Cuadritos, periodismo de historieta

octubre 9, 2009

Anticipo exclusivo: Fierro #36 por dentro

En lo sucesivo, el portadista de turno en la Fierro tendrá la responsabilidad de reinventar el logo. Aquí: Scuzzo.

En lo sucesivo, el portadista de turno tendrá que reinventar el logo. Aquí: Scuzzo.

Es imposible resumir el #36 de Fierro en un sólo adjetivo. Acaso, cabrían más de 70 epítetos de los buenos. Uno por cada autor que participa del ejemplar especial que llega a los kioscos mañana. Uno por cada página de historieta pujante que tiene el número aniversario de la principal revista que tiene nuestro país en lo que al noveno arte se refiere. Es imposible, también, decidir por dónde empezar a describirla. ¿Por el trabajo de los humoristas gráficos? ¿Por el cambio de diseño que marca esta edición de octubre? ¿Por el regreso a sus páginas de antiguas glorias? ¿O por el arribo de nuevos talentos?

Fierro #36 trae 72 páginas repartidas -bastante uniformemente- entre casi ochenta guionistas y dibujantes. Algunos se apropiaron de una hoja exclusiva para ellos sólos. Otros compartieron una carilla con sus cófrades habituales. Unos presentaron ideas nuevas. Otros prefirieron revisitar historias previas, ofreciendo una suerte de “bonus track” o spin off de otra historia.

La portada -cuya ilustración acompaña esta reseña- es magnífica. Scuzzo confiesa que la hizo casi jugando, por hobbie y sin ninguna intención profesional. El resultado de sus divertimentos es una chapa impresionante. Una presentación que asemeja a esas tapas de chapa gruesa que para las alcantarillas era circular y que aquí es -claro- rectangular, acomodándose al tamaño de la revista. el diablo está en los detalles, aseguran, y Scuzzo se glorifica con ellos. Los puchos pisoteados aquí y allá, su firma raspada entre el óxido y el oscurecimiento del metal. La textura de la cerradura. Si el diablo está en los detalles, la tapa está endemoniada y, ¡demonios! es un gran modo de empezar. También tiene -vale advertirlo- otro gran modo de cerrar, aunque para ello conviene leerse hasta el final esta reseña. (more…)

mayo 29, 2009

Todos a trabajar (en fanzines)

Tanguy y Al Rabin "curando" una de las obras de la muestra 10x10, de la editorial Atrabile

Tanguy y Al Rabin "curando" una de las obras de la muestra 10x10, de la editorial Atrabile

El puente que une las dos alas del Centro Cultural Recoleta es un lugar ideal para trabajar. Dos enormes ventanales dan paso a la iluminación clara de la tarde de otoño mientras dejan el frío fuera. Aún es temprano, hay luz y falta, al momento de hacer la entrevista, aún una semana para el comienzo de Viñetas Sueltas. En ese espacio fantástico están atareados Caroline Tanguy e Ibn al Rabin (quien nació como Mathieu Baillif). Ella trabaja en el montaje de la muestra 10×10, de la editorial suiza Atrabile, como parte de una pasantía -que la ocupa también en otros aspectos del festival- necesaria para la maestría en Profesiones e Instituciones Culturales de la Universidad de Nantes, Francia. Él prepara su propia obra. De fondo, suena la música lisérgico-circense de La Manzana Cromática Protoplasmática.

Pero Al Rabin no es sólo un expositor, es también uno de los invitados internacionales responsables del taller que entre hoy y el domingo convoca a los visitantes a convertirse en historietistas por un rato: La Fábrica de Fanzines, una actividad que adora y asegura que disfruta hacerla aún cuando la gente no se interese en ella. Aunque claro, es mejor cuando la gente “se prende”, reconoce con uno de esos modismos porteños que le encanta utilizar.

Entre respuesta y respuesta, Al Rabin intercambia con Tanguy comentarios rápidos sobre el trabajo de la muestra. El ritmo no se detiene.

“Básicamente es un lugar donde hay una fotocopiadora, y algunos obreros, que seremos Alex Baladi, los chicos de Guacho Comics de Uruguay y yo hacemos fanzines en vivo, y la gente también puede participar y hacer el suyo”, explica sobre la actividad. Luego, añade, los originales se exponen en la pared, se regalan ejemplares y una de las copias se cuelga de un hilo “como si fuera ropa tendida”. De ese modo, la actividad se convierte “en una mezcla entre performance y muestra artística”.

(more…)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.