Cuadritos, periodismo de historieta

septiembre 7, 2012

Los hijos de la Bruja

El título es una referencia a un episodio del siglo XIII

Los grupos de superhéroes de las principales editoriales tienen una dinámica rara. Por ejemplo, arrastran sus equivalentes «juveniles» con los que se establece una relación que oscila entre la identificación, la emulación y el conflicto. Los crossovers, sin embargo, suelen ubicarlos en una posición en la que los «mayores» terminan siendo «salvados» por los «chiquilines», que demuestran su valía ante el mundo superheroico adulto. El conflicto flagrante es muy raro, y quizás eso mismo es lo que vuelve tan interesante -al terminar la lectura del primero de tres tomos- Avengers, La cruzada de los jóvenes.

La trama que propone el guionista Allan Heinberg tiene varias aristas. En principio, parte de la presunta «maternidad» de La Bruja Scarlata por dos de los Jóvenes Avengers: Speed y Wiccan, quien a la sazón es el centro del conflicto, por su poder (aún no del todo controlado) para redefinir la realidad. Mientras los Avengers «adultos» sugieren hacerle una suerte de «chequeo médico» a Wiccan para ver cómo marcha su vida, aparece Magneto pidiéndole ayuda a sus supuestos nietos para buscar a la Bruja. Luego la cosa se va complicando progresivamente cuando se involucra Quicksilver (el otro hijo del hombre del casco rojizo) y más aún cuando los indicios llevan a buscarla en las tierras de Dr. Doom.

El tomillo publicado por OvniPress compila tres números de la miniserie original. En total, eso habilita espacio para incorporar alrededor de 20 personajes, de cierto peso, entre Avengers, sus émulos juveniles, la familia de Magneto y algún que otro personaje secundario. Aquí se pone a prueba la capacidad de guionista y dibujante para lograr un balance que permita narrar y mostrar la historia bien. Y lo logran. Heinberg maneja con buen tino los tiempos del relato y Jim Cheung se las arregla para que tanto trajecito no agote la vista. (more…)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.