Cuadritos, periodismo de historieta

enero 30, 2013

Leyendo fanzines: los legitimadores

Raymond es una historia pequeña que podía prescindir de otros formatos

Raymond es una historia pequeña que podía prescindir de otros formatos

Se habla mucho sobre el fanzine como etapa en el crecimiento autoral de un dibujante o guionista novel. Se habla mucho, también, sobre la experiencia de autores consagrados o con trayectoria que deciden volver a hacer fanzines, ya en la madurez de su carrera, como espacio de libertad que se reivindica, en ellos, por fuera de las reglas del campo comercial. Son miradas válidas. No sé en qué medida alcanzan para definir la magnitud del fenómeno.

Una recorrida por el último Festival Increíble, dedicado justamente a esta clase de autoediciones, ofrecía una primera sorpresa (parcial): ahí estaba Gustavo Sala haciendo a mano las portadas de su nuevo fanzine Burlando, que cortaba y abrochaba Javier Hildebrandt, a modo de asistente. Más adentro se encontraba Brian Jánchez con su Comic Sans y, desde luego, sus libros publicados en Ediciones Noviembre. Y al lado, ese proyecto extraño y difícil de definir que son las “Burlesquitas” de Editorial Burlesque.

No es ningún misterio qué llevó a Jánchez a crear Comic Sans. De hecho, lo dice en el prólogo. Quería experimentar con el humor gráfico, pues lo consideraba muy difícil y consideraba que, en el mejor de los casos, lo suyo era la comedia. Además de una buena cantidad de viñetas, tiras e historietas humorísticas, el autor de McKosher despliega reflexiones sobre el acto del humor en distintos pasajes. La actitud de este joven autor, reconocido por el medio en distintas instancias, es comprensible: encuentra en el fanzine un espacio de experimentación que no se permite para proyectos más centrados en lo comercial o su llegada al público. (more…)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.