mismo del final. Y la femme de turno tiene un secreto múltiple que atraviesa la trama de punta a punta. Y con eso a Berliac le alcanza para hacer un policial interesante. El resto surge solito de una buena narración, de diálogos con el tono justo, sin naturalismo, pero sin esfuerzo.

Si algo particulariza los libros de La Pinta, es que están hechos para ser leídos de un modo particular. Como Los perros de Pavlov, 5 también impone una lectura. Un tempo, en este caso. Un andar cansino, de quien recorre bajo la llovizna un montón de vidrieras mientras se prende un cigarrillo y piensa. Ese es el ritmo que sugieren las viñetas grandes y con detalles disimulados. Hay cuadros, páginas enteras que sugieren al lector quedarse un instante más, intentando ver qué viene. (more…)

julio 13, 2010

Fierro #45: cohesión narrativa y política editorial

Con esta imagen comienza el desenlace de la segunda historia del marinero

Cuando Fierro cumplió su tercer aniversario, su director Juan Sasturain comentó que buscaría generar más relato y encontrar “algunos personajes”. A pocos meses de cumplirse un año del anuncio, es posible encontrar en un #45 cohesivo, en el que las historias y los personajes han ganado espacio a las experiencias gráficas más discutidas de la publicación, pero también al humor gráfico.

Dentro del sumario de la revista dominan los relatos “con continuará”, que además ganaron en frecuencia. Estos componen el “cuerpo estable” de la revista. Hoy la categoría incluye a Angela Della Morte (por Salvador Sanz), Sasha despierta (Carlos Trillo y Lucas Varela), Sur Salvaje (Eduardo Santellán), y El año próximo en Bobigny (Ignacio Minaverry). También se contaría en el rubro Altavista, pero aquí aparece la última entrega y -resta confirmarlo- fuentes de Cuadritos dan indicios de que sería reemplazada por un título guionado por Diego Agrimbau.

Además, este número de la Fierro presenta tres cuentos autoconclusivos, todos de autores ya probados en las páginas señeras de la historieta nacional. Berliac y Frank Arbelo se ganaron a pulso sus lugares y llevan varios números mostrando historias cortas. Se suma a ellos el nacimiento de una dupla formidable: Dante Ginevra une sus fuerzas al uruguayo Rodolfo Santullo para crear Malandras, que promete ser el primero de una serie estable de unitarios de notable factura.

Pero hay otro aspecto de esta Fierro #45 debe señalarse: la portada de Diego Parés y su rediseño del sumario de la revista. (more…)

julio 7, 2010

Nace un círculo de periodistas e investigadores de historieta

Semanas atrás, un debate en este sitio sugirió la necesidad de conectar a quienes escriben sobre historieta en Argentina. La cuestión de fondo radica en generar un círculo que amplíe el horizonte de acción de cada periodista, crítico e investigador ocupado en las viñetas locales. Que las noticias y las posibilidades crezcan y lleguen más lejos.

Con ese objetivo en mente el domingo pasado por la tarde se realizó una reunión para tratar el tema. En el “bunker” de Chacarita se encontraron Andrés Accorsi, Berliac, Bruno Percivale, Juan Manuel Domínguez y quien suscribe.

En el conclave se sentaron las bases para conformar la red -aún sin nombre-. El primer paso consistirá en la creación de una lista de correo interna para consolidar la comunicación entre los miembros. Luego se establecerán un newsletter y un blog colectivo. Ambos estarán abiertos al público y aspiran a reunir todos los artículos escritos por los miembros del círculo de periodistas/investigadores/críticos. El blog, además, será un espacio para que cada uno de los miembros pueda publicar artículos sobre el tema que no encuentren lugar en otros medios. (more…)

mayo 28, 2010

El agua como partida, la idea en el horizonte

Una compilación compleja y exigente con el lector

Algunos libros son más difíciles de reseñar que otros. Mientras algunos trabajos son relativamente sencillos, sus aristas son claras y accesibles, otros son (mucho) más complejos, exigen al lector y ofrecen matices que inevitablemente se deslucen a la hora de la descripción en un texto. Si desde las letras siempre es una quimera dar cuenta cabal de una imagen, a veces la tarea se hace cuesta arriba. Es el caso de Los trabajos del agua, que cuenta con la saludable complicación adicional de ser una antología.

La publicación coordinada por Alberto Abeliza y llevada a imprenta por la editorial nicoleña Loco Rabia reúne a una docena de autores que prestan más de 100 páginas de ilustración e historieta, en líneas generales relacionadas con el agua (aunque, vale señalar, hay excepciones). El tono del trabajo es marcadamente plástico y esto sobredetermina todo el libro.

La contratapa del Los trabajos del agua señala que en el libro “convive la historieta abstracta, el texto literario, el humor, la melancolía hasta el existencialismo y la poesía”. El detalle es que siempre se trata -o puede ser leído como- de historieta. (more…)

diciembre 20, 2009

“Queremos hacer historieta de género sin ponernos solemnes”

Izquierda a derecha: Loris Z, Martín Muntaner, Berliac, Manuel Depetris y Pablo Vigo

“Arrancamos en febrero de 2008”, recuerda Loris Z, recortado contra el cielo gris oscuro de Once y sentado en el piso. El resto de los miembros de Factum Cómics se distribuyen entre el piso, el sillón y unas sillas. Ahí están Berliac, Martín Muntaner, Pablo Vigo y Manuel Depetris, quien acaba de llegar de Santa Fe y comenta aún se está aclimatando a un grupo que no conocía más que por mails de trabajo.

El proyecto tardó largo tiempo en concretarse, cuentan. “Teníamos en mente armar algo que, salvando las distancias, fuese como el I-tunes“, explica Loris, “pero eso requería una estructura excesivamente grande”. A la vez, el grupo no conseguía concretar el proyecto artístico. Conceptos, entregas y plataforma, todo culminaba en un ida y vuelta interminable que terminó mandando la idea al freezer. “Para el Viñetas Sueltas de este año ya había resurgido la idea de hacer algo online”, interviene Berliac, “yo venía de la experiencia de Los piantados y me había gustado”.

Agrión: pop art y un ladrón de guante blanco

Lo que sí sabían era que el formato “tradicional” de los blogs no los convencía. “Es un sistema que nos parece incómodo para leer varias series a la vez”, explican. Pese a esto, el resto del proyecto aún no cobraba forma. “Todavía no sabíamos qué íbamos a hacer ni cómo lo íbamos a trabajar”, aclara Muntaner. Cuando llegó el acuerdo para trabajar sobre historieta de género, se pusieron a buscar plataformas que sirvieran de modelo. Hasta que dieron con Act-i-vate, un espacio de cómic indie norteamericano.

Act-i-vate puede parecer medio caótico por la cantidad de historias que maneja”, evalúa Vigo, “pero es como el blog de 4 segundos, que tiene más look de sitio, con cierto cuidado hacia la estética y cierto ojo hacia el diseño”. (more…)

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.