Cuadritos, periodismo de historieta

diciembre 8, 2013

“Breccia se reinventa todo el tiempo”

“Laburar con el Viejo fue una experiencia cómoda y, desde luego, enriquecedora”, dice Sasturain. Foto: Pablo Piovano

“Laburar con el Viejo fue una experiencia cómoda y, desde luego, enriquecedora”, dice Sasturain. Foto: Pablo Piovano

Esta semana se presenta el libro-entrevista de Juan Sasturain a Alberto «el Viejo» Breccia y Página/12 lo anticipa con una entrevista al director de la Fierro.

Tras bambalinas, puedo asegurar que fue una charla muy, muy piola. Se nota mucho el cariño y admiración que Sasturain profesa hacia el Viejo. Si hay algo de energía extra en los próximos días, quizás aparezcan por aquí algunos pasajes de la charla que no llegaron al diario, pero no prometo nada 😉

**

“Breccia se reinventa todo el tiempo”

La edición en un solo tomo de la obra realizada en conjunto es sólo uno de los motivos para celebrar en las librerías. Breccia, el Viejo es un recorrido imperdible por las charlas que Sasturain sostuvo con el dibujante en los ’80 y que atesoró en doce casetes.

Fue un 2013 intenso para Juan Sasturain: la cuarta temporada de su programa de tevé en Canal Encuentro (Continuará), haber sido declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, la reedición de una novela y la salida de otra (Dudoso Noriega, recién llegada a las librerías) y, sobre todo, la publicación de dos trabajos que lo vinculan con uno de los historietistas más influyentes del siglo XX: Alberto “el Viejo” Breccia. El primero es la postergada reedición de los dos primeros volúmenes de Perramus reunidos en un único tomo, por Ediciones de la Flor. El segundo es la aparición de un libro de entrevistas con el Viejo, a 20 años de su partida. Breccia, el Viejo. Conversaciones con Juan Sasturain estuvo inédito durante casi tres décadas. Allí la charla entre ambos recorre toda la obra del dibujante y sus principales intereses: la infancia, el barrio, el tango, la política, la literatura y el arte. De ambos trabajos, de la década larga que compartió con el Maestro, Sasturain habla con mucho afecto.

“Eso fue en el otoño del ’86 u ’87, yo llevaba un tiempo ya con ganas de hacer un libro sobre él, una biografía”, recuerda Sasturain. Las grabaciones, de las que sobrevivieron unas doce horas escuchables en casetes de cinta, las hicieron en casa del dibujante, los fines de semana, cuando se juntaban a comer, o cuando el hombre iba de visita a lo de Sasturain, en San Andrés, para saludar a su compañero de trabajo y –por entonces– yerno. “Empezó como una cosa puramente biográfica, vinculada con la vocación, y por eso recorrimos todo su itinerario profesional; luego hicimos cortes por temas”, señala el escritor. “Pero como siempre te pasa con estas cosas, te hubiera gustado preguntar cosas que no preguntaste, y como yo estaba juntando datos para una biografía, por ahí me detuve mucho en el boludeo: con quién estaba en tal época, en qué año publicó tal cosa. Ganas de romper las bolas con la minucia.” (more…)

Blog de WordPress.com.